diumenge, 31 d’agost de 2014

Mi río Ebro

Fontibre, allá en la montaña de Reinosa,
no es tan espectacular como el río que genera,
más bien parece un pequeño lago estancado,
con algún ligero desnivel,
donde se escuchan silencios de Delta.
Es curioso el croar de las ranas,
el paseo de las fochas y, como no,
los ánades que casi parecen de granja.
Uno piensa en mi Ebro, en Deltebre,
que llega majestuoso y curtido,
de mil pueblos con los que libró sus besos,
y se junta con el mar de amor…
y allí suena a normal la fauna y flora,
como un compendio de experiencias,
como un aposento definitivo del destino.
Me encantan los ríos con vida,
que anidan sonidos y vuelos.
Hasta mi Francolí, en Tarragona,
que oscila entre camino y aguas,
al acercarse al mar y abrazar lo salado
no puede, no se desprende del resumen,
y allí, una vez más, el croar de las ranas,
el zambullido de los cormoranes
y los vuelos con aterrizaje de palmípedos,
de los sempiternos patos…
Reinosa... en la calle Deltebre,
un asador donde gozar de la hermandad
del principio y final del río Ebro.

dissabte, 30 d’agost de 2014

Como abrazo o consuelo...

Busqué a una musa generosa por los bucles del río,
que el mar empuja en otras direcciones y hacia arriba,
y allí me vi entre artes acuáticas, sirenas cabalgando sobre siluros,
lisas voladoras esquivando aves, surcando sueños por mi río de mar…
Sí, sí, el río va hacia arriba y los meandros bracean señoriales,
formando alguna isla de naranjos por donde los azahares…
también circulan, las hijas de las musas, de blanco aroma.
Musas de colores, sirenas, siluros… cañas y chopos, belleza y sosiego…
Cerca, en conjunto armonioso, las inspiraciones verdes,
arrozales, jóvenes promesas de las realidades amarillas…
¿Será que en el Delta habitan las ninfas, y en las noches claras con luna,
donde la brisa siempre encuentra ventana, lleva implícito el soplo del trino,
donde el poeta bebe… y sueña?
Por las lagunas se pasean las soledades, aquellas que yo entiendo multitud,
y allí, en un aparte bucólico, viven los sueños y los logros, conviviendo,
con alguna excepción y despropósito, y allí acuden, como gozo o auxilio,
musas, ninfas, sirenas… como abrazo o consuelo.

divendres, 29 d’agost de 2014

Ser niño es insustituible

Nunca me gustaron los niños que hablan como sus abuelos, aquellos adiestrados para el espectáculo y la albricia antinatural. Nunca me hizo gracia el niño prodigio, con todo lo que conlleva de antiprodigio de ser niño. Como profesor, siempre tuve presente el desarrollo natural, progresivo y sistemático de las facultades humanas del niño. Nunca me apunté al adiestramiento del posible genio que llenaba las esperanzas circundantes de lo irreal. Siempre me gustaron las espontáneas infantiles, naturales, inmaduras, sin desperdicio, por lo verde y tierno, por lo plástico y moldeable, con criterio para el maestro del arte en estado puro.

Nunca me cansaré de decir que mis mejores maestros fueron los niños, por eso siempre valoré sus valores como niño, su inocencia y su esencia, su natural espontaneidad, su proceder de niño como ente en constante evolución y realidad de boca abierta para asimilar y realizarse y merecer. Con perdón, pero no veo bien al genio niño de instrumento o voz prodigio, genio prematuro… me suena a que no le dejan ser niño, y eso es insustituible e imperdonable.

Retrobada amb els amics

Esmorzar a La Xarxa, tonyina i favetes amb pernil, és clar, amb Elios, evidentment, amb els companys, per suposat... felicitat total. Avui tot ha estat augmentat amb el xarrupet de crema d'arròs i herbes, i el cigaló de Terry, generós, i el músic complementari de plenitud. La Xarxa, és sempre una debilitat, vull dir de compliment obligat d'evasió i de confraternització, on els afectes són efectius i aterren les realitats individuals, i tots fem música d'allò que sona bé per cadascú de nosaltres.

En Fernando ha estat el guia, entranyable com sempre. L'Antonio marxa a Madrid, de Prado i Rei Lleó, i jo... el dia u, quan la Teresa vagi a l'escola a preparar el curs que comença amb il•lusió, sortiré amb bici, sense estralls, de mica en mica, observant l'espai i el meu estat, respirant iode i natura i reconeixent aquells que freqüenten les ries de la vida sana...

dijous, 28 d’agost de 2014

A peu o en bici...

Som a tocar de setembre, aquell mes intrús que es cola i t'enlluerna en tro descarat... Noi, ja n'hi ha prou d'aquest color, i potser de la calor xafogosa també. Saps què? Aviat la mar ja no farà olor de bronzejador, i el iode t'arribarà al nas i, encara que haurà de ser en temps lliure, tot tornarà a ser més natural. La meva bici, allà oblidada, fins i tot té una roda desinflada i un banyet de pols, és allà trista, deixada anar, sense merèixer-ho.

La Teresa ha anat a l'escola a donar un cop d'ull a les maquinetes. L'equip directiu ja escalfa motors. Cafès i batalletes d'entrada a punt i, en un no res, toca el timbre i es produeix aquell contacte net que suposa la proximitat del nens. Mentre, demà els jubilats tenim concentració i esmorzar... aquest cop ens guia l'amic Fernando, tota una garantia, evidentment. Passarem revista a l'actualitat i planificarem la normalitat. Dilluns, dia u, la Teresa a l'escola, i nosaltres... de mar i bosc, a peu o en bici.

Impotencia

Es la falta de poder para hacer algo,
como una incapacidad manifiesta,
como una atadura de manos y pies,
y sobretodo de cabeza, que te inutiliza.
Lo malo es que lleva implícita el malestar,
la decepción, la inconsecuencia y la depresión
a la que lleva toda incredulidad.
Una pena cuando la afinidad se descontrola
y no sabes qué luna quieres,
confundiendo la máxima expresión de libertad
en el signo más fehaciente de esclavitud,
y no hay fuerza, ni consejo, ni amor..
que te baje del vuelo, incoherente por lo indefinido.
Quiero y no puedo y vivo,
vivo sin vivir la vida que vivía,
y no invento gigantes por molinos,
ni luces en las sombras, piensas.
De los choques que te obsequian
los andares diarios por las tierras,
el más preciso es con la realidad,
que a veces no es la tuya…
La impotencia ocurre cuando abrazas vacíos,
te sorprende creándote el propio,
bien nutrido y saturado… y acabas, cual Felipe II,
con que tu lucha no era contra los elementos.
Impotencia: luz, más luz, dijo Goethe.

dimecres, 27 d’agost de 2014

Como tú

Así es mi vida,
piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera...

León Felipe (1884 - 1968)


Ponemos el amor en pedestales

Pijama de verano, descalzo, despierto, solo…
ruidos habituales, la pecera, la nevera,
el barrio que, poco a poco, se despereza.
Pongo música a los silencios del comedor
y un ramo de flores se marchita en un jarrón.
El escudo del Barça, una "estelada",
pequeña de tamaño, inmensa de significado,
las fotos entrañables en las paredes
hacen compañía… a los silencios musicales.
Una mesa y un cuaderno, como antes,
un Pilot 0'5 como ahora,
y una paz y unas presencias que alimentan
mis tiempos y mis ahora, más recuerdos.
A veces la soledad tiene su encanto,
porque eres tú quien elige el paseo,
paseo y espacio para el vuelo,
por donde dirigir la imaginación,
más bien tus ciertos, tus verdades.
Descalzo, despierto, sin gafas, solo…
con todo cerca y a mano, y a gusto,
veo pasar la vida y me subo
en el carro de los míos de siempre.
Algún día estaré en foto de pared
y seré recuerdo y nostalgia,
y mi hijo se sentará, temprano,
después de una noche bien dormida,
y dirá: "mi padre me acompaña".
Curioso, en mi familia no nos subimos por las paredes,
simplemente ponemos el amor en pedestales.

dimarts, 26 d’agost de 2014

Hoy me pienso despertar... amando

Hoy soñé con los sueños de ensueño,
aquellos que no había soñado nunca…
con noches sin luna y sin nubes,
donde reinaban las mejores estrellas.
Todo era natural y vivo y asequible
a la luz terrenal de las luciérnagas,
bajo el reflejo del crepúsculo azul,
con rayos de suspiro emocionado.
Hoy he visto despertar el día y al pueblo
y, cual sandía de Lope de Rueda,
mostrar los rojos intensos de la vida…
¡Qué claros los caminos sin sombras!
¡Qué bellas las gentes con alma!
¡Qué lindos los conceptos sin nudo!
¡Qué placer que da la luz!
¡Qué feliz el sueño del sueño soñado!
Es un mundo donde no hay perdón
porque los procederes nítidos, sanos,
no lo requieren, no hace falta, sobra…
Espacio donde los días transcurren
sin corriente alterna y arbitraria,
y la progresión es siempre positiva,
y los conjuntos son de afinidades,
y los caminos no llevan tan lejos,
y el mar y el bosque complementan
con su música de olas y de hojas.
El viento es brisa y huele a aliento,
por donde el amor se place y se asienta.
Hoy me pienso despertar… amando.

Olives verdes trencades

Recepta extreta del llibre "La cuina del Delta d'abans i d'ara", de Lurdes Sanchís i Roser Gómez.

Ingredients:
-     Olives verdes
-     Una mica de frígola
-     Aigua
-     Sal

Elaboració:
1.     Trenqueu les olives xafant-les amb un cop i poseu-les en aigua tres dies, tot canviant l'aigua cada dia.
2.     Al tercer dia, les escorreu i les fiqueu dins un pot de vidre.
3.     A part, en un altre recipient, hi posem aigua amb un bon grapat de sal.
4.     Per saber si ja tenim l'aigua prou salada, fiquem dins un ou fresc... si es queda dalt surant vol dir que ja tenim l'aigua prou salada, si no puja i es queda a sota hi afegim més quantitat de sal.
5.     Tot seguit aboquem l'aigua, junt amb la frígola, dins del pot on tenim les olives trencades. L'aigua ha de cobrir les olives.
6.     Finalment, tanquem ben fort el pot... i ja tenim les olives preparades.

Recordo que la meva àvia en solia tenir, tot i que a mi no em van agradar fins a ben gran. Bon profit!

Aquella suavidad que siempre esculpe

Las olas, como un quejido placentero,
se plasman suaves entre brisas,
me hablan de las sirenas traviesas
que, cual cupidos, lanzan dardos
con aciertos diversos y división de opiniones.
Playa sin fin ni roca posible,
paz de Delta con sombrilla verde,
sol casi injusto en la justicia…
Una hierba salada cobija una gaviota,
cerca se oye el croar de ranas,
los arrozales amarillean con éxito
después del azote del agua de mar
en su lucha contra el caracol manzana.
Aquí también rueda la rueda
y brota la harina de arroz,
y el grano es suprema delicia
en el manjar que los dioses y los genios
plasmaron en las paellas mixtas.
Las olas me cuentan que pasean por el río
y facilitan la excursión de las doradas,
de las lubinas y otras especies
que, como a tantas otras, humanas incluidas,
les gusta nadar entre dos aguas…
Me gusta ver que mis amigos gustan y gozan del Delta,
donde los silencios cambian de color
y aquella suavidad que siempre esculpe
les abraza y acaricia los sentidos…

diumenge, 24 d’agost de 2014

Poesía


La poesía es inmortal y habrá poesía, con formas antiguas o nuevas, mientras haya poetas, y poetas habrá, pero poetas de verdad, mientras haya belleza. El más grande de los románticos, Bécquer, lo dijo, y ninguna ocasión mejor que ésta para recordarlo:

No digáis que, agotado su tesoro, 
de asuntos falta, enmudeció la lira; 
podrá no haber poetas; pero siempre 
habrá poesía. 

Mientras las ondas de la luz al beso 
palpiten encendidas, 
mientras el sol las desgarradas nubes 
de fuego y oro vista, 
mientras el aire en su regazo lleve 
perfumes y armonías, 
mientras haya en el mundo primavera, 
¡habrá poesía! 

Mientras la ciencia a descubrir no alcance 
las fuentes de la vida, 
y en el mar o en el cielo haya un abismo 
que al cálculo resista, 
mientras la humanidad siempre avanzando 
no sepa a dó camina, 
mientras haya un misterio para el hombre, 
¡habrá poesía! 

Mientras se sienta que se ríe el alma, 
sin que los labios rían; 
mientras se llore, sin que el llanto acuda 
a nublar la pupila; 
mientras el corazón y la cabeza 
batallando prosigan, 
mientras haya esperanzas y recuerdos, 
¡habrá poesía! 

Mientras haya unos ojos que reflejen 
los ojos que los miran, 
mientras responda el labio suspirando 
al labio que suspira, 
mientras sentirse puedan en un beso 
dos almas confundidas, 
mientras exista una mujer hermosa, 
¡habrá poesía!

No hay pues que inquietarse por la suerte del arte. Que nazcan artistas es lo que hay que desear, que ellos sacarán su rico tesoro interior, ideas y palabras hermosamente poéticas con que engalanar sus creaciones…


La vida sigue igual

Mi madre me hablaba de las buenas compañías y solía ponerme ejemplos a seguir: el hijo de tal o cual, que hablan fino y se comportan y están al son de la música que marcan los cánones… Mi madre fue un producto del esfuerzo y de la constancia para la subsistencia. Recuerdo que tenía obsesión en lavarme todo con detalle, y se retenía en las orejas, y yo tiraba de la toalla como un loco… Hacía lo imposible por vestirme bien, y de un retal me hacía un traje, porque "tal como vas, te tratan".

Tenía claro el qué dirán, lo del motivo de escándalo, o lo de la mujer del César, aquello de que la mejor manera de parecer honrado es serlo. Mi madre vivió el sudor entre silencios… ella nunca levantó la voz, ni la cabeza, no tenía tiempo, nunca cesó en su empeño para, desde la humildad, hacer familia, hacer fe, darse y hacer colmena. Siempre me protegía, cada acción era un aviso, una atención, cada silencio disfrazado de respeto era una proclama de la imposición i del miedo. A mi madre la hicieron santa mayúscula, y la vida sigue igual… haciendo mártires.

dissabte, 23 d’agost de 2014

No importa la montaña

Cae la noche en la quietud de la montaña, costó lo suyo pero…
al fin solos, esta vez se fue la montaña, quedamos nosotros, abrazo.
Tus ojos, cual luciérnagas, guían mi camino justo…
tampoco hay bosque ni aroma, ni mar ni horizonte perdido…
Pero estás tú, que lo suples con creces, que eres mi gloria, mi logro y sentido.
En ti están las hierbas y las flores, en ti brotan amores de árbol,
de ti nacen los ríos del deseo, los mares atractivos de la concordia,
los más preciosos océanos, donde acampan eufóricos los besos.
En la noche nos sentamos, tu y yo, en la montaña,
en un ayer perdido hacia la noche, y esta vez se marchó la montaña
y, desde entonces, eres pino y cielo, gacela y tomillo, romero y ardilla…
desde entonces eres mi siempre, con todo, con genio y con alma,
porque en ti habita la playa de los sueños,
con tanta sal y sol y cielo que no importa… la montaña.

divendres, 22 d’agost de 2014

Nexo de amor

Hemos comido en "Ca l'Amadeu"… ja sabéis, aquel sitio de Vilanova d'Escornalbou donde uno se llena de calma y sentido, entre otros placeres. Degustando los primeros pescaditos fritos, frescos ellos, de Cambrils por supuesto, se acerca una pareja señorial, mayores que nosotros. Nevado él y de barriga punzante y generosa… más ajada ella, discreta, recogida… Ya sabéis que, sin querer, se me va la oreja fácil, curiosa… Y él le cuenta que hay dos sillas y tiene una a la izquierda, y ella se sienta reconociendo la mesa, sus manos exploran el espacio que él deja vacío, discreto, como aquel que cumple una rutina. Amadeu les llena de atenciones… piden pacíficos, contentos. Él le prepara los platos, con mimo, y le pone cuchillo y tenedor en sus manos, y hablan como si nada, tranquilos… ella sin abrir los ojos, concentrada, él siendo luz de los dos. Ella es ciega, él su discreción… nadie lo diría al verlos llegar cogidos del brazo, haciendo un solo, formando un uno, nexo de amor…

Así es mi verdad

Fugaz como un suspiro atenuante,
un conato de lágrima y misterio
que envuelve los delirios perversos
o los sueños imposibles de los lirios.
Libre de sol y blancos consentidos,
abatida por los fuegos cruzados
de las nubes sin cielo…
Un silencio en los abiertos, sin recreo,
un soplo de nada, pozo, vacío.
Unos rápidos, fingidos, expertos,
en nostalgias crueles de invento…
Una prisa regada de sombras y noche
y aullido de lobo herido de amores.
Prestos se van cabizbajos, los roces…
Qué rápido te quedas frío,
qué prisa que lleva el arrope
en cambiar de cuerpo vencido en azote
por alma con cuerpo en espuma…
Centella, chispa, ápices de la fragua,
simples reflejos del recuerdo
que mató la ausencia y el desprecio.
Por qué va tan veloz la luz
dejando secuelas insalvables, con pena,
donde no crece la hierba escondida
y todo amarillea reseco de olvido…
Espontánea como un latido sincero,
un alma con verdad temprana,
fugaz como un suspiro sentido…
Así es mi verdad… vapuleada.

dijous, 21 d’agost de 2014

Otro tipo de belleza

A veces, la belleza se llena de suficiencia,
va sobrada de porte y distinción,
lo es y lo parece y lo proclama.
A veces, la jaca es joven y lo sabe,
y el corcel pavonea cercano,
se encorsetan por los vivos de lo erecto…
Uno lo ve con simpatía y gracia,
gracejo y comprensión positiva,
por supuesto, sin olvidar las violetas,
aquellas que, con su misma edad,
basan su luz en la prudencia,
y su lozanía en la discreción…
Es otro tipo de belleza, preciosa,
con otro envoltorio, precioso…

Amor es esto...

No sé si tenía razón o desvariaba, pero Lope de Vega decía esto del amor:

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor suave,
olvidar el provecho, amar el daño,
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño…
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

Quina mandra!

Sembla que, com els nens, he canviat el dia per la nit... i ni això, he canviat els tipus de mandra. No vaig a la platja perquè és plena de gent i olors, ni agafo la bici, ni passejo bosc... dormo als matins fins tard i baixo lent i amb parsimònia a fer un tallat al bar proper... i pujo i poso l'aire, i escric quatre ratlles contant quatre coses que passen, o volen, o penso que es queden.

Dinem amanides fresquetes i, fins i tot, fem sessió de sofà, i la tarda és de compres o de casa, de música o lectura, de pau i bé. De sobte, esclata la nit, que és llarga i ampla i fosca, però aquí es fa curta, atractiva i plena de llum i de llums, i corre que vola en plaer de relax... Potser una pel•lícula, una sèrie, un dels llibres escampats i començats, una Teresa, un què fer demà, una fruita, un làctic descremat. Quina mandra més edificant... només fins setembre, és clar, després cal recuperar els projectes indefinits...

dimecres, 20 d’agost de 2014

Mis alumnos y yo

Mis alumnos lo tenían claro, aquello de los límites que no podían traspasar, porque si no habría problemas. Tampoco yo era el colega, ni el amigo lúcido de la "panda"… quizá sí la referencia, una ayuda, que pretendía ser visible, en su camino a la realización. A veces se me escapaba el grito fácil, incluso cuando no estaba enfadado, y siempre me esforcé muchísimo en encontrar mi medida justa, un espacio activo de paz y orden.

Siempre pretendí un respeto, aquel que te da la entrega a los alumnos, incluso a su entorno, y, sobretodo, nunca quise perder la maravillosa espontaneidad de los niños, que es como el aire más puro del colegio. Encontrar esa medida práctica donde los educandos puedan expresarse en libertad, sin perder el sentido de la misma, fue siempre mi objetivo… que no siempre conseguí pero, cuando lo hice, pude influir en la formación de mis alumnos.

La vida empieza hoy

Hoy vi que mi amistad procuras, que tus ojos te delatan humildes
y acortas los espacios del encuentro.
Hoy parecen llover besos reales, como aquellos tan soñados de siempre.
El sol pone calles de luz y mi alma regresa al contacto,
y mis suspiros logras, de emociones blancas proclamadas.
Quizá hoy se anuncie el fin de las batallas deliciosas,
libradas en todas las antesalas del amor…
Hoy te vistes de azúcares y te engalanas de aceptación,
y te muestras y enrojeces, te acercas, nos vemos,
y se teje un bordado de tules celestes…
Están felices… las mariposas interiores
y, en sus vuelos de albricias con júbilo,
colorean y proclaman los incendios del alma.
Hoy vi claro tu lenguaje no verbal, tu alfombra tendida en perfume,
y adiviné tus brazos abiertos y me fundí en tu aroma,
extasiado en delicias sonrisa, exhorto en la lluvia de besos,
ávido de infinitos contigo, pura paz… en dulce guerra de pasión.
La vida empieza hoy… contigo.

dimarts, 19 d’agost de 2014

Calma

La Teresa descansa tranquil•leta. Jo estic mirant allò del "Saber i guanyar". Me n'adono que, entre el que no sé i el que he oblidat, estic minsat... però abans he fet un sudokus (nivell 6), també una partida d'escacs (nivell 5) que, després de lluitar-ho molt, ha caigut. En realitat he guanyat la pau, el silenci suficient per escriure unes línies en castellà que, com no ho feia mai, ara fins i tot em diverteix i n'aprenc.

Són les quatre i ja toca fauna... fauna i sofà, amb becaina inclosa. Avui va d'aus petites, ocellets o colibrís, preciosos missatgers... sembla que, en el seu temps, eren els autèntics missatgers de les plantes, d'on es regalaven el seu nèctar deliciós sense fer tampoc menyspreu d'algun saborós insecte dels voltants. Curiosa la forma de vol entre la pluja, movent les ales com un ventilador i tenint el cos completament paralitzat mentre van xuclant d'un lloc a l'altre, suspesos enlaire mengen feliços. Mentre, un tren es posa al mig... entre la rica solitud i jo.

Salvando fronteras

La luz del sol, medio amarilla,
resbala por las flores y levanta
reflejos de mil colores azulados.
Verano de ensueños y nostalgias,
con presentes, con de todo un mucho.
Te sabe a gloria la mano amiga,
el calor humano, la flor cercana.
Un silencio de proximidad,
donde apenas se oyen los murmullos
de una fuente de fina lluvia…
El amor te abraza el alma
y tu te dejas, en sueño despierto.
Mientras, la vida sigue en el oasis,
la vida sigue… salvando fronteras.

¿Y qué más?

Me he desrizado por completo, y me pasé la plancha, en plano,
puse la espada en la vaina, y lo hice a la primera, seguro,
caminé por la raya imaginaria, y guardé el equilibrio, lúcido,
pretendí subir en globo para restar espacio a lo no hecho,
y casi me subo en el pajar para ensayar el vuelo fingido,
pisé a fondo el acelerador y me estrellé en la inconsciencia,
aquella a la que conduce el descontrol, y no me bebí los restos
porque los vasos vacíos son clarividentes y en las noches alumbran misterios,
y me quedé sin camino y sin ventana de aire fresco,
por donde entran las musas, y me quedé sin luna, llena,
y, en un alivio de reflejo, a ras de suelo de la puerta, me enfilé,
rayo minúsculo, y me hice pequeño, inexistente, como la ignorancia,
y me fui por lo etéreo, fugaz y volátil…
y tras la lluvia brota el tallo y la vida rueda en espiral…

dilluns, 18 d’agost de 2014

La nieve


La nieve es suave y silenciosa, delicada y plácida, lenta y blanca…
Nieva en la calma y el sosiego, se ausenta el frío y aparece,
blanqueando árboles y suelos.
Llueven suspiros de ángel, lágrimas de bellas ninfas,
alivios de las buenas voluntades, ansias de los mejores deseos,
sentimientos encontrados en fiesta.
Llueven gozos sin sombras, abrazos sin contrato ni fecha,
almas que se deslizan ciertas buscando paces interiores…

Ya no nieva, la bonanza es fría y el hielo hiela, penumbra blanca.
A lo lejos se vislumbra un pesebre, unos pobres se cobijan, tiritan,
otros buscan la antesala de un banco o un puente, entre cartones…
Cuánta calma triste, pena, ya no llueven sueños blancos, corduras finas,
maná, rocío milagroso y abundante con que alimentar el alma.
Ya no nieva, no llueve blanco y, al cerrar los ojos, caen…
suspiros de ángel generoso, lágrimas de bellas ninfas, besos…

diumenge, 17 d’agost de 2014

Un presente, un recuerdo, la vida...

Cómo blandan suaves las olas,
sin viento de los vinos con grado,
cómo los cavas del brindis armonizan,
y los afectos, aquellos del recuerdo grato,
con café incluido, pontifican.
En el pueblo, Nicanor es referencia
y el recuerdo se hace grande
y la celebración justa y digna.
Merece siesta, recuerdo y reflexión
y, después, viaje a Tarragona.
Vamos y volvemos, estamos aquí y allá…
Qué más da... Un presente, un recuerdo, la vida…

Hoy, como ayer...

Hoy nos regalamos el recuerdo, un amor con lujos naturales,
el bar de las moreras, el río, vermut de la casa, del payés de Batea.
Unas risas sanas, gente natural, unas jotas del Delta, canapés,
la familia en pleno, convicción, acierto, tal para cual, dicen…
Los amigos, el día promete, el bar se engalana, brilla, clama fiesta y música.
Los hermanos de mi padre se han colado fuera, risueños,
y los primos juegan con el coche, les ponen botes, latas colgando…
ríen como niños, felices, mis primos, parece lo justo y lógico…
Cuando vas sumando años puedes recrearte con tanto recuerdo,
que es un placer, sentarte reflexivo y clarividente, viendo los tiempos
y, en la selección de momentos, aquellos en que reinó la dicha
los revives con intensidad y gozo.
Hoy, después de los acontecimientos recientes, toca celebración…
de nuestro "sí", y lo haremos con hijo y con paz.
Hoy nos regalamos el recuerdo… el hoy parece un ayer aún mejor.

dissabte, 16 d’agost de 2014

Aniversario de boda

Suelo decir con humor negro y falsedad extrema,
broma mayúscula y altamente incierta…
"hace 31 años que te aguanto, que te sufro y te padezco",
cuando la realidad es que son tiempos donde he estado fijo
al lado del orden y el sentido, tiempos de lógica y cordura,
de un suelo genial y práctico, tiempos de paz activa, feliz,
de sueños posibles, de logros, en batallas de abrazos
sin lastimar a nadie en la victoria.
Siempre cuento que me enamoré de la discreción y de la cordura,
de la palabra lúcida y oportuna, de la expresión cálida de tus ojos,
del amor de los silencios suplicantes, de todo lo dulce que emerge tu luz…
Cómo no, una vez más, recordar a la muchacha del tren
que sólo se mostraba para decir coherencias
mientras en el bullicio fácil pasaban desapercibidas las beldades…
Cómo no bendecir nuestro camino a dos, tan feliz,
tan completo y complementario, que no me importa que aun no se vea
el final de este maravilloso bosque con flores…

Sant Roc

Sóc al Delta, a la taula de casa. M'he llevat d'hora, he dormit bé després de les emocions recents. Tanco els ulls, Sant Roc... Ma mare ha fet canelons d'estiu i els ha ficat al bell mig de la taula, en un plat molt gran i molt ple els hi ha donat forma de margarida... fan tot el goig del món, són bons, refrescants, de bon sabor i divertits. També ha preparat uns ous bullits i, amb uns escuradents, olives farcides i unes tires de pebrot vermell, els ha donat forma de personatge, que igual podria ser un pastor del pessebre com un rei de la casa recent proclamat.

Ha convidat a l'oncle Joanet, un estimat germà de l'avi Rafel, que viu sol i molts diumenges ens fem companyonia i família. Ell portarà una ampolla de Dubois i, amb una mica de sort, el tap de suro estarà envoltat de la lletra D, i això voldrà dir que ens en regalaran una, cosa que solia passar sovint i ho celebràvem. Al final, fins i tot cantàvem una mica... l'oncle enversava prou bé i amb gràcia. La mare, el pare, l'oncle Joanet... entranyables com el dia, Sant Roc... i el gos!

divendres, 15 d’agost de 2014

Olor de palla

Sento olor de palla d'arròs, i jo, molts cops, l'associo amb l'olor de bosc humitejat, quan les petites branques i fulles es fan matèria orgànica. L'arròs, després de "ventrellar", espiga i la palla abundant és presagi de bona collita. Un entès en ciències locals em deia que aquest any hi ha molt de cuc i mata molta palla que, en podrir-se, fa aquesta olor característica... No he volgut dir-li res, però aquesta olor la sento cada any, encara que no amb la mateixa intensitat.

Hi ha sorts que ja comencen a groguejar i aviat els verds es faran grocs. Recordo que en la meva joventut, no fa tant... o potser sí, o més, hi havia vegades que l'arròs s'avançava tant que havien d'escurçar les festes perquè havien de segar a pressa feta... Ara, tot s'ha endarrerit gairebé un mes i, a més, tot es fa amb maquinària. De totes formes, els olors del Delta tenen el seu encant peculiar.

Diligencias rápidas...

Hoy las flores son presas de un sol inoportuno…
¿Qué pensará la Virgen de Agosto?
entre fiesta y luto, circunstancias…
La única realidad indiscutible nos ha visitado dos veces,
con dos mordidas letales, sádica una,
contundente la otra, crueles ambas…
Después del entierro se contempla un limbo,
un aire ido, una ausencia del sentido, un vacío,
como una pausa que quiere ser paz,
es reflexión y sueño y recreo en el dolor…
¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!
¡Dios mío, qué solos se quedan los vivos!
Es como una nada sincera, un suspiro sin soplo,
interpuesto entre ausencias y recuerdo y silencios.
Hoy el día marchita en azote,
la inhibición paraliza y abstrae,
sólo observas impávido lo irreversible,
los trámites son rápidos y seguros,
las diligencias tienen prisa, sin mañana,
y te encuentras que ya pasó,
sin darte cuenta que no vistes, ni por asomo,
ver pasar su tiempo, sus horas.
Hoy es día de familia y abrazo, nostalgia,
y codo a codo en lanzadera…

Sombras

Hay tiempos en que las sombras
abren sus alas negras, reina el sollozo,
irrumpe la tristeza, la impotencia se pasea agónica,
las lágrimas se agotan…
Es un recinto frío, de afectos grandes,
de abrazos sinceros que agradeces…
Te duele la cabeza, te puede el cansancio,
la desazón, estás en nube, vuelo sin sueño, caras largas…
Nos hacemos compañía recordando los últimos días,
los mejores momentos de las vidas que se fueron…
nunca tan lejos como para olvidarlas.
Descansen en paz, besos de luz… perpetua.

Besos

Volé hacia mi interior profundo, por los espacios por donde habita el alma,
donde flotan los besos no dados, perdidos, también los robados,
y los consentidos y los deseados y los espontáneos…
Había uno dolido en rechazo, y otro pillado en exceso de celo,
y los dulces y los largos sin fin, como no, los discretos tenían su espacio,
dormidos en sus lanzaderas del pudor.
Parece que tengan motor, los besos, con latidos que aceleran las ansias…
gloria del primer beso aprobado que te funde en cielo, en la armonía…
Beso que besa al amor y vence a la distancia fácil y, tras abrazo, besa, el beso.
Una pena, un sin sentido, un dolor, un despropósito, los besos perdidos,
sin final, víctimas de la prudencia, o de la prisa o el desorden,
o el pudor o el desencuentro, o el hielo o la madera cutre.
Una lástima, son fantásticos, en su origen noble y luz…
me los llevaba en mi vuelo de regreso y los ponía al servicio del amor.

dimecres, 13 d’agost de 2014

Els ocells del Delta

El Delta de l'Ebre constitueix l'hàbitat aquàtic més important de la Mediterrània Occidental, després de la Camarga francesa, i el segon d'Espanya després del Parc Nacional de Doñana. La fauna del Delta de l'Ebre és extraordinàriament rica, especialment pel que fa referència a les aus aquàtiques. Aquestes que us he anomenat es poden observar al Delta depenent de les diferents èpoques de l'any en que visitem. El Delta, sempre un somni, sempre un plaer, un regal per als sentits i el bon gust.

Em fa gràcia, i tinc a bé, posar a l'abast de tothom les aus més representatives que podem observar al Delta de l'Ebre. És una informació extreta de la revista Tot Parc, número 86: martinet ros, martinet blanc, martinet de nit, agró blanc, agró roig, esplugabous, flamenc, polit negre, ànec cullerot, xibec, ànec collverd, ànec griset, ànec blanc, fotja, fotja banyuda, polla d'aigua, polla blava, gavina corsa, gavià argentat, gavina riallera, xatrac comú, cames-llargues...

Que un abrazo te cubra y te eleve

Me encantan los contornos risueños,
de aquellos que cobran con creces
lo pactado y un mucho de propina.
Me encantan los procederes positivos,
los asentimientos, lo coordinado,
los ojos con luz de aprobación.
Me placen los suspiros lánguidos,
las caricias suaves con yema,
las sonrisas finas, con ángel…
Lidio con los cuerdos espontáneos
que se besan bajando las subidas
y, en el llano, sueñan sus verdades.
Aplaudo a los hados propicios,
a los cupidos traviesos que atinan
al dios Baco que reina en el Priorato.
Me junto con los malos de antes,
que son los buenos de ahora,
me junto sin antes ni ahora
y abrazo a los míos de siempre.
Despierto del sueño, en el sueño,
y nos vamos de farra y malicia
con la realidad soñada,
y la vida se tiñe de gloria, sin vicio,
la farsa es ligera y la malicia tenue.
La vida tiene sus salsas verdes
y el amor sus sales de sabor,
y a todo le va bien un picante
que, cual abrazo, te cubra y te eleve…

dimarts, 12 d’agost de 2014

No muy cuerdo

Lamentos de guitarra, lágrimas en solfa,
suspiro en bucle por lo cano despejado…
Gotas que no caen, besos impensados
que habitan los sueños de los deseos,
aquellos que hieren de verdad.
Lluvia de estrellas fugaces,
hilo musical indefinido, sin percepción,
plano en el estío sin norte.
Un sollozo, una muerte súbita
de los que hablan sin decir,
el silencio burbujea y se asoma…
Mientras, florece un aroma,
nace un principio de asombro,
una explosión de verbenas con nieve,
una plaza se seca de lluvias.
La luna ayer casi fue sol,
y el suelo hierve y desertiza,
y los tiempos se suceden de vicio.
Hay Sol en la Tierra y moscas,
y los vinos no ofuscan del todo,
un granizo te hiela y despierta.
Me escondí por allá donde no alcanzan
los desprecios, y seguí mirando
los fuegos provocados, las miradas,
aquellas perdidas, vacías, inútiles…
Luego me recreé entre burbujas,
pompas de jabón, sueños perdidos…
Y me encontré, por fin, quizás,
no muy cuerdo, pululando por los entornos.

dilluns, 11 d’agost de 2014

La música

Poesía propicia para el canto, acordes, sinfonía, armonía,
bello canto de suavidades, melodía donde los graves sin trueno
crían agudos sin grito y sentido.
No hay puntas, ni extremos, ni flechas, ni cantos novicios.
El silencio habita el teatro, la luz es suave como el descanso,
los pases se ven sin oírse, entreno, se oye un cosquilleo,
los violines, cual violetas, prudentes, discretos, acarician.
Se abre el telón, lento, insonoro, un piano lagrimea cerca
y se acompasa, un chelo les busca y se esfuerza por ser amable,
y cada uno vence sus victorias para un todo de todos mejorado.
Nadie levanta la voz, apenas algún suspiro de admiración…
Irrumpe la música metálica de viento,
como aplauso inesperado en estridencia,
el silencio del público enloquece y se une al aplauso explosivo.
Se acabó la paz de los latidos cuerdos, estalló el placer en gratitud…
La música, como agua de riego, como brisa de mayo, alimenta el alma…

Moments

La vida és com el pati d'una escola per on les llibertats campen al seu aire i en fan l'ús que més els omple. Moments, en tenim d'estel•lars en l'existència, bonics, de joia plena, on voldries parar el rellotge i signar, amb els ulls tancats, un contracte indefinit per sempre. Sempre com ara, solem dir sovint... Toquem fusta, també diem plegats...

No fa gaire vaig fer un viatget amb els meus propers estimats i faria bé de dir de la meva felicitat en veure-ho tot i amb la família, i en un moment de reflexió i gràcies, amb els ulls tancats i sol amb mi, no em podia estar de pensar... quin serà el preu? quin esdeveniment trencarà el contracte?

És per això que, sense malbaratar res, cal gaudir dels bons moments i no cercar la discòrdia, ni cavalcar a llom de l'orgull, ni anar a buscar dolenteries. Sabem que les desgràcies vénen soles, no cal anar a cercar-les, es presenten i prou, i massa... Gaudim del moment i tenim-ne cura. La mort també forma part de la vida, i la malaltia i el sofriment... vénen sols.

diumenge, 10 d’agost de 2014

Estiu

Fa calor d'estiu, d'agost, roent. Avui he vist els carrils bici buits i els llocs de passeig deserts... la poca gent que circula va amb barret de palla i ampolla d'aigua, com si fóssim andalusos, de la "Sartén de Andalucía". No és transitable ni la nit, i al poble hi ha una mescla de finestres obertes amb fam d'aire i d'altres de tancades del tot amb els condicionats a tope i els mals de coll a punt.

La Teresa fa una fideuada. L'Alba, el seu marit i l'Unai em van regalar un poalet de tellerina i la Teresa en va fer un bon brou i en va desar dues ampolles al congelador. Avui en farem els honors, ho enriquirem amb uns llagostins i uns quants calamars... i l'art de la Teresa, amb un vinet de Cornudella (Montsant) i tots a taula, els que hi som, en pau i bé de Sant Llorenç. A la tarda tornem a Tarragona, també d'estiu que torra com cal. Estiu, aquí i allà, calor d'estiu, color d'estiu, sempre esperat, sempre volgut...

Presencia eterna

El eco de un recuerdo en espiral me llega nítido en mi alma abierta,
se serenan los tiempos, claridad.
El silencio me habla de ti, como ayer, como siempre, y me cuenta
y no para y no cede ni un ápice en presencia, y lo bebo y nos llena.
Me buscas, te encuentro, te pienso, te sueño, te veo…
El eco de un recuerdo vuela y casi basta y abastece,
cual aliento que emociona vida…
Revives los pasados cercanos que fueron gloria y compañía,
que son presentes eternos, sin olvido.
Los espacios me presencian tus pasos, acudes rauda y feliz,
como siempre, tu boca se abre en sonrisa
y ellas hablan de tus cielos, que son los míos de verdad.
El recuerdo es, cada vez, letal, presencia, y el aire se oxigena,
y una luz interior sorprende y, de repente, amanece paz.
El eco de tu recuerdo, madre, ni es eco ni recuerdo… es presencia eterna.

¿Será por eso?

¿Será que he perdido el humor, que mi sonrisa ya no llega a risa y que las nubes de algodones vaporosas ya no son de azúcar?
¿Será que mis gemelos gritan cuando la ración de campo y bosque, playa o paseo, es generosa?
¿Será que mi cuerpo serrano re relame de males y obvia el entorno delicia del pueblo?
¿Será que mis ojos profundos se acostumbraron a tus luces y ando en penumbras en tu ausencia?
¿Será que los días anochecen y las canas de las cejas hacen juego con el plateado de tu otoño?
¿Será que las flores del acantilado se hacen querer y desear como amar lo difícil en tormenta?
¿O más bien será que los columpios no dan el salto definitivo, ni el retroceso adecuado, ni el equilibrio del que presume?
¿Será que perdemos el sabor con los años? Claro… ¿será por eso?

divendres, 8 d’agost de 2014

Morir en grito

Se marchó sin estridencias, solo, los suspiros le explotaron,
taladrando el alma, donde duerme el ánimo y el genio.
Se le ve sentado en el vacío mirando a ningún lado,
perdido en el bosque del recuerdo cercano,
poseído del miedo, casi no mira, no ve pasar ni al tiempo.
Aparcado se recrea en la pena, que no en el olvido,y se levanta 
por lo negro y la nada, por donde pulula entre ansias y suspiros…
En cada rincón le abraza un lamento, un retroceso,
un abismo, un pozo sin fin ni sentido ni calma.
Sólo el dolor cabalga en su pecho, como albergue propicio y seguro,
mansión terrible donde también habitan el vicio, la derrota y el fracaso,
cabalgando en otros negros corceles con los que alimentan las penas…
Se encuentra en el preámbulo del fin, los ingredientes se cuecen raudos
con los vinagres a punto y exaltados…
El único consuelo, un suponer, puede ser el fin
de la desidia del despropósito, del lamento fatal.
Se marchó sin estridencia, solo, para morir en grito
entre las furias del desorden de los caminos equivocados…

dijous, 7 d’agost de 2014

Arrecifes terrenales

Pasé de los arrecifes de ensueño, donde los peces Nemo payasean,
a las semicumbres sin borrasca, donde anidan los ruiseñores
y los canarios señorean ufanos.
Me senté en un claro del bosque, donde un hilo de agua oportuna,
cúmulo de rocíos, lágrimas, suspiros licuados en ansias,
fertilizan las entrañas de la tierra, el bosque huele a sombra,
a fertilizante y humedad.
Hay que agudizar el oído para escuchar la paz…
i, en un momento, levanté la vista y me fui a ver el mar cercano,
y me fundí en su abrazo de sal, en su aroma de oculta potencia,
en sabores y soles de arena, en azules de cielos serenos.
Desperté bajo el pino del patio, con nidos diversos con trino,
palomas, tórtolas, y hasta un gallo que, pequeñajo y saltarín,
vuela y cacarea cual gallina ponedora.
Me presencié en mi cuarto fresco, donde vislumbro y sueño a gusto,
y paso de los arrecifes de colores a los colores de otros arrecifes terrenales…

Alguna vez...

Alguna vez, bailé en la oscuridad, y me miré el ombligo, pausado,
sin perder el ritmo y el soplo.
Alguna vez, salí del ángulo negro y me presencio
de brazos llenos de logros y conquistas y plenos.
Alguna vez fui rico en deseos y tuve respuesta de los sueños,
y me abracé a la luz, y me mostré…
Alguna vez amanecí el atardecer con las alforjas llenas de placer,
y me relamí entre el júbilo y el aplauso.
Alguna vez llegué primero y fui feliz en compartir la dicha,
saqué pecho para todos y me confundí entre los beneplácitos…
Alguna vez hice el jaque mate y di la mano con vergüenza,
me puse rojo de prudencia y casi pedí disculpas, sincero…
Alguna vez, cosas de la vida, me vi guapo frente al espejo…
será que mi abuela y mi madre tienen razón.
Alguna vez, yo también fui joven, soñé y me vi generoso y con gracia,
otras, el espejo no mintió, pero… todo pasa, alguna vez, "alguna vez"…

Passeig amb ma cosina

Hem anat fins al riu, poc a poc, mirant els horts i els regs. La gent ens parava i ens reconeixia... a ella més ja que viu aquí i té botiga... a mi, la senyora gran de torn em deia: "Fill meu, no t'havia vist des de què anava a cosir al de ta mare". Més enllà, un del meu temps, calb, evidentment, i celles blanques, m'explicava l'activitat de fer de pagès per "divertir-se", ensenyant-me, cofoi, els seus solcs de pebrots i albergínies, pesteteres, aquelles tomaqueres encanyades d'on penjaven atractius poms per encordar, raïms penjant d'una reixa de ferro i una carbassa de concurs guanyador, bajoques i un presseguer dels d'abans, i una figuera... i l'aigua a tocar, i una aixada i una il•lusió per apropar-te a la terra i a la vida...

La cosina i jo hem arribat al riu, tan digne i senyor con sempre, únic. Algun xalet es fa mirar i admirar... Tornem per un altre camí, més horts, més coneguts, més espais transformats. Arribem a casa amb una certa satisfacció... la gent és amable i els horts bonics. Ma cosina i jo hem passejat pel poble...

dimecres, 6 d’agost de 2014

Ya nada es igual, parece...

Hoy me he divertido paseando por los santos lugares de antaño, donde acampaba la séptima caballería o donde los apaches gritaban entre bailes y rituales de combate, rodeando al fuego de sus flechas. Vi nuestro campo de fútbol, ahora molino de arroz y solar, y he recordado los partidos a pleno sol, después de las comidas, y a mi madre… que siempre, infalible, me venía a rescatar para hacer la obligada siesta, recomendada por todos los doctores del tiempo.

Donde había un cine, una plaza, y de monumento la máquina que pasaba las cintas, con adornos de celuloide metálico. En el bar de enfrente, donde el dueño nos trataba de maravilla, pisos sobre el asfalto indefinido de otras casas. Mi tío y mi padrino ya no viven, ya no tenemos el bar de la familia. Mi madre tampoco está, aquí ya no tenemos la tienda de cacharros. Delante de mi casa hay otra vacía. Pienso ahora en la energía, que ni se crea ni se consume, sólo se transforma, dicen, diría…

M'emociona el record...

Pau i glòria, relax verd, casa i fill i sol i sal de la vida plena i natural.
Avui trauré, a la fresca de la tarda, la butaca de ma mare,
i veuré el meu pare prop, i el meu padrí i ma tia,
i mes cosines i fillol... i ens menjarem un gelat.
El meu pare farà ullets de llaminer i jo l'hi compraré ben dolç i bo.
La meva mare voldrà compartir i jo li'n portaré un,
al seu abast perquè el gaudeixi de gust...
veuré el carrer ple d'amor, i només tindrem cura de nosaltres,
sense malparlar dels veïns, però arreglant el món des de la barrera,
com una mena de banc del "si no fos", però de consciència neta i tranquil•la.
"No corre ni un alè d'aire", diu la mare, però després passa un cotxe al mil
i dues motos de joves eixerits, i sembla que el ventall aplaudeix,
tothom respira, tot i ser prop del carrer... nosaltres, ni sentim el trànsit.
M'emociona el record de tota la família prenent la fresca,
davant de casa, vora la carretera que va a Riumar...

dimarts, 5 d’agost de 2014

Quién no escribió su poema final...

Maltrecho y malherido, desolado, con apenas un atisbo de aliento
con que abastecer la sombra del olvido.
El fracaso se pinta de oscuro y de rincón
por donde no pasa el nervio de la vida en luz…
Después del no, al adolescente, se le acabó el mundo y el aire,
ya no participa de las risas, ya no era parte del murmullo,
ya no habitaba el parque florido porque su aroma,
 que creyó definitivo... prefirió otros aprecios a los suyos.
No sé si han visto a la euforia tumbada y cejijunta, sin recreo,
hundida después de chocar con el muro, insalvable, único, definitivo.
Feliz aquel, la mayoría, que comprende que, en la juventud,
vuelve la vida para aquel que creyó morir de pena y desaliento, en soledad…
Metidos ya en las ondas y túneles, aquellos con salida a la luz,
se dan cuenta que la vida sigue y, a pesar de los pesares,
levantamos la cabeza y nos subimos en el coche soñado.
Se llama esperanza y sobrevive a las más inesperadas ondulaciones…

Con medida

Blanca y suave como una leche, como un armiño en invierno, como una rosa fresca en el rocío… Así hablaba mi abuela estimada de su amiga rica, entre algodones, que sólo se veía en las sombras, donde su palidez brillaba mostrando su condición sobrada.

Hace tiempo que no les hablo de mi abuela o de mi madre, aunque siempre las tengo presentes. Recuerdo ahora que la segunda me contaba que había ido a una casa donde tenían plátanos y sifón, y había visto a su hija pasear por su patio inmenso con sombrilla, pese a estar cubierto, no sea que algún reflejo la ponga morena.

La primera siempre me contaba que estar blanca, de polvos y de ausencia de sol y día, era todo un signo de distinción y un atractivo irresistible para los hombres, que solían hacer gala de todo lo contrario. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor. No creo… ni el blanco tan protegido ni los rayos UVA ennegreciendo son naturales. Yo me inclino por alguna rociada de sol, con medida y fuera de horas punta…

dilluns, 4 d’agost de 2014

Cornudella i Arbolí

Avui, la Teresa s'ha aixecat de cama enlaire i jo, que sempre faig un, doncs... cap a Cornudella manca gent. L'excusa, que no teníem oli, s'estava acabant, i, a més, veuríem el nostre increïble paisatge i dinaríem al Restaurant Lo Toll, que és d'aquell senyor genial que va de caprici i de mercat, tenint com a base els productes naturals de la localitat. Gairebé hem complert tot el programa, llevat que avui és dilluns i Lo Toll fa festa setmanal.

Hem fet un vermut casolà i hem posat en marxa el pla B, és a dir, cap a Arbolí manca gent. Ja ho teníem tot comprat, oli i vi, i volíem dinar a L'Hostalet, però també estava tancat. Al final, pla C... hem fet cap a Cal Pigot, on també s'està força bé: bona carn i excel•lent embotit i músic, a més d'un vi de Capçanes... Costers de Gravet, DO Montsant, de 14'5º, que acompanyava genial l'orquestra i, a més, era digne d'algun "solo", "lungo" i aplaudit. Cap allà a les cinc ja érem a casa... migdiada, aire fresquet, nevera sense alcohol ni sucre, tablet... Demà torna a tocar Delta, sempre un plaer, ara verd i amb fill...