dilluns, 30 de juny de 2014

Nos buscamos

No vine para tirar un córner, abierto, tampoco para hace un solo, alegre…
Sólo quería un vino… tinto, compartido, entre normales, sinceros.
Pero si queréis nos encontramos, después, entre las aguas hipócritas,
con gas y limón y cubitos de hielo, y algún gintónic que se cuela.
Si tuviera un martillo de hierro, todos me parecerían clavos ardiendo,
pero no tengo ni cirio blanco con el que repartir caricias, superfluas.
No me gustan los toros en la plaza, me encantan en el campo, libres,
siempre los miraba desde la barrera con los amigos, de aquellos de siempre…
¿Por qué dos i dos no son cuatro… y sí que son cuatro dos más dos?
¿Por qué no engañamos a las apariencias? ¿Por qué el monje no hace al hábito?
¿Por qué lo ecológico es noticia? ¿Por qué no nos contaminamos de Naturaleza?
No vine a tirar un córner, abierto, tampoco para hacer un solo, alegre…
Sólo quería un vino… tinto, entre amigos y verdades sinceras.
Nos buscamos entre el frescor de las hojas,
por entre los bosques verdes y los campos… de arroz.

Rincones del Delta

Se llama El Mirador, bar con terraza de césped y techo de moreras,
ladeando un meandro del río, del padre de los ríos, mi Ebro.
En frente tienes la isla de Gracia y se observa fácil
cómo un brazo se interna hacia la derecha
y deja aislado un paraíso natural de huertas y frutales de ensueño.
Un vermut de bodega y bota, una tapa variada… y familia.
Una barca que surca las aguas, unos ibis de vuelo visible,
las gaviotas de siempre suenan a mar.
Y les cuento de mi playa de agosto y nos vamos a verla
para gozarla luego como virgen que acoge sin precio.
Un restaurante entre arrozales, menú de degustación de lo propio y típico,
pero ya servido con clase, con caché, con vinos a juego y postres y café…
cómo ganan los sitios con los vinos, cómo lucen con el buen café….
Quizás plomeo con el Delta, pero es que ahora, cual tapete de cartas,
pinta de esperanzas los entornos y, en llegando,
la realidad te envuelve y te quedas colmado de elixires…



diumenge, 29 de juny de 2014

Sant Pere

És un ball d'ombres xineses, màgia fosca, perfecció, espectacle... i, en obrir els ulls, Delta, catifa verda, immensa, bonica, un prodigi, un esclat, més llum. La casa dels pares s'omple, i jo també... d'emoció i joia. Qui millor que la vida de la vida per a ocupar l'espai dels creadors. Em veig feliç, gairebé agraït, lògic, honrat, cofoi, complet. És el nostre sant, pare i fill, i del meu pare que sempre acompanya des de l'exemple del seu cel de pau.

Som a Deltebre, hem sopat a casa... el Pere, la Mar, la Teresa i jo. Els joves han fet el sopar, tenen certa traça, s'acompanyen prou bé, i jo, com sempre, he filosofat una mica, he visualitzat les posicions a la taula i he vist, encertades i amb plaer, l'ocupació de les places... emoció!! Però per a bé, no? diu la Mar. És clar, nena, jo no tinc res més tan meu, tan vostre, com vosaltres... i la Teresa, evidentment, segur. Farem un bon dinar plegats. Sant Pere ens abraça i protegeix... i la foguera ho cremarà tot, tot allò dolent...

dissabte, 28 de juny de 2014

La ilusión cabalga en esperanza

Hoy me lié, con celofán y lazo, paquete, deambulando por lo discreto.
No interrumpí el sueño ligero y fácil y viajé en nube entre problemas…
aparentes, gestando soluciones, prácticas.
Callé de cerca, intuí, encaminé, y me instalé en los silencios cercanos,
donde no molestan las sombras pero se captan los alientos que alimentan.
Abrace a mis hijos y al destino, la vida se regó de Delta y verde,
y la ilusión cabalga en esperanza, entre mañanas inciertas y luces,
pero así es el deambular de todos, por entre las sombras y el frenesí,
la ficción y la obsesión por alejarte del mundanal ruido.
Feliz aquel que vuela a dos y, más que el espacio, cuenta ella,
cuenta un tu de los dos acordado.
Hoy me lié con la sonrisa tibia, casi beatífica, penetrante, emocionada…
y es que la ilusión lleva a mis hijos, durante el tiempo que quieran,
a la casa nido de la paz de mis mayores.
Hoy me lié, con celofán y lazo, introduciendo a toda la familia en el paquete.

Desde la terraza

El verano derrocha ternura y vida,
la gente se abre, llena las terrazas,
los refrescos azucarean las dulzuras,
la cervecita conmueve y se luce,
incluso algún vinito fresco acaricia.
Se ve al que paga… el pato de las murmuraciones,
al gorrón que se esconde,
al que va de rico y tampoco paga,
y al que va de pobre y, además,
de digno y de vergüenza ajena.
Y observas al simpático oficial,
al cejijunto cabizbajo de turno
y a los genios de las superficies ladeadas,
que se elevan solos a dudosos altares…
En un despiste, se oye el ruido del mar,
te llega un aroma de sal azul,
aún no huele a linimentos antisoles
y agradeces la brisa suave del atardecer.
En un ángulo muerto, los periódicos duermen,
el ambiente no escucha las voces de sus amos,
la parroquia se aburre con la incoherencia,
la falta de rigor y de verdad objetiva,
al menos aquella que va más allá
de los teóricos reclamos caza votos…
Se escucha, como en la canción,
un eco lejano, parece un saxo…
casi me levanto, se acerca, se para,
embellece, oxigena, embelesa, te lleva…
a otra terraza, del mismo mar, la misma Teresa…

dijous, 26 de juny de 2014

Nuestra musa intrigante

Ella, andando con sus suavidades onduladas,
crujientes, al punto de dulces de leche.
Yo, con bici, aminoro la marcha,
por ella lo hace el viento aunque, como siempre,
alarga el cuello, nos cruzamos, en un despacio eterno,
y me bailo en su sonrisa de Gioconda,
donde los inciertos bucean por los misterios.
Hoy tocaba pierna, bella y generosa,
camisa a compás de preludios de esperanza,
pendientes que le juegan los ritmos…
Preciosa, como una muñeca de porcelana,
enriquecida por el sol de aquí,
cual ojos de Guadiana, desaparece
entre silencio y reflexión, y resurge,
como fuente en el desierto de los perdidos,
siempre sola, indefinida, cadencial.
Uno, que ya no liga ni las cartas, se dice:
"¡Madre mía!, si me coges sin Teresa te arrebato
y te llevo en mis vuelos sin luna,
donde las luces son propias y eternas".
Nuestra musa intrigante pasea sola,
como salida de un cuadro de majas,
se desliza entre miradas y respetos,
colecciona silencios discretos, represiones…
Un día le digo que se pare y la pinto
y, mientras, la escollera se queda sin aire…

dimecres, 25 de juny de 2014

La política del miedo

Marea negra, la voz de los oscuros,
los sin luces, politiquean con el miedo.
Después de mandarnos a vagar por las galaxias,
más o menos boreales, sin rumbo, ni norte, ni destino,
o visualizarnos en una isla, bendita paz,
donde en lugar de sobres vuelan pájaros de colores arco iris…
Ahora nos ponen como carroña para los buitres,
terroristas asesinos, no de los fiscales,
aquellos que hacen de la mentira su ciencia.
Siempre que me hablan de terroristas pienso en aquellos
que se arman hasta los dientes y lo hacen en nombre de la paz…
de la suya, de la de sus bolsillos.
Política del miedo, superada, incluso por el señor Cameron,
donde hablan con Escocia, civilizados…
Hoy leía al seños Coll, periodista, muy leído e ilustrado,
con el que no siempre estoy de acuerdo, pero esta vez sí…
lo he visto subido en el carro de los cuerdos exclamando:
¡Qué magnífica estrategia siguen los independentistas
y qué torpeza sus contrarios!
¡Sólo hay que tener miedo… a tener miedo!

Viajes de ensueño

Por entre los arrecifes de corales,
donde reina la paz, el silencio, el color,
la belleza se instala y acuden…
hasta las ballenas con hijos pequeños,
ballenatos que maman felices y en paz...
De subir a superficie, que ya lo dudo,
pues me encuentro perdido, encontrado,
en un bosque de pinsapos eufóricos,
donde las hadas y los duendes
todos son buenos y viven en calles
donde reinan los árboles del amor…
¿Por qué será que suenan a decepción?
Parecen tierra húmeda de oscuros,
suenan a gestión, engendro, visión,
del fin o lo posible, la duda penetrante
entre una explosión de plenitud
o una plasmación de decadencia.
Mejor me voy entre las nubes rojas,
que anuncian vientos con riesgo,
o son reguero de los carros de fuego
con los que cabalgan las ansias osadas
y los afectos sinceros del alma.
Si algún día me regreso, que va a ser que sí,
búsquenme en un río con cañas,
con chopos y setas, y el mar cerca,
con vuelos de ánades de colores
y frescas gaviotas marineras, sus vecinas.
Viajes de ensueño… por los espacios naturales.

dimarts, 24 de juny de 2014

Duerme la tarde

El día oscurece y cierra playas, y la gente que cabalgó en la noche,
la más corta del año, duerme plácidamente, con el deber cumplido
de ver salir el sol, con poca luz, en la playa de arenas absorbentes,
con arañazos de luna y de historias.
Duerme la paz de mi aldea, no hay griterío, ni cohetes…
el rumor de un trueno en procesión parece romper el encanto,
pero es sólo lluvia fina del cortejo de oscuros…
He mandado mensajes a Juanes y Juanitas y estoy feliz por ellos y por mi…
Uno se contagia de mandar felicidades... parece que te emanan de un pozo repleto.
Mientras, es espectacular el silencio, vestido de gala y misterio,
parece el descanso ganado, aquel de todos los guerreros
que, en la noche, saltaron hogueras y otros placeres de asaltos consentidos.
Explosión de todas las correspondencias, baile de afinidades en fox lento…
Después, tocarán los despertares con sonrisa,
en una tarde oscura, casi fría, de verano…

Verbena

Aquí nos suena a San Juan, también a San Pedro, todo un carácter.
Del primero, cuentan que era el joven,
el amable, el más querido, o uno de los más.
Del segundo, que incluso los más ciertos y seguros
son capaces de negarse y hundirse…
Por aquí y por allá, creyentes o menos, nos quedamos con la fiesta.
Verbena de principio de verano, familia y amigos, fiesta y serpentina,
tarta y champán… y lo típico de cada lugar.
Lucen las madres sus esmeros… ponen más luz al fuego.
Fuego, hogueras donde quemamos los malos augurios
y hacemos humo de todas las sinrazones que nos ladean.
La gente guapa, se pone preciosa, va de estreno, incluso de carácter,
y en el baile, las sonrisas se persiguen, y ahora o nunca,
parece definitivo, y el coraje cabalga limpio y a ritmo…
San Juan, el apóstol joven con cara de Cupido,
hace de las suyas, parece que las propuestas tienen sí,
y la flecha se graba en anillos, aquellos que celebran los buenos deseos.
Verbena para todos, paz y bien… con amor.

dilluns, 23 de juny de 2014

Arrabal de senectud

Me lo contaron y yo, boquiabierto,
escuchaba, de mente abierta,
entre admiración y espasmo,
ciencia y amenaza, trayecto, vida.
¿Cuánto vale la experiencia?
o ¿cuándo dejó de aprender y probar?
Cuando morimos descansamos, dijo alguien…
mientras, surcamos los tiempos,
a la velocidad que te permiten,
los años o las prácticas diarias.
Pero nadie lo detiene, el tiempo,
incluso en aquellas épocas doradas
en las que firmarías un contrato indefinido,
o en aquellas otras en que te borrarías,
incluso sabiendo que no dura cien años.
Pero rápido, como un relámpago cruel,
te das cuenta… el arrabal de senectud
te contempla, cual escena perfecta
de cuadros y actores, música o voces,
ya en tu próximo presente irremediable.
Y si pescaste algún logro por los avatares,
aquellos de la responsabilidad educacional,
te aparcas, o te amarras, o aterrizas…
Cuando en tu buen coche… de señor,
ya no divisas los ángulos muertos,
cuando del filete y la mesa mesuras
los gramos y los vinos y los grados…
es que ya vamos llegando, sin prisa.
Uno lucha por permanecer en la nevera,
aún unos años en el peldaño anterior…

diumenge, 22 de juny de 2014

Corazón y cerebro

A veces somos tan retorcidos que nos embuclamos en una espiral que nos retorna a la imbecilidad inicial. Damos vueltas y más vueltas desde el timón de la razón, como aquella hoja a quien los vientos racheados hacen chocar contra las rocas, y ida golpea sin rumbo ni destino, sin calma ni norte. Cuántas veces nos pasamos de los fríos racionales a las fiebres que nos llegan del corazón… el conflicto se arma y es cruel. Es como cuando hablan de amor, como una sinrazón, siendo la mejor razón, o cuando yo intentaba explicar a los niños la diferencia entre aquello que nos gusta y aquello que nos conviene. Supongo que, en verdad, a todos nos gustaría ser un rey, pero de aquellos que gobiernan, así podríamos gobernarnos a nosotros mismos…

Una vez le dije a alguien: "¿Tú quieres mandar de mi, cuando de mi no mando ni yo?". Y de aquí, a los conceptos de lo estricto, del recato, del ejemplo y moraleja y de los principios extremos… Y de aquí, a la delicia de las normas no cumplidas, a deambular por los caminos adyacentes, transitar las laderas de lo prohibido… Todo calentamiento mental es nocivo, y la prudencia y la convicción nos resalta el carácter, aunque siempre nos darán lecciones de moral. A veces, nos comemos los sesos y con nuestro corazón se juega fácil, otras, matamos el sentimiento y deambulamos de cerebro autómata…

dissabte, 21 de juny de 2014

Maestro

Maestro, que se te acaba el curso y hueles a verano,
te quedas sin niños, sin aire fresco, sin verdad.
Maestro libre, que andarás buscando llenar vacíos con la gente,
y les repetirás historias como si fueran niños,
y te mirarán inciertos, reclamando brevedad, con desconcierto.
Maestro, que buscas tu sitio en la escuela,
entre amigo y padre, compañero o patrón.
Maestro, que te pierdes fuera del aula, pululas,
observas y callas, porque de hablar no pararías.
Maestro, que buscas ejemplos factibles y prácticos,
que vives en función y para tus alumnos.
Maestro, no siempre comprendido y menos valorado,
donde nunca un logro es tu mérito y, por supuesto,
algún desacierto, tu tumba, engalanada con rosas negras de escarnio.
Maestro, que buscarás la playa, y un bosque con lago,
y un pabellón de deportes… y te marchará la vista
tras la pelota de los niños en la arena,
y te extasiarás en verlos haciendo barquitos
con hojas de caña y conducirlos por las aguas del lago,
y te acercarás al pabellón aunque sólo sea a escuchar el griterío,
que te sonará a patio y a escuela, que te sonará a gloria.
Maestro, que no te darás cuenta y se te acabará el verano…
y verás que, incluso sin alumnos, has estado con niños.
Un abrazo maestro, tú sí eres el futuro…

Ja en tenim un altre

El curs amb els nens ja és història. La Teresa em parla dels seus alumnes de sisè, que marxen a l'Institut, i diu que molts ploren, perquè porten a la casa des dels tres anys i se l'estimen. També alguna llagrimeta d'algun mestre o mestra per acumulació d'emocions: les vivències de tot un curs, l'esforç, l'estima als nens, allò aconseguit... o menys, aquell nen que has reconvertit, aquella família que no t'ha entès, l'estiu reparador i proper...

Recordo perfectament els darrers dies de curs... em sentia fatal, com si em prenguessin alguna cosa "meva", i aquesta no era res més, ni menys, que els "meus" nens. Al curs següent, els mirava a la fila, els buscava pel pati, els feia un seguiment, els veia créixer... fins que els "meus" nens nous em tornaven a absorbir del tot.

La gent poc s'imagina com els tutors arribem a estimar els nens y com passem, vulnerables, per estats que només es poden entendre des de la professionalitat i l'estima. Els nens t'acaben estimant i, majoritàriament, comprenent que tot ho fas pel seu bé. És una relació sana, preciosa, de respecte mutu, d'aprenentatge mutu. Cada contacte amb els nens és un apropament a la veritat...

divendres, 20 de juny de 2014

Falsa democracia

Y entre sueño y sueño, la pestaña,
que parecía plácida y cubriendo
los incendios más preciados,
es movida por el parpado raudo
y se aparta para que entre el día.
Mejor con agua fría y limpia,
mejor con ducha y gel, esponja,
toalla y peine y ropa limpia.
Estoy activo, cabalgo de nuevo
con mi caballo de pedales y piñones.
Me siento libre y regalado, feliz,
voy ladeando el mar por carril bici,
a merced del viento que me empuja,
o me traba… en sus afectos.
Mis compañeros vuelan por mis cercas
y yo me ronroneo cómplice.
No deis paz a la espada joven,
dadle gusto al gatillo de la fuerza,
id a vuestro aire de furia noble.
Ya sabéis que yo estaré por ahí,
con un paso más ligero que el paseo,
lejos de la centella y muy variable…
Con estos amigos duerme el despropósito,
los entuertos se aburren, la malicia muere…
Con esta gente la diversidad se enriquece,
se complementa, es convivencia.
Posiblemente, desde el respeto,
no profundizamos, lo pasamos bien,
arreglamos el mundo que,
pese a toda la falsa democracia,
sigue siendo igual de injusto, o quizá más…

De casta le viene al galgo

Cervantes, Don Miguel, se lamentaba porque decía no tener la gracia del poeta, aquella que no quiso darle el cielo, aunque después su obra fuera pura poesía. Mi padre, a veces, salía por espontáneas recitaciones: "Por entre unas matas seguidos de perros, no diré corría, volaba, un conejo". También algún trozo de la Canción del Pirata: "La luna en el mar riela y en la loma gime el viento". Mi maestro favorito, el que me preparó para el ingreso al bachillerato, reservaba los sábados para hacer zafarrancho (limpieza de las aulas) y recitar poesías que, previamente, habíamos aprendido.

Mi profesora de Literatura, me hablaba del arte y de los artistas en el decir, y yo me extasiaba en el concierto de los buenos contares y cantares. Mi madre, haciendo escuela, taller de bordados y confección, cantaba a la jaca que a galope cortaba el viento, y por la ventana hacían calle los bellos trinos que conformaban más bellos los esfuerzos del deber. Y uno se pregunta por qué se intenta con el poema, por qué se mide con el verso y el trino, por qué se goza e interesa, y se aprende, se pierde y se encuentra, en el mundo poético… Quizás los ejemplos cercanos y, como Cervantes, la gracia que no quiso darme el cielo me atraen hacia lo desconocido y me extasía y me llena: pequeñeces.

dijous, 19 de juny de 2014

Despertares

Se despertó fresca y natural, salvaje, de bosque interior, espeso, virgen,
como aquella flor de acantilado inaccesible para el resto de los mortales.
Se divisa un paisaje de dulzura donde reinan los ojos de cariño,
extraídos del buen sueño, conmigo…
Me desperté cumplido y gozado, con la luz de inclinación apropiada,
suave, por la izquierda, a la hora, y la vi indefensa, plácida, bella,
aún con restos de suspiro y sueño, y se plasmó la escena natural
que el tiempo no ha descolorido, que la paz y el bien han acentuado.
Qué bella es la belleza natural cuando no hay dignidad que comercializar,
cuando las batallas, si las hubo, se vencieron,
cuando el norte es, simplemente, éste y la meta es el yo, me, mi, contigo…
Y aquí estamos gozando de cada silencio, presidido de mágica sonrisa y sí,
donde del mañana no anhelas más que la continuidad del hoy.
Se despertó fresca y natural, de bosque, flor de acantilado,
inaccesible para el resto de los mortales…
fácil acceso del amor completo que vino para quedarse en regocijo…

Los elementos pendonean

Y, después del mar de cada día,
me fui a ver el sol, y lo encontré en la noche,
entre los neones de los infiernos suaves,
camuflado en sueco, como travestido,
pululando por entre los suspiros…
aquellos cálidos de los amores,
que también se pierden por entre las músicas,
músicas que van de notas cadenciales,
letras que escriben los poetas con el alma.
Y el alma se serena con el sol
y el mar de fondo, sin cielo.
Mañana, con el sol de regreso,
será otro día de murmullo y azules
y, como si nada, la vida será camino.
Mientras, los elementos pendonean
y el amanecer les lava la cara…
Tiene ojeras… el sol trasnochador
apenas puede con unas nubes grises
que contonea el viento caprichoso.
Me llegan unos rayos dispersos…
será que entre la luna y la excursión
le quitaron las fuerzas y el rendimiento.
No se habrá enterado de aquello tan sabido:
quien es bueno para salir de fiesta,
también lo es para trabajar…
El sol, el mar, la luna guapa,
viven su vida y gozan plácidas…
Muchacha, mi niña preciosa, compañera,
te pienso en mar y sol, con luna y noche…

dimecres, 18 de juny de 2014

Un tastet més

Continuant la meva passejada per aquest meravellós llibre "Deltebre", em vaig recreant per la història... L'ofici d'emblanquinar era, principalment, femení. Consistia a pintar les parets de les cases de color blanc amb calç diluïda amb aigua, superposant capes. L'estri utilitzat era un pinzell lligat, amb una certa inclinació, a una canya llarga.

Una altra plana mostra un grup de noies de l'Escola de Tall i Confecció de Cinta de la Casilla, l'any 1944. per a les noies, l'alternativa de treballar al camp era "fer el corte". En una altra plana parla de l'antic ofici de ferrador d'animals. Gairebé totes les cases tenien un animal de treball, imprescindible per al transport i les feines del camp. La imatge correspon a la ferreria del senyor Eloi, mestre de posteriors ferradors, situada al carrer Ramon i Cajal.

Una foto ens mostra homes envasant arròs a la finca del Maset. Un cop segat, l'arròs s'assecava a l'aire lliure a l'era o al sequer, i s'envasava en sacs de 75 quilos. Les colles d'homes especialitzades a envasar i carregar sacs s'anomenaven camàlics. Preciosa imatge de pagesos segant arròs al mes de setembre... una vegada feta la garba, es lligava amb un "benzill" fet amb un guaix d'arròs, se "sorracava" (es partia per la meitat) i es posava la part de l'espiga al damunt de l'empall.

Bé, entre emocions, aniré fent algun tastet més d'aquest document impagable: "Deltebre". Col•lecció Imatges i records. Diversos autors. Viena Edicions.

La justificación

Qué placer… me encanta el placer,
el de las madrugadas después de las tormentas,
amaneceres del restablecimiento…
Uno se hace el remolón, vicioso,
y se toma el derecho al ocio y se queda en la cama,
recordando los truenos y las luces de la noche.
Soy el patrón de mi barco y, a veces,
me vencen las olas, aquellas sin viento ni bucle…
Pero el jubilado tiene sus derechos…
a pasar de los escritos, sin perder las normas,
y a acariciar los Prioratos negros,
después de los ejercicios cotidianos.
Descansada vida, fatal descanso…
del que se deja llevar por sus derechos
y hace de lo habitual el despropósito,
pero "beatus ile", feliz aquel...
que, en un momento dado, se da el momento.
Mientras, anoche, desde mi ventana,
la estratégica, la favorita, la tempestad,
preludio del buen sueño, paz de hogar.
Mañana, sin excusa, toca ritmo y marcha,
y buen tiempo… debería,
el cuerpo me pide visiones, crujidos, andares,
por donde los habituales nos gozamos,
más que nada, para justificar la tortilla de patata
y los vinos, evidentemente negros y, como no, del Priorato.

dimarts, 17 de juny de 2014

Mi lunes de ayer

Venían mis hijos, y la ilusión
se puso en marcha y me pintó sonrisa,
y la bici se quedó quieta para hoy…
Mientras, la música del colegio vecino,
la de las once, aquella que antes era timbre
…y más antes, campana.
Y me fui a ver el patio en griterío,
y casi me emociono… sin casi,
en mis recuerdos, que me conforman.
Me encanta ver el recreo de los niños,
siempre veo cosas, o las imagino,
porque durante cuarenta años lo viví
…de mil colores de arco iris.
Estaban todos los rincones ejerciendo,
los terrenos de juego ocupados,
niños haciendo espontáneos gritos de corazón,
afectos sanos, miradas, ojos de luz de luces.
Después de beber vida y inocencia,
me regreso, ya no tardarán…
Vienen de Italia: Pisa, Venecia, Florencia…
y el ordenador lleno de vivencias.
Abrazo y contadas… se les ve bien,
felices, con proyecto y sueños,
esperanzas de presente y futuro.
Llega Teresa, comemos fuera…
Fue mi lunes de ayer, feliz,
una felicidad a cuatro. ¡Los quiero!

Un viejo zorro

Nunca les hablé de los ápices de la fragua de Vulcano,
ni les doré de platinos las verdades diarias,
y los circulé por sus terrenos conocidos…
hablándoles de las mariquitas moteadas,
aquellas que comen pulgones, glotonas,
y sustituyen a los insecticidas, venenosos.
Otro día me lucí con la pitón del zoo,
a la que sorprendí dilatando mandíbulas
para tragar media cabeza de cerdo…
Mis alumnos me escuchaban boquiabiertos
y yo me sentía un viejo zorro de bosque,
y ellos abrían la boca y tragaban,
hasta el cerebro, todo lo inesperado.
Total porque estaban nerviosos por la lluvia
y lo que tocaba y procedía, después,
eran materias espesas que no gustan…
A veces, te sientes profesor contemplando
que tu acierto ha calmado la plaza,
y te miran ávidos, insaciables de saber,
y tu te recreas en la suerte, que es su gloria.
Se llama captar la atención, con método…
me gustaba hacerlo, lo preparaba, lo disfrutaba feliz.
No era tan bueno cuando pretendía
que llegaran a la verdad con mis pistas…
es aquello que llaman constructivismo.
Bien, hoy recuerdo a mis alumnos, sus ojos,
sus bocas abiertas… escuchándome.

dilluns, 16 de juny de 2014

Deltebre: imatges i records

M'ha caigut a les mans un llibret, una mena de joia, que parla de La Cava i de Jesús i Maria a partir de l'any 1900, tot un document que als nadius ens posa la pell de gallina en veure les nostres realitats. Us en faré cinc cèntims... Es veu una parella de recent casats entre els anys 1908 i 1910. Al cap d'uns dies del casament, es mudaven amb la millor roba que tenien i anaven a fer-se la foto d'estudi a Tortosa. Es veu un grup de quatre germans... el fet d'anar descalços era molt habitual, sobretot els nois. S'observa el vestuari típic del noi: camisa, calçó estret, faixa i mitges d'estam. Era una família de pagesos... l'home porta el mocador al cap, negre amb llaçada al costat de l'orella, i la dona també es cobreix el cap amb un mocador. Les dones grans sempre es vestien en tons més foscos i les joves amb tons clars i més alegres.

Una imatge típica de l'exterior d'una casa de pagès del Delta: fornet per fer el pa, "foguerill" de gitana (per rostir), collitó penjat a la figuera, cadup per picar l'arròs i, per descomptat, orinals a solejar. Preciosa imatge d'un pagès venint d'Illa de Mar, amb el carro carregat de sacs d'arròs, arrossegat per un matxo potent. El trasllat de carros i gent, d'una banda a l'altra de riu, es feia amb la barcassa (plataforma sobre llaüts). En una de les primeres escoles (1907), podem observar el vestuari característic de principis de segle... Bé, ha estat un bon tastet d'història i tradició.

Tempesta al mar

Eolo esbufega i desvaria sobrat,
ha perdut la proporció, la mesura,
va posseït, fent estridència.
La remor és estereofònica, ratlla...
El déu del tro ha obert la porta,
el vent s'emporta la por total,
tot s'escampa, tempesta, feredat...
la deessa del mar s'anuncia,
l'aigua fa bucles de foc,
el cel s'obre i cauen serpentines,
rajos de llum que encenen la nit.
I pensar que ahir era una bassa d'oli,
on la suavitat onejava per la blavor
i la serenor tenia el seu hàbitat.
Una tempesta al mar és un espectacle,
un mar blandant els somnis és amor...
De totes maneres m'enamora dolç,
tot i que de nen em va fer pànic
i vaig restar esglaiat al costat...
del meu padrí, sorprès.
Em va fer la impressió que...
aquell munt d'aigua ens podria cobrir
i, en un no res, ofegar-nos a tots.
Qui em diria a mi, en aquell temps,
que acabaria vivint prop del mar
i que ens faríem amics per sempre,
perquè em tempera a mi i a l'ambient,
perquè és font i pau i espai...de reflexió.

diumenge, 15 de juny de 2014

Els mundials de Brasil

Espanya fa de Barça, curiós... comença trist, esgotat, fos, tal com van acabar els blaugrana, vull dir la lliga, la temporada... Recordo que aquest equip, no fa tant, com el Barça, ho van guanyar tot i més, i érem exemple i referència total. Però el temps no perdona i hi ha una cosa fonamental que se'n diu relleu generacional, que no s'ha fet, com cal, ni al Barça ni a la selecció. Molts d'aquests jugadors, irrepetibles, passen dels trenta anys o més, i en porten deu o més a l'elit, amb tot el que això representa, ja que pertànyer a equips que juguen a totes les competicions.

Ho sento, però em va caure l'ànima als peus... els nostres jugadors, amb total impotència, anaven en carro de rodes de fusta i els holandesos en moto GP. Un toc al seleccionador, senyor Del Bosque, a qui respecto molt i veig bona gent, però cal assabentar-se com acaben i quina temporada han fet els jugadors. Crec que es va equivocar gairebé en tot... Un aplaudiment per a les glòries del passat i una benvinguda a la força i el talent de la joventut...

Los aromas del deseo

Me llegan los aromas del deseo,
ya huelo el campo y el barro,
inmensidad de verde intenso,
matas que se preñan de espiga
y la vida que vuelve feliz.
El pueblo despierta y ama
y, entre duros trabajos, contempla
la llanura inacabable del Delta.
El arroz come del adobo,
y ahora goza tranquilo un tiempito,
aguas que no corren, absorbe,
se alimenta y se ensancha.
Se quitan las hierbas intrusas,
y la gente va a ver su cosecha,
y mira que el agua entre y salga
en proporción y conserve el nivel,
y comprueba que haya paja suficiente…
ya se sabe, si hay paja, hay arroz,
y cruzan unos ánades de cuello verde,
y las ranas croan bienvenida,
y el caracol manzana se encarga,
como no, del cabreo del sufrido payés,
y algún cangrejo rojo, osado,
intrépido, perfora el margen
y el agua se escapa y desnivela…
Cosas del diario en Deltebre…
Pero a mi me llegan diáfanos
los aromas del deseo,
y huelo el campo verde,
y siento esperanza y recompensa…

dissabte, 14 de juny de 2014

Apenas un agua de rosas

Olé, la gracia y el rumbo del salero.
Olé, por los pasos que pisan los senderos
y las sombras te buscan, embelesadas.
Olé, por el sol que te dora y adora,
y te emplaza y te muestra lozana.
Olé, por los vientos traviesos
que te elevan la falda, atrevidos,
y ya no adivinamos ciertos…
Olé, por tu madre ingeniera
y tu padre arquitecto… del arte.
Olé, por tus azabaches ondulados
que te comen la cara y apenas tus ojos
reverdecen luces de esperanza.
Olé, tu cuerpo finamente desgarbado,
en formación, para el buen gusto,
sin simetría ni orden ni concierto…
Olé, las licencias de la observación,
la desproporción de la belleza,
el encanto del desorden, el arte en plato,
la autocreación para el propio placer…
Olé, los cielos que te cobijan,
los ríos que te riegan, los mares azulados
que te espuman con pétalos blancos…
Olé, mi niña joven, tierna, dulce,
a la que una vez le di un consejo
viendo como se engalanaba de barroco:
Tú, hermosa, te desvistes del todo
y, apenas con una agua de rosas, eres cielo…

La cullerada d'arròs

Diuen que sempre hi ha un temps per a cada cosa i que cada cosa té el seu temps... Però també crec que tots passem edats en les quals mai en tenim prou de res, i ho volem tot, sense pausa ni treva, amb força, traça, dia i nit... Mai és massa, sembla que pensem, fins i tot d'imprudència i precipitació en tenim el carro ple, i això ens obliga a improvisar, perduts... És com quan tens molta gana i creus que et menjaries el món, a mossos i sense mastegar gens, i amb una simple cullerada d'arròs, concentrat i greixós, ja no te l'acabes... i, després de maleir l'oferta per insuficient, te n'adones d'aquella llum que diu: "...i tindrem una mida, com cal, per a totes les coses, o moltes...". El que passa és que, quan entens allò de ser prou moderat, fins i tot amb la moderació, ja tens l'edat en la qual no menges de tot, saps el que t'agrada, el que et fa mal i, sobretot, el que et convé... De totes maneres, tampoc cal oblidar que un bo i tendre entrecot no té el mateix sabor als 20 anys que als 60... i així passa amb totes les coses.

divendres, 13 de juny de 2014

Ventana, puerta...

Las ocho, despierto, las ranas quietas, los árboles se desperezan impávidos.
Ventana abierta esperando al sol, tibio, que te invita a la captura de emociones.
Día de bici y sudor, mar, placer, recompensa, si es que esto ya no es glorioso.
Ventana que, al principio de la noche, deja entrar los duendes para la reflexión
y, en la madrugada, las luces de la dicha entran por las ventanas abiertas de las mentes.
Y, después del día, uno se sienta en la puerta plácida de su casa,
sin esperar que pase cadáver o enemigo, sólo la vida,
con sus vagones blindados, y penetrar en el discurso no vivido,
en la esencia novedosa, en lo por vivir…
Ventanas y puertas… ¿por qué será que no me cuadran las cerradas?
Antes, muchos corazones e iglesias permanecían abiertas… ahora no,
nos encerramos y hacemos templo de la desconfianza y la sinrazón del hurto.
Puertas y ventanas, abiertas de par en par, que corra el aire,
que entren las musas y que los aires te faciliten los respiros…
Al final del día, uno hace recogida de lo sembrado y lo perdido, sin plantar…
Ventana, puerta, abre el alma, respira,
que corra el mejor aire enriquecido de inspiración…

dijous, 12 de juny de 2014

La erótica

Hoy les hablaré del sí de las niñas,
de Don Leandro Fernández de Moratín,
de las colas de caballo de las veinteañeras,
de los paseos crujientes de las beldades…
Hoy me fijo en los tobillos insinuantes
de que me hablaba el abuelo expectante,
las enaguas de vicio latente…
Las rodillas, cabezas de cordero,
mejoraban redondeces de adivino,
y en los interiores boscosos
se adivinaban las glorias con liana.
Después vino la Ornella Mutti,
subiendo la escalera de la biblioteca
y con la gente a mil… quinientas,
muestra de cultura y la escultura…
Las minis y las transparencias,
siempre adivinando parpadeos,
torpedeando la belleza natural…
La erótica es el preámbulo del deseo,
la insinuación, el muestrario, el invite.
Siempre pensé que, para este partido,
no hacía falta precalentamiento.
La erótica de la suavidad enciende,
lenta pero segura, los mejores fuegos…
Aquellos ojos que aceptan plácidos,
aquella falda corta, aquel pecho
que cuspidea y te invita al remate…
La erótica, una ciencia exacta,
donde naufragaron los científicos…

dimecres, 11 de juny de 2014

Ensenyar a pensar

Obstinat, boig d'alegria transparent, mastegant ironies de suficiència
i, durant el temps que dura un parpelleig, una cosa semblant a l'emoció precisa,
em va deturar els gestos per sempre més.
A cops, un no vol trencar els somnis, fins i tot aquells que vius despert,
idealitzant l'entorn que et millora.
M'encanta anar de recreació, amb el cotxe lent i còmode, a gust,
comandat per mi, fent ziga-zaga, estalviant els tolls i els clots
i desaccelerant pels llocs i els moments on l'existència va ser plena i ferma.
Un bagatge d'alforges carregades et fa veure, boig d'alegria transparent,
mastegant ironies de suficiència, i durant el temps que dura un parpelleig,
una cosa semblant a l'emoció precisa et detura els gestos, et paralitza...
És com aquell que s'extasia davant la bellesa d'un quadre,
perquè li ha tocat la fibra tova de la seva sensibilitat artística...
Quants cops penso que s'hauria d'ensenyar a aprendre...
Un s'emociona i s'omple de llum quan té un bon cablejat, i a punt.
Un s'encén quan el mestre és bo... aleshores, aquest, pot ensenyar a pensar...

No siempre que hay nubes llueve

Siempre que llueve hay nubes,
pero no siempre que hay nubes llueve…
Lloramos porque estamos tristes
o estamos tristes porque lloramos…
Ser o no ser, he aquí el dilema…
Mi sonrisa es de aceptación total
o simplemente proclama mi inocencia…
Por tus doradas telas de araña,
encallo y aterrizo en seco,
como caído por los vacíos sin red,
salto mortal del trampolín equivocado…
Y el espejo me lo cuenta despacio,
los rictus acumulados en surcos,
que no hay jabón que los destense,
anchos pulmones por los llantos,
menos, patas de gallo delicadas,
aquellas que provocan las risas felices…
Caminos, senderos, de barcos y vuelos,
siempre con bifurcación y misterio,
teoría, saberes, penumbras, túnel,
con esperanza de luz cercana, posible…
La sandia me encanta y seduce,
me fascina… mi verdad en su sabor.
La sandía, siempre por abrir,
es tentación de rojos miel,
y a veces hiel y menos rojos…
Siempre que llueve hay nubes,
pero no siempre que hay nubes llueve…

dimarts, 10 de juny de 2014

Los entes celulares

Mi amigo el verano ya se deja ver
y, en el ejercicio, mejor la bici que andar.
Apenas un vientecito tenue, brisa,
apaga los fuegos de reserva venideros.
Hoy me he fijado en los entes celulares,
como dirían mis amigos de las Américas,
y me he divertido imaginando
personajes y situaciones a la carta.
Aquel señor de chándal caro y barba,
cana y arreglada, ejecutivo déspota,
que más que hablar lanza improperios
y despotrica altivo y malsonante…
Aquel otro de vestimenta desconjuntada,
posible separado, a quien llama la mujer,
la ex, y le cuenta, y no acaba…
la niña tiene paperas y fiebre…
Más allá, la más bella niña
llenando bien el corto pantalón,
risueña ella, encaja, asume…
los halagos del enamorado entregado.
Un grupito de "esas" niñas de ESO
se arremolinan con la que habla,
parece que todas quieren oír, a la vez,
parece ser que el detonante,
aquel que activa sus adolescentes corazones
les ha lanzado una suave aura
que las embelesa y las nubla de dicha…
Mi amigo el verano propicia las exposiciones al sol
y algunos se queman sin remedio…

dilluns, 9 de juny de 2014

El verano se anuncia esperanzado

Los árboles del barrio florecen azules,
que maduran lilas con azote de soles.
El verano se enuncia, como la espada,
con vivo reflejo… parado, achicharra,
y en acción se suda entre brisas.
Agua y cerveza, ducha y gaznate,
y cada uno en su casa y su sofá.
Las ventanas ya lucen mosquiteras
y el aire busca extremos y se inventa
y el acondicionado ya es objeto de caricia.
El verano se acerca, sudor, lágrimas sin pena,
el peligro del refresco, la sombra, el helado,
la noche… la siesta, el libro, la música, soñar…
Los niños gritan i los bancos de la plaza
se llenan de abuelos forzados, felices,
felizmente forzados o forzadamente felices.
Mientras, las moreras sacan sus hojas de sombra
y los gusanos de seda aplauden…
y el barrio vive y bebe y terracea,
y la gente se simpatiza y sonríe,
y nos aclientamos cara al sol.
La fuente eleva sus múltiples chorros
y su estanque anida las pelotas
de los niños con abuela y madre lejos…
Los árboles del barrio florean azules,
el verano se anuncia esperanzado,
la plaza se viste de gente y sonrisa…

El Parenostre de l'àvia

Pensant en els meus entranyables viatges per la meva infantesa, avui, un cop més, em recreo amb la meva àvia. Perdoneu tant meu/meva, però és la meva història, la meva vida... L'àvia tenia la seva fe, intensa, particular, exemplar. En llevar-se de bon matí, es corria el passadís tot donant gràcies al "Nostre Senyor" i al "Sol ditxós". Un dia la vaig sorprendre parlant sola, però després vaig comprendre que volia que jo ho sentís. Era el seu Parenostre, tan original com ho era tota ella. Llàstima que només en recordo algun tros, perquè és un document impagable, si més no per a mi. La cosa, i tractant de transcriure els seus sons del Delta, anava així:

"Lo Parenostre major, Déu del cel i Criador.
Déu me diu que no m'adorme, Déu me diu que no em compongue.
De qui és aquell camí? De l'àngel de sant Martí.
De qui és aquella via? De la Verge Maria.
Verge Maria, què en fa aquí? Aquí estic, ni me'n vetllo ni me'n dormic, que esta nit he tingut un ensomic de molt dolor i molt veritat.
Estos ditxosos genolls que la sang baixava a tolls, este ditxós cap que estava tot coronat amb cinquanta espines, al peu de la vera creu estava clavat..."

No en recordo més, només la fermesa i complicitat amb la que m'explicava totes les coses... Un petó, àvia!!

diumenge, 8 de juny de 2014

Records d'infantesa

A cops, un, des de la reserva espiritual d'una llar en pau i amb finestres obertes per on entren alès del pensament i reflexió, un corrent de nostàlgia m'atura i relaxa... No vull ser rei, jo vull ser nen... que darrerament va de mare i pare prop, que sempre em veien com el seu petit. Després, ja de pare, he comprés que si contemples fixament un arbre jove, un dia rere l'altre i molt atent, ens passarà inadvertit que creix i, a última hora, els pares sempre veurem en els fills l'infant que un dia va ser.

En els primers anys de professor, amb vint-i-cinc i pocs i menjador de món, quan arribava a casa, la mare em llegia com si fos un llibre obert i clar... ho sabia tot, ho encertava, ho pressentia, i jo quedava admirat i sorprès, cofoi. Recordo que marxava reconfortat, com a comprés, recuperat i en via, posat, repassat al bon camí inicial. El meu pare posava el punt amable, de complaença sumativa i racional, a tot allò que la mare encoratjava. Suposo que no descobreixo res de nou, però recomano un bon passeig mental per la col•lecció dels bons records de la infantesa...

Pecados

Parece que la tierra tiembla y se arrasa,
y una salva de truenos anuncian terrores,
y por los oscuros tenebrosos sin alivios
se extasían los devoradores del averno…
El sadismo, cual serpiente sin ojos,
destroza lo que huelen sus cercas.
El avaro, insaciable de vicios,
recoge miserias cual oros vacíos.
La soberbia se cruje en sus lanas,
bebiendo desprecios, comiendo lujurias.
La ira, preñada de indignación y cólera,
malvive, sin ganar, las riendas de unos ojos saltones.
La envidia, propia del insuficiente,
que mira de reojo su falta de esfuerzo
y puede ser hasta sana, dicen…
La pereza, mi amiga de a veces,
cansina… por lo que no ha hecho,
reina en los sueños… del sueño.
El osado desleído y arrogante
que no tiene espejo ni vergüenza
y hace de su ceguera escarnio…
El fanfarrón que se cree ombligo,
centro y diana de lo justo y el aprecio
y, pasmado, ve que no le llegan los dardos
y es mofa y desconsideración de lo justo.
Los políticos que reciclan sobres en las nubes
para que lluevan en sus bolsillos paraíso…
Pecados nuestros… de cada día,
pecados que comen los devoradores del averno…

dissabte, 7 de juny de 2014

Conocí un cordobés


En un principio no me terciaba un melenas aporreando una guitarra,
no era un adepto del zapateado y los quejidos no me sonaban a lamento…
El cuadro folclórico con bata de cola me sabía a vino y excesos,
así que os vendo ignorancia plena.
Pero uno tubo suerte, de siempre, conocí un cordobés de Granada,
sevillano de Jaén y Huelva, bañado de Málaga y Jerez
para saciar los secanos de Almería con la tacita de plata de Cádiz.
Él me habló del toro, cuadrado, con el que el torero alardea de valor,
y me contó de las vivencias gitanas, de los valores y las fuerzas de la sangre.
Él me contó de la verdad de sus escenas, la vigencia de sus llantos con grito…
y contemplé su danza y su ritmo, y vi mover sus manos habladoras,
y temblé con sus mensajes nítidos… y se me fueron los pies al baile
y el alma cabalgó con el sentido y me coroné en la explosión del sentimiento.
Me vestí de respeto y aprecié infinitos, y me bañé de luz por sus clásicos,
maravillas del cante hondo, puro, eterno,
ritmos de baile con alma y nervio y misterio…

Sin buscar nada en el ágora

Me caen destellos de silencio, como lluvia de estrellas matutinas…
Dicen que pasa un ángel travieso y se lleva las réplicas
y los acosos y los entuertos y las explicaciones.
A veces los silencios no tienen nudo en la garganta, quiero decir…
son ambientes, remansos de paz, cuando ya todo está dicho y supuesto
y los afectos se pasean suaves por las miradas pacíficas naturales.
Un gesto, un roce, un ademán, es suficiente, no tiene ensayo,
tan fácil y sencillo como el agua que mana de la fuente y es vida,
y es bella, y es como la luz que se enciende en cada gota de silencio.
Después de los regalos, un lapsus, por decir algo, en forma de sonrisa,
lenguaje de la boca, ojos cerca que acompasan y musiquean.
De todas formas, nunca sobra lo clásico… un te quiero, de aquellos profundos,
que no mejoran las vivencias pero, como los dulces, no amargan.
El mejor silencio siempre es el último, aquel que, cogidos de la mano,
peripateamos por entre las primaveras, y sin buscar nada en el ágora…

divendres, 6 de juny de 2014

Una abraçada als miners

Llums parpellejant, moviments,
ombres... més que veure res, s'endevina,
un ròssec de brams perdut, arreu,
entre els estossecs de veus distorsionades...
Sembla que plou terra en pols
i els sons són xiscles planyívols.
A la foscor de la mina profunda
mai s'acaba la baixada...
camins apuntalats per on circula la suor
fent solcs per la cara negra i cansada.
Preguem tots perquè el fil sigui tou
i fem la càrrega que ens fa guanyar el sou,
i ens allunyem de la guspira mortal
perquè a casa ens esperen... amb neguit.

Taller de bordados

Hoy he reparado en mi madre querida,
y las emociones, lúcidas, se arrodillan,
y los efluvios del alma burbujean
hacia los cielos donde habita…
La veo rodeada de aprendices,
pareando la Singer estrella,
cantando suspiros, compás de jóvenes.
De niño, me gustaban sus voces,
sus pareados con rima y con versos…
Encontraba bello el decir, cantaban…
La estrella era mi madre, cómo no,
la canción "El taller de bordados":
"Donde yo fui a trabajar, una tarde,
un torero su capote fue a bordar …
y yo, como era la más diestra,
me dijo la maestra que lo bordara yo,
unos bordados caprichosos,
dibujos amorosos mi mano allí trazó,
y pasó que aquel torero fue de quien me enamoré".
Las alumnas escuchaban boquiabiertas
y yo hurgaba por entre los versos y bellos decires,
por la gracia de mi madre.
Bella escena, trabajo y alegría,
casa llena, ritmo, niño expectante…
Intuía, mi madre era importante,
cosía, probaba, ponía a punto,
diseñaba, tenía el arte de poner al cuerpo
el hábito adecuado, a la medida justa,
y además se respiraba encanto y orden.
Era todo un taller de bordados... y de ilusiones.

dijous, 5 de juny de 2014

Pues diría que sí

Diría que soy un coleccionista precoz,
que lo inventa con las olas de roca,
que hacen lluvia de rosas blancas…
y, en invierno, persiste el asiento,
aquel que la niña pensante,
con lágrima sonrisa, ocupa y goza.
Yo colecciono tumultos
que salieron de los humos acalorados
y respiran por entre las hojas del sendero.
Uno tiene corchos del Priorat
y registra sabores de negros del Montsant.
Cómo no… uno encuaderna sueños
por las noches del bosque con ninfas,
por los días del río… contigo…
Quién no guarda, ordenadas y seguras,
tus sonrisas espontáneas del alma,
aquellas que me acallaron en el sosiego…
Urdo por entre los meandros de mi río,
y me voy con el brazo de la derecha,
hacia el mar, haciendo isla…
y en mi mente se archiva delicia.
Uno colecciona besos espontáneos,
lunas que no duermen, primaveras,
amaneceres, prontos para los rápidos,
procederes de la bella existencia…
También tengo sellos y chapas y copas,
y etapas con cielos,
y tiempos, del siempre… contigo...

Compartir momentos

Uno estaba de ocio, relax casero… mis hijos ya se habían ido, Teresa ya había llegado. Desde el sofá, hacía el habitual zapping… unos minutos en el programa "Ahora caigo". Un concursante se presenta con seriedad: "Me llamo X y tengo tantos años. Me dedico a compartir momentos de la naturaleza, los capto, los archivo en mi mente y luego invito a mis amigos a la gozada…". El buen hombre tenía pinta de cachondo pero… uno, que colecciona sonrisas y los versos que le llegan… al alma, uno que mete en sus aprecios y placeres los mejores momentos de mar, bravo o en calma, rizado, bello siempre, colecciona sus azules soleados, belleza, de diferente intensidad, también los verdes de los arrozales, del río, del bosque… y qué son, sino momentos de la naturaleza aquel rincón, pasadizo frondoso, húmedo, que huele a germinación y vida, aquel banco con sol, árbol con ardilla. No me desagrada el invento… si gustan, todo el Tarragonès, con alma en el Delta del Ebro, por supuesto, tiene el encanto, el momento, la foto, la vivencia ideal para compartir momentos. La naturaleza viste sus mejores galas…

dimecres, 4 de juny de 2014

El dia es tintarà de nou sol

Tot va com ve, i ve com vol. Un xala sempre pels esglaons de l'esperança i, després, doncs… és el que hi ha. Avui faig festa, els meus companys caminen i la Teresa és d'excursió final de curs… són al Delta, tenen bon gust, sí senyor. El Pere i la Mar venien as dinar, semblava, hauríem anat al Serrallo, al final vindran a la tarda… va com va. Total que he dormit fins les deu, he fet uns paràgrafs per al "Parlen de…" que parlen dels meus entorns propers i que he titulat "Nenúfares con rana". He anat a caminar fins a La Caixa de la Rambla, he fet una gestió i he omplert el tiquet del bus per a la Teresa.. el meu dura tot l'any.

He baixat caminant, pensant on dinar i, al final, he fet cap a l'Amsteleria, que ho fan força bé… però són molt lents servint, amb una parsimònia que no em va gens, així que, per una propera vegada, caldrà pensar-ho un parell de vegades. Bé, són les quatre de la tarda, sóc a casa, els joves han de venir a buscar el cotxe, suposo que no trigaran gaire. Veure'ls sempre és un plaer! Sembla que gairebé arribaran junts… vull dir els fills i la Teresa, i el dia es tintarà de nou sol millorat…

Nenúfares con rana

El estanque se llenó de hojas de nenúfar,
con ranas croando cortejos, insistentes,
monótonos en progresión hacia la mañana.
No sé si es el canto de las brujas
o el crujir de sus escobas veloces.
¿No será el carruaje de las hadas,
que vencieron sus miedos y timideces
y se acercan de nuevo a "madrinear"?
El caso es que el amanecer verdea
y el día despierta con sones de vida,
y el paseo se impone, respiras, hueles,
oyes, miras… mejor contemplas.
Los árboles jóvenes han crecido un palmo,
granadas en flor, manzanas, melocotones,
fruto en flor o minúsculo, creciendo.
Cerca, un río con cañas y chopos,
un camino sin ruedas, con pasos,
siempre pensé que los pasos buscan camino…
y en el agua patos y en el río.
De río a bosque, buena cara,
el matorral verde te acoge, te abraza,
y la sombra de la encina es generosa,
y, en el sol, sudor de mar cercano.
Mis entornos son un privilegio… en un radio escaso
ocupo los llanos de mar, de ríos y bosques.
Paso de gaviotas a conejos y ardillas,
paso de un croar a un bello trino canario,
una torcaz, un banco, una fuente, unos amigos…
y el estanque se llena de nenúfares con rana.

dimarts, 3 de juny de 2014

Por ti

Por ti, dejé los tumbos y las timbas,
me alejé de los vuelos sin alas,
de los barcos sin rumbo y sin agua…
Por ti, ya no soy una voz sin desierto
que clama vacíos sin gloria ni alma,
ni un sonido que se escurre entre silencios…
Por ti, salí de los fríos y de los falsos,
crecí en otro tiesto, con otra tierra,
y vi espacios nuevos sin cruces,
de otras malicias a oscuras profundas…
Por ti, en ti, descubrí la inocencia
y vi el brote vital de la verdad,
y acaricié el habla de los ojos,
y se me fundieron los miedos,
y el alma se me regó de bien
y descubrí la paz en tu campo abonado,
y encontré el camino sin regreso,
y me anclé en los dominios de tu hechizo.
Por ti, salí de entre las olas revueltas,
de un mar que no era el mío,
y entré por tus azules en mi mar…
que sí es el nuestro de verdad.
Hoy recuerdo tus ojos con libro,
tu falda noble, tus rodillas juntas,
tu cara de niña, quizá resabiada,
pero de niña al fin, pura, luz…
Por ti, salí de mis pozos,
y, por ti, soy plenamente feliz…

M'ha dolgut assabentar-me'n

Anava pels vuitanta, més o menys... més, cara de circumstàncies, positiva, allò que en diuen d'eixerit, per aquí, i al meu poble, perdigó amb ullets de carinyo... Feia col•lecció de bicicletes atractives, alguna espectacular, de bons materials, i n'estava orgullós d'això... Li fèiem broma: "D'aquesta te'n dono 50 €". "Amb això no pagues ni el quadre", responia. Solia venir sol i parava, com nosaltres, al final de la platja de l'Arrabassada. Darrerament deia que hauríem de fer una paella.. era simpàtic, com a punyeteret, tendre... suposo que, si l'hagués conegut una mica més, diria que fins i tot era entranyable.

No fa gaire ens vam assabentar que vivia sol i que la seva família és de fora. Ara feia uns dies que no el vèiem... Un dels companys va anar a preguntar-ne, i una veïna li va dir que no estava, que havien vingut els serveis socials i l'havien ingressat en un centre psiquiàtric. Es veu que se'l van trobar sol, desnodrit, malalt i sense reaccionar. Una pena! La vida, a cops, fa cops. Per una banda, ha gaudit la seva llibertat i, per l'altra, les possibles mans amigues eren lluny de la seva realitat...

dilluns, 2 de juny de 2014

Y no les hablo del tam-tam...

Mi abuela me hablaba del lenguaje de los abanicos, de las caídas de ojos, por aquello del pudor… o por todo lo contrario, una invitación a proseguir. Mi madre me contaba que, en el baile, cuando no quería que alguien la sacara a compartir la pieza, se lo notaba en la cara, mientras que cuando se acercaba, rumboso, mi futuro padre, se encendía el cielo y de su corazón salía el mejor ademán de bienvenida. Será que a la verdad le gusta el misterio, por lo menos jugar entre sonrisas. Ya se sabe que nos presentan en flechazo, el ciego Cupido, tremendo y trasto él, hace del amor verdad un gemido inquieto que igual vence en minoría romántica que sucumbe en la sinrazón inesperada…

Siempre hago una loa a la aceptación. A veces, el halago y la bienvenida no debilitan, y te gusta el aplauso y hasta el laurel. Piensas, diría que el mundo mundial, que el principio más profundo del ser humano es el anhelo de ser amado… Esta frase de William James, gran verdad, nos acompaña siempre pese a los disimulos. Recordando la historia desde el presente, uno piensa que no evolucionamos… Abanicos, caídas de ojos, pañuelos que caen, celulares, tablets, WhatsApp, etc., total para que el ascua se arrime a la sardina y la espada entre en la vaina acogedora…

diumenge, 1 de juny de 2014

Las cerezas tienen hueso

Cuántas veces me escondí detrás de una canción,
y escribí unos versos con tu música,
y me perdí entre ellos, en suspiros, sin visión.
Cuántas veces fui como el príncipe aburrido
y mi cenicienta se me iba antes de las doce…
Y escribí cartas en silencio y al sol,
y fui plato sin mesa ni servicio.
Cuántas veces jugué a no encontrarte
y me conformé con tus huellas y aromas,
y me inventé la escena y escribí el guión,
y, incluso en la dirección, era distante,
perdido en el nudo, sin desenlace…
Cuántas veces el fuego duerme en el alma,
amor que abrasa y ciega en luz,
cuántas veces ensayas despertares,
con sábado y sol y canario en trino…
y el verso se hace piedra en el poema,
y la música se escapa por las ideas,
y te fundes escondido en el no de las miserias.
Cuántas veces me cegaron sus ojos,
y me quedé en el cómo, sin el porqué,
sin fecha para el cuándo, ni fuerza.
Me quedé sin fondo, mirando sin ver,
como en jaula, el paso del destino…
Cuántas veces amamos las rosas,
sin dolernos los pinchos protectores.
Cuántas veces no nos enteramos
que las cerezas tienen hueso…
Cuántas veces dejamos pasar el tiempo…
…y otras cosas.