dimarts, 31 de maig de 2016

El ayer siempre está aquí

En sus oscuros, no penetraba ni la luna,
y su único atisbo de recuerdo,
estaba en aquella pequeña luz...
de esperanza sublime, ápice incandescente,
que le mantenía en supuesta vida latente.
Vivía en la más absoluta lejanía,
y acercar nostalgias y recuerdos crónicos
era su único recurso de existencia.
Y reseguir y rebuscar y amanecer...
con la seguridad de que el ayer está aquí,
y tú sigues viviendo para él.
Y lo haces con sonrisa incorporada,
diálogo profundo, amor constante,
y lo haces, como otro hoy,
como el ayer de siempre, como tu vida eterna...

Bocazas

Y el hombre habla y pontifica,
y expresa su opinión,
y cuenta “la” historia, “su” historia,
más allá de su mesa,
y la gente, que no es monocolor,
aplaude o se escandaliza,
y calla, otorga o protesta,
o ríe en furia disonante.
Y uno, allá del salón en el ángulo oscuro,
como el arpa, piensa en los respetos...
a los que tienen derecho,
incluso los bocazas,
que al abrir su boca...
muestran su etiqueta y descontrol.

Paz entre los trinos variados

Me gusta caminar por el sendero de madera del jardín vertical porque por allí siempre ocurren cosas. La gente circula entre las utopías de un mundo posible, pero que la sociedad y los intereses creados se resisten a ejecutar. Hoy no me ha sorprendido nada, sólo la ligereza con la que me desplazo por la madera. Quizá una paloma blanca, entre otros pájaros en plena delicia, dignifica los verdes amortecidos. Se respira paz entre los trinos variados y el tráfico de los asfaltos…

dilluns, 30 de maig de 2016

Una llàgrima viva, un somriure fi...

Veig el jardí esplèndid,
les flors lluen com mai,
hi ha colors, varietat,
esclat definitiu de bellesa,
tot i que sempre he pensat
que la primavera té...
complexe de rosa blanca,
i per això hi ha orquídies
que també son blanques
i s’apunten a la festa de l’esclat.
Avui, un Colom blanc que viu aquí,
s’ha recreat, cofoi i sa, i ha vist...
com la rosada ha fet de les seves,
i ha enfarinat de cel Diví,
la casa on la mare de tots,
l’àvia de tots, la referència,
allà on es cerquen els exemples,
les paus i els amors,
ha sentit un crit de goig del cel,
i s’ha endut la seva ànima,
i nosaltres ens hem quedat...
amb una llàgrima viva,
i amb un somriure fi, de pau i be,
com un darrer regal d’aquí…

Vil metal

Y en los periódicos “sus” noticias, que no siempre son “las” noticias, se les ve el plumero, la voz de su amo, la pérdida de dignidad. Me produce tristeza profunda la lectura de la prensa, y ver que son marionetas de los poderes económicos... qué pena, qué tristeza. Más pena, más tristeza, ver cómo a través de los años, la verdad es cada vez más muda, y la mentira, pues... trilingüe, como diría don Baltasar. Triste panorama, pérdida de valores... ahora se compran, vil metal, falsa vida.

Un desistir, un revivir...

Dicen que tal como andas,
así está tu cuerpo de sano.
Dicen que hay que andar,
ágil, si puedes, titubeante...
si tienes algún resto de poder,
decidido, arrogante, intrépido,
siempre resistiendo a la llegada al mar,
que es el morir, como los ríos.
Un hombre solo, con bastón,
arrastrando los pies...
y con ojitos ávidos de progresión.
¿Quien no aspira a vivir?
Y qué es la vida... una sombra,
una ficción, un desistir, un revivir…

Una vida antes de la vida

Recuerdo el alba y la espera,
haciendo de la esperanza vida.
Hablé con los espejos,
y me interné por los espesos de la selva
que siempre me conducían a ti.
Y te acerqué, siempre de lejos,
y te viví en mi sueño de día,
y te gocé en utópica proximidad mental.
Te recuerdo...
allá por el séptimo suspiro interminable,
fue una vida, antes de la vida plena…

diumenge, 29 de maig de 2016

Consejos

Dicen que los mejores consejos vienen de las personas más desinteresadas, pero no es del todo cierto... A mi me los dio mi madre desde la distancia, ella veía mis actuaciones, con su clarividencia habitual, pese a estar en su casa. Madre aparte, la almohada, amiga de los cuellos y de los sueños, también se luce en su ayuda a la reflexión, te invita a no engañarte, y a dormir desde la paz interior y la conciencia tranquila…

Tú, mi latido...

Recuerdo el impacto, el suspiro,
el golpe de saliva que se traga
en un reflejo involuntario.
Revivo la impresión,
la reacción incontrolada,
el vuelo de mi alma al compás...
de los latidos de mi corazón acelerado.
Renace en mí la visión de tu paso firme...
por la playa, ante el aplauso de las olas,
y los parabienes azulados
de todos los horizontes inmediatos.
Tú, mi hallazgo y luz de mi excelso latido…

Una incandescencia a dos

Si te place, puedes hablarme
de los vientos de otoño,
de tus fríos de invierno y, si se tercia...
del ardor de nuestras primaveras,
aquellas que compartimos y prolongamos,
hasta que algún toque de realidad,
te devuelva a la cordura…
Si quieres, hablamos de los tiempos
que se saltaron las estaciones,
como aquel fuego que se retroalimenta
y persiste en una incandescencia compartida…

dissabte, 28 de maig de 2016

Otro día contigo

Otro amanecer con canto de jilguero,
otro despertar sin cruel despertador,
solo trinos que vienen de los árboles,
cantos de vida y esperanza noble.
Otro día, otro regalo, otro acierto...
a compartir, con mi compañera del alma,
para volar, siempre volar y alejarnos...
de las envidias de los malos cielos.
Otro placer de cercanías con la tarea asequible
de hacer prácticos los ciertos,
y dar voz y lugar al corazón…
Otro día contigo por los infinitos estables,
por donde mejoran todos los sabores
y los néctares alcanzan la divisa de divinos…

Parlant... de mi

Diria, que mai he estat un primera espasa de res, entre d’altres coses, perquè sóc antitaurí total… Recordo, però, que a la taula del menjador de professors, sempre seia al cap, no perquè jo fos l’autoritat a presidir res, sinó perquè així podia veure la cara de tots i escoltar i aprendre molt millor. Tot i les meves limitacions, hi ha alumnes que em recorden amb agraïment, i a mi em plau de pensar que sempre vaig ficar l’ànima en la meva tasca, potser a vegades massa, potser…

Una existencia contigo

A veces la vida se encalma,
y los movimientos circundantes...
son lentos, y los vientos brisas,
y los sonidos de agudos tenues,
y el bosque languidece
dándose una tregua
para que estalle la paz…
A veces se paran los tiempos,
y los caminos se pierden
y se comen los senderos…
A veces no hay prisas,
y puedes dormir todo el sueño,
y soñar, que no hay timbres,
ni citas, ni prioridades absolutas,
solo el placer impagable
de una existencia contigo,
con tiempo, todo el tiempo…

divendres, 27 de maig de 2016

Requiero una magia

Una lluvia con rizos,
a merced de una brisa,
punzante en su suavidad…
Un paraguas fino,
y unas manos libres,
con brazo y abrazo,
por entre el desmayo...
de los árboles del sendero.
Y las cristalinas gotitas
que, cual rocíos,
vuelan alegrando
nuestros pasos…
Que delicia,
requiero una magia
para perpetuar...
el recuerdo tierno del amor,
que hizo su camino
y se complació en nosotros...

Luz de amor

Y si el sol, en un furioso amanecer,
me pregunta por su desafiante competencia,
yo le diré que se tranquilice,
que no se ponga nervioso...
que tus ojos de cielos y aguamarinas,
con mil reflejos de las lunas más intensas,
aún están degustando a Morfeo,
aquí a mi lado, al compás de mis suspiros...
y la música ambiental de la paz de nuestro hogar.
Pronto habrá más luz, mejor luz, luz de amor,
pronto, amanecerá la bella plenitud…

Yo muero

Háblame de mi amor por ti,
de los efectos que te producen
mis suspiros en cadencia acelerada,
o búscame un destierro,
allá por donde los aires
se quedaron sin alientos,
y las esperanzas van en desprestigio
por la senda de los elefantes terminales...
Hazme revivir, cuéntame de la mella
que te hizo mi verdad profunda,
o enciende las alarmas
del final del incendio…
Cuéntame sin miedo,
yo muero de regeneración
o de cruel y real despropósito…

dijous, 26 de maig de 2016

Mai tot serà sec

Avui he tornat a passejar,
per la vorera del Francolí,
gairebé ja no es veu l’aigua,
sembla un riu d’herbes braves,
com a injectades...
d’una vitalitat malèfica.
Algun cargol viatger,
algun cap de conill jove,
i molts cants d’ocells en zel,
lluint plomatge.
Aviat tot serà sec, sembla,
mai tot serà sec…
mentre algú passegi esperançat.

Luz, más luz...

Por los campos de soledad discreta
asomaron los lirios por las ventanas,
y alguna amapola punteó
por los ondulados campos,
con pretensión de llanura,
verdes arrozales miran al cielo,
mientras una rana croa
y una culebra de agua
vislumbra su desayuno…
El sol se entromete entre las dudosas nubes,
las moreras se pueblan de verdes y orgullos,
la vida sigue y uno pide que no decaiga,
y entiende aquello de que alguien pidiera...
luz, más luz, más luz, más...

Ligero de alforjas

Serán los hados buenos
que me traen los sueños resueltos,
y voy por los días con los desafíos...
más bien conseguidos.
Que tiempos aquellos
en los que lidiaba con los misterios,
estudiando inciertos y mañanas a la carta.
Parece ser que los años
negocian con los duendes sanos
y uno va ligero de alforjas, veo…

dimecres, 25 de maig de 2016

Potser un grapat de marietes

Porten tres barrets de palla i tres gaiatos de fusta ben treballada. Seuen en un banc, davant del jardí vertical. Un porta la veu cantant, els altres amb els ulls sortits, volen irrompre, espasa en mà, però no tinc temps de veure el desenllaç... hi ha moguda, reviuen. Suposo que aquest serà el meu proper pas. Mentre, observo que a una jardinera hi ha molt pugó, potser un grapat de marietes li aniria d’allò més bé, i no caldria posar més insecticides, que sempre són malignes…

Un brindis

Yo no aspiro al laurel,
ni soy un mezquino amante...
de la hazaña consentida,
yo busco, y perdón por lo del yo,
una bendición de ojos en caída libre,
que pueda recoger y llevar
por los senderos de las hayas nobles,
bien regadas y regaladas.
Y si aquí está el laurel y la hazaña,
pues feliz encuentro y un brindis...
con agua de coco y un hermoso beso…

Voy hacia ti

Allá en el margen donde asoman las amapolas
y la moza se sienta a contemplar
cómo se suavizan y amarillean los trigales…
Allá por donde se encuentran los encantos de la libertad
y los silencios circulan como suspiros que se sinceran,
entre los trinos de los pájaros
y el verdor de las hojas naturales del bosque…
Allá donde la aldea alcanza la mejor versión de de su paz…
Hacia allá voy hacia ti... allí están mi día y mi sol, tú.

dimarts, 24 de maig de 2016

Siguiendo tu estela

Y, si se tercia, vagaré por las laderas de las montañas lejanas,
y, en su defecto, remontaré hasta las cumbres,
donde los suspiros aún no se han filtrado...
y no caen sin control hacia el precipicio de los despropósitos.
Voy buscando el acierto y la suerte de un alivio,
voy mirando las flores de las alturas...
porque por allí he de encontrar tu aroma,
voy siguiendo tu estela y casi vivo, que no muero, en este camino,
donde acuden las simpáticas rosas blancas para darme pistas…

Una fiesta a la que llegamos tarde

Me ha gustado escuchar al director de cine Alex de la Iglesia, comentando una película. Me ha sorprendido, porque decía algo así como que llegamos al mundo como aquel invitado a una fiesta, a la que llegas tarde, y tu te tienes que acoplar y, muchas veces, fingir una especie de felicidad que no sientes. Te das cuenta del movimiento de los barcos... en algunos puedes subir, te interesan, a otros no tienes acceso y los dejas pasar, no sé si como la zorra a las uvas, o porque realmente no te placen. El mundo, una fiesta o una película de esas tragicómicas a la que llegamos tarde y a veces lo sentimos y otras no tanto. La vida, un circo, un bosque, una esperanza, una ficción y, como no, un sueño feliz…

Pongamos que hablamos del Barça...

Entre mieles de triunfo, parabienes, risas de conformidad, mejores luces en el sol de cada día, y el mañana, ya casi empuja convencido por tener el camino allanado por un proceder que culminó en éxito total. Qué felicidad cuando la constancia en el esfuerzo y el trabajo bien hecho, y utilizando una metodología de base irrenunciable, da lugar a la gozada del día a día, y a la admiración de todo el mundo racional y amante de la fina estampa del arte. Perdón, pero sigo hablando de mi BARÇA, campeón de la liga y de la copa, con todo honor y merecimiento. Son geniales, han hecho, una vez más, una temporada excelente. Visca el Barça i visca Catalunya! Amén.

dilluns, 23 de maig de 2016

Una pena...

Me siento en la sombra de una terraza de un bar de moda. Miro a la gente top o vip, o diferente, o esnob... en fin, todo aquello de pantalón roto, agujereado con estrategia y apariencia de raído, chicos y chicas con mechones oxigenados, pendientes en nariz y orejas, tatuajes varios, y unas posturas y expresiones in, no sé muy bien si inmaduras o incompletas… Da un poco de pena, desvirtuar así, sin más, la belleza natural de su juventud, que nunca recuperarán…

¿Serás tú?

Todas las flores quieren ser rosas,
todas las rosas quieren ser blancas,
y yo, ya soy un tú, más allá de las rosas
y de los sueños de los pétalos blancos en vuelo.
Todos los barcos me llevan a ti,
y los caminos, después de ir a Roma,
me siguen llevando a ti…
¿Serás tú la meta, la cúspide, el anhelo,
la culminación de todas las delicias,
la calma de todas las tempestades de mi alma?
¿Serás tú, el cuerpo sin delito,
mi total definición, mi realización pura?

Edad de merecer

Me encantan los matrimonios jóvenes, rondando los treinta, y que llevan un hijo en el carrito, y otro de pocos años, correteando entre ellos. Parecen felices, sanos, jóvenes, podrían tener algunos más, y los querrían sin distinción… y uno piensa, ojalá tengan salud y un buen trabajo, para darles una mesa sana, y una escuela que les impregne de libertad y saber. Cuando uno empieza a ajarse, siempre le gustan los brotes tiernos en edad de merecer, lo bueno y mejor de la vida…

diumenge, 22 de maig de 2016

Si tú estás...

Salió el sol y tu no estás,
parece una luna trasnochada,
adormecida...
Es como una borrasca sin principios,
una opacidad, un gris existencial,
nubes, muchas nubes, espesas nubes,
cargadas de mil aguas negras
que serán diáfanas y cristalinas
cuando tú aparezcas, como otro sol,
más sol que el anterior, con más luz,
con más vida y más de todo…
¿Qué importa el sol, y la luna,
y los elementos ...si estás conmigo?

Admiración

Uno, con su edad, se permite alguna licencia, más bien edificante que perversa, y continúa mirando a gusto a las mujeres de buen ver, en particular, y a las mujeres en general, ya que todas tienen su aquel… Lo curioso es que ahora, que ya no vendes ni compras nada, observas los comportamientos, y con ellos se podrían escribir bellos, o no tanto, poemas, con las reacciones de las observadas. Algunas se exhiben bien, otras muestran pudores, pero, en general, les gusta que las miren... Yo simplemente las admiro, sin más.

Un canto a la vida y al amor

Quiero cantar al amor, responder al amor,
al que das y al que recibes.
Quiero loar a la paz, a la estabilidad, a la cordura,
al sosiego, a la vida regalada y que regalas, a la plenitud.
Quiero respirar contigo, compartir espacios, estar,
llenarme de entorno natural ...pero contigo,
formar parte del paisaje y confundirnos como seres vivos,
entre romeros y tomillos en flor, en plena y total libertad,
por las laderas que siempre conducen a las cúspides,
donde habitan los sueños reales...
y las águilas juegan con ellos.

dissabte, 21 de maig de 2016

Plaer i satisfacció

Recordo quan la vida era una juguesca,
i el fet i amagar, era un racó per viure…
tu podies estar darrera de l’arbre més proper,
o mes enllà del barranc,
jo feia creure que no et veia, i tu reies...
amagant el deler de la troballa,
i jo em feia el boig, i així restàvem
fins que, quan eres a l’abast,
et saltava a sobre i et feia presonera
d’una presó amb totes les condicions
que proclamen la teva llibertat…
Recordo el plaer de la recerca,
i la immensa satisfacció de l’abraçada,
sense condicions…

Camí cap a un nou camp

Que diran els déus
si aturem el pas
o creiem que n'hi ha pro
amb el poc que hem avançat.

Ens diran: miserable d'aquell dissortat
que no té la humilitat del constant començar.
Ai d'aquell que no té més demà que l'avui,
que no pren nou alè per anar més enllà.

El vent porta acords,
cal aprendre'n el so;
cada nota fer-ne un pas
del camí cap al nou cant.

Lluís Llach

Onades...

M’agradaria tant
poder mirar el teu cos
esquinçat, nu i lluent,
les aigües del bassal…

M’agradaria tant
acaronar els teus cabells
i eixugar aquesta pell
amb els meus llavis tan secs…

Que envejo cada esquitx
que tu hagis platejat.
Gelós estic del sol
si es que ell t’ha enlluernat.

Que primaveres són
les onades que tu fas,
i jo, l’arbre assedegat
que a la vora està esperant.

Son onades,
secrets d’amor que ara et pertanyen.

M’agradaria tant
acaronar els teus cabells
i eixugar aquesta pell
amb els meus llavis tant secs…

Lluís Llach

divendres, 20 de maig de 2016

Sensibilitat poètica i cultural

Tinc ganes de cultura, de música, de paisatge,
de fotografia natural, de creació, de prosa poètica i poesia,
tota aquella que hi ha en cada manifestació artística.
Tinc ganes de viure la vida i les vides...
que es prenen d’exemple unes amb les altres,
i veure la música de les harmonies que produeix el vent,
al seu pas pel bosc i pels jardins, on viuen les flors,
on s’inspiren les sensibilitats poètiques de la vida bucòlica.

La realidad te pide prudencia

Y si un día te sueltas, y después de unos callos o de unas manitas, con vino tinto por supuesto, del Priorat por descontado, te tomas un carajillo, de Magno claro, y un chupito, de hierbas evidentemente, y luego, sin levantarte de la mesa, escribes un poema, a la vida, a la buena vida, que llaman mala vida, y que tu pones al mundo las dudas razonables… El caso es que te levantas como ágil, andas abrazando farolas y, con suerte, acabas abrazando a la realidad... que siempre te pide prudencia.

Mi única ola

El mundo es como un oleaje,
llegan olas de amor y de amores,
y olas de penas y penurias,
y parece que es como una lotería
que tienes que aceptar
y consumir sin remedio.
Uno quiso pensar siempre
que se recoge lo que siembras,
pero a veces, tras los vientos
no hay calmas y tras las calmas...
tampoco están los orígenes malsanos.
Estamos en el baile y, teóricamente,
hay que bailar, pero yo no lo hago...
si no es contigo, mi ola querida,
mi única, bendecida y generosa ola.

dijous, 19 de maig de 2016

La comarca de La Segarra

Hemos paseado en coche por entre los campos de diferentes tonalidades de verde, como un Delta, pero sin base de agua. Es la comarca de la Segarra, belleza donde descansa la vista, y las amapolas siguen siendo las perfectas novias del campo, aunque por aquí, no están solas, más bien se abrazan por los márgenes, celebrando ver como fructifican los trigales. Hermoso espectáculo de llanuras onduladas y pueblos extraídos de los cuentos de hadas, belleza natural, buena gente. En Cervera hemos visto la que fue la primera universidad catalana, toda una emoción, por el buen gusto de la cultura y el saber, al venir a nacer por estos bellos parajes verdes…

Primer dia de bici

Igual que un indio desenterrando el hacha de guerra, después de una injusticia vejatoria, he desempolvado mi bici. La pobre Impala llevaba más de dos meses, callada y acumulando reproches para el momento. La he puesto guapa, le he rellenado nuevos aires y le he pasado un plumero de fina caricia, y hasta un rociado de aceites que tanto le gustan. Hemos hecho unos 30 km, que para ser el primer día, no está nada mal. Estoy como bien, tocaba, lo hice, y ahora a seguir, sin prisa, sin pausa, pasa la vida…

Siempre contigo

Como me gustaría dibujarte...
un sendero con lluvias de pétalos,
que una luna de invento y de magia,
colorea de fuegos.
Como me gustaría pasear contigo
por las calles de la noche,
por los surcos de los sueños,
por entre el maizal que saca al viento
sus banderas de triunfo total.
Y de la mano, volar por las montañas
con ríos y cascadas,
campos de libertad verde,
y sueños infinitos...
coleccionando horizontes.

dimecres, 18 de maig de 2016

¿Viejos o niños?

Son cuatro, de más de setenta años, dos con bastón, en los extremos, y otros dos con periódico en mano. Uno pontifica, habla y declama, casi parece italiano, y uno con bastón, le contradice, en un posible de amenaza… los otros se paran, y yo me río, parecen los críos de mi patio de escuela, y los bastones me recuerdan los caballos, las cañas que hacían de cuadrúpedos, y las discusiones de brazos en alto, los juegos de niños en disputa, tras un penalti no señalado… ¿Son de más de setenta, o de menos de diez? Niños hombres, o hombres niños, volviendo a los orígenes…

Sin ti, muero...

Recuerdo mis noches sin poder dormir,
mis despiertos constantes...
en los oscuros de las noches eternas.
Recuerdo los tiempos donde se impone,
sin ningún miramiento, la totalidad,
o tú o nada, o tú o nadie,
porque nada hay detrás de la montaña,
y ésta es tan alta, tan escarpada,
tan inaccesible que te malvives...
en la desesperación y en el desconsuelo.
Recuerdo las noches en blanco,
con sueño sin sueños y angustia...
de ver los abismos del miedo sin calma.
Sin ti, nada, ni nadie,
sin ti, la vida pierde sentido,
sin ti... muero.

El Barça campeón, con todos los hornores...

Por juego, por calidad, por fútbol, por arte, por magia, por entrega, por esfuerzo, por corazón, por sentimiento, por la afición que nunca decae, por concepto, por definición, por la Masía, por el inventor de todo esto, ahora ya en el cielo, por Messi, el mejor de la historia, por Suárez, un invento a su medida, por Iniesta, un corazón moldeado de esencias poéticas, por Neymar, una samba que enriquece, aún más, tanta perfección, por Piqué, puro sentimiento, que nos hace reafirmar a todos los culés, en nuestras infranqueables e inamovibles creencias, por Busquets, que es la inteligencia hecha orden, por Mascherano, que se parte el alma en cada acción, como un Pujol cualquiera, por Alves y Alba, que corren las bandas como gacelas, que defienden y atacan como los ángeles, por los porteros, que han estado impecables toda la temporada, por Rakitic, que ha sabido integrarse y participar con todo acierto en esa máquina, donde no todos tendrían acceso, mención especial para Luís Enrique, luz de luces, pese a que a algunos les duela, pero nadie le regaló nada y ha sabido lidiar en esta difícil plaza, con gran maestría... gracias maestro, eres grande, y finalmente, por todos los que han participado menos, pero cuando se les ha necesitado han estado preparados y a punto. Ganar la Liga ha sido una lluvia de felicidad, un triunfo del buen fútbol, una explosión de justicia, un cerrar de bocas que se creen tener una superioridad oficial, que evidentemente es incierta. ¡Visca el Barça! y ¡Visca Catalunya! Gracias por hacerme inmensamente feliz, deportivamente, claro. El domingo más, veremos…

dimarts, 17 de maig de 2016

Nosotros

Saldremos de excursión con el sol, lentamente,
como los caracoles tras la lluvia de abril…
Iremos de la mano por los corazones de los pueblos,
y el coche nos acercará por los rincones
que la naturaleza esconde y los enamorados fieles
siempre encuentran y se regocijan…
Saldremos a gusto, con gusto, y a regusto,
de una afinidad que nos lleva por los misterios,
sin misterio, por las luces de los aparentes opacos,
que nos acompañan felices y discretos,
flirteando por nuestro más logrado y sano amor.

Mi piano

Y en mi piano, una estrella en cada tecla,
y una explosión de luces de colores 
para cada nota musical.
En mi piano, de bella cola y afinados perfectos,
los allegros suenan plañidos 
como un asonante gemido de lamentos,
todo producto de voces de alma 
al compás de los tambores...
que marcan los latidos del corazón.
Mi piano, íntimo amigo de mis discretos
 y más profundos sentimientos,
a veces desafina, bellamente sincero 
y con verdades realmente letales.

De conductas y juicios

Si es cierto que existen los cielos y las tierras, que parece que sí, y que hay un supuesto justiciero que en algún momento, aquí o allá, te hace hacer las paces con la verdad… a mi me allanó el camino, sabiendo qué hacer cada mañana y así llegar a los juicios con algunos deberes bien hechos, y otros, pues… humanos somos, ya saben, errar es humano, pero el perdonar es divino, dicen…

dilluns, 16 de maig de 2016

Mis padres

Cuando llegaba el mes de mayo, mi padre solía recitarme un poema, del que sólo recuerdo el principio y el final, empezaba así: “Las brisas suaves de un mayo florido…” y terminaba con “No, pues de otro modo lo hagáis hijos míos, si un día os tentara la murmuración”. Mi padre, pura ternura, alma de poeta, bondad al abasto, persona cercana, familiar, entregada. En el mes de mayo, se celebra el día de la madre, pero yo los recuerdo siempre juntos, los celebro juntos, padre y madre, mis padres, los míos, que me dieron y enseñaron todo.

Ir de pueblos

Hay un puente de tres días y jugaremos a ir a ninguna parte.
Sólo miraremos los pueblos que se vean, allá a lo lejos,
y buscaremos los caminos y, en llegando...
iremos a la parte antigua y hablaremos con la señora nativa,
y le preguntaremos por los rincones agraciados,
por la científica que cocina las viandas naturales del lugar,
y después repartiremos sonrisas y agradecimientos,
y nos enteraremos del nombre del pueblo,
y buscaremos otro, para disfrutarlo otro día y, después, más…

Joven juventud

Encuentro de pies,
debajo de la mesa,
y eso me da pie...
a repetir juego,
pero ahora intencionado.
Tu levantas la vista,
y dibujas...
un conato de sonrisa,
y yo me sonrojo fulminado,
como de un directo del alma,
en lugar de un contacto de pie.
Tiempos de miradas y roces,
joven juventud…

diumenge, 15 de maig de 2016

Quedarse sin suelo

Y en los deshielos del verano, a los oseznos y a sus papás, se les acaba el firme deslizante, y las aguas aumentan y se endulzan, y los pobres animales tienen que ir a buscarse la vida a otra parte. Esta es una realidad válida para todos aquellos que se quedan sin suelo, porque lo han malbaratado todo, derrochado, despilfarrado, y ahora vuelan, sin tener donde caerse vivos, buscando nuevos espacios para seguir con su destrucción habitual. De nada culpo a los oseznos ni a sus padres, sólo fueron una ocurrencia poco acertada, sin mucho que ver con lo que pretendo decir del desequilibrio humano…