diumenge, 30 de novembre de 2014

Segon dia al Delta

Plou… ara sí, ara també, amb algun petit descans. És l’aniversari del meu fill. Anit, a les dotze, vam treure el pastís i un cava i vam fer un “brindis”, amb nosaltres i la padrina. Avui, més. Anirem a dinar al Delta Hotel, que està enclavat entre els arrossars, ara plens d’aigua, també de la pluja, que fan una estança bucòlica d’hivern i recolliment. És tota una garantia, ja que es pot fer, sempre, un menú de degustació de les nostres excel·lències típiques… i la celebració queda ben enllestida per acomiadar-la amb bon cava (que no sigui Freixenet, evidentment). Gran dia… d’una gran mare i un molt bon fill!!

Hacia Tarragona

Entre oscuros amenazantes,
impertinentes, humedades goteadas,
arrozales llenos de agua, por supuesto,
algún ánade y algún otro pájaro de vuelo alto
y otros intermedios que anuncian tormenta…
De repente, como si se entreabriera…
la bolsa negra más preñada que nunca,
estalla el bombardeo, nos ametrallan,
o será que me limpian el coche…
Nos acercamos… el mar que no ha mucho
dormía tranquilo y arrullaba los peces,
ahora salta como loco en abrazo a la costa,
será que nos ha visto y hace de Lucca…
Estamos en casa, llegamos bien, el río viene lleno…
Pere ya sabe que llegamos… ¡besos a la vida!

Siempre te siento

Hierve el amor, estalla el cuerpo,
y saltan chispas del volcán en erupción.
Es un poema ensangrentado que renace,
donde acuden los versos, cual dardos,
y en carne viva me retorna a ti y al arte.
Hoy te pienso objetivo y plenitud,
totalidad y explosión, delicia en fuego.
Uno quiere dejar de pensar…
en los incendios de miradas dulces,
en las caricias roce...
que desvanecen los entuertos,
en los suspiros sin misterio de tu alma,
en la paz de un hogar con lluvia y sol,
a través de los cristales y el tiempo.
El cuerpo explota de amor,
y, después, se transforma en pétalos...
que transmiten su aroma.

"El camí de la felicitat", de Bernard Benson

De cop i volta, els minyons s’adonen que es feia fosc. L’home va girar-se, agafà un fanal i el va encendre. I, un cop fet això digué:
- Veiem. Quan arriba la foscor, no la podeu treure a palades. Ni la podeu estripar. Però podeu inundar-la de llum… I la tenebra desapareix definitivament.
- Quina idea més bonica, van dir els vailets…
- Quina feliç idea, i què senzilla, digué l’home.
I van somriure amb un somrís d’entesa.
- Per què la gent gran no ens parla de tot això?
- Sembla que sempre van a fer el bé pel camí més difícil.
- En part perquè la gent gran ha estat acostumada a resoldre els problemes suprimint coses, més que no pas creant-ne.

dissabte, 29 de novembre de 2014

Delta del Ebro

Estoy en el Delta del Ebro. Llueve… un ligero viento mueve las cortinas exteriores. Las nubes, que anoche descargaron con gusto y cantidad, tienen ahora un color de oscuros blanquecinos, como espumas de algodón espolvoreadas de café. Invita a no salir, a charla de familia, a los refranes que dicen las viejas tras el fuego. Es el día apropiado para el arroz con col y judías, enriquecido con careta o rabo, morro o pata de cerdo… Es el día en que uno escribe Delta, con madre y con padre y abuelos y familia toda. Día de fotos y espacios, recuerdos y vivencias, nostalgias, amores que se alojaron en mi alma y que vivirán conmigo, incluso después de la vida…

Aniversari del meu fill

Romaníem des de feia uns dies a casa. Abans, havíem estat de repòs de clínica, perquè l Pere volia sortir a pressa feta i no se n’entenia de noves. El dia 30 va fer la primera “ploraina” després d’uns segons que em van semblar etern i, des d’aquell moment, vam ésser una trilogia on el nen és la llum, la mare és com una pau científica i jo, evidentment, l’Esperit Sant, en versió millorable… Recordo tantes coses, tantes bones intencions, tant de cor filtrat pel cap, tanta intensitat, tant d’amor, a cops fins i tot amb ceguesa, tant d’estat prop de la llàgrima… en una paraula, tanta realització personal i de conjunt que, si esteu preparats per fer-ne un bon ús, us recomano tenir un fill… o dos, que deu tenir tota la gràcia.

divendres, 28 de novembre de 2014

Esmorzar mensual

He anat a esmorzar a La Xarxa amb els meus amics que són d’allà, però són aquí… i em recorden a l’origen, quan l’essència era immaculada i no hi havia bons i dolents ni ambigus. Els meus amics són de terra endins, de mar enllà, on la terra i el mar són verges i encara no han estat comprats. Mai em cansaré de proclamar la seva estada i, tot i que jo sóc un català sobirà, ells saben fer ús de la comprensió. Hem estat bé, ens trobem bé a La Xarxa… La propera, potser al Delta, a l’any nou, veurem… Hi ha res millor? Poc, no gaire…

Yo amé a Artur Mas

Cuando muera, si es que muero,
me colgáis las cuatro barras...
de “senyera” catalana, cuatro dedos…
de sangre ilusionada en mejor vida.
Cuando viva, si es que muero,
me soltáis en el sueño libre
de un país sin corbatas azules,
donde el “no” sólo sea, por siempre,
el recuerdo del malo en miseria…
Cuando pase, en regreso por la vida,
me mostráis la muerte del silencio
cuando ve pasar la coherencia y la vida.
Cuando muera, si es que muero,
recuerden… yo amé a Artur Mas.

Y si me voy...

Es posible que me vaya de excursión,
por los jardines olvidados, con nostalgia,
por los bosques con senderos, sin indicaciones,
por los caminos donde uno puede perderse
y no haya nadie a quien preguntar…
tampoco quiero ir a Roma, de momento.
Es probable que me deslice por la ola en decadencia,
que rendida en la roca, va de vuelta,
en busca de la fuerza y el empuje,
para que no la destierren de la gloria profunda,
allá por donde los azules tienen ostras con perla…
Posiblemente me cuele en un amanecer,
donde, después de la tempestad de luces y truenos,
me iré por los jardines olvidados de siempre,
o por las olas con derecho a merecer más,
o por los amaneceres de los merecimientos probables…

La siesta

Es el sueño de los vinos,
de los años y las madrugadas,
del trabajo, del cansancio y el esfuerzo.
Con la complicidad del sofá preciado,
te acoge y recoge en abrazo,
te recubre y repara y te devuelve,
como nuevo, al mundo de los ritmos.
Amiga del silencio, amante del sosiego,
arregla el estropicio y te sonríe suave,
en un despertar delicia y renovado.
La siesta, nuestro yoga, como diría Cela,
invento de mis mayores, remanso de paz,
templo del descanso en poco tiempo,
feliz desliz en cualquier propósito activo…

dijous, 27 de novembre de 2014

Será por eso

Parece que las estrellas tiemblan, allá por los azabaches más oscuros.
Parece que la voz que clama en el desierto no tiene ni eco ni oído que escuche…
Parece que la flor en el acantilado es como una bella mujer entre ciegos.
Parece que la distancia me acerca y el sueño es fundirme en un beso.
Parece que perdura la luz en el camino, dulzura y sonrisa, lluvias de cielo y sol…
Parece que en mis mejores sueños penetro en los aposentos de tu cielo…
y me extasía tu donaire de trinos azules… será por eso que las estrellas tiemblan…

Quiero

Quiero pintar de incendios tus mejillas,
y lo haré con besos de colores,
y te haré un collar con un abrazo,
y pensarás que estás en un campo con cerezos
y en tu sueño conmigo, por las ramas nevadas,
explotarás en pétalos, generarás los frutos…
Quiero hacer, del ambiente, música y sentido,
un marco de aromas y caricias,
un vuelo de suspiros viajando volátiles
a través de la magia de tus afectos…
Quiero hablar del paisaje y del misterio,
de las rosas sin espinas y otras flores,
de la luna discreta y el encanto profundo…
Quiero pintar de incendios tus mejillas
y vivir con entereza la luz de tus reflejos…

Se queman

Y cómo le cuentas al adolescente
que va lleno de ella y de fuego,
que la digiera despacio y sin prisa,
que la riegue bien y que la cuide,
que le hable con los mejores susurros,
que la mire en directo y con ternura,
que la beba en porciones generosas,
para no acabar nunca la sed,
para no secar su manantial…
Y cómo le digo que el ardor llamea,
que el fuego genera llamas
y las llamas abrasan… y abrazan.
Mejor no le cuento nada de nada,
y así, se queman… deliciosamente.

Aquello de lo que hablan los poetas

Después de columpiar la lágrima en decepción,
jugué a estar vivo por los llanos abonados,
y me vestí de comprensión y nobleza,
y aplaudí a los aplausos de tu día…
Por ti, hasta conseguí ir a tu boda,
y me uní al festejo, y brindé,
buscando en tus ojos “tu” felicidad.
Después del no de las circunstancias,
cuando hasta me vi bien entre vacíos,
busqué a los hados amigos de antaño
para que me contaran de tu acierto
y, de alguna forma, mencionaran tu sonrisa…
Luego, me acordé de mi pobre barquita,
o del sé más feliz que yo…
del que hablan los poetas.

dimecres, 26 de novembre de 2014

Lluvia fina

Me gusta la lluvia fina y persistente,
la sonrisa suave y templada,
los ojos que acarician temblorosos,
los labios que musitan implorantes,
la ternura pululando en los ambientes…
Pero también me gustan los fuegos de verdad,
el traspaso con furia hacia el alma,
el fulgor del espanto incontrolado,
el arrojo hacia el fin sin mesura,
el coraje venciendo destemplados…
Parece ser, dicen, cuentan algunos,
que hay un tiempo para cada cosa,
y puede que sea cierto, si no se impone,
y da lugar a la tempestad y el trueno,
para un después de lluvia fina y caricia suave…

Necesito decirte...

Pues eso… que te necesito entera,
como aquel soplo de fresco aire
en la contaminación de los entornos.
Tú atemperas, suavizas, coordinas,
equilibras, matizas, das, estás…
simplemente amas y haces amor.
Necesito decirte que adoro tus silencios,
tus miradas, tus sonrisas, tus supuestos,
y que con tu presencia vuelve el orden,
y el concierto toma ritmo y gracia,
y el sentido viste mejor calidad…
Necesito que entiendas lo que nunca te digo,
y en nuestros silencios llenos de paz,
te reflejes autora del invento y el logro…

Feliz aquel...

El valle no absorbe los sonidos,
la madrugada reverbera grave
y te envuelve en silencios alados
los suspiros lanzados al viento,
aquellos que emití con mensaje
y que llegan ahora pausados
en mil formas de caricias de miel.
Inmensidad de la visión del árbol,
y del pájaro que lo anida feliz.
Grande la mirada limpia y alta,
que abarca los rincones del sendero,
los atajos de los caminos selváticos.
Feliz aquel que termina amando
la música de los vuelos inconscientes
y los silencios rítmicos de los desenlaces…

dimarts, 25 de novembre de 2014

Hay tiempos que no maduran

Pero un día te vi, reflejo eterno, soplo vital,
pese a la acumulación de abriles generosos…
Te vi aquella luz que nunca anochece,
aquella gracia en los ademanes cotidianos,
aquella altitud de la modestia sincera,
aquella creatividad para lo que te circunda…
Te vi, como la primavera oteando, primorosa,
y con aire juvenil por el invierno…
y te vi plácida con tu porte de siempre.
Me retorné a los senderos inolvidables,
y me vi también en mi acumulación de tiempo…
pero con aquella capacidad que desplegué,
con aquella ciencia que aprendí contigo…
Te vi y me invadiste, como siempre…
Hay tiempos que no maduran… afortunadamente.

Te quiero

Desde el frío de la realidad escuálida,
los humos de la esperanza específica
bailan con los vientos
y acompasan las sonrisas.
Y, por allá, donde las lágrimas con perla
dejaron sus posos eternos, renace,
cual alado brote de vida, el amor…
¡Cuánto ruge el soplo del latido,
que penetra entre los lirios blancos
y se posa en los claveles,
cerca de las rosas!
El jardín se llena de abrazos,
se destiñen los vacíos sin almas,
y los suspiros acampan felices
entre las delicias abonadas del destino…
Desde siempre, la esperanza se pasea libre…
Voy contigo, amiga… te quiero.

Y si se tercia...

Allá donde sólo está la montaña
y los vientos son los mensajes azules
de un cielo con humores dispares…
Allá donde el bosque contempla oscuros
y vacía de lágrimas los amores vencidos
y se renace y se persiste y se conquista…
Allá por lo recóndito…
donde las arañas tejen sus hilos tentadores
y atrapan con trampa a la codicia…
Allá por los acantilados altos,
con pronunciado precipicio aterrador,
donde la más preciada flor y el pájaro
hacen su mejor guarida…
Allá, nos vemos, y… si se tercia, nos quedamos.

De musas y sirenas

Mis musas son como notas musicales,
aladas mariposas imperiales, bulliciosas,
que me habitan el estómago en encanto…
Mis musas me alimentan de euforias
y me abren los poros y los brazos,
y me llevan en volandas de suavidad
hacia la certeza que maduró mi corazón.
Mis musas vienen de los bosques,
y de los mares… son amigas de las ninfas,
y llenan aromas de la vida soñada.
Mis musas me revuelan silenciosas
a compás con mis ladeos de cabeza…
Juntos queremos decir, decimos,
que uno puede pensar, soñar, hasta bien,
y ver cómo la inspiración se desliza…
entre pétalos flotantes,
allá por donde las aguas abrazan las sirenas…

dilluns, 24 de novembre de 2014

Analítica

Toca un cop a l’any, més o menys, per allò del colesterol, sucre, triglicèrids… Resulta que, quan no em passo massa, les meves analítiques són molt correctes, però si hi ha alguna eufòria celebrada, la cosa es posa… diguem preocupant. Recordo que el meu metge de capçalera em deia que jo era el seu fracàs professional, perquè no podia entendre la alternància entre la normalitat saludable i el perill imminent. Bé, avui toca, a les nou, a la porta set. Això sí… després aniré a esmorzar i possiblement passi per La Xarxa i el port per veure els amics. Demà bici, si fa bo… Serà dia 25 i els jubilats, aquest mes, cobrem com cal…

Il·lusions

Per ser l'amo de la pilota i fer i desfer,
i triar i manar de l'equip i del grup...
Per seure prop de la nena formal,
aquella que em mirava a estones
quan se li escapaven els ulls de gateta...
Il•lusió perquè començava el dia feiner
i s'activava tot el joc en camp neutral,
i jo feia el crit i alçava la mà...
i acudia la tropa i, si eres prop,
manava més suau i em feia estimar...
Ara, em fa riure pensar en tot això,
ésser l'amo de la bimba i decidir l'equip,
fer-se el fatxenda davant les nenes
amb alguna pintada bondadosa...
No es tracta de fer-se, es tracta de ser... autèntic.

diumenge, 23 de novembre de 2014

Domingo

Es el día de fiesta y de puertas abiertas.
Los comercios ya venden turrones,
regalos de niños, amores muy grandes...
Se prepara el árbol, se encienden las luces,
se sale a la calle con gracia y abrigo...
¿Y si le sorprendo con lo que no espera?
¿Y si le cuento, en papel de misterio,
soplos de mi alma, luces, deseos?
Eso ya lo tiene, eso no le atrae.
¡Eso!, seguro que le llega adentro,
allá donde acoge los trinos sinceros...
Y, así, con la sonrisa renovada,
y en tiempos de la felicidad oficial,
uno piensa...¿por qué no es domingo cada día?
Domingo cada día y mañana... Navidad.

Y... piqué

Me lanzó la caña, con gracia,
cual pañuelo que dejó caer la abuela,
y mordí el anzuelo de cebo engañoso...
Luego, me dejó tirado y sin sentido,
entre mis turbios procederes,
allá por las aguas de mi charca.
Jugó conmigo... parecía una mano tendida,
un soplo de vida al rescate perdido,
el sueño de un día en la noche profunda...
No tuvo valor, ni yo convicción...
sólo fue un reflejo de la realidad,
y siguió con su caña y sin carrete,
y yo seguí en mi estanque,
aquel de aguas sin buen oxígeno,
pensando que alguna vez, y no fue un sueño,
me rozó una luz, me tentó un anzuelo y... piqué.

El río sueña

Allá por donde las águilas más grandes
vuelan cerca de los azules cielos,
cerca de donde hacen sus nidos,
con ventanas para otear sus dominios...
es donde nace el surtidor, la fuente, la vida,
el río que baja nervioso y con fuerza,
entre las rocas y árboles, desnivel...
Una lluvia de hojas, cual barquitos,
de aquellos de caña que hacen los niños,
van llegando tranquilos y a flote
a los primeros meandros pacíficos...
Río, que sueñas con el mar,
y a lo mejor creas un delta
y te llevas alguna pluma de aladas rapaces...

dissabte, 22 de novembre de 2014

En el mar

Cuando el otoño se viste de invierno,
y asoman los primeros fríos con lluvia,
y la nieve se principia y amenaza
en bajar de sus blancas montañas,
es cuando me encanta ver el mar,
y busco la roca con piedra asequible,
y miro hasta el horizonte lejano,
donde todo es azul y musical…
Parece que el sol hizo la sal, huele a sal,
todo suena a desierto desahuciado,
pero a mi me acoge y me respiro bien
entre las libertades húmedas en soledad.
No huelo a cremas ni sudores varios,
sólo a nostalgias y suspiros de verano…

Tengo

Hoy reparo en la riqueza llana,
aquella de mis lúcidas posesiones…
un pueblo con río y con mar,
una casa con hijo, con patio y corral,
un huerto donde los azahares
son belleza, aroma y fruto…
Y tengo vecinos y alguna familia,
grandes conocidos y algún amigo…
que no borró la distancia ni el tiempo.
Y cuando bajo de la ciudad montaña,
veo que tengo un manantial
de inagotables fuentes naturales de placer..
tengo el origen allá donde reina el oxígeno,
allá donde aún se respira… sin pagar.

Dissabte

Plàcid dissabte en pau i bé. El barri respecta el silenci, la gent descansa, el temps acompanya... Per la finestra, el cel fa com un somriure, cap tren passa sorollós i fins i tot la mar propera sembla una bassa d'oli. Suposo que aviat despertarà el poble i la canalla irromprà amb pilota i amb patins i amb cridòria vital. Per a mi, és com una música addicional que sempre ha format part de la meva vida... Però avui, ni paletes de cap de setmana, ni vent, ni cap mena de tempesta. Plàcid dissabte en pau i bé... i amor.

divendres, 21 de novembre de 2014

Y... te cuento

Cuando te miro, se me escapan los suspiros que me guardo…
Cuando te veo pasar, se me van los ojos,
se me va la vida en lentos destemplados…
Cuando, en un suponer feliz, te veo próxima en distancia y afecto,
nunca pienso en el valor educativo, sólo veo feliz mi estado utópico.
Cuando me busco, me invento las mejores cercanías y encuentros,
ya gozo de los preludios del cielo...
Cuando llegue el día que venza mis miedos, alcanzaré mis sueños 
y te cuento mis tibios de alma y mis ciertos al alba…

Una de besos

Y… aquellos besos que no di
y que deshizo el hielo y la ausencia.
Aquellos besos en vuelo constante,
cual globo de fuego, latente, perpetuo,
que rompiendo el aire se volvió suspiro.
Los que más duelen y dejan poso específico
son aquellos espontáneos, sin permiso,
que salieron del alma, vía corazón,
y que deshizo un cúmulo de fríos,
de aquellos razonados de los inviernos crueles…
¿Besos razonados, estudiados, meditados?
Son como los caballos sin jinete,
o un baño de nieve al fuego de amor.
Un hermoso día vi que me besaban…
dando un beso…

Un ambiente en flor

Hoy me rendí a la sombra de un árbol en flor.
Dejé el crujiente sendero sin fin
y, en feliz fatiga, me acomodé en su copa.
Lucía flores bellas, sin aroma,
con color de recién puesta de largo en bello.
Unos pájaros que me suenan a cortejo,
con sus agudos sin ritmo ni concierto,
entorpecían, por una vez, la paz del bosque.
Pronto se fueron a esconder su amor,
y aparecieron los silencios bucólicos.
Apenas una charla de jilgueros melodiosos
adornaba el momento y la sombra.
Y más allá, romero en flor, lavanda
y, casi a tocar, brotes de pino, verde, suave…
en un cielo de azules penetrantes entre hojas.
Y uno, rendido a la sombra de un árbol...
...y un ambiente en flor.

dijous, 20 de novembre de 2014

Amén

El sol se cuela por entre las rendijas de un atasco,
el muro se agrieta y se derrumba,
las caras de hielo se derriten paso a paso…
los rictus impertérritos se desvanecen,
el león salta la valla y va de libre,
y él ya entiende el desdén de las miradas,
el mensaje de los disimulos activos,
la magia de mirar a otra parte…
la cebra es feliz sin el carnívoro,
y, en el bosque, Caperucita ataca al lobo,
y éste le salta mostrando sus contentos,
las barreras se confunden y los márgenes,
hay libre circulación de la luz…
ha muerto la corrupción, amén.

Sólo los ojos

Dicen que es discreta la violeta,
y también el pavo real calmado,
y el cielo encapuchado de oscuros.
Menos los ojos, todo es muy triste
en la pobre muchacha enamorada.
Por no lucir, no lucen ni los tempranos,
aquellos primorosos de los amaneceres,
donde todo eran prisas y acuerdos.
El latido profundo le impulsa el suspiro,
que cual alma en pena, pulula,
surcando tus dudas de protección masiva.
Parece que la niña ha perdido el ángel,
sólo los ojos son accesos de gloria,
sólo los ojos reinan en la tristeza…

Em venia de gust

Dormir fins veure la Teresa marxar a l'escola, baixar a esmorzar i al xafardeig... Ha mort la duquessa, descansi en pau. Messi sembla que gemega un no sé què, serà que encara necessita més amor per ser feliç... no ploris, nen, si no semblaràs un Cristiano qualsevol. He escrit un parell de cosetes, sonen bé i, a més, em fan gaudir del passeig joiós per les lletres sense maltractar-les massa. Finalment, he arribat a La Xarxa, sant lloc, he saludat a l'Òscar i a un llop de mar, he demanat un Priorat... una passada, i ho explico als amics i estimats... I és que em venia de gust un dia mandrós...

Vine i anem

Regala'm un accés en forma de somriure,
apropa't amb convicció i sense dubte,
i farem un cafè calmós i en pau,
i parlarem en llenguatge de silenci i batecs...
I després, i de la mà, gaudirem com cal
de la vora del riu, que calla i estima,
i ens veurà la barca que passa,
la moto que corre, i un vol de flamencs
faran poesia de l'estampa millorant el marc.
Vine i anem, tots dos, plegats, per la vida.
Vine i anem... o no cal, ja estem bé aquí.
I, quan passi la vida i de la mà, ens afegim...

dimecres, 19 de novembre de 2014

Del viejo, el consejo


Deja la charla, Consuelo,
que una moza casadera
no debe estar en la era
si no está el Sol en el cielo.

Tu hogar tendrás apagado,
y al mozo que habla contigo
le está devorando el trigo
la yunta que ha abandonado.

Mira que está oscureciendo,
que en las riberas lejanas
ya están cantando las ranas,
ya están las aves durmiendo.

Que tocan a la oración,
y hay gentes murmuradoras
cuyos ojos a estas horas
cristales de aumento son.

Y es que los oscureceres
son unas horas menguadas
que han hecho ya desgraciadas
a muchas pobres mujeres.

Mira, muchacha, que ha sido
la tarde muy bochornosa
y va a ser fresca y hermosa
la noche que ha producido.

Mira que son muy contadas
las fuerzas de la memoria;
mira que huelen a gloria
las mieses amontonadas.

Y está tu galán delante,
y está tu hermanillo ausente,
y está el amor en creciente
y está la Luna en menguante.

Y a luz tan débil yo creo
que sola a salir no atinas
del laberinto de hacinas
donde metida te veo.

Tal vez si el mozo me oyera
pensara que esto es perfidia,
creyera que tengo envidia,
que tengo celos dijera.

Pues con la venda de amor
no viera que soy un viejo
que solo con un consejo
puedo acercarme a tu honor.

Vete, muchacha, y no quieras
llorar prematuros gozos,
que sé lo que son los mozos
y sé lo que son las eras.

Y en tales oscureceres
pláticas tales de amores
dicen los murmuradores
que son de tales mujeres...

Y tienen razón, Consuelo,
que una moza casadera
no debe estar en la era
si no está el Sol en el cielo.


José María Gabriel y Galán (1870 - 1905) 

Momentos

Hoy pienso y me complazco
en el poeta que eterniza los momentos.
Cuenta, como un sueño, la proximidad,
andar de la mano por los paraísos perdidos,
por los senderos plateados,
reflejos indirectos de tu luz
y la del sol inquieto y expectante.
Los árboles se inclinan a tu gracia,
y eso que no me han visto en mis mejoras…
Voy contigo y el viento se abrisa,
y las flores te lanzan sus pétalos,
y por un momento se oye el crujir de las hojas,
aquellas que no pisas y te hacen música
en el concierto con la tierra y sus tambores…
Siempre hay algún momento…
...del que depende la eternidad.

La pera

Hermosa la pera en el árbol,
lista para devolver favor por agravio.
Cuántas veces la agresión no tiene respuesta,
e incluso hay incomprensión y premio en la vuelta…
Bella la sonrisa al anzuelo sincero,
como triste la víctima de la falsedad.
Emociona el amor entre verdades
y te muere el desconcierto bifurcado
de las falsas correspondencias vacías.
Linda imagen la del que escucha
sus sentires y va de cara y en directo
y, desde el suelo, bebe lluvia de realidad.
Sí, impacta cada alma que, cual peras,
por el mal que le hacen… aún devuelve amor.

Alès de mar

Vaig amb la Impala per l'escullera... Dues barques de la llum tornen a deshora, la qual cosa vol dir que han pescat molt o poc però, per l'espectacular vol de gavines que porten d'acompanyants, sembla que l'èxit està garantit. Un cop les barques entren i atraquen al pòsit, les blanques inquilines del port es posen a l'aigua, com a reposant de l'àpat generós que els proporciona la tria dels pescadors. Entre elles hi ha un grupet de corbs marins que es capbussen presumint i fent-los la juguesca de sortir per on menys s'ho esperen. Des del port i els fars... Tarragona, romana, romàntica, entranyable sempre, per on l'amor es passeja entre aromes de bosc i alès de mar...

dimarts, 18 de novembre de 2014

Los viajes

Un pescador, vecino de Bilbao,
cogió, yo no sé dónde, un bacalao.
-¿Qué vas a hacer conmigo?
(el pez le preguntó con voz llorosa.)
Él respondió: Te llevaré a mi esposa:
ella con pulcritud y ligereza
te cortará del cuerpo la cabeza;
negociaré después con un amigo,
y si me da por ti maravedises,
irás con él a recorrer países.
-¡Sin cabeza! ¡Ay de mí! (gritó el pescado.)
Y replicó el discreto vascongado:
¿Por esa pequeñez te desazonas?
Pues hoy viajan así muchas personas.

Juan Eugenio Hartzenbusch (1806 - 1880)

La espera

Se hace siempre larga la espera
pero, a pesar de todo, la tarde se acorta
y se acerca la noche y tus ojos.
No hay proyecto, no importa el espacio,
el tiempo es sólo ese tiempo, sin más,
de otros tiempos sin ti, en soledad.
Ya me acerco al destino, un banco,
escondido en los cielos del bosque,
donde el eco es presencia y nido.
Ya suena el reloj de la plaza,
ya oigo tus pasos, ya noto tu roce,
y tu beso se queda seguro conmigo,
y hay momento cumbre y largo.
La vida nos ve pasar…
luego contemplamos nuevos relevos
en los frondosos verdes, con banco,
producto de otras gloriosas esperas…

Lo verde

Se impone, te invade, te preña… lo verde,
como un transitar por los misterios,
como un vivir entre la duda y la emoción,
en color de la esperanza y vivencia…
ya saben, vivir la esperanza, gozarla,
es a veces mejor que la misma realidad,
porque tú la cocinas y la degustas en primicia.
Verdes son los ojos de quien no me amó,
y me hizo ese regalo impagable…
Verde es la esmeralda soñada,
joya que complementa una imagen,
imagen que hace que brille la joya…
Verde, que atesoras primaveras y veranos…
viejo verde… no, ¡sólo verde!

Lo salvaje

No quiero perderme por entre los sueños…
de un caimán para despertar después
en un mañana efímero y sin ñu.
Tampoco estaría bien en los delirios,
aquellos de una bruja enamorada de una alondra,
exhibiendo un vuelo paralelo por las nubes,
picos y escoba en armonía mágica.
De todas formas, sí estaría… como mejor
en las playas de invierno con roca,
o en los bosques de otoño maduros,
o por los ríos secos en edad de merecer,
o por las mentes libres sin rodillas…
Ya se sabe, lo salvaje nunca crece bien
en los jardines de las normas impuestas…

dilluns, 17 de novembre de 2014

Quedaré a la espera

Si no te gustan las flores que arranqué
para tus pies y tus placeres,
te buscaré un entorno surcado de caminos
bajados de los sueños…
serán senderos por donde el amor
se presenció entre los vivos naturales.
Si no te llenan los abrazos que reservo,
te cubriré de besos de principio contenido,
y en la explosión del alma apasionada,
te bajaré las estrellas de mi cielo.
Si no te gusto pese a todo…
me fundiré con el aire que respiras,
y llegaré a tu alma para darle un toque…
y quedaré a la espera de sonrisa…

¡Eterno!

La sonrisa nunca se congela
porque abarca los tibios sinceros
y afloran felices y abiertos los poros…
En la sala oscura vi tus dientes blancos
y tus ojos luz me alumbraron el camino.
Me guardabas el sitio con tus cosas,
y el retraso pareció imposible i necio…
mano con mano, acople y beso,
sin reproche, sólo afecto y cielo,
…y el cine va a su aire,
nosotros somos realidad sin actores.
Acaba la película, casi duele,
nos vamos, despacio, lentísimos…
pero acabará la noche,
te dejo en casa, mañana más,
un presente contigo… eterno.

Los amigos de Marcela

Sí, fue como un baño de afecto,
donde un cariño especial y lacrimógeno
se palpaba en el ambiente del recinto.
Cuánta complicidad, cuánta niñez,
y hermosura en aquellos cuerpos serranos,
que se complementan en delicias naturales…
Cuando los procederes te salen del alma
y las complicidades son vivencias
que se aúnan y mejoran contenido,
entonces se te da a observar la vida,
porque esto que habéis hecho, amigos,
también es la vida y vosotros, todos,
lo recordáis… y lo que es mejor, lo vivís.
Gracias por vuestra lección magistral,
en un mundo mayormente codicioso…
Vuestra amiga se emocionó de placer,
y yo… de admiración.

Poeta y poesía

No, no me atrevo a traducir poesía,
para eso hay que conocer vocabulario,
las letras de las almas de los poetas…
Me pregunto el porqué de los momentos,
cuando un estado de ánimo desvirtúa,
y un aroma puede ser un efluvio pestilente…
Por qué una lágrima depende de la emoción,
del entusiasmo, del fraude o la derrota,
y el poeta la asoma en sus letras,
con pluma de tintas de su alma.
Poesía que dependes de momentos extremos,
de cantos de sirena o días largos…
Poesía de la noche del poeta triste,
también de la vida bucólica y activa.
Poeta, sigue contando tus momentos,
sigue viviendo tus entornos con cariño y arte…

diumenge, 16 de novembre de 2014

Aniversari de Marcel·la

Hem fet una juguesca d'allò més entranyable. Ella no en sabia res de la gresca oportuna i, d'amagatotis, li hem preparat la sorpresa... Els amics i la família propera hem estat a l'hora i al punt i, quan menys s'ho esperava, li hem saltat al damunt i amb crit, i li hem dit amb expressivitat, sonora i sincera, que el nostre afecte va més enllà d'allò just i necessari. Hem estat bé, s'han complert els objectius i hem escenificat una mostra entranyable de l'essència emotiva més llagrimera... Feliços 50 anys, cunyada... t'estimem!!



Aflora...

Dicen, los creyentes, que Dios aprieta,
pero que nunca ahoga del todo…
Dicen los expertos en tropiezos
que, en el dolor de la caída,
siempre hay un resorte hábil
que te empuja en la búsqueda
de la lucha de la siguiente inexistencia…
Dicen los que no callan,
los expertos en nada y hablares vacíos,
que sólo se quedan solos los muertos…
Dicen que las penas ahondan fácil
por los avatares del sendero tenebroso.
Dicen los expertos que, en el ahogo,
aflora un suspiro del latido incandescente…

Soy un amante...

Como amante de las noches silenciosas
y las lunas menguantes sin terciopelo,
me pregunto por las luciérnagas…
Serán estrellas caídas calentando tierra
o algún destello del sol de ayer
que acabó en rizo con la hierba…
Noche con gatos negros y otros negros,
que abres los atajos del camino
para que circulen los inciertos y las dudas…
Noche que acoges y cobijas las verdades,
aquellas que de día te acobardan crueles…
Un banco y una luna de poco sol,
una brisa y un aroma… de mar.
Pues sí, soy amante de la vida,
con sus noches silenciosas
y lunas menguantes…