divendres, 17 de novembre de 2017

No me los creo

Solía admirar a la gente que está segura de sí misma, la que no duda, la que siempre pontifica y alecciona, y certifica, y proclama convencida. Solía pensar, con la suerte que tienen de ser así, y hasta parecen felices como si hubiesen alcanzado la verdad absoluta. Uno, en cambio, duda de sus dudas, cuestiona y se cuestiona, intenta comprender y razonar y buscar los porqués y, cuando llega a la raíz de los que siempre están seguros, aún duda más, no les cree y, por supuesto, de admiración nada de nada. Siempre hay alguna duda razonable y de verdades absolutas las justas, y te venden tantas...

Nuestro camino

Me gusta pasear...
por las calles vacías de mi infancia,
recordar sus luces escasas,
donde tomaba especial magnitud,
la aparición de la luna,
que me parecía siempre llena,
o al menos muy generosa.
Ahora están más llenas,
pero sus luces...
no tienen aquel resplandor,
ni sus paseos tienen el aliciente
de aquella primera juventud,
donde todo se magnificaba
ante la presencia de unos ojos
que sonreían con naturalidad.
Aquel camino que llevaba a la era,
era tu camino, el nuestro,
y hoy lo recorto contigo,
vamos más lentos,
pero vamos… los dos.

Volver en sí

Recuerdo, alguna vez, no muchas, haber andado de listillo por la vida, haciendo aquello que nadie esperaba que iba a hacer, o llevaba la contraria por sistema, incluso y sobretodo, cuando tenía claro que no tenía razón. Eran aquellos tiempos en los que crees que el álgebra te va a resolver todos los problemas, y tú te crees en una adolescencia de nivel muy superior al resto de los humanos. Menos mal que duró poco y, al tocar suelo y entorno, volví en sí, o en mi…
 

dijous, 16 de novembre de 2017

Se fue sin irse

Llegó el invierno,
dando prisa al otoño,
y se fue, como el sol,
como aquel rosal
que quedó desierto,
y se le secan...
hasta los pinchos.
Se fue y vinieron los fríos,
y las noches sin luna,
y las tardes...
sin esperanza de amanecer.
Se fue y llegaron las nieves,
que invitaban a la reflexión
y al recuerdo…
Se fue, sin irse del todo,
y en cada nostalgia...
hay una fiesta.

Calor y color

Tú eres calor y color,
el calor agradable...
de tu compañía y comprensión,
que desprende paz y luz,
y es el contacto, la palabra,
el aprecio, la afinidad.
Tú eres también color,
como aquella claridad...
que permite ver los objetos,
o como aquellas gafas
que te permiten distinguir el arco iris,
o como aquel aliento permanente
que te lleva a las verdes esperanzas,
a los azules cielo...
y a los más maduros amarillos del amor.

Sueño de poeta

Imparable el poeta vaga por los misterios,
cabalga por las noches oscuras del alma.
Vuela y se para en pleno vuelo, cual colibrí,
para libar la belleza de los entornos elegidos.
Cada poeta es incansable en sus sueños...
y los embellece, o los dramatiza, o los humaniza,
y mientras los sueña, los vive y los mejora.
Cuando pienso en ti, pienso que eres...
el sueño ideal de los poetas que se precien.

dimecres, 15 de novembre de 2017

Unos "Dyangos"

Estoy escuchando canciones de Dyango, ya saben... aquel cantante que canta con el alma a través del corazón. Dice cosas tan bellas como que la luna entra por la ventana, o como que sin ella, no volverá a sonreír el amanecer. A veces, cuando estoy solo en casa me regaló unos “Dyangos” y me emociono con sus versos románticos, tan bien interpretados… Es mi secreto, pero ni se lo cuenten a nadie, que todo se sabe…

Hueles a ti

Hueles a sal de mar,
a fragancias naturales...
de un bosque en primavera,
hueles a primera sensación,
a noticia de estreno,
a flor que reina en su reino,
sin maceta ni abonos...
que distorsionen su naturalidad.
Hueles a hierbas a la sal,
que crecen en las dunas
que juegan a esconder el mar.
Hueles a café y a buenos días,
y a limpia y sana juventud,
hueles a ti y a rosa blanca…

Unos ojos que sonríen

Una paz mental,
un estado de ánimo,
un delirio de paseo,
una ansiedad de fiesta,
un rayo de luz...
de excursión por la noche,
una luna llena...
que regala más día al amor,
un mar en reposo invernal,
un olor de bosque,
unos ojos que sonríen,
que son el motivo...
de una paz mental,
un estado de ánimo,
un delirio de paseo, una…

dimarts, 14 de novembre de 2017

El despertar de un mal sueño

Voy en coche caro, llueve,
soy rico, me llevan,
despacio, como me gusta.
Observo carreras y paraguas,
de los que cubren
y de los que cobijan a dos.
Soy rico y tengo una rica,
vamos en coche de ricos,
lentamente,
para que nos vean.
Qué sueño más tonto,
impensable ¿verdad?
Despierto, sigo siendo rico,
soy un amor...
que cobija un paraguas,
amo la lluvia y el abrazo,
y la vida…
Soy rico en amor, en lluvia,
en río y sol, en amanecer,
en sonrisa con café, soy rico,
existo y amo y soy amado...

La miel

Los niñatos acuden como moscas al panal de la miel, a muchos se les indigesta, incluso sin probarla, y es que la miel es especial, no es comestible para todos, no es asequible para algunos, no está al abasto de cualquier hambriento lujurioso. Amigos, la miel, el panal, es como una tentación, el dulce atractivo lascivo, a mano de los elegidos por las diosas expertas, sabías…

Comer

Soy de los que disfruta comiendo… y me encanta que el pan, el vino y el café, estén a la altura de la comida que, por lo general, es sana variada y natural. Dicen que hay que comer para vivir, pero no vivir para comer, aunque alguna vez puedes alternar y es un gran placer. Suelo pasarlo muy bien comiendo, incluso ahora, que ya debo ir de plancha y verduras, y evitando azúcares y sales…

dilluns, 13 de novembre de 2017

Me gustan los ríos

Me gusta andar por los ríos...
que apenas te cubren los pies,
y son de aguas limpias y corrientes,
y se ven las piedrecitas
como cantos rodados acorazonadas.
Me gustan los ríos que se anuncian
con suaves chapoteos,
en pequeños desniveles,
aguas que siguen su camino
para dar vida...
en sus mágicos recorridos
por la naturaleza.
Me gustan los ríos, todos, en general,
me suenan a dadores de vida
y a fuentes de espectacular belleza
...viva y noble.

Un suspiro perdido

En las sombras del bosque,
por los oscuros sin luna de la noche,
asoma un suspiro con luz,
un sonido casi gutural, plañidero,
que se perdió por la arboleda,
después de un desprecio
al que dio lugar un malentendido.
No lo entendía, no se sobreponía,
él era sincero, discreto, sano,
y llegaba como falso, como superfluo,
como marioneta…
Cuántas veces nos malinterpretan
y acabamos siendo un suspiro perdido...
en la arboleda, vagando sin calor.

Entré en tu vida

Pasé por tu calle,
busqué tu puerta,
sentí tu aroma,
y me perdí en tu sombra,
esperando un amanecer
que te proclame,
y te descubra,
y salgas de lo oscuro
y te muestres tal cual,
como la luna en la noche,
como una sonrisa
...en un misterio,
como una lágrima
...en un olvido.
Pasé por tu vida,
vi la puerta abierta
...y entré.

diumenge, 12 de novembre de 2017

El hogar toma sentido

Te espero, no estás, aunque siempre estás,
oigo puertas que se abren en mi mente,
oigo la puerta que se abre en nuestro hogar,
ya estamos todos, tú y yo, completo,
bueno el Pere y el resto de la familia,
y los ausentes que nunca se fueron, ni se irán.
En el piso tú y yo, y en la mente la familia,
presente siempre, hermoso recuerdo.
Llegó la niña, se llenan los vacíos
...y el hogar toma sentido.

Expectación

La primera sensación, aquel abrir de ojos,
aquel salto inesperado del corazón,
aquella fuente que mana natural e incontrolada,
aquel impacto que te deja... como en alerta,
como pensativo, como espontáneo,
incluso, más bien que prevenido.
Es como una expectación...
para ver las reacciones al flechazo
que le dio de lleno y en la frente,
y le invadió el corazón de mariposas…

Penoso panorama

Se puede ser caballero y señor en la supuesta victoria llena de grandes interrogantes razonables. Lo que es mezquino y miserable es ser un perpetuo esclavo del odio, buscar la foto del más escarnante absolutismo y pretender ser patriota a lo Rambo. Observando todos los comportamientos, tomas consciencia de las miserias humanas, cada vez más miserables y sin remedio a corto plazo. La verdad es muda, la mentira trilingüe, como en los viejos tiempos en los que nos hemos instalado ¿verdad?

dissabte, 11 de novembre de 2017

Por ella

Por ella bebo los vientos y los vinos,
y me subo a las paredes,
y cabalgo con corceles blancos
por todas las nubes por inventarte.
Por ella escucho los susurros
que me lanza la calandria,
como aliento de mi alma, y vivo...
pendiente de un suspiro sin sospecha,
que me llegue a través de una brisa de mayo,
entre aromas de rosas...
que ya han conseguido ser blancas.

Sonríe con los ojos

Sonríe con los ojos...
y en su color de manzana de la sierra,
destacan sus hoyuelos,
como destino de un oportuno beso.
Melena ensortijada y al viento,
esconde partes de belleza
que luego descubre y proclama.
Es morena, de rizo negro y de risa suave,
como proyectando su sonrisa al infinito,
ya ven... lanza sus ojos, o su luz, o su miel.
Sonríe con los ojos, pura delicia...

En el bosque

Un nenúfar con rana,
una fuente que mana,
un colibrí que liba,
un gorrión que canta...
y corteja a su amada
que se siente halagada.
Y allá el banco de piedra,
como una invitación
...al descanso,
entre aromas de romero,
contemplando...
las excelencias naturales
de un bosque aún libre.
Un pino con ardillas,
un suspiro que se evapora
desde el banco de piedra,
se proclama un gran amor...

divendres, 10 de novembre de 2017

Tu sonrisa

Tu sonrisa está hoy sublime, de puro sol, de luna llena,
de rayo que ilumina el cielo sin bajar para hacer daño.
Es como aquella flor que acaba de explotar con todo su esplendor,
y el jardín tiembla de emoción, y el aroma...
se desparrama en esencias vitales de existencia.
Tu sonrisa es de un perenne que alecciona,
de una dulzura que para sí quisieran las frutas,
y de un encanto que me tiene encantado todo el corazón...

Otoño veraniego

Como cada año por este tiempo, me quedo boquiabierto mirando las hojas que llueven de los plataneros… cojo una con la mano y observo su perfección, su trazo y simetría, su color que va olvidando verdes y tiene espacios que recuerdan al cuero. Unas hojas secas, incluso alguna flor que se resiste para dar constancia del verano, unos amarillos que vuelven, unas otoñales que pasean su gracia perpetua, e incluso algún invierno, que se cree otoño veraniego…

Dejando que fluya...


He escuchado una canción de Lluís Llach que cuenta cuánto y cómo quería a su amada, y me emociona un poco... porque dice que lo hacía con una cierta timidez y quizá también sin saber mucho de eso de amar. Grande Llach, me recuerda a mi reacción a aquella primera mirada de la que les hablé hace poco. Amar con una cierta timidez, quizá sin saber mucho, pero dejando que fluya al natural…

dijous, 9 de novembre de 2017

Realidad suprema

Un día y otro, y otro también…
¿Te imaginas viviendo conmigo?
Yo sueño que es cierto, y te veo,
y me extasío, y conmuevo,
y me muevo en delirios...
con luces y estrellas.
Y así un día, y otro, y otro más,
hasta que mi anhelo vive...
una realidad suprema.
No, no eres un invento,
aunque... si no existieras,
valdría la pena soñarlo.

Soñar que ya no sueñas

Tomarte un café,
comer chocolate,
oler mi bosque,
hablar contigo,
hacer la siesta,
degustar angulas,
ir a ver el mar,
ver amanecer,
pasear al sol
...del otoño,
muy despacio,
sin prisa,
con pausa,
ver las gaviotas
que esperan
...las barcas,
soñar...
que ya no sueñas,
ahora ya vives
…vivo.

Una lágrima que llora bonito

Y en la estación, un tren que llega, y una despedida, la niña se va, con poco beso, ningún abrazo, prisa, mucha prisa, el chico desaparece, y el tren aún no se ha ido... ella no mira por la ventana, él ya no está. Siempre me gusta pasear por la estación, observo cosas, o las invento, pero hay variedad de emociones sueltas, abrazos encontrados, besos sinceros, y alguna lágrima de esas que lloran muy bonito...

dimecres, 8 de novembre de 2017

Dinero, dinero y dinero

Decía el pobre hombre que en la vida había tres cosas: dinero, dinero y dinero… Murió entre excesos y licores, aunque era un excelente profesional, muy ilustre y familiarizado con las dolencias de sus pacientes. Mirando el panorama político actual, e ignorando alguna manifestación etílica de pseudo patriotismo, la cosa se reduce a eso, al dinero, al que se va y no vuelve y se utiliza para que la corrupción campe a sus anchas y gobierne sin rubor. Por favor, no se crean las comedias… En Europa no entienden más allá del dinero, y en este aspecto, algunos son muy europeos, yo... cada vez menos.

Hacer reales los sueños

No, no la quiero atada a mi pie,
ni pendiente de mis idas y venidas,
la quiero libre y lúcida,
con capacidad de razonar y comprender,
hablar y escuchar a mi nivel o desnivel.
No, no me veo posesivo, dominante,
ni rey de ninguna propiedad,
más bien soy buen compañero,
para hablar y decidir, compartir,
y hacer reales los sueños a dos…

Aquella primera mirada

Recuerdo la primera vez que me miraste,
con una especial timidez,
antepuesta a un conato de sonrisa.
Vi la prudencia vestida de niña,
la penumbra escondiendo mucho sol,
un fino rocío con posibilidades de ser...
hermosas gotas del mejor manantial de las luces.
Recuerdo el capullo de la rosa blanca,
imaginando siempre sus enormes posibilidades.
Recuerdo aquella primera mirada,
va conmigo, es mi mejor tesoro…

dimarts, 7 de novembre de 2017

Solos y sin peligro

Una terraza lejana como los tambores,
de esas que dan al mar
como por casualidad.
Música de máquina y un viento
que hace que las olas...
del enfurecido y bravío mar azul,
salpiquen las ventanas.
Un café y tú, en el otro lado de la mesa,
y el móvil en casa, olvidado…
Sólo tú y yo, frente a frente,
solos, pero sin peligro.
Tú, yo, y un café... ¿hay quien dé más?
Imposible, ¿verdad?

Ofrecerte la luna

Uno ya no está en disposición...
como para tirar cohetes de cosecha propia,
pero sí para mostrarte todos los paraísos encontrados
que se le escaparon al señor Milton.
Y puedo inventarte jardines en los bosques y parques naturales,
y enseñarte la flor de gran belleza, en un acantilado inaccesible.
Puedo llevarte entre la arboleda de media montaña,
para mostrarte que el cielo no está tan lejos,
que es la fuente que te baña y hace que luzcas sus azules.
Uno aún puede ofrecerte otra versión de la luna…

Naturaleza y poesía

Pienso en ti y en el río, tú hueles a fragancias frescas,
y el río a poco sedimento y a sal por su proximidad al mar.
Sueño en mi rincón de montaña,
ventana al mundo natural que me apasiona.
Pienso en ti, y en el río, y en el mar,
pienso en ti desde el bosque...
desde el desagüe que se refresca en los chopos,
y es hogar de todas las criaturas que ya cumplieron su destino.
Siempre pienso en ti, tú eres naturaleza y poesía…

dilluns, 6 de novembre de 2017

Recuperar la magia

Tus ojos emanan luz y dulzura
y tu sonrisa completa el espectáculo.
No, no hace falta marco, ni entorno,
no es necesario un bosque de pinos
con ardillas voladoras y juguetonas,
tampoco un jardín de rosas blancas
repleto de hambrientas mariquitas.
No, no hace falta que el sol haga arco iris,
atravesando los chorros de la fuente.
Verte, solo verte, dando un garbeo,
saludando los respetos del respetable,
es suficiente para que la vida...
recupere toda su genial magia.

Tu recuerdo

Siempre me recuerdas a la primavera,
a las raíces de la arboleda, a las hojas verdes...
donde viven los buenos oxígenos.
Me recuerdas a la luz...
a las flores primerizas que se fueron de ronda,
con un rayo de sol del verano.
Te presencio cada vez que veo un vuelo de gorriones
adornando los azahares con su trino dulce y agudo
y con su aspecto de destellos de arco iris.
Te gozo en las noches...
donde reinas y amenizas mis sueños.

No todo el mundo está en casa

Ronca la tempestad,
el día se oscurece,
se prepara para diluviar,
no sé si malicias contenidas
para hacer destrozos,
o más bien aguas
que son vida para todos.
Apenas son las cinco
y se proclama la noche,
se escuchan truenos entrecortados,
parece que el cielo se enfurece.
Por suerte estamos en casa,
ojalá todo el mundo estuviese en casa,
en la paz de su buen hogar…

diumenge, 5 de novembre de 2017

Dicen del amor...

Dicen, decía alguien, que el amor mueve el sol y las estrellas.
Dicen que el amor es ciego, aunque cuando se presenta...
despierta las mejores visiones del alma.
Dicen del amor que es una sinrazón y, a la vez, la mejor razón.
Dicen que el amor funciona a base de flechazos
que lanza el no muy cuerdo y juguetón amigo Cupido,
para unos genial, para otros fatal.
De todo hay en la viña...

Mis placeres

Me gusta la lluvia, que no el viento, pero si la brisa suave,
mientras caen las hojas de los jardines del cielo.
Me encanta la nieve... deja los árboles como los cerezos floridos,
y parece que cae paz y armonía.
Me place el sol, que con cierta timidez acaricia la ventana,
te da en la cara y te arranca la primera sonrisa angelical.
Cómo disfruto viendo cómo se apaga el día,
y lo hace en rojos, por entre las nubes grises,
más allá de las montañas más altas el sol hace un guiño, 
un adiós…

Notas musicales

No, no soy mucho de buscar versos,
a los que se les desnaturaliza
para encajarlos en una rima.
Más bien me gusta contar...
las excelencias de los resplandores,
describir la verdad aumentada,
para proclamar todas sus delicias.
Me gustaría ser un buscador de palabras,
que certifiquen lo más recóndito de la belleza.
Me fascina ver la poesía...
en la prosa, en la descripción.
Me encanta ver cómo las palabras
actúan de notas musicales,
o como destellos de luces...
esparcidas por los mismos cielos.

dissabte, 4 de novembre de 2017

Un saxo ameniza

La luna llena se baña en un mar plácido,
se exhibe la luna, y el mar no hace ni un rizo, espejo puro…
Los románticos miramos exhaustos,
desde una terraza estratégica y próxima…
Cenamos ligero, un pescadito a la sal y un vino del Penedés,
un saxo, esta vez cercano, ameniza,
una guitarra acompaña, y la luna gozando en el mar...

Niña con perro

Está bello el césped que acompaña al río Francolí antes de abrazar al mar. Una niña con perro blanco completa el paisaje… El perrito lleva un pequeño cascabel, y se vuelve loco de libertad, con su amiga que juega y salta con él, en perfecto pareado de contentos. La estampa es muy bella, en el césped, cerca del río, con el mar cerca y las gaviotas volando altas, anunciando mal tiempo…

Las almas siempre vuelan


A vuelos de un suspiro...
me acerqué a las lágrimas de una flor,
y el suspiro dejó de volar,
y la flor anheló otro amanecer,
sin escarchas ni hielos.
Cuántas veces las almas heridas,
acuden a ver como lloran las flores,
cuántas veces lloran sobre lloros...
en el reino de las melancolías.
Las almas siempre vuelan
a través de sus mariposas,
las más tiernas, las más sinceras,
las que también lloran de felicidad.

divendres, 3 de novembre de 2017

Fer les paus...

- M’ha pegat una puntada de peu, sense pilota, i m’ha dit fill de… i lo que segueix.
- Molt bé, ves a la font, beu aigua, renta’t la cara, respira i després vens i en parlem.
- I tu què has fet per a què et doni una puntada i, a més, t’insulti?
- Jo sempre entro fort i també li he ensenyat el dit del mig…

Aquesta era una de de les situacions en les que em solia trobar a l'hora del pati. Recordo que ens n’anàvem al racó de pensar a fer les paus per poder seguir jugant ràpidament.
 

A lo mejor nace un beso

Si quieres, te quiero,
y te llevo de paseo por el río,
en mi barca de remos,
y nos acercamos a las cañas
para ver los preciosos ánades.
Si quieres, ya lo sabes, te quiero,
y suelto los remos a merced de la brisa,
y las aguas nos mecen,
y a lo mejor nace un beso, en el río,
y en nuestras almas vuelan mariposas…

Los aromas se ennoblecen

Vaya con los aromas,
se presentan raudos y a la carrera.
Uno pasea con la nostalgia,
por las tardes eternas de otoño,
y de repente huele a rosa, blanca,
fragancia fresca de melena rubia y joven.
Y en un tiempo hueles a jazmín,
flor con la que viene disfrazada...
la prudencia y la cordura de los saberes.
Después ya hueles a violeta,
la nostalgia llegó a su destino,
los aromas, todos, se ennoblecen…

dijous, 2 de novembre de 2017

Darse

Descansar después del descanso,
dormir después de la noche y de la siesta,
beber sin tener sed,
bailar sin que las piernas te pidan salsa,
cantar para desentonar...
incluso en el coro de los desacordes.
- ¿Dónde vas amigo?
- Donde las aguas me lleven,
y seré descanso y sueño,
agua y salsa y melodía…
Suena bien que, en un momento dado,
puedas ser útil y necesario,
pero nunca dejes de dar un toque a tu identidad.
Para darse, primero hay que estar íntegro,
auténtico, si no... no vales nada.

Un vuelo contigo

En mi colección de vuelos imposibles,
sacados del tratado de la desesperación,
tengo uno, mágico y muy excéntrico,
que consiste en viajar hacia ninguna parte,
por la luz de un rayo en una noche de tormentas interminables,
allí preguntaría por los tremendos ruidos del trueno,
si total... solo avisan de que ya pasó el peligro.
En mi colección de vuelos imposibles,
tengo uno contigo, contigo es posible lo imposible,
y la luz se queda sin trueno…

Me hablan de ti...

Los silencios me hablan de ti,
y la sombra de la encina,
y el aroma del romero,
y el paseo por el bosque...
escoltados por la luna,
y las hojas en vuelo
como lluvias de otoño,
como besos de siempre.
La fuente me da recuerdos tuyos,
y el río, con sus cantos rodados,
todos ya en forma de corazones,
algunos maltrechos,
otros en pleno esplendor,
como la vida misma…
Me siento en un banco de piedra,
y el trino de un hermoso alado,
me habla de ti, la brisa aplaude…

dimecres, 1 de novembre de 2017

Pescadores

Me gustan los pescadores, tienen el aliciente de lo improbable, toda la paz, el sosiego y la paciencia del mundo. Algunos pescadores fuman, van en busca de enderezar o, si ya van rectos, mantener sus formalidades de buena vida. Los hay que vuelven a soltar lo pescado, con una felicidad, como aquel que les devuelve la vida. Pescadores, lejos del mundanal ruido, cerca de la paz y la meditación, allá en la calma de los ríos y los mares amigos…

Bonito espectáculo

La luna se pasea entre las nubes,
y les da un brillo luminoso a los grises.
El espectáculo viene acompañado...
de una cierta bajada de las temperaturas.
La noche hace amagos de invierno,
y te invita a una terraza con estufa,
o en su defecto, a la paz de un hogar
que acoge en plácidas delicias.
La luna se pasea entre las nubes,
se impone mirar el cielo y gozar…