divendres, 30 de setembre de 2016

Soy un niño, niña...

Uno ya estaba de vuelta de los atardeceres rojos,
de la vida regalada sin regalo,
de los amaneceres a salto de mata, sin diana ni destino.
Uno pululaba pastando por las praderas de los ofrecimientos gratuitos,
cuando, de repente, como si se abriese el cielo,
en un tren de cercanías, unos ojos proclaman silencios a voces,
y se borra todo... y una luz te muestra el camino,
y empieza la vida, soy un niño, niña…

Los sueños de uno

Uno ya no sueña en que cae al pozo,
ni en que le persiguen y no puede avanzar,
tampoco en que, por fin, pudo cocer sus verduras de juventud.
Ahora sueño con la masía entre chopos y arrozales,
cerca de los patos y los flamencos,
y de las lagunas donde se mezclan las aguas dulces y saladas,
y el pescado tiene un extraordinario sabor especial.
Uno, ya sólo sueña en la descansada vida,
aquella que huye del mundanal ruido de la urbe,
y se va al Delta, al Delta del Ebro… 
no confundir nunca, por favor.

El proceder honesto

Las miserias humanas, los orgullos,
las vanidades, el creerse mejor,
el estatus, el derecho,
el supuesto a la supuesta superioridad,
la sumisión social, económica,
el callar, el que no calla,
uno otorga, otro sigue otorgando,
sin querer, la vida...
con sus dudosas interpretaciones
y, entre ellas, el proceder honesto.

dijous, 29 de setembre de 2016

Volvía a renacer

El viejo maestro rural se desplazaba en bicicleta para dar sus clases. Tenía varios hijos y trabajaba muchas horas para atender sus necesidades... su horario habitual en la escuela pública, las llamadas permanencias y clases particulares, y hasta llevaba la contabilidad de alguna empresa importante. Recuerdo su presencia siempre impecable, su sonrisa, su educación exquisita, quizá una mueca de cansancio, pero al llegar a casa volvía a nacer, revivía y regaba su alma de paz...

Volar, andar, vivir, soñar...

Yo vuelo entre los amaneceres,
y sesteo por las nubes de algodón
que te abrazan y acarician.
Uno se columpia instalado en las abundancias
de los beneplácitos y de las bendiciones...
y se recrea en el cabalgar de las valquirias,
en el trote de los corceles blancos
que acarician las arenas plateadas
de los cielos en la tierra.
Volar, andar, vivir...
la vida vive y sueña, sueña y vive.

Su majestad no cojea, escoge

Cuando a la lujuria...
se le funden los plomos,
a mi se me encienden las velas
que dejan ver la naturalidad
del despertar de los instintos.
Pronto, hoy, ayer...
una rosa florece,
un jardín se magnifica,
un campo se llena de belleza,
y las amapolas ya no están solas,
y entre el clavel y rosa...
su majestad ya no cojea,
sólo escoge, dicen, cuentan…

dimecres, 28 de setembre de 2016

Pese al acoso del amor

Me gustaría envolvente
en abrazo transparente,
destruir las distancias
del decoro mal interpretado,
apartar los perjuicios,
hablar cerca de la oreja,
musitando latidos directos del alma.
Me gustaría, pese a todo,
verte respirar a tu aire y expresión,
pese al acoso que el amor
hace más allá de la razón,
más allá del más acá…

Disfrutar la soledad

He paseado solo por la playa, todo un placer...
Voy descalzo, con las manos en los bolsillos,
y, si fumase, posiblemente haría un cigarrillo rubio,
pero eso ya pasó a la historia, y las ideas...
dejaron de escaparse por los círculos del humo,
tampoco llevo música de auriculares en la oreja,
sólo las olas del mar se pasean por las cuerdas de la brisa,
y la melodía es un éxtasis de paz…
Volveré, el mar tiene mucho que contarme del verano,
y yo mucha soledad que disfrutar a su lado…

Gran Raimon

Estic escoltant una cançó d’en Raimon... diu que, de vegades, la pau no és més que por o una buida paraula para no dir res. Crec que ho retrata perfecte... de vegades la pau no és més que un silenci de la repressió, o la conformitat que el poder ha comprat a canvi de silenci per subsistir. De vegades la pau no és més que por... trist, però es així, sol passar massa sovint, penosament…

dimarts, 27 de setembre de 2016

Allá te espero

Y en la cumbre, allá donde pernoctan las borrascas,
para irrumpir en los airados delirios de las mentes idas,
para encontrarse con los suspiros fehacientes del alma…
Allá donde las nubes rellenan sus depósitos de aguas de cordura,
y el viento se abrisa sin prisa para delicia de los aconteceres...
Allá en la afinidad de los designios... te espero,
muy abierto de alma y brazos.

Poner paz a la música

Le pondré música a los lirios,
y serán campanas de música,
que suenan en los amaneceres contigo.
Con tu luz y tu melodía,
el día es una pantalla
de un juego maravilloso,
colección de escenas,
donde todos los actos
tienen efectos especiales,
y la vida transcurre
con la naturalidad de la magia
que tiene la convivencia pacífica.
Le pondré música a los lirios...
...y paz a la música.

Me he sentido muy bien

Alucino... si nuestros mayores levantaran la cabeza, seguro que volverían para quedarse. Sentado en un banco, al aire libre, a la sombra de un árbol, oigo que mi móvil se desgañita.. por un lado habla Teresa desde su colegio, por otro mi familia desde Deltebre, y al mismo tiempo con mi hijo que está en Hue (Vietnam), todo por WhastsApp… y la verdad es que me he sentido como bien, con toda esta gente que tanto quiero. Alucino y cuesta imaginarlo hace tan solo unos años…

dilluns, 26 de setembre de 2016

Beban su aroma

Siempre cuento que la tierna juventud
es rosa blanca, clavel rojo,
azahar que huele a principio de jazmín,
pero nada de nada, monada…
Es flor en esencia, sin más decoro
que su lozana naturalidad al desnudo.
Rosas blancas, claveles rojos,
y no me pinten las flores,
ni me las engalanen con nada,
no me las pongan en jarrones,
ni en las mesas, no las corten,
vayan a verlas al jardín,
mejor al campo... y beban su aroma.

Preparo tu venida

Cuando las olas hayan limpiado el mar
de todas las imprudencias navegantes,
reposarán tranquilas sobre las plateadas arenas
de una playa en invento,
para que te presencies en jaca voladora
por las cercanías de mi alma.
Yo preparo tu venida, y me nutro...
y forjo y acicalo los ambientes,
y hago cantar a las sirenas,
y escribir a las musas...
palabras de amor en canto puro.
Llegarás como un vivo reflejo del sol
y un baile de pureza entrará...
en suave trance de gloriosa afinidad total.

De lejos

Alguna vez la vi de lejos,
no se hacía mirar, no,
no la seguían mis ojos,
que solían escaparse raudos
tras una mirada misteriosa
o una melena en cascada
de esperanzas…
Un día el azar, me regaló su
proximidad, y la vi, tal cual,
natural, normal, sana, social,
incluso lúcida, y pensé...
que nadie puede apreciar
y mucho menos amar,
aquello que no conoce
y nada sabe de su alma.

diumenge, 25 de setembre de 2016

Yo también les quiero

La reina y yo, la Teresa y yo, un rey con ella, pero sin más, sólo por decir algo, lo nuestro va más allá del blasón y la corte… Un restaurante, nosotros dos, un arroz con bogavante, un entrante de élite, y un vino del Montsant (DO)... y una paz, y un placer, y el mundo parado, y nuestro hijo que nos llama desde Vietnam y pone más música a la paz, y un circular de los silencios que hablan, y aquella sensación de querer firmar un contrato indefinido donde se me asegure y confirme la felicidad del entorno y los míos. Fotos de allá para acá, y de acá para allá… y el móvil que no para en todo el día, familia y amigos, también los virtuales, se acuerdan de mi, y me siento querido... es como si, de repente, todos se pusieran de acuerdo, para mandarme audiciones musicales de esas que acarician el alma. Yo también les quiero, como siempre, quizá hoy un poco más, si cabe, que va a ser que sí... porque estoy muy feliz.

Y si llegas, que no sea por la noche

Y si llegas, que no sea por la noche...
en carro de fuego proclamando la crueldad de los infiernos,
mejor que sea como un posado delicado de una nube...
de discretos blancos, que busca, sin mucho desespero,
el florido encanto de un amanecer de primavera.
En los ojos del famoso madrigal de Cetina,
lo importante es que por lo menos te miren,
pues en ti, lo que cuenta es que llegues,
y no importa mucho si la noche es roja de fuegos dudosos,
o el amanecer patina por rocíos congelados.
Tú y la luz del día, dos luces de impacto, un sol, inmensidad…

Un àpat de regal

Visita al Delta... és un Delta de grocs torrats i de carreteres tallades, perquè les segadores van d’un lloc a un altre. Encara hi ha molt per segar, i algun tancat encara verdeja, però també ja es veuen trossos on els tractors, amb aquelles rodes de ferro grandioses, ja han “xafat”, com diem per allà baix. És bonic de veure la munió d’ocells darrera el tractor… semblen acudir tots a un àpat a la carta i, a més, de gorra.

dissabte, 24 de setembre de 2016

Setanta... què fort, no?

Amb setanta anys a l’esquena i amb els llavis sense pipa, per la vida es passeja gairebé un avi. Sempre caminant, poc per l’atzar, amb bons bastons... els pares, La Salle, la Teresa, fent tot allò que hom ja sap, fins i tot alguna vegada amb alguna gràcia, i d’altres ficant el peu a la nafra, però la vida va passant, i d’alguna manera et va ficant al lloc que et correspon.

Parlar del que fas, o d’allò que has fet, està bé, són vivències inesborrables, experiències d’aprenentatges, que han contribuir a totes les meves limitacions actuals, i també algun mèrit vingut, d’alguna evident dolçor de cor. Potser fora interessant parlar d’allò que no he fet, sobretot aquelles oportunitats que tots tenim a la vida, de fer millor les rutines, d’estimar amb mes intensitat i menys egoisme, aquella atenció a la diversitat de la que tothom parla però que pocs hem tingut com una atenció gaire prioritària.

Bé, setanta anys, 24 de setembre del 46, i quan sigui gran, m’agradaria ser millor en tot, perquè la meva entrega, sempre incondicional, pugui ser valuosa. Una abraçada a la vida, tots vosaltres sou la meva vida, la família, les famílies que et vas trobant i tot allò que m’ha passat pel Delta, Reus i Tarragona.

divendres, 23 de setembre de 2016

Allí me llevó mi nube

Un vuelo rápido,
un acudir presto,
un correr intrépido,
un llegar pausado,
toda una presencia...
inmaculada, sutil.
Me dijeron las lenguas
de un solo filo,
que habías llegado sin ruido,
por los claroscuros...
de un anticipo de amanecer,
y allí me llevó mi nube,
con motores de deseo irrefrenable,
con ansias que no maduran
ni los tiempos más remotos.
Nos selló una sonrisa,
eras tú, en estado puro,
era yo, como siempre,
en espera y latido…

Feliz aquel amor

De rosa a jazmín, todo un proceso,
que no degradación, de primavera a invierno,
pasando por las flores del verano
y las más sofisticadas del otoño.
La vida en flor, y como éstas,
tiene su encanto en cada época…
Feliz aquel amor que perdura
y se consolida con el tiempo,
fortificado con el aroma de las estaciones…

Juventud, que haces del verano... amor

Aquel verano mayúsculo
de espléndidos amaneceres,
que enlazábamos...
con las noches de neón y música.
Cuánta energía, cuánta fuerza
al servicio del propósito de tu proximidad.
Inasequible a cualquier desaliento,
incansable siempre,
nunca llenos del mutuo gozo.
Aquel valor, aquel vigor,
aquel ánimo infranqueable,
aquella sonrisa convincente,
que acababa fundida en abrazo con cielos.
Juventud que haces del verano... ¡amor!

dijous, 22 de setembre de 2016

Soy yo, tal cual...

Siempre recuerdo con fragilidad en los disimulos,
cuando algo o alguien me penetra, me invade por completo,
como aquel riego que va de bajada y viento a favor,
y se cuela por todos los poros, por pequeños que sean.
Se me nota... y yo ya no intento poner paños calientes,
o mirar a otra parte, porque me pongo rojo...
y me tiembla la rodilla y se me acelera el suspiro.
No soy actor de falsedades, soy yo, tal cual,
con pretensión de auténtico…

En la puesta del sol

Y a la puesta del sol le puse unas nubes
con tintes de rojos cereza,
y una cordillera de verdes primavera,
y, en su silencio, un vuelo de flamencos,
regalando la paz de los cielos cercanos,
bendecidos por el cóndor...
que siempre pasa y vigila los paisajes.
Y, en la puesta del sol,
buscaré la luz de tus ojos y juntos...
veremos la inmensidad del entorno azul.

Mi rincón de pensar

Un bosque húmedo con senderos sin salida es válido como rincón de pensar, aunque también una roca de acantilado mirando al horizonte, donde uno trata de verlo y de entenderlo, seria un lugar al amparo del sol donde gozar de la imaginación… Y qué me dicen de una duna de una playa del Delta del Ebro, de esas casi particulares, que te hacen entender el paraíso… Bellos rincones donde soñar no es fácil, ya que la realidad lleva implícita todos los encantos.

dimecres, 21 de setembre de 2016

Una estrella de excursión

Tu pelo juega con el viento entre una arboleda de encinas
en abrazo con los pinos cercanos donde viven las ardillas.
Tu gracia azulada de ojos de lince se hace ambiente, presencia y bosque,
como santuario de meditación y recuerdo permanente.
Y cómo no, te recuerdo en cada amanecer,
en cada despertar de los sentidos sentimientos.
Tu pelo al viento, entre una arboleda de encinas, y entre ellas...
una estrella de excursión por los sueños posibles de gama alta.

Tenía su aquel

Antes, alguien escribió sobre los refranes que dicen los viejos tras el fuego, pero ahora, ya nadie se sienta en el fuego... Es difícil que la gente desconecte, y se relaje, y se escuche a las voces de la experiencia, más bien, mayoritariamente vamos de sabios por la vida, somos peritos en cualquier materia y damos gas a base de orgullos y vanidades. Antes, no diré que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero tenía sus cosas, su aquel, su encanto puntual…

Regreso a los orígenes

Acudí a la fuente...
donde beben los encantos,
y, en el éxtasis de los delirios,
deambulé por los misterios,
haciendo aclarados por las sempiternas
turbulencias existenciales…
Medio ido, me hallé encontrado,
allá por la nube que nutre a la fuente
donde beben los encantos, fui feliz,
siempre lo soy cuando regreso...
a los orígenes, a la identidad.

dimarts, 20 de setembre de 2016

Expresiones a dúo

Hablas tú o hablo yo,
mejor hablamos los dos,
después de escuchar,
después de entender,
a las miradas, a los silencios,
a los suspiros…
Hablamos incluso del tiempo,
o de los tiempos que no callamos,
nosotros nunca lo hicimos,
y siempre, o muchas veces,
nos salen expresiones a dúo,
como si llevásemos en ensayo
tanta feliz y continua afinidad…

Desesperación en los vacíos

La soledad de una tristeza,
la frialdad de un desconsuelo,
el desierto de una pena
que no logra alivio,
el desamor, la indiferencia...
que el más cruel desconocimiento,
castiga sin piedad los desconciertos.
Aquello que no fue nunca,
pero te suena a olvido y a castigo,
aquello que siempre parecía...
y nunca se pudo confirmar,
la incertidumbre que derrumba,
la desesperación que se instala
en los vacíos…
Son cosas del tiempo, o no...
algunas, nunca lo son.

Un gozo a dos

Cuando andamos,
hoy más bien del brazo,
aunque, a veces,
también de la mano,
tu te acoplas a mi paso,
y yo me complazco
y me acomodo,
y hago un intento
de pisada torpe,
y luego me avengo
al encuentro del tuyo.
Es nuestra vida,
la búsqueda...
de un ritmo a dos,
todo un gozo a dos,
felicidad…

dilluns, 19 de setembre de 2016

Amor con amor

De la mano,
del brazo,
de la cintura,
del hombro,
te llevo...
en volandas,
con orgullo,
de paseo,
por la calle
más céntrica,
y a los bien
nacidos,
se les suelta
el aplauso,
y, a nosotros,
se nos encandila
el alma…
Cuánta dicha
mostrada,
a la bondad
del pueblo llano,
cuánto amor
de paseo,
cuánto ambiente
ávido de amor.
Amor con amor
por la vida,
amada y
amantísimos
amantes…

En paz y a dos

Resquicios de primavera
que se instalan eternos
en el dorado otoño...
El tiempo es generoso contigo,
y aún queda de aquella niña
que asomaba a la vida
tras unos ojos que anunciaban
luz y nobleza…
Parece lejano el invierno,
pero en la posible llegada
...que nunca perdona,
se vislumbra una lluvia de paz,
un sosiego, una razón, un sentido,
un sentimiento, todo y siempre,
vivido en una suerte a dos, feliz…

Tocado por el dardo certero

Los árboles espesan las calles,
quise perderme por ellas,
buscando purificar mis emociones,
pero todas convergen en la plaza...
donde te vi, todo me lleva a ti,
pese a los amagos de las avenidas
y las plazas estratégicas,
incluso después de otear los senderos
que no llevan a ninguna parte,
di con el camino que va directo a tus dominios.
Tocado con el dardo certero de tu embrujo,
no hay calle ni bosque, ni estepa,
ni pradera donde perderse,
tu luz me guía por los entuertos
de los accidentes geográficos…

diumenge, 18 de setembre de 2016

Una bici, un casco, yo...

Vestido de entretiempo y con casco,
huelo a bici y a lamento,
a nostalgia de otros tiempos,
a paseo lento mirando los tendidos del mar,
contemplando cielos lejanos, nubes risueñas,
asfalto refinado por donde acariciar las ruedas.
No, no cuenta si hago 30 o 40 km,
tampoco si acelero y sudo, ni si bato récords,
menos si subo montañita...
o me hago largos de bajada larga.
Importa el reencuentro, la “reentré”, mi bici y yo,
este verano nos hemos visto poco
y no ha sido por su culpa, claro.

Hacer realidad de un sueño

En mis sueños tienes el acomodo, la preferencia,
el espacio que sólo se cede a las presencias nobles,
a los estados estables, donde se instalan...
todas las bonanzas de la paz interior,
con el parabién que engalana todos los efectos más especiales.
A veces dudo, si es realidad o sueño, visión directa,
o estallido de imaginación, otras siento que me duele despertar,
aunque mayormente me arrepiento de no haberlo hecho antes.
Genial, hacer realidad de un sueño en delicias…

El amor lo magnifica todo

Desde el amor, la belleza es más bella,
a uno le acuden los asombros,
los ojos se agrandan como naranjas y te preguntas...
¿Es así de hermosa, de buena gente,
perfecta, equilibrada, inteligente?
¿Es cierto su arte sin mácula en las todas las distancias,
también las cortas, su voz dulce y amiga,
su música que siempre me motiva y activa,
su abrazo que recupera los huesos y nunca es supuesto?
Mucho de cierto hay, pero el amor, un gran amor...
lo magnifica todo, lo llena de luz.

dissabte, 17 de setembre de 2016

Un encanto de perrita

Mi hijo está haciendo un viajecito por Hanoi y alrededores... Dios me lo guarde, y nos ha dejado a su perrita Lucca, que es todo un encanto y se ha adaptado perfectamente a la vida urbana. Es un amor de animalito, dulce, cariñosa, y no da ningún tipo de quebradero de cabeza. La bajo a pasear por el río y la suelto, y corre como locuela, y luego subimos y se duerme a mis pies mientras escribo... y, a cualquier gesto que haga, se dispara y se deshace en afectos amorosos y juguetones deliciosos…

No calla, no sabe...

Un pronto,
un arrebato,
una furia,
una fuerza
interior
irrefrenable,
un estallido,
una explosión.
Corazón...
que no calla,
no sabe,
no puede,
y expresa
las voces
del alma,
sus ciertos
íntimos
e intensos,
verdad que
se desborda,
sin tiempos
ni medidas…

Sin sal de desprecio

Un paso en firme
hacia tus ojos,
escrutando fijamente,
todo un estudio...
por las intermitencias
en disimulos incontenibles.
Y yo les digo
que hablen claro,
que ya hace tiempo...
dejé de mirar a otras partes,
y necesito el agua
de lágrima viva,
sin sal de desprecio,
ni de indiferencia,
tampoco concesión,
sólo verdad...
y puro sentimiento.

divendres, 16 de setembre de 2016

Escribir a los dictados del amor

Hoy soy yo quien espera al amanecer,
y parece cierto, aunque no lo es,
que al madrugar amanece más temprano…
Hoy te veré y, en la espera, se me acortan los tiempos,
y en el recuento de los más fervientes recogimientos,
revivo, mejor que lo vivido, la esperanza del recuerdo,
como la mejor vivencia construida a gusto del mejor guionista,
que escribe siempre a los dictados del amor de sus entrañas…

Pueblo de mar y río

El columpio colgado de la higuera, parecía una rama más que formaba parte del paisaje. En la cuerda bordeando la era, ropa de trabajo tendida, cada día igual, al mismo sol, y en la parra que hace sombra a la barraca, uvas blancas, y otra cuerda, más cercana, con anguilas para secar, abiertas, limpias y al sol, también alguna carpa. Algún cerdo en el corral, gallinas, huevos, una matanza, un caldo, un pollo tomatero, y algún pavo navideño. Vida familiar, allá en el pueblo de mar y río…

Buscar explicaciones al destino

El saxo, siempre lejano él,
tiene el atractivo del panal,
sus sugerencias mágicas
son como cantos de sirena,
que despreciaron protocolos
para ir directos al alma,
por las vías entrañables
de los confundidos corazones.
A veces recuerdan...
a los más sonados lamentos de guitarra,
otras, a las puntuales alegrías
de este mismo instrumento.
Mientras, una balada triste de trompeta
va buscando, en exclusiva,
explicaciones al destino…

dijous, 15 de setembre de 2016

Dar vida a la vida

Siempre recordaré el día que se me desnudó el nudo de la garganta, y el tam tam de los tambores de mi alma, pudieron poner música a la afinidad. No, no estaba tan mal instalado en la esperanza, pero cuando vi que en la confusión de los anhelos tus ojos eran guías que endulzaban mi existencia, acudí raudo, con una agilidad sólo propia de aquel que tiene el camino allanado por la luz de unos ojos que dan vida a la vida soñada y feliz…

Plural y mágica

Llovían augurios, deseos, anhelos,
suspiros de músicas clásicas,
gotas de una nube de algodón de azúcares.
Llovían brotes de esperanzas tiernas,
verdes primaveras, amaneceres...
salidos del sueño de los buenos propósitos.
Llovían, como no, caídas de ojos
desprendiendo pétalos de rosas húmedas,
que hacían arco iris en sus visitas al sol.
Qué bonita es la lluvia, plural y mágica, eterna…

Sardanas y castillos humanos

En la sardana, un punteo de cuatro y un ritmo que se acelera danzante hacia el ocho y te acompasa en movimiento ágil, como elevándote armonioso hacia las alturas… Siempre pensé que los castillos humanos, que con tanto sentido y arte hacemos en Cataluña, tienen una relación directa con las sardanas, pese a que las grallas son sus fieles compañeras, pero la sardana me eleva hacia miras superiores, y los castillos humanos, son como el último tramo hacia el abrazo azul, amor total…

dimecres, 14 de setembre de 2016

Nostalgia

Me cuesta salir de las nostalgias, del “buenos días profesor”,
del olor de gel de ducha y colonias refrescantes,
de aquella fila recta que, timbres o campana,
llamaban a orden para empezar con temple las clases matutinas.
Aquellas caritas de sueño por la novedad de los horarios,
aquel verano que quedó atrás, casi sin avisar…
Aquel profesor que quiere hacerse niño,
y entrar a la clase como un hermano mayor,
que les enseñará a ser hombres… o al menos lo intentará.

Hablar con tus ojos

Ayer hablé con tus ojos parecían felices y en paz,
con menos preguntas de aquellas que exploraron las ansias,
porque ya cobijan los ciertos del alma gemela.
Y hablamos de los tiempos que detuvimos en pleno gozo,
y de los que vivimos de la mano aguantando temblores,
y de los futuros que soñamos que no se alejaran mucho del presente.
Tus ojos, un surtidor de luz con agua,
gotas que siempre acarician y riegan mi alma feliz…

Seguir ganando adeptos

Busqué en la soledad de los marginados,
en la senda única de las hormigas,
en el pino vida de una familia de ardillas,
en las causas perdidas...
sólo por ser nobles y sanas.
Busqué por los acantilados,
donde incluso las osadas flores
temen a los aprendices de colibrí.
Busqué en los libros que nunca abrimos,
el porqué la corrupción instalada
sigue ganando adeptos, impunemente…

dimarts, 13 de setembre de 2016

Animales en celos de avaricias

Los machos se cornean, para conseguir la talla del ejemplar ejemplo, que dominará las hembras y los espacios vitales de sus desarrollos. Si trasladamos esos procederes a la condición humana, el hombre cegado y perdido, en lo que tienen a bien llamar su realización, lucha ferozmente por aumentar su condición social, el respeto de todo lo que puede comprar, y la malicia de todos aquellos que ha vencido. Miserias humanas, de todo tipo de animales en celo de avaricias, digo…