diumenge, 31 de maig de 2015

Amigos de La Xarxa

Lo confieso, me encanta ir de restaurante,
sobretodo, cuando me conocen,
a mí y a mis gustos personales y soberanos,
y me tratan de señor amigo,
y me conceden el don de confiar,
y actúan en consecuencia letal...
Les hablo, como no, de la Xarxa,
donde el estudioso Oscar y su genial madre,
sí, fabulosa ella, admirable él,
hacen del placer de comer
una loa al buen gusto y al sentido.
La amistad y el buen trato complementan
la indudable calidad y presentación de los platos...
Gracias amigos de La Xarxa, sois una bendición
donde los sentidos disfrutan del concierto del placer.

Ver claro

Tenía en penumbra la estancia,
y la música penetraba en la neblina.
Por mi cabeza cabalgaban las dudas,
y, en la paz supuesta, se mascaban...
los consensos y los pactos cordiales.
No soy negociable... la verdad, saben,
nunca es muda y uno arde, lejos siempre
de cualquier beneficio partidista...
Te quiero y punto, y para siempre,
sin hacer partícipe el interés del clan,
que sólo siente el interés interesado...
Tenía en penumbra la estancia,
para ver más claro, claro, por supuesto…

Donde habitan los conciertos

Y me pregunto quién puso...
más amor en la balanza,
como dice Víctor Manuel,
tú que me diste un acceso...
lúcido de luz y sonrisa,
o yo que vi éxito en cúspide,
y completé feliz todos mis límites.
Quién se acercó a quién,
quién se lanzó incontenible,
quien no contuvo el arrojo...
Parece ser que nos lanzamos al vacío,
seguros que se abría un paraguas,
que conducía al infinito mágico,
donde habitan todos los conciertos,
aciertos y templanzas…

dissabte, 30 de maig de 2015

Qué bueno que llegaste

Qué tendrás morena hermosa,
que mis desvelos logras,
y aceleras mis suspiros,
y me alejas del sueño...
que no sea contigo.
Qué rocío te trajo que, cual elixir,
eternizas mis ansias,
pura vehemencia ciega.
Qué bueno que llegaste,
como luz en la noche,
como un esplendor...
en las confusas hierbas
de mi alma esperanzada.
Qué tendrás, preciosa,
que eres como una melodía,
que me acerca los vientos,
aquellos que bebo sin tino,
y me embriago de felicidad…

Padres

A veces pienso en mis tiempos de "profe", donde muchos respiraban según cómo les había ido en el proceso educativo del curso. Parabienes cercanos al rubor, de aquellos que triunfaron y fueron orgullo de sus padres, algunos de los cuales, no tienen término medio. Mi hijo es un dios y mi gloria, o mi fracaso y mi más triste miseria. Siempre pensé en el desacierto de los extremismos, y en la mala interpretación del amor filial, como un efecto muy nocivo para los niños, y valoré mucho y ayudé cuanto pude a aquellos alumnos menos brillantes, y a aquellos padres que con toda fe y humildad te pedían vías de solución.

Ojos verdes pálidos

Amigos, hoy puedo ser muchas cosas,
una burbuja independiente que se escapó
de una catarata impresionante...
O quizá un aullido de lobo con coros,
que despidió un atardecer encantador,
soñando en su loba y sus lobeznos.
Y si fuera aquella voz, con llegada...
en susurros que regala caricias al alma.
A lo mejor soy una encina centenaria,
que es como un abrazo, regalo del bosque.
Igual podría ser una centella bailarina,
que se escapó de la fragua de Vulcano,
o mejor del brasero de mi abuela,
y va encendiendo corazones sedientos,
y calentando los pies de las almas heladas.
Mejor me presencio como una higuera,
perdida en un bosque de pinsapos,
mostrando higos con gotita de miel,
algunos, y otros secados en casa
para ponerles su almendra oportuna.
Pero no, no quiero ser un pluriempleado,
qué mejor que un ente que se desarmó,
se transformó y entregó sus bártulos
al impacto de unos ojos verde pálidos…

divendres, 29 de maig de 2015

No, no más vuelos...

¿Y si me bajo ya de tanto vuelo,
y hago reales las historias,
y me alejo de fábulas y sueños?
¿Y si hago un reinicio,
borrón y cuento nuevo,
con música y rima de suelo,
y a compás de latidos frenéticos,
me acerco y te canto al oído,
que soy como un pajarillo,
caído de un sueño inmaduro,
buscando cobijo en tu alma?
¿Será tu sonrisa una pista,
donde alucinar en paz,
y de allí a tu suelo mágico?
No, no más vuelos inconexos…

Nadie sabe del mañana

No me cuenten historias aumentadas
con adjetivos plagados de desprecios,
con intenciones perversas para ella,
y con malsanas miras hacia mi...
Se acabó el invento, se bajó el telón,
y ahora los actores secundarios,
la claca dirigida y orquestada por el mal,
aquellos que van al son de la pendiente,
donde llevan las aguas residuales,
ahora os vais con vuestro viento nocivo...
No, no les hablen de mi,
no, no me cuenten de ella...
Sólo nosotros sabemos del ayer,
y nadie sabe del mañana, nadie...

Gemidos, lamentos...

Como una aparición inesperada,
naciendo hacia la luz suprema,
desde las raíces de una ola...
Como una presencia alucinante,
traída de un reflejo del sol,
que ciega los misterios terrenales...
Como un despeje, una culminación,
arruinando miedos e insidias,
que mecen la llanura de nítida cordura...
Como un cielo que viene de visita,
y viene para quedarse confiado,
y azulea los ambientes y los sentidos...
Así fue tu impacto certero,
que reunió de nuevo los pedazos,
de un corazón hecho gemidos, lamentos…

dijous, 28 de maig de 2015

Me regalo la vista y los oídos

Tengo los oídos regalados,
y la vista y la visión cabalgan
a través de la ventana.
Ya escuché el sonido vida
de los niños en el patio,
y vi pasar un tren rápido,
y escuché a los obreros azules,
gritando, con casco amarillo,
en una obra cercana,
y gentes que van y que vienen,
con bolsas de compras variadas...
Con el día despierta el ruido,
y el pueblo se activa, y yo,
me regalo la vista y los oídos…

Quedo y feliz

En tu interior sonríen los destellos
de los sentimientos tibios, puros,
que asoman sinceros, nobles, francos.
En tus adentros aprecié la firmeza,
el orden más sano y conseguido
de los mejores conciertos especiales.
Entrar en ti fue descubrir, del todo,
cómo hierve la paz interior,
muda de silencios y ávida...
de todo lo justo y sincero
que tiene el amor a la vida.
Ver tu alma fue ver la luz
al final de los misterios...
Verte fue quedarme quedo,
exhausto de felicidad extrema,
instalado en un suspiro pleno,
sin nostalgias de otros vientos…

Primavera anhelante

Los sauces ya no nos lloran,
y las acacias nos sonríen,
y los girasoles, pues eso, se giran,
dando pleitesía al sol, de sol a sol.
El jardín va llenando sus rincones...
de suspiros, algún beso los calla,
o más bien los acelera un mucho,
mientras, las flores se engalanan
y, vestidas de fiesta, acuden al evento.
Se altera la sangre y una brisa,
suave y tibia, aviva los fuegos...
Los rosales, siempre amigos cuerdos,
nos sueltan algún pétalo feliz,
bendiciendo el marco que el amor
hizo deseo y primavera anhelante…

dimecres, 27 de maig de 2015

Feliz como un encuentro


Te vi asomada al balcón,
mirabas la luna, parecía,
y un violín lloraba cerca.
Yo pasaba cada día,
lentamente, y miraba...
tu ventana sin luz ni música.
Pero esta vez, asomabas,
respirabas, quizá soñabas,
quizá hablabas con la noche,
que relaja, acoge y aconseja.
Y yo pasé, como siempre,
como caído de un olvido,
fugaz como una estrella,
feliz como un encuentro…

El amanecer de tus pestañas

Cae la tarde, anochece plácidamente,
y se pronuncian, como susurros de brisa,
los últimos suspiros de las flores...
Caen tus ojos, y la noche se acelera,
me paro, contemplo y adivino,
bajo la luz de la luna amiga,
el fuego que adormecen tus párpados,
paraguas de cielo y de amor...
Me siento, no importa donde,
me siento cerca, y veo en lo oscuro,
donde acuden, cual luciérnagas,
todas las luces contemplando tus ojos,
y, en el amanecer de tus pestañas,
llegar al umbral de la sensación…

Elecciones

Bueno, parece que hay un respiro, la democracia ejerce más decencia, y ya no conduce tantas mayorías absolutas, aunque aún hay sanguijuelas que colean ávidas sus bocas de un chupar insaciable, pero... a partir de ahora, tendrán que pedir vez, en la racionalización de los repartos del pastel. Estas elecciones, han podido ser, un anuncio de los reflejos que nos han estado escondiendo, allá por los oscuros de las ruedas de molino, y las faltas de respeto al pueblo. No sé qué pasará, pues el desprestigio de los partidos y sus políticos, es constante, pero al menos ahora ha entrado un poco de aire plural, que puede poner mejor las miserias al sol.

dimarts, 26 de maig de 2015

Es lunes

Es lunes, no tengo ganas de bici,
camino, hoy iré por la parte alta,
el casco antiguo, catedral y tal.
Si los gemelos me respetan,
pasaré por el circo romano,
lo que queda, y igual me acerco
a algún museo de esos mágicos,
a los que hay que ir, pero cuesta...
encontrar los momentos oportunos.
Estaría bien un desayuno copioso,
en algún santo lugar que me conozco,
pero hago un poco de dieta,
(cinco kg. en quince días),
igual un café y regreso con viento fresco,
a mis soledades multitud del hogar…

La miré lentamente

La miré como siempre, como a todas,
por porciones, de abajo a arriba,
y, al llegar a los ojos, me paré,
y me vi ávido en aquel espejo verde...
no importó el mareo de sus curvas,
llegué cuerdo al asombro de la luz...
Después del baño verde en claros,
oí el temblor de los rojos carnosos,
en sus labios siempre impacientes...
Mientras, sus pechos miraban al cielo,
y sus caderas, más que montañas onduladas,
eran olas de brisa traviesa,
de aquellas que nos regala...
el mes de mayo y de las flores.
Al fin, la miré como nunca,
de arriba a abajo, lentamente,
sin prisa, sin pausa…

Paseando por el arco iris

Como salida de un disco de Newton,
blanqueando de un celeste en brillos,
todos los cielos y las hermosas tierras...
Como emergida de un arco iris,
entre gotas de rocío y destellos,
de la más maravillosa de las luces...
Como un amanecer con diana floreada,
donde el sueño dormía en los sueños soñados,
y el despertar confirmaba los anhelos,
y el alma sonreía y el corazón musiqueaba...
Como si de repente, no pasase nada,
y el hoy se vistiese de ayer y de mañana,
y el tiempo y el espacio se evaporaran,
mientras... me iba contigo, en grato pleno,
mezclando colores con el amigo Newton,
y paseando el arco iris por las nubes…

dilluns, 25 de maig de 2015

Mentira

Buscarte un nido alejado del ruido,
allá por el más allá más lejos,
porque no te das cuenta que, al casarte,
lo hiciste también con los suegros,
tus cuñados, e incluso con alguna tía...
de esasque siempre son
la guinda de algún pastel...
Con la familia política pasa aquello
de que, ni contigo, ni sin ti...
y si quieres puedes terminar con todo,
en diez minutos, cada uno en su casa,
y Dios en la de todos, dicen los creyentes,
pero no cuela, la convivencia…
del "Yo contigo, pan y tomate", queda huérfana,
somos productos de unas familias
que siempre formarán parte de la nuestra.

Un hálito

Para ti, yo siempre tenía razón,
incluso, sobretodo, cuando no la tenía...
Tú aconsejabas a las dudas,
tú dabas consenso al desajuste,
y buscabas razones de justificación.
Tú, eras mi amiga y lo sabías todo,
lo sabías todo de mi...
y eras una continuación de mi nobleza,
y tenías claro, muy diáfano,
que en cualquier presencia de malicia,
no era yo ni sujeto ni inventor...
Tú eras mi otro yo de apoyo,
como una especie de luz, un aclarado,
un hálito amigo donde respiran las dudas.

Ausencia

La tarde no tenía primavera,
y sólo la languidez de los gladiolos,
decadentes y amortecidos,
daba algún indicio del ayer esplendoroso.
Por el sendero que no tiene camino...
al que ir y se hace selva plena, total,
por las habitaciones de la casa,
por las calles y pasillos que vieron
y vivieron tu existencia más feliz,
sólo queda el reflejo nostálgico,
de un aroma que arrebata...
Mientras, hasta los misterios,
aquellos juguetones y cupidianos,
muestran su más fehaciente frustración.

diumenge, 24 de maig de 2015

Barquita abandonada

Una barquita abandonada, parece,
perdida, casi escondida entre las cañas.
Le cortaron las alas, sin remos,
y su pintura, otrora azul potente,
de mares y cielos vecinos, ahora....
es un simple raído erosionado,
víctima del tiempo y del descuido.
En su interior quizá anide
algún ánade acostumbrado...
al vaivén de las aguas,
que huelen a mar cercano...
En los bordes descansan las gaviotas,
que se columpian confiadas, porque...
la barquita, que mostró sus encantos y paseos,
está malherida, allá en el río, cerca del mar...

Nos hacemos un nido

Lánzame una sábana a nudos
y trepo hasta tu trenza dorada,
y aterrizo en tus labios sedientos...
Mejor derrumbo el castillo,
y lo hago por partes y te llego,
y te vuelo conmigo por siempre...
Allá, desde la libertad de las alturas,
buscamos una tierra madre,
con hijos, que cual hojas verdes,
habitan, sanos y felices y lúdicos,
por lo frondoso del origen más natural...
Búscame una fuente en el paraíso,
y yo pongo los nenúfares y las ranas,
y nos hacemos un nido cerca de las ardillas.

No, no digas nada...


Deja queda la cuestión,
no desenraíces ni desdudes,
no interpeles ni investigues,
no pongas ansia ni anhelo
a flor de piel porosa,
no te punces ni excites,
allá, por los hondos profundos,
no te lances de frente
al sol sin protección,
no te precipites al vacío
y compres la sonrisa incierta,
como aquel sí concreto
que dijeron otras niñas...
No, no digas nada, nada,
mientras hay vida, hay esperanza.

dissabte, 23 de maig de 2015

Uno hace cosas

Y de la luna me hago un día.
Y del sol un verano ardiente.
Y del jardín un paraíso terrenal.
Y del río un mar de suspiros azules.
Y del bosque una paz de aromas.
Y de tu sonrisa dos mundos en uno.
Y de tus ojos una piscina termal.
Y del cielo un paraguas volador.
Y del viento una música de brisas.
Y de los rocíos aprendices de lluvia.
Y de los besos gotas de alma en celo.
Y de los celos ausencias eternas.
Y de los latidos suspiros con motor.
Y del amor un seguro de vida…

Rescate

Tú, escondida, fuera de mi campo visual,
y yo, mientras, buscando tesoros supuestos,
sorteando los vicios cuando no me encontraba
alguno de curtido en mil batallas y me vencía.
¿Dónde estabas mientras permanecía oscuro,
vagando sin medida por los inciertos,
por las miradas imperativas y desprecios,
por los senderos de las esperanzas muertas,
y de los norte inclinados hacia el sur?
¿Dónde estabas cuando me tentó el abismo,
y me vi, ya sin verme, por lo oscuro profundo,
donde no reinan ni los vicios al fuego?
Pero, por fin, apareciste, oportuna,
veniste al rescate, y aquí fue gloria,
y después... más gloria, a dos…

Nuestra historia

Cada día voy escribiendo nuestra historia,
porque si hablo de la pureza de los aires,
de una lluvia de estrellas fugaces,
de una noche de mil lunas,
o de un mundo hecho sonrisa,
es de ti de quien estoy hablando...
Cuando cuento del paseo por el bosque
que huele a mar y a río,
cuando reparo en la ventana abierta
por donde te presencias gozosa,
a modo de inmaculada inspiración,
es de ti de quien cuento y no acabo...
Cuando reino en mis gozos diarios,
digo al mundo que eres tinta de mi historia.

divendres, 22 de maig de 2015

Verte cerca

Te vi entre un vuelo de palomas, cerca del río,
gozando entre los suspiros de un alma enamorada,
cual reina madre capitaneando la dulzura...
Te vi por entre los sin pena, con gloria,
por entre las brisas oportunas que acarician,
por entre los deseos cumplidos y las concordias...
Te vi cantando al amor y a la vida total,
con aquel arte que solo sale del alma,
y aflora gemidos auténticos de verdad pura...
Te vi pisando las piedras del río,
limpiando el agua con la luz de tus ojos,
y siendo armonía de los pájaros en paz.
Te vi, tan cerca, que me impregné...
del rocío que emana de tus labios.

Siempre el corazón

Ella, una, me quería, dicen.
A mi no me gustaba, ella, esa.
Yo quería a otra que...
no me hacía ningún caso.
La situación era cómica,
con tendencias trágicas,
Las que me dan no las quiero,
y las que quiero no me las dan...
Un día, sin saber que me quería,
pedí que me presentara a su amiga,
lo hizo contenta, llorando por dentro,
me quería en silencio, la niña...
La amiga dijo que su amiga...
me quería, ella no, claro...
Quizá me hice un nudo,
pero no, manda el corazón,
siempre el corazón…

Ver, sentir, amar...

Espontáneo, lúcido, diáfano,
el amanecer me sumergió feliz,
en sus mejores y apacibles auras.
Los ruidos me regalan su ausencia,
acuden los sonidos y, entre ellos,
un saxo lejano conduce emociones.
Los saxos, siempre lejanos, ellos...
El sol acaricia la ventana floreada,
las orquídeas sonríen naturales,
todo es bueno, parece correcto,
pero a la luz le cuesta mucho...
llegar a su umbral de sensación.
Muy cerca, mucho más que el saxo,
unos ojos se abren, sí, debe ser eso,
el amanecer, la claridad...
que te permite ver, sentir, amar…

dijous, 21 de maig de 2015

Nos dejó el amigo Carlos

Hay veces en que la biografía de alguna persona, tendría que escribirse con un dardo en la mano, que fuera ajusticiando cada despropósito de su existencia. No fue suficiente sufrir la muerte de un hijo, un lujo de criatura, de su mujer, y de sus padres... Ahora, casi sin previo aviso, un tumor, que no era ni maligno, se lo llevó, con su sempiterna sonrisa adornando su adiós. En el barrio nos queda el vacío de un hombre que los acumuló todos, y los vivía en sus silencios más íntimos, un hombre que, pese a todo, era agradable, social, básicamente buena gente. Los que de alguna manera tenemos alguna fe, te vemos con los tuyos, Carlos, y siendo nuevamente feliz, con ellos y con tu música. ¡Descansa en paz, amigo!

Amén

Me llueven alegrías interiores,
como un plácido e intenso suspiro
que alimenta las hélices firmes
que mueven mis proclamadas ilusiones.
Como un Fred Astaire cualquiera,
me limito a poner los pies en el aire
y los muevo a ritmo de latido...
Mi corazón late feliz de contentos,
nada de arritmias ni descalabros,
por eso me visitó...
la versión más noble de la justicia
y me habló de la humildad,
y del trabajo bien hecho en la cantera,
y aunque ya lo sabía, me contó,
que el Barça ganó la liga, Amén.

Mi soledad cabalga hacia ti

No puedo quemar la soledad
porque sería destruir el refugio,
aquel remanso de paz única
que uno vive en compañía selecta.
Sólo, conmigo y mis recuerdos,
egoísmo puro y a veces...
me dan ganas de ir a buscar
más a quienes debo que a los deudos,
porque los momentos de felicidad
deberían ser siempre para vivirlos
en compañía menos virtual.
Lo llaman recogimiento, algunos,
otros más dudosos, espacio vital.
Mi soledad cabalga hacia ti,
a lomos de un corcel que atraviesa...
los fuegos y las nostalgias y los futuros.

dimecres, 20 de maig de 2015

Violencia... de ningún género

Cuando uno escucha la palabra violencia, le suena a despropósito, a inhibición de los más elementales sentidos racionales, que conlleva a que se ponga en acción la bestia que parece ser llevamos escondida por alguna parte. Si la violencia es de género, la sinrazón alcanza cuotas de sensibilidad extrema, todas dignas de estudio y compasión. No se puede juzgar a la ligera y habría que atacar los problemas en la raíz y, sobretodo, haciendo hincapié en la violencia psicológica, que muchas veces queda opaca y sólo nos apercibimos después, con sus nefastas consecuencias. Nombrar, como no, la violencia que genera la dependencia económica y el qué dirán social que nos vendieron las ideologías de malformación. Pienso, como ya les comenté, que hay que ser metódico y previsor, así que les recuerdo algunas frases que, a pesar de estar muy sabidas, conviene que nunca perdamos de vista:

Que te griten, es violencia.
Que te insulten, es violencia.
Que te controlen, es violencia.
Que te vigilen, es violencia.
Que te digan con quien puedes hablar,
y con quien no, es violencia.
Que tengan algún contacto físico contigo,
que no deseas, es violencia.
Que te sientas obligado u obligada
a realizar actos que no quieres, es violencia.
Que te hagan creer que no puedes,
que no llegas... es violencia.
¡No permitas que nadie...
sea violento o violenta contigo!



Qué cosas, ¿no?

Recuerdo los paseos arriba y abajo,
con los amigos recomendados, afines,
sin ir a ninguna parte, sin ir...
Sólo estar por los cercas concurridos,
como expuestos a otros ojos...
que también pasean o simplemente miran
desde sus observadores oportunos.
Es buena gente, va con el hijo de fulanito,
y frecuenta a la niña que estudia...
y es hija de menguanita, noble y rica del todo.
Aunque no duró mucho, algo de esto viví,
relaciones casi obligadas en los pueblos...
No duró nada... afortunadamente.

Nos fundimos


Regálame una sonrisa...
y te bajo una estrella,
y la planto contigo en mi alma.
Dame un sí de ciertos misteriosos
y regateo a las sombras y acudo...
y me pongo a merced de tu imán en cielo.
Háblame de lo posible y vuelo...
sin problemas, por lo espeso
hasta aterrizar por tus cercas sublimes.
Haz visible un amago de consuelo,
en forma de latido sediento,
y compondré una música de néctar,
que nos sacie las ansias eternas...
Apareces, me presencio, nos fundimos.

Me atempero

Te imagino pastora, maestra,
educadora, conductora, périto,
"profe"... que abraza los suspiros,
aquellos que van libres y sueltos,
quizá perdidos, reflexivos,
cabizbajos o altaneros, locos,
cuerdos, idos o venidos a menos...
por el bosque del estanque frío,
o por el mar que se escapó,
de un océano glaciar...
Te imagino accionando firme
la mesura y el sentido,
cobijando los fríos de los hielos.
Te imagino y te pienso y te presencio,
y me atempero... y me recobro.

dimarts, 19 de maig de 2015

Ganó el mejor... ¡el Barça!

Hoy las olas gimen suavemente,
y las farolas se quedaron sin abrazos,
se acabó la noche de gloria y sed.
Sólo algún envase que no reciclaron,
asoma por la playa desierta...
El sol se cuela entre las nubes bajas,
y se columpia en una brisa tímida.
Es el día después, y se duerme,
muy bien por cierto, y en paz.
A veces, no siempre, la justicia es justa,
y la liga la gana el mejor,
quien mejor juega al fútbol, quiero decir,
porque si se juega a otra cosa, gana el otro.
Ganó el mejor... ¡el Barça!

Volver a nacer

La soledad que procuras,
acaba congelando los entornos.
Harto de todo, de cenas
a las doce... de la noche, claro,
después de haber cenado a las nueve.
Harto de decirle al no que sí,
de presumir de libertad...
sin apreciar esclavitud
en los máximos de la susodicha.
Harto de que no pase nada,
de que todo sea más de lo mismo,
y lo mismo sea un mucho menos,
de todo aquello que soñaste un día...
Y así, en estas condiciones, te vi...
y nací y me desharté y tuve hambre,
y aterrice los sueños, y soñamos juntos.

Como diría la diosa Miki

Cuando sonríes en suaves de delicia,
me tecleas las músicas de mariposas
que ventilan los anhelos interiores,
aquellos con ánimos sentidos,
que son rocíos de esperanzas plenas.
Y si, además, me miras fijamente
para que mi verdad se desdude,
es como si la lluvia acompasada,
se uniese al coro y la concordia.
Mariposas interiores...
al compás de notas de sonrisa
y gotas finas de lluvia en cielo abierto...
Si me miras y sonríes... amanece,
y el sol me besa, como diría...
la maravillosa diosa... Miki.

dilluns, 18 de maig de 2015

¿Gustan?

¿Y si nos tomamos un café
y nos vamos a ver los yates
de los jeques y los ricos?
Bajo un sol que nos ajusticia,
paseamos sin roce de mano...
o de brazo, sólo cerca,
a modo fácil de silencio en beso...
Algún tenderete de partido político,
otros de bisutería y minerales,
manualidades, posibles recuerdos...
Ofertas tentadoras de restaurantes,
sueños de vinos frescos con tapas,
pero nosotros, impasibles e inasequibles
a cualquier desaliento y frustración,
llegamos a casa...
Es domingo, toca lubina al horno...
¿Gustan...?

A tiro de pétalo

Contigo despertaron los fuegos,
y la monotonía se fue cabizbaja,
y murieron los días sin sentido...
Y es que... por ti esperé la mañana,
y sugerí un adelanto al amanecer,
y me puse a tiro de pétalo,
del prodigio de tu rosa sublime...
En ti encontré el soplo que se fue,
en tus ojos la belleza clara en luz,
y en tus labios mieles de dulzura...
En tu proximidad hallé la paz activa,
despertó el alma en danza y grito...
Tú fuiste el verano espléndido,
que acabó con mi letargo crónico...
contigo despertaron mis mejores fuegos.

¿Me acompañas?

¿Te vienes compañera amiga?
Allá donde anidan las águilas,
sin más techo que los cielos,
y donde alguna cola de caballo,
chapotea una pequeña balsa,
que generará un río nervioso...
Allá por donde expiró la contaminación,
y los respiros son suspiros nítidos,
y los vuelos son siempre sin motor...
Allá donde culmina la escalada
y el éxito abraza al esfuerzo...
Allá donde saciarse de montaña y cielo,
contemplando los mejores vuelos altos,
y las aguas más limpias de todo nocivo,
y las esperanzas más sólidas y lúcidas….

diumenge, 17 de maig de 2015

Caballos en libertad

En mi última excursión,
de esas que hacemos ahora,
en los "findes" de tres o cuatro días,
vi una ladera con caballos,
libres, sueltos a su aire y hierba...
Son bonitos los caballos, elegantes,
negros, alguno blanco, otros tordos...
preciosas sus crines sedosas,
sus colas altivas y largas,
sus finas patas, su porte majestuoso,
atractivo su relincho siempre alegre...
Con los caballos me pasa, un poco,
como con los toros, me gustan libres,
en el campo, en feliz manada,
aunque con estos se es más cruel…

Vuela conmigo

Si ves un pinar escondido,
por un valle que protege de intemperies,
donde juegan las ardillas saltarinas
y los pájaros anidan confiados...
Si reparas en un sendero joven,
por entre los arrecifes de colores,
donde los peces ríen sus payasos...
Si contemplas una noche con luna,
complementando estrellas fugaces,
por donde cabalgar proximidades...
Si te da por navegar por los meandros,
de los ríos caudalosos y en paz...
Si te da por todo esto...
búscate un pájaro de suaves agudos,
súbete en sus alas y vuela conmigo.

Donde estallan las discordias

Abrasaré todo el jardín,
con el paso de mi alma en fuegos,
y un humo de incienso perfumado
dejará una estela apasionada...
Por aquí pasó el amor perdido,
la muerte de la afinidad,
la desilusión, el ocaso, el fin...
Ahora el paseo floreado,
es el templo de la nada, del vacío...
Se oirán apenas las voces sin aliento,
entre las nieblas que no apagan
las llamas de la muerte en vida...
Y en un salir del sol, sin pausa,
irá secando los regueros nefastos,
donde estalló la discordia opaca...
Después, se ofrecerá un nuevo amanecer…

dissabte, 16 de maig de 2015

Tus ojos luz

Por entre mis sueños despiertos,
cabalgó, alguna vez, la prudencia.
Uno era el bueno del circo,
buscando éxtasis por los discretos.
Tú eras un amago de cielo,
con ojos, claro, te hablan,
los ojos, digo, muy claro.
Tú embellecías a miradas,
las delicias posadas en el césped,
allí por donde el sosiego
abraza la paz y los deseos...
En mis sueños más lúcidos,
la luz atravesó los claro oscuros,
pese a la prudencia y lo discreto,
pese a todo, tus ojos luz,
siempre iluminaron mis sueños.

¡Buen "finde", amigos!

Hace un viento de aquel ruidoso,
bajan las temperaturas,
no apetece salir, estornudo...
Mi "estelada" nueva vuela,
parece inquieta, la acosan,
también los otros malos vientos.
Escucho música italiana,
los clásicos lentos, melódicos,
de voz desgarrada en grito,
y amores en plena ebullición...
Leeré un poco a la Coia Valls,
y si se calma el Eolo bravío,
y el sol calienta a los fríos,
me acercaré al río Francolí,
que ya le queda poco de río,
porque en verano está seco de agua,
aunque le salen hierbas en su honor.
Bien, sólo en casa, con mis cosas,
es viernes, que sean felices...
¡Buen "finde", amigos!

On tot acaba bé

... i el cel és blau i clar,
i les roses són de color de rosa,
i als voltants de la casa,
tenen una gespa de verd tendre,
i una barbacoa generosa,
i unes taules i cadires blanques,
i un gos amb cara de felicitat...
I prop hi havia un llac,
i a l'aigua suren flors de nenúfar,
i tenen una barca a rems,
on l'amor es passeja lentament...
En un indret així d’idíl·lic,
es desenvolupa la pel·lícula,
on tot acaba be... i en casament.

divendres, 15 de maig de 2015

Nosotros

Se paró el viento y el frío,
cae la tarde y la nieve acaricia.
El camino blanqueó los verdes,
aquellos ya en decadencia decrépita.
Compartimos paraguas blanco,
y cada paso queda en el sendero,
como un recuerdo perecedero, simbólico...
El horizonte es también blanco,
y, entre la neblina espesa,
vuelan los ángeles cantores, buena gente,
compañeros que acompasan los suspiros...
Es un cobijo que estrecha el abrazo,
y, como en la canción, un cielo de plata,
sólo para los dos... nosotros.