divendres, 31 de març de 2017

Ya no pido perdón

Pido perdón por pedir perdón...
lo normal es que te beba los vientos
con los que levantas toda la fuerza alicaída
de la incipiente tropa,
y te absorba los sesos
con los que me completo y preparo
para mis silencios programados.
Callar desde una rama de acacia,
acumular conocimiento, sapiencia,
por si un día hablo y le cuento al mundo
el impacto de las mariposas,
que en sus procesos mágicos,
se reproducen y bailan y te bailan
al son de la partitura afín.
No, ya no pido perdón, tampoco callo, ya no…

Casi no te enteras

Me interesó por ser interesante,
de ella hablaban incluso bien,
y yo, estudioso y tal,
observo el entorno y el origen,
lo que dicen y quienes lo dicen,
y te miro y te escucho,
y te cuento de los impactos espontáneos,
y de mi boca disimulando...
abiertos de gran admiración.
Amores, amor que te marca
cuando es el primero,
te llega sin previo aviso,
te lleva, vuelas sin más, vas ido,
...y casi no te enteras.

Y tú y el sol...

Un sueño con brisa,
una luz que se acerca,
un marzo que acaba,
una flor que aparece,
un fruto que se gesta…
Tiempos revueltos
para despedir los fríos,
abril y mayo y tú,
todo a la vez,
aire nuevo al sol
de las delicias del amor…
Siempre de la mano contigo,
por la senda natural
...de los destinos,
bosque y playa, fuente y mar,
abril y mayo, y tú y el sol...

dijous, 30 de març de 2017

Casitas de colores

En el patio de la escuela de infantil… casitas de colores, toboganes, coches, caballitos varios con muelles, columpios, pero los niños son muy suyos, ellos juegan a jugar, a inventar, a innovar, no a aquello que se les da hecho, por muy atractivo que parezca… Les observas y van por libre, chutan una botella de plástico, corren uno tras otro cogidos de la bata y ríen porque se hacen mirar por los demás, otros juegan con la arena, otros hacen coros y cantan… Pero las casitas de colores decoran tan bien...

Mi vida en sus ojos

Pienso en ella y la veo oxígeno, aire limpio,
y luego le hablo y me quedo reafirmado
en mis ciertos del alma…
Y espero el mañana, un amanecer bello y soleado,
para verla y hacer del paseo, un compás a dos,
en la calma que dejó la noche
y la paz que proclama el hermoso día.
La pienso y le hablo, y veo en sus ojos...
el discurrir de mi vida ilusionada.

La lluvia sobre el mar

He ido a ver como cae la lluvia sobre el mar.
Las gotas son como besos dulces que enternecen el mar,
que se retuerce en rosas blancas,
donde posan los cantos de sirena...
con los que bailan los delfines más juguetones.
Y en el mar los marineros que la surcan
y le hablan de ilusiones terrenales,
y en el mar la luna que se mira y acicala
para salir de fiesta sin el sol, noche de ronda…

dimecres, 29 de març de 2017

Donde haya un Priorat...

Vinos tintos que riegan las carnes de montaña y ennoblecen las gargantas de placer y de aromas celestiales. Me viene a la memoria aquello que me contaron un día: “Con dos tragos del que suelo llamar yo néctar divino, y al que otros llaman vino, porque nos vino del cielo”. También hay blancos de mucha calidad, que van bien con el pescado, pero donde haya un Priorat negro...

Se acerca el tiempo...

Se acerca el tiempo donde ya puedo hablarte de las flores,
y hacer en mi bosque de jardines...
una lección práctica de bellezas y aromas.
Se acerca el tiempo de la emoción y de la sensibilidad,
donde hasta las mariposas interiores...
salen a libar las rosas blancas.
Se acerca el tiempo en el que el amor frecuenta los entornos
y ama ávido en músicas de brisa y árbol.

Mis abuelos

Me encanta cuando me encuentro con familiares o amigos que me hablan de mis abuelos. El paterno, era un médico que destacó por su humanidad. Dicen que tenía una generosidad sin límites y era muy querido y respetado por todos. Como recuerdo, el pueblo decidió poner una calle con su nombre: ”Calle del doctor Juan Bonet Serrat”. El abuelo materno era también muy estimado, tenía una fuerza y una potencia fuera de lo normal, que siempre utilizó para ayudar a los más necesitados y explotados. Fue un gran hombre, del que se cuentan anécdotas con las que se podrían rodar películas, en las que prevalecería cómo actúan los corazones nobles: “Don Rafael Margalef Torta”. Mis abuelos, dos personas entrañables, buena gente.

dimarts, 28 de març de 2017

Ir al Delta

A veces voy al Delta, a Deltebre, a mi casa, y me lleno de padre y madre, y de abuelos, y de la familia que queda que llevan mi sangre, y de los amigos, que alguno hay por ahí que compartimos infancia. Siempre digo que, de vez en cuando, hay que venir a casa, a la del pueblo, para beber amor auténtico y recordar los pasos previos que nos llevaron, a cada uno, a nuestros destinos. Si, siempre es un placer estar con los míos.

Un xiscle de festeig

I si anés amb tu en lloc de sol,
vora el riu Francolí,
per damunt de la gespa…
Et parlaria d’aquella floreta groga
que vol sobresortir impacient,
o d’aquell conill orellut,
que tot i que s’amaga,
és a punt per passejar,
amb la família nombrosa.
Si anés amb tu, el riu...
faria algun xiscle de festeig
i el meu cor un batec...
d’admiració, d’agraïment.

Verdad en silencios

Y en el bullicio... la fiesta, la expectación,
la feria de exposiciones perfumadas,
exquisitas, al sol de las miradas atónitas.
Y allá en un ángulo en prudencia,
penumbra de un sueño en gestación,
tú, cual capullo en brote de pétalos blancos,
vitalidad incontenida, verdad a gritos,
mejor verdad en silencios musicales
que, cual rocío, colorean las noches...
potenciando la luz de las estrellas.

dilluns, 27 de març de 2017

Hablar con el mar

A veces escucho el rumor de las olas
que me hablan en precipitados de urgencia,
aquello que callaron en verano…
Otras escucho silbidos de brisa,
que acarician, en suave el recuerdo, la nostalgia.
Y me voy a mi roca de pensar,
allá en la soledad de un acantilado camuflado,
y escucho lo que no dijiste, lo que no entendí,
y es como si la calma amiga...
me traduce en besos los silencios.
A veces voy a ver el mar, y hablamos,
sobre lo que hay más allá...
de todos los horizontes lejanos.

A veces miro

A veces miro el cielo y el mar,
hasta que se juntan...
allá en la inmensidad,
horizonte, creo que lo llaman.
Otras miro los árboles,
los viejos y los hijos, y los arbustos,
aprendices de árboles
que oxigenan las vidas…
Siempre acabo mirando tus ojos,
donde habitan todos los azules,
y las ramificaciones...
de los sagrados brotes,
de los árboles eternos.

Belleza en flor

Acicalaba sus veinte años con toda guisa de decoros,
pinturas y vestiduras, poses y expresiones,
y apariciones a la luz de una luna furtiva.
No sabía qué ponerse y tapaba lo auténtico
de manera casi inconsciente, abajo, muy abajo, estaba ella...
veinte años de esplendor natural, puro fuego y belleza.
Un día se lo dije, oye… ¿Por qué no te desnudas,
te duchas, y sales a la calle tal cual,
...belleza en flor, pura poesía?

diumenge, 26 de març de 2017

La soledad de los silencios

Soledad nunca sola,
a la vera del desprecio,
del olvido o de la indiferencia.
Soledad nunca sola,
que te resguardas en la nostalgia
de lo vivido y lo no vivido,
porque fue divino lo vivido
e infrahumano lo no vivido,
lo sufrido…
Soledad nunca sola,
con presentes llenos de ayeres,
e incluso con presentes de hoy.
Soledad acompañada
entre silencios a punto de estallar.
Silencioso amor del dia a dia...

Ojos

Ojos verdes como el mar,
pasados por la hierba.
Ojos negros como de nube,
llenos de agua,
cuando te expresas
en húmedas delicias.
Ojos claros, serenos,
como diría Cetina en su madrigal,
que emanan luz y cordura,
que transmiten conocimiento
y abrazos repletos de dulzura.
Ojos, no importa el color,
sólo vuestra habla en voces
de rigurosos directos de alma.
Ojos, miradas que acarician...

A mi amigo "Capi"

La música que nos hace mágicos, como dice la canción, debe ser aquello de lo que nos hablaba Bécquer. Cuánta nota dormía en sus cuerdas... refiriéndose al arpa, o la voz de un saxo que se acerca, o de una guitarra de Paco de Lucía, tejiendo hilos de seda, un piano de madrugada, surtidor de sentimientos bañados en alcohol, un violín que destaca en un concierto, dicen que hace un solo por un mutis, y no se despierta hasta el aplauso, compases de manos en madera, voces graves, ritmo y arritmia, por donde el genio sin límites se siente como el pez en el agua.

Me han regalado música, una selección de historia y maravillas varias, que sólo están al abasto de la sensibilidad y el conocimiento de un experto, tanto en humana generosidad, como en conocimiento e historia de la música. La estoy gozando, voy de sorpresa en sorpresa, y sin ser un experto, ya tengo años para haber escuchado muchas notas, tantas... que recordarlas, e incluso catar nuevas versiones y temas, me resulta un inmenso placer. Para regalar una selección musical como nos ha hecho el amigo “Capi”, primero hay que ser buena gente, próximo, sensible, y con conocimientos suficientes para salir airoso de la atención a la diversidad. Gracias amigo, todo un detalle, nos ayudas a soñar y a volar…

dissabte, 25 de març de 2017

Tú emanas vida

Gestos, miradas, silencios,
presencia, mano cerca, paz,
un sol justo, un día apacible,
un mañana cerca,
otro día que empieza,
un ayer jovial, un sueño despierto,
un azul de mar y cielo en tus ojos,
una calma, un sosiego,
una melodía de delicias
a la sombra de una higuera,
música de latidos,
suspiros en notas de un pentagrama
de jilgueros en cortejo.
Tu emanas vida...
en surtidores de gracia multicolor.

La luna y yo

Hoy saldré de paseo con la luna, allá por las nubes bajas,
para que, desde las alturas, nos confundan con luciérnagas
que dejaron de ser cometas…
Ella tiene una cierta luz de sol y yo me llevo un soplo de tus ojos,
y ambos vamos soñando en encontrar un bosque con jardín vertical
y una tierra sin humos y seres vivos en libertad, unas camas de césped
y unas fuentes cristalinas, dadoras de vida natural.
Hoy saldré con la luna...
y quizá contemple la última copa del que bebe desamor,
o un brindis por aquello que dejó de ser efímero,
o el beso con el que se proclamó la eterna eternidad sin fin…

Allá donde no íbamos

Y allí acudió el sol,
quizá un poco antes,
pero tú ya estabas,
y yo... cerca de ti,
lejos del sol.
Buenos días, dije,
y tu asentiste,
con tus ojos sonrisa,
Y nos fuimos,
sin prisa,
lentamente,
muy lentamente,
como para no llegar,
y no llegamos,
allá donde no íbamos
¿verdad?

divendres, 24 de març de 2017

Sueños naturales

Como un despertar de un sueño cumplido,
un bosque con fuente y toda la vida en verdes,
un bosque mágico de personajes divertidos
que en sus juegos hacen vida del amor…
Siempre asocio el mar cerca del bosque,
y me encantan sus conversaciones de sirenas y delfines,
de gorriones y jilgueros en cortejo con música de olas de fondo,
con melodía de hojas en vuelo y explosión aguda,
en forma precipitada de las gotas de la fuente…
Sueños naturales... no lo comenten, pero es primavera.

¿Paramos el tiempo?

¿Y si paramos el tiempo y recuperamos la sonrisa,
y la proclamamos y la perpetuamos?
¿Y si hacemos anclar la eterna primavera
y le prohibimos progresar en despropósitos?
¿Y si llenamos de verdes esperanzas,
y de ilusiones nuevas y viejas, la vida cotidiana
y vivimos a toda plenitud cada momento?
¿Y si aparco el sol de tus ojos y nos vamos de fiesta
a una playa con olas desiertas?
¿Y si paramos el tiempo... tu y yo?

Primavera

Els ulls em marxen sols darrera d’un camp d’ametllers florits, m’emociono en veure tanta planta prenyada a punt de fruit, l’herba creix per tot arreu i de les torretes de casa, els geranis semblen nenes de divuit anys, pura energia i bellesa, les vores del riu que encara porta aigua, fan tot el goig del món, preciosa gespa amb alguna floreta de color, que ens diu, poc a poc però amb fermesa, que ja ha arribat la primavera… Ens fem una abraçada, que us sembla?

dijous, 23 de març de 2017

Vistas azules

Rosas de espumas blancas en el mar...
son suspiros de sirenas enamoradas
que acompañan a los pescadores
que piensan en su amada.
Las olas mecen la barca y los sueños...
vuelan de mar a tierra, de tierra a mar,
mientras los delfines bailan
y los gorriones cantan en los bosques
con vistas a la gran inmensidad azul,
música natural de mar bravío,
melodía suave de bosque, vistas azules...

¿Verdad?

Era un vendedor experto, dotado del don de la palabra para convencer, derrotar diría yo, cada resistencia a su lógica aparentemente aplastante. Pero yo quería comprar un coche, no que me vendieran un coche, y por supuesto no me lo vendió mientras mantuve esa sensación de su victoria arrasante y sin paliativos… En la reflexión y llevando las cosas a mi mundo docente, llego a la conclusión que siempre dudo del gran rapsoda que se proclama, casi ex-cátedra, y no deja ni un margen para la exposición de otros pareceres. Es como el maestro que no te deja algún camino libre para el propio conocimiento de la realidad. Comprar un coche es una buena sensación... que te vendan un coche, no es lo mismo, ¿verdad?

Una gozada...

En el Servicio Militar Obligatorio estuve en Extensión Cultural, daba clases a los soldados analfabetos y me sentía útil y bien. Había un galleguito, que trabajaba en la cocina, que me pidió si le escribiría una carta a su novia del pueblo, y le dije que sí, pero que sólo pondría lo que él me dijera… “eso, eso maestro”, y nos pusimos manos a la obra. Siempre recordaré con gran emoción, la cantidad de amor que se me dio a transmitir, aquel afán de no ofender, aquella intención de inspirar dulzura, aquellas ganas de abrazo que anulaban todas las distancias. Fue bonito, una experiencia con mucho sentimiento, amor en estado puro total.

dimecres, 22 de març de 2017

Día de la poesía...

Gracias Bécquer, pero yo ya sabía
...que Teresa es poesía,
especial, diferente, única,
la única que activa mis emociones,
y les da aquella vida mejorada,
siempre rondando los umbrales
de las sensaciones más exquisitas…
El resto son otras poesías,
con más o menos versos o músicas,
pero también capaces de extasiar
a todo aquel que ama la belleza…
Un río nervioso, vivo, un campo florido,
un mar bravío, azules de cielo,
azahares, cerezos… sueños.

Poesía en la prosa

Me gusta la poesía que encuentro en la prosa,
más que la métrica bien medida de versos y rimas,
que también tienen su gracia,
pero yo veo belleza en la desproporción,
en la gracia más espontánea,
en aquel rincón de jardín que va por libre
y acoge a toda semilla sana que le dio a bien germinar allí.
Me sorprende y abre los ojos aquella flor de acantilado,
o aquella que nació en la arena sin más agua que el rocío.
Veo poesía en el timbre de tu luz cuando me miras en silencios…
¡Poesía!

Pasa de largo

Músicas de mar,
voces de bosque,
Pétalos de rosa,
hojas de laurel,
romeros, tomillos,
lavandas, amapolas,
pájaros cantores,
paradas de amor,
suena una flauta
de una garganta alada,
y un silbido brisa,
a modo de un solo agudo,
pasa de largo,
y se queda...
la poesía bucólica,
¡Naturaleza!

dimarts, 21 de març de 2017

Feliz de verte feliz

Emoción que lloras,
suspiros ciertos del alma,
llorar de alegría ilusionada,
emoción de buena gente
que emana sonrisas
de luz enamoradas.
Soy feliz de ver...
tanta felicidad en los ojos,
espejo donde me miro eternamente.
Feliz de ver mis proximidades.
Feliz de verte tan feliz…

Amor compartido

Vamos, corre,
llega, observa,
exclama, ama,
extasíate,
no tardes, vuela,
acude, y luego...
aparca y goza,
instálate ya
de por vida,
haz nido ingenioso,
con entradas
de buen sol,
con aromas de mar,
con suspiros...
de amor,
bien nacidos,
con luz,
compartidos…

Moderación... o no

Amaneceres que azulean en caricias,
asoman las flores blancas de los almendros,
el tiempo se acelera y se deshacen los fríos,
tocan verdes y amores que acabarán en flor y fruto.
Descansan los abrigos, nacen las exposiciones al sol,
la primavera se anuncia en sonrisa y esperanza…
Pierna levantada, gente por las calles
que surcan el bosque acogedor.
Terraza, cerveza... moderación, o no.

dilluns, 20 de març de 2017

Cual amor que ama

Tus ojos son como una esperanza andaluza,
que taconea alegrías, zapateados mensajeros...
que llegan hasta los más recónditos espacios del alma.
Ojos miel, ojos luz, dulce amanecer
que proclamas la fiesta de cada día, la esencia,
la paz ambiental, el hilo musical de la calma y el bien.
Tus ojos hablan poesía natural,
que brota cual hoja en primavera,
cual fuente en la roca del bosque,
cual suspiro columpiándose en ola marina,
cual beso que besa, cual amor que ama…

Ella, él...

Ella pintaba sonrisas de niño,
flores a la luz del sol…
Y él escribía sobre ella,
y ambos envueltos en poesía,
rellenos de arte,
son paisaje...
donde mora la belleza.
Ella se presentaba
en un arco iris
de incandescencia,
y él se encendía en luces...
de miles de colores geniales.

Colores

Él le hablaba de los grises,
y le contaba que incluso los veía muy claros
para describir los egoísmos de la vida.
Ella le contaba que pintaba flores,
y que utilizaba todos los colores de su caja,
y él se reía a carcajada plena.
La negación, la nada, el nihilismo, la pintura negra,
...se reía como en sus años mozos.
Pintura negra, colores...
hay nubes grises que ofrecen agua,
y claros de otras lunas muy oscuros…

diumenge, 19 de març de 2017

Cosas de profes

Y después de la lluvia, sale el caracol buscando brotes tiernos... el campo ha bebido. Y yo recuerdo que les contaba a mis alumnos que las plantas, a través de los pelos absorbentes de sus raíces, se zampan las substancias minerales del suelo, disueltas en el agua de la bendita lluvia… y les seguía contando que era como un terrón de azúcar disuelto en la leche, así que las plantas, comen y beben a la vez... y lo entendían.

L'obra completa, genial

Una cara bonica, un somriure fi,
uns ulls captivadors,
un cos a mig omplir...
però en la justa mesura i proporció,
per a que, dins dels marges del temps,
estigués plena i a tota plenitud…
Un pas elegant, un moviment ferm,
uns cabells a joc i a ritme
de cada moviment de maluc natural.
Un projecte de proporció que es recrea
en la realització de l’art ben fet.
Jo me la imaginava sempre
en els seus vint-i-cinc anys...
i encara la veia en esclat,
després ho feia pels trenta- dos
i l’obra era realment genial,
completa en perfeccions…

Buscar amor

Buenos días,
soy el sol,
busco luz...
abre tus ojos,
y amanece
en los oscuros.
La tarde languidece
rojea decadente,
busca luz,
en tus ojos…
Uno busca sol y ojos,
luz y tarde,
ausencias negras,
presencia,
amor de amores,
cantares, amares...

dissabte, 18 de març de 2017

La edad de ilusionarte

Cae la lluvia con cierta parsimonia,
parecen bendiciones múltiples cogidas de la mano,
vuelan los papeles ya mojados,
alguna hoja de morera se confunde por el espacio aéreo.
En el “cole”, el futbolero está decepcionado,
el novio alberga la esperanza de ver a la niña de ojos grandes...
en el rincón de los cortejos de los alumnos mayores.
La lluvia, como el viento, la nieve, el frío o el calor...
nunca suceden a gusto de todos,
pero tienen sus momentos de encanto,
sobretodo cuando aún puedes ilusionarte…

Vuelo de aromas

Su voz es como una explosión del sabor,
el instante después de un anuncio de chocolate negro.
Como una alfombra que endulza los ambientes,
como un vuelo de aromas de jazmín rejuvenecido.
Su voz pacífica en suaves melodiosos,
con besos de paz, que te impactan en cada vocablo.
Hay personas que te elevan, que te realzan, que te dejan...
en nube ascendente hacia lo más noble del ser.
También las hay que pretenden dejarte en la miseria,
paso de ellas, sobretodo cuando hay voces
que conllevan vuelos de aromas... 
de jazmín altamente rejuvenecido.

La buena gente

Una mano amiga, un paso firme,
una frente alta, una palabra…
Un amigo, buena gente él,
medianero en lo posible,
me decía, me ofrecía:
¿quieres que le diga una palabra?
y lo decía con aquel don...
que tiene la buena gente,
y yo me emblanquecía en su bondad.
La buena gente, la mano amiga…

divendres, 17 de març de 2017

Tú y el mar... paseo

En el paseo marítimo rusa nueva o similar,
hermosas piernas, dos...
aunque blanquísimas como la leche,
como diría mi abuela con todo elogio.
El paseo, el mar, niños de excursión
para ver el puerto por dentro,
la barca se hace oír, atraca,
el griterío de los niños es siempre...
un aire limpio en un mar de fiesta.
Rusa nueva, niños, mar, sol, tú…

Un "feeling" especial...

En el baile sonaba “Ansiedad”, la canción de moda, y cuando quise darme cuenta… ya estaba todo el mundo aparejado. A la salida, una niña que estaba por mi, me dijo que me esperó para bailar la lenta canción, se lo agradecí y pedí perdón por no verla. Al llegar a casa, e incluso hoy cuando ya estoy de vuelta de casi todo, siempre pienso con mucho cariño en aquellas chicas que me hubiesen querido. Les tengo un “feeling” especial.

Más que beberlos... me los como

Me como los vientos por ella,
para decir cantares en verso.
Los versos son pétalos de poesía
que merodean a tu paso,
a tu recuerdo, a tu presencia,
en cada amanecer afortunado,
donde eufórico espero...
cual pájaro en rama de un árbol
de bosque encantado…
Me como las brisas por ella,
las que entran por su ventana abierta,
con mis mejores mensajes,
ciertos de mi alma en trino,
versos, pétalos de poesía, amor…

dijous, 16 de març de 2017

Marzo especial

No hace día para caminar… entro en el bar a tomar un cortadito. Llegan tres señoras de principios de la tercera edad, vienen del gimnasio y hablan de comidas, de hijos y sobretodo de nietos... y a mi me ha dado la impresión que son como los maestros que, de alguna manera, siempre acabamos hablando de nuestros alumnos. El día es desapacible, estamos en marzo que es un mes muy especial y tiene sus peligros...

Pura melodía

¡Que bellos pentagramas debes tener en tu alma!
Salen melodías que paran las brisas
por las que volaban pétalos de pureza.
Si quieres te invento un bosque a tu medida,
donde compitan tomillos y romeros como aplausos de proximidad,
las lavandas asoman y alguna amapola escapada de un trigal,
se suma al consenso de tu paso mágico…
Y como no, aparecen los canarios y los ruiseñores,
dejan volar sus notas trino y se insertan en tu pentagrama hermoso…

"Paracotes"

Avui tinc la tasca de comprar figues seques... Resulta que la Teresa vol fer “paracotes”, i jo recordo que la meva àvia m’explicava el significat d’aquesta parauleta. Resulta que en el ball de jota, ella en deia “cota”, a vegades paraven per descansar i, aleshores, menjaven aquesta mena de bunyol, amb figa seca i una mica ensucrat, d’aquí el seu nom. A la Teresa li surten boníssimes, té la recepta de sa mare que és genial, i a més a ella que sempre li agrada innovar, ha provat de fer-les amb pruna seca sense pinyol, que també resulten molt bones, i fins i tot amb plàtan, però les millors són les originals i allí on apareixen sempre tenen l’èxit d’allò natural i autèntic…

dimecres, 15 de març de 2017

Poeta, verdad y emoción

El poeta habla de los higos y de su cristalina gotita de miel…
Cuentan de los rocíos que resbalan por las rosas blancas,
parecen de nieve, brillos que juegan por el nítido aroma inconfundible.
El poeta habla de la lluvia, del amanecer,
del paraguas que cobija y de los ojos que encienden el día.
Habla y no calla de las voces que circulan por la playa en invierno, 
meciéndose en las olas, buscando un arrope de sirena.
Poeta, verdad y emoción, belleza y sentimiento,
y, cómo no, hermosos azules de cielo y mar.

Escuchar música

Leía por ahí, sobre las propiedades terapéuticas de la música. Mientras, un adagio o un jazz suave mitiga el nerviosismo, las piezas barrocas estimulan el aprendizaje y el vals tiene una acción energética… y acaba aconsejando...¡Pon banda sonora a tu vida! De acuerdo total, siempre que no se entre en estridencia metálica que me producen malestar. Por mi parte, introduciría la música del bosque, pequeña cascada, vuelos de hojas, trino de pájaros en cortejo…