diumenge, 31 de juliol de 2016

Primaveras al sol

Un recuerdo, una nostalgia,
un pensamiento, un anhelo,
un paseo de continuidad,
un vuelo recreado con parada...
en una nube de aguas perfumadas,
un sueño de los sueños puestos al día,
y regresar de recuerdos y nostalgias,
de anhelos y paseos saturados.
Rabiosa realidad contigo,
un empezar de cada día,
un andar con las pausas justas,
sólo para ver el paisaje, siempre verde,
de las primaveras al sol…

Flores de esperanza

El insecto volaba ágil y feliz, y tenía buen gusto el susodicho, lo hacía entre la blanca y florida belleza de un cerezo que presidía el patio de mi casa del pueblo. Me gustan los frutales en flor, incluso los almendros tienen aquel encanto que fascina antes del fruto. Volviendo a los cerezos, me cuentan los sabios entendidos, que hay que plantar más de uno, para así facilitar la polinización. De todas formas es una belleza ver los árboles llenos de hermosas flores de buena esperanza…

Notas inconexas

Una guitarra maúlla lamentos, que son gemidos...
de la sinrazón de una existencia vana.
Guitarra, que lloras a lágrima muerta
las ausencias y los olvidos, sin remedio.
Guitarra, que has perdido el alma de poeta del júbilo,
y lloras penitente las amarguras de la soledad.
Y allá en el tablado, se taconea sobre la madera,
y la vida se queja en aullidos atroces,
y al amanecer solo lo aguanta el vino,
y de las cuerdas... solo nacen notas inconexas, vacías.

dissabte, 30 de juliol de 2016

La miel de su sonrisa

En su magia no aparecían palomas,
ni desaparecían conejitos blancos
ante el asombro de los ávidos de la sorpresa.
Su magia estaba en sus ojos,
con una mirada tan profunda,
como fina era su sonrisa…
La contemplaba impávido,
y mi corazón parecía desaparecer,
y al mismo tiempo se me dibujaba,
a modo de aparición, un zafiro de esperanza.
Ella era mágica, un brillante con aura,
un rayo de luz de un sol limpio y penetrante.
Ella, sin palomas ni conejos,
solo el fuego de sus ojos...
y la inagotable miel de su sonrisa.

Eterna pieza

Boca con boca,
bocas que besan,
pecho con pechos
que electrizan,
brazos alados,
brazos que abrazan.
Tú y yo, los dos,
frente a frente,
que no enfrentados,
sin baile ni música,
tú eres música,
y mi corazón suena,
empieza la pieza,
hermosa pieza,
eterna pieza...

Adorarte en sombras verdes

Colecciono tus abrazos, tus miradas,
mil rincones de los mundos...
que hemos compartido.
Colecciono mil versiones
del contacto de tu mano,
de tus besos que van más allá
de la aprobación o de la bienvenida.
Y guardo como lo más preciado,
cada sinceridad y el placer del paseo,
no importa donde, mientras haya río
y fuente y una arboleda sumisa,
que te adore en sombras verdes,
y te haga mimos conmigo…

divendres, 29 de juliol de 2016

Amo los ríos y los patos

Muchos de los ríos que visito, tienen patos,
patos y Delta, Deltebre, mi casa, mi tierra.
Los palmípedos con pico acucharado
son simpáticos con generosidad
y suelen volar aparejados,
y aterrizan deslizándose por el agua
con sus patas membranosas abiertas.
A veces se les ve pausados, tranquilos,
ocupando sus espacios e incluso familiarizándose
con sus admiradores por la orilla del río,
otros cuaquean jugando a esconderse entre las hierbas…
Pato de cuello verde que paseas tu hermosura señorial,
y tienes las patitas zambullendo sus tibiezas amorosas…

Cogí tu mirada en vuelo

Se te escapó una mirada,
con sonrisa incorporada, sin regreso,
y tu trinabas en tono despistado,
mirando a otra parte...
como queriendo sin querer.
Y yo pasaba por allí,
pensando en mis cosas pasajeras,
pero desenfundé a tiempo y rápido
y te cacé en vuelo, consentido, diría,
pese a la apariencia de traumática,
pese a la fortuita casualidad que nos unió,
más allá de los escapes y de los supuestos,
más o menos espontáneos…
Cogí tu mirada en vuelo,
fui rápido, raudo y veloz,
y la guardé pa mi, para siempre…

Uns dies per Andorra

Andorra, país entre muntanyes que en un principi em convidava a tenir una mica de claustrofòbia però, ben mirat y després de venir unes quantes vegades, te n’adones que respira poesia, i tot el verd que l’envolta son sospirs de pau i bé que van llençant aquesta bona gent. Andorra, un somni a l’hivern, on a Pas de la Casa plouen plaques de gel, i un misteri desvetllat a l’estiu, on les vaques es passegen per la muntanya, sense gel i sense por. Andorra, plena d’indrets màgics, bellesa, gràcia i sentit del Pirineu més acollidor, plaer total…

dijous, 28 de juliol de 2016

El cel de la Terra

I després de l’ensurt i l’impacte
inesperat de la seva presència,
em feia ombra de la seva ombra,
i acoblava horaris, i reia quan ella reia,
i deia sí al que contava,
i amen a tot el que feia…
I és que reia bé, i ho contava bé,
i encara ho feia millor, tot el que feia,
i allò que s’intuïa que podia fer…
En un principi, el meu cor bategava sol,
gairebé d’amagat, però amb la sincronització,
potser vaig veure obertes les portes...
d’accés al cel de la terra, potser.

Como si tal cosa...

Y podrían llover dudas resueltas,
suspiros solucionados, entuertos despejados,
y dardos de Cupido directos al corazón esperanzado…
Podrían llover misterios aclarados, sonrisas complacientes,
miradas penetrantes, orgullos vencidos…
Podrían llover estrellas con corazón,
y sobretodo, gran cantidad de sinrazones,
de aquellas que son la mejor razón para el amor…
Quisiera ver al sol aplaudiendo una lluvia de rocíos,
con aromas, como no, de rosa blanca, y tú por allí,
como si tal cosa, dando placer a los deleites…

Los suspiros se licuan

Se encuentran dos suspiros,
fugados de una supuesta indiferencia,
y a uno se le escapa un qué dirán,
...que no una sonrisa,
y al otro un supuesto de ofendido,
y ambos miran a otro lado,
como si no fuera con ellos
el invento de la ebullición...
de los corazones de los que se escapan,
incapaces de contenerse.
Los suspiros se licuan como el vapor
y se hacen agua y sentimiento,
más allá de los supuestos,
y acercando voluntades y destinos…

dimecres, 27 de juliol de 2016

Una resistencia pacífica

Me quería, se notaba, se intuía,
en una percepción precisa.
Solo bastaba ver el aroma de los lirios,
el bostezo contemplativo de los jazmines,
las albricias de las rosas amarillas,
el fulgurante destello de un clavel...
que se engalanó de fiesta para rendir pleitesía.
Lo que pasa es que siempre está bien vista...
una resistencia pacífica.

Aspecto mejorable

Cuando seas capaz de escuchar y entender mis silencios,
y en tu mirada no haya más intermitencias
que las que produce una lágrima de júbilo…
cuando veas que mis mariposas y las tuyas,
planean cual golondrinas pareadas al son de la misma música,
y vas notando que el presente ha rescatado al pasado,
y éste se engalana de futuro conmigo...
vienes a verme y verás que tengo aquel aspecto mejorable,
y esto sólo es posible con un vuelo a dos, contigo.

Sin pasar por el invierno...

Tengo emocionada hasta la sensibilidad,
madrugo siempre esperando impaciente el amanecer,
y practico el salto de mata sin red ni protección…
Tú tienes aquel misterio de los claroscuros,
aquel brillo que se anuncia en reflejos luminosos,
sospechosos, intermitentes siempre,
como ráfagas en desorden y sin dirección fija,
pero que impactan en mi alma...
y allí germinan confundiendo estaciones,
las primaveras interfiriendo en otoños,
y éstos directos al verano, sin pasar por el invierno…

dimarts, 26 de juliol de 2016

Primer vol per la Pineda

Hem anat a fer un cop d’ull a la Pineda, ple d’estiu i amb tot l’aparell a punt de negoci i cordialitat. Feien castells, i ho hem vist de prop, i a mi m’emociona sempre, com la sardana, la senyera, la tuna, o el cant dels Segadors… Hem passejat una mica per la platja, plena de gent d’arreu del món, i hem tornat a casa, després de fer un cafè amb llet, curt de cafè, amb un croissant únic, immillorable, perfecte...

Tu sonrisa inconfundible

Si vuelves, algún día, alguna vez,
allí estaré yo, perdido entre tus rastros,
ahogado en nostalgias, inventando fragancias
del perfume que dejaste impregnado
en la habitualidad de tus inconfundibles espacios.
Si vuelves, y los hados te regresan felizmente,
allí estaré, viviendo en la nostalgia
y despertando con el palpitante amanecer...
de tu sonrisa inconfundible.

Així estem, com ahir...

És difícil ignorar aquells ulls profunds,
que, plens de llum, semblen suplicar.
Potser ho sap tot, i ho mereix tot,
és una mostra fefaent de veritat i pau.
I un se sent un altre cop, no fa gaire també,
Quixot protector de la més tendra
de les innocències estimades.
Qui pot fer cap malifeta a uns ulls
que semblen suplicar amor i comprensió?
Un cop, una nena em va mirar així,
i així estem, com ahir, genial…

dilluns, 25 de juliol de 2016

Flor triste, princesa triste...

Quizá el clavel sea...
una progresión del jazmín,
muy mejorada, evidentemente.
Hoy reivindico al clavel,
no sé si reventón o no,
pero sí aquellos que olían a gloria,
valorando el fondo antes que la forma.
¿Por qué será que hoy,
algunas rosas y claveles
ya no huelen a nada?
Me recuerdan a la princesa
que ha perdido el aroma,
que ha perdido el color.
Flor triste, princesa triste…

Silencio a voces

Lindas,
las flores,
todas aspiran
a rosas,
y las lunas
crecientes,
a llenas,
y los conatos
de sonrisa,
a estallido
de risa,
y yo aspiro
al silencio
a voces
de tu proximidad,
complicidad,
afinidad afín,
sin fin,
mano
con mano,
roce eléctrico,
plenitud…

Azules que brillan al sol

La paloma se posó en el palo mayor de un velero sin cañones,
y el barco navega por la suavidad de las olas.
Poco después, la blanca alada abandona la embarcación
y va en busca de otros flotadores,
donde esparcir bondades y bautizos de paz.
El puerto está vacío, las gaviotas vuelan y revuelan,
y hacen propiedad de sus espacios...,
pero añoran a los pescadores y a los pescados,
mientras los paseantes ávidos de mar se acercan a soñar
por el suave vaivén de los azules...
que brillan al sol de la imperial Tarragona.

diumenge, 24 de juliol de 2016

¡Gracias!

Y yo que les hablo de las lágrimas dulces
y de los vuelos cogido de la mano de mi amada,
y les hablo de los atardeceres cobrizos,
y el habla de unos ojos verdes,
o la interpretación de los silencios más profundos...
Uno que les cuenta del paseo,
pisando las piedras erosionadas de un río
siempre nervioso y oportuno,
y no se cansa de contemplar por la ventana,
como pasa la vida, con sus mil ruidos...
Y qué decir del bosque surcado de jardines naturales,
con banco y fuente, ardilla y gazapo,
y rana y torcaz y jabalí, romero y tomillo…
Y ustedes, en su bondad generosa,
me lo perdonan todo, gracias.

El mes de julio...

Travieso el mes de julio, amenazante siempre con los rigores de agosto, insinúa tormenta y aparato eléctrico, y sólo se queda en cuatro gotas que proclaman humedad y más calor. Cuando ya nadie le cree, y los paraguas duermen o sólo ejercen de parasoles, te sorprende con un espectacular chaparrón que te cala hasta los huesos, y te lleva directo y sin piedad al resfriado de verano, que tanto dura y fastidia, una lata…

Mañana más, seguro...

Tu presencia forma parte del paisaje,
tus andares tienen la cadencia
de las hojas de los árboles cercanos,
hueles a tomillo y hierbabuena,
y los pájaros se olvidan del cortejo,
y trinan músicas de bosque.
Te sientas en la fuente...
y no puedes resistir la tentación
de poner tu mano en el refrescante...
surtidor de primaveras.
El sol cae y es hora de volver,
el sendero se queja,
el bosque entero protesta airado,
su mejor rosa les deja solos,
mañana más, seguro...

dissabte, 23 de juliol de 2016

En vivo y en directo

Sueño, sonrisa, silencio cómplice,
tus ojos emanan comprensión,
se escapa un conato de lágrima dulce
y aterriza en tu abierta sonrisa.
Y hablé solo, sin saber...
que también lo hacen las personas inteligentes.
Y después soñé en tener sueños contigo,
y despertar del ensayo...
para vivirlo en la cotidianidad,
y me atreví a escribir mis sentimientos,
nunca en versos bien medidos,
ni con pretensión de una prosa muy poética,
sólo vivencias y anhelos en vivo y riguroso directo…

La plenitud de los encantos

¡Madre mía, cómo duerme la mar!
Apenas un suave vaivén de las olas,
apenas una brisa tierna y silenciosa.
La luna, con pretensiones de ser llena, va asomando...
y se va recreando en su espejo favorito,
las estrellas parecen columpiarse en las nubes,
Venus me mira fijamente y yo le saludo cordialmente,
en recuerdo de su habitual acompañamiento.
La mar en calma, la luna perdiendo discreción,
y yo... pensando en ti,
y acelerando la llegada del amanecer.
El sol y tú saldréis a la vez,
y en mi vida se proclamará la plenitud de los encantos,
y despertaremos con el mar, junto al mar,
llenos de sal y sol y azul de cielo y mar.

Levantar tu curiosidad

Pegado a la ventana
que, cual ojo abierto al mundo
contemplaba la concurrida plaza,
escribía versos desde la suave melodía
de los latidos del corazón…
Y lo hacía en hojas de colores,
y hacía aviones de papel,
y por la noche...
cuando por la plaza solo paseaban
las nostalgias y los vuelos
de las actitudes en celo,
los lanzaba y los veía planear,
con la esperanza de que por la mañana,
esquivaran al señor de la limpieza,
y se te acercaran a levantar tu curiosidad…

divendres, 22 de juliol de 2016

Besos

Besos de bienvenida, de despedida, de encuentro casual,
beso de madre, que te estruja de niño,
beso de señora madre, ya mayor,
que te sigue estrujando como si fueras un niño,
besos tiernos, ciertos, sentidos, consentidos,
espontáneos, naturales…
Besos que sientes que te besan y besos con alma…
Besos que los sientes como gotas de rocío,
y dejas que te besen... como lluvias de bendiciones de la vida.

Más allá de los suspiros

Te soñé, te llamé, te busqué,
y estabas en otro sueño,
atendiendo otra llamada,
por otros andurriales, lejos...
de mis alcances de proximidad.
Pero tu existías,
estabas en alguna parte,
engalanando...
las más logradas primaveras.
Estabas siendo esencia,
aroma de una conseguida selección
de rosas blancas…
Estabas en la parte feliz del sueño
del poeta enamorado…
Estabas tan lejos,
que se dio la atracción
de los extremos opuestos,
y despertamos en abrazo,
más allá de los suspiros…

Sin olvidarse de vivir...

Entre ir y volver, estar, soñar, cabalgar, parar,
traspasar horizontes y dormir en los infinitos,
y regresar y penetrar en el interior acorazado...
y totalmente infranqueable.
Volar y dejar llover, dudas y misterios,
y verte desnudo de improperios y maldades.
Estar, parar, dormir, volar, soñar, reír, vivir sin más…
En el umbral de la sensación una luz más, no hace más luz.
Recuerden: estar, soñar, parar... para no olvidarse nunca de vivir.

dijous, 21 de juliol de 2016

Tocapelotas...

El gato maúlla,
el lobo perpetúa su alarido
y el perro ladra travieso...
y da constancia de su proximidad.
La rana croa en la charca,
último recurso del estío,
el pez se columpia en las olas,
lejos de la playa, tranquilo.
La amapola colorea los trigales,
mientras, en un bar...
una niña rubia, no muy lúcida,
dice que su padre es un tocapelotas,
y lo proclama a los cuatro vientos,
luciendo lengua, escondiendo clase,
y equivocando el discurso,
y, sobretodo, la ubicación.
Son pecados de juventud
que todos hemos hecho alguna vez,
¿verdad?

El artista y el profano

Me gusta, me apasiona ver al artista explicando su obra, porque no inventa historias sino que habla de su creación y, con suerte, del proceso para su realización. Me pone nervioso e incluso me fastidia, ver a muchos interpretadores de arte que venden algo con lo que no tiene nada que ver, el verdadero espíritu de la obra del artista. Una gota de aroma de rosa, creó el artista, y el profano interpretó una gota de rocío embarrada en conveniencias...

Sonó un te quiero, acabó el silencio..

En una discusión de silencios,
los ojos expectantes, sin entrar en baza,
y las músicas sólo ambientales,
contribuyen a la paz del momento.
Se escapó un suspiro,
como un discurso espontáneo,
cierto y contundente,
y se recreó en su concierto
de verdad y precisión sutil.
Correspondí a su ataque frontal,
esencia noble de alma en celo,
y abrí mis espontáneos a nivel,
y la amé con lluvia de suspiros...
semejantes, totalmente veraces,
sonó un te quiero... y acabó el silencio.

dimecres, 20 de juliol de 2016

Fiesta en El Serrallo

Los pescadores, camisa azul, descalzos,
con faja y un gran respeto y fervor,
han sacado a la Virgen del Carmen en procesión.
Una barca grande, perfectamente engalanada,
es la encargada de pasearla por el puerto,
algunas otras la seguirán también,
y van tocando las bocinas y lanzando alguna flor…
Luego, los pescadores subirán las escaleras de la iglesia,
de rodillas y con la Virgen a cuestas.
Gran silencio, todo corazón, fe...

Voy andando

Caminos de tierra fértil con alguna piedra rodada
bajada de las cumbres cielo, de unos montes lejanos.
Pinos con piñas y ardillas, algún gazapo con madre vigilante,
y allá por los laterales de un espeso valle,
huellas de jabalí, que no se dejan ver,
pero si dejan constancia de su existencia.
En el interior del bosque, donde se pierden los caminos,
humedad, olor a hojas secas en descomposición,
que algún rayo de sol recrea, acelera y transforma, pero no huele mal.
Paseo entre sombras y humedades, alguna piedra de reparador banco,
una fuente, unos pájaros, ranas, nenúfares, romeros,
tomillos y lavandas, y alguna encina traviesa que se coló
cobijando cansancios y también algún abrazo con beso…

Soñar, gozar, vivir, amar...

Una luna llena asomaba en la noche y se miraba en el mar, completando un enclave de ensueño… Un restaurante, “Balcó de l’Estany”, en Ametlla de Mar, un saxo, esta vez cercano y siempre divino, se deja querer por una guitarra a nivel. Un marco incomparable, de luna, mar y cielo, al compás de unas olas acariciadas por la brisa más suave, jamás regalada. Hemos cenado con mi prima de Creixell y su marido, muy bien como es habitual en esta casa, excelente trato familiar, inmejorable calidad de pescados y mariscos, y una ubicación sólo al alcance de la sabia naturaleza. Recomiendo una Caravel·la, una buena y muy fresca combinación de viandas de nuestro amigo el mar, con un 2 pi r, un vino de Gratallops (Priorat), que para mi son los mejores del mundo…

dimarts, 19 de juliol de 2016

I continuo recordant...

Parlaré de la gronxadora a la figuera i de l’hort del pare, amb aquells solcs tan rectes, les “aborgingueres”, com deia ell, plenes d’alemanys i que trèiem a mà, i els encanyats perfectes perquè les tomaques no toquessin al terra. També em recordo embotellant tomates, fins i tot en fèiem de préssec... i em veig per la nit a la fresca, davant del carrer, on la família ens reuníem i fèiem un gelat, o ens menjàvem una síndria fresca del pou, i parlàvem de tot una mica. Recordo tanta gent que ja no hi son, que els faig una abraçada de tot cor. Avui, els que restem aquí, hem fet un dinar de família, celebrant l’aniversari del meu fillol, i amb el nou angelet que tenim de de regal, la Tessa, que s’ha passat l’estona rient, fins i tot amb mi, que entre la barba i que no ens veu gaire sovint, no ho solia fer...

La casa dels pares

Visita al Delta, Deltebre. És temps de verds de diferents tonalitats... avui un expert m’ha dit que l’arròs Bomba, es veu més groc que els altres, i que també depèn de l’adob que porten. Després d’observar de prop el Pirineu francès, veig uns verds semblants, però en horitzontal i amb un fons d’aigua de l’Ebre. Com sempre venir a La Cava, és venir a la casa dels pares, tota una infantesa de gran estimació feliç…

Sóc al Delta

I recordo l’era i la síndria, l’ombra del xop i la barraca, el xapadillo d’anguila, el suquet d’ortigues, el de mussola i el d’escrita que tan bé feia ma iaia. I recordo l’escalivada feta a la brasa de llenya d’olivera, com la carn o el lliçal de Buda, que no tots saben que és millor que el llobarro. I recordo a ma mare fent “calent”, i fent un rostit o una samfaina i, sobretot, mai oblidaré el seu suquet d’anguila, fet només amb alls tendres i julivert, genial, insuperable mare…

dilluns, 18 de juliol de 2016

Sobre una baldosa

Estabas tan cerca,
y yo tan bien…
Te vi cerrar los ojos,
y te envolví preciso
en caricias protectoras.
El baile no empezaba,
daba igual, se estaba tan bien,
olías a hierbabuena,
a colonia fresca y joven, sana.
A las primeras notas,
abres los ojos...
y yo casi los cierro,
casi te estrujo...
sobre una firme baldosa.

Nunca me dolieron prendas

Por ti, subía a las higueras más altas,
y saltaba por la parte ancha de los desagües,
y me metía en los entuertos en defensa del débil y de la justicia.
No era un Don Quijote... porque no estaba ido del todo,
pero sí tenía un inicio de los fervores que le producía su amada Dulcinea.
Por ti fui caballero andante a merced de tus suspiros...
y fui noble y escudero, y avezado trovador
Por ti, nunca jamás me dolieron prendas, jamás…

Nos quedamos como ahora

Llueve, paseo con paraguas, como antes,
o sofá y peli, como ahora, o... ni sofá ni peli.
Y hablamos del acontecer de los presentes y futuros,
con alguna referencia puntual a alguna nostalgia...
que siempre tenemos presente.
Tu miras por la ventana, yo te sirvo una bebida,
y los dos a la vez, nos damos cuenta...
que la complicidad de nuestras miradas
es un estar de acuerdo sin hablar,
más bien nos quedamos, como ahora,
y tan contentos, como antes,
como siempre de vernos y tenernos…

diumenge, 17 de juliol de 2016

No al terrorismo

Se coló un Cierzo en refrigerio,
por un resquicio que el verano
se olvidó de cerrar, vació las playas,
y recuperó ropas de abrigo,
incluso se cerró alguna ventana,
y algún sofá magnificó su utilidad.
En Francia, un camión salió del infierno
y atropelló la normal dignidad
de una celebración en fiesta nacional,
incluso la inocencia de diez niños…
Mejor que se cuele un Cierzo en el verano,
que la muerte en camión nos siegue la vida.
No al terrorismo, venga de donde venga.
Nunca una espada al servicio de la cruz
...ni de la media luna.

Despacio y por la arena

Andar despacio por la arena,
descalzo, sin prisa y escuchando...
el suave vaivén de las olas
que proclaman aprecio y bienvenida,
algún blanqueo de horizonte,
y todas las voces de la soledad
toman la sal y el sol en abrazo lindo
de esa paciente libertad en perpetuo paseo.
Qué relajante me resulta...
encontrarme con todos mis aprecios y sonrisas,
por la playa, todos vienen a encontrarme,
o será que soy yo quien les busca…

Los supuestos y los infinitos

Me pareció un supuesto de insinuación,
la dulzura de tus ojos que azuleaban
con el primer sol del amanecer…
Quién se resiste a tanta delicia natural,
de mares que albergan los mejores sueños
de las musas intrépidas…
Sucumbí al invite y me adentré
por los azules marinos de cielos,
y me perdí embriagado de placeres,
y desperté en cuerdo
cuando en la proximidad me percaté...
de la naturalidad de tus encantos primavera.
Hoy sigo a la par, en un paralelo que se pierde,
hoy va de línea recta, hoy...
los infinitos y los supuestos, se rinden pleitesía.

dissabte, 16 de juliol de 2016

Comer en Jaca

El restaurante n°1 es el Biarritz, pero nosotros comimos en el n°8, el Tizón, y la verdad quedé impresionado. Pedimos unas tostadas con jamón ibérico y unas costillas de cordero del Pirineo, con patatas, y la imagen ha sido para guardar en el jardín de mis delicias, sobretodo las costillas, ocho por cabeza, servidas en piedra negra, para mantener temperatura, y con un gran plato a parte, repleto de una muy lograda guarnición de patatas con pimiento verde y bacon, y una ensalada muy concentrada, como para hacerse perdonar los excesos. Exquisito, hacía tiempo que no comía una carne tan buena, tierna y sabrosa, además de estar hecha a mi gusto, un poco más hecha de lo que generalmente entienden como al punto. El vino, un Somontano, típico de estas tierras, de 13’5°, estaba bastante bien, no a la altura de los nuestros, pero muy digno para acompañar tan ricas viandas. Si van a Jaca, recuerden, no lo olviden, Restaurante Tizón, muy buen jamón, espectacular carne, buen trato, con alguna cortesía de bienvenida y también de despedida…

De vuelta a casa

Uno ya no habla de la vuelta al “cole”,
pero a veces vamos y volamos de la mano,
y al volver a casa, pues eso...
sientes como aquel descanso, aquella paz,
aquel silencio con el que te aplauden tus cosas,
la mesa, los libros, la ventana donde controlo...
las brisas suavizando los soles del verano.
Pues, más eso... mi cama, mi sofá, mi tele,
la nevera cerca, los hielos a mano, papel,
un punta fina, teclado, wifi...
casi sin querer me siento y escribo,
la paz de mi hogar cabalga de nuevo...

Hoy el campo huele a ti

Se sentaba en aquel banco
porque estaban cerca los rosales
y a la derecha los romeros tiernos
y los tomillos con ganas de flor.
Incluso a destiempo,
allá por los otoños con nariz en el invierno,
el se acercaba y olía...
los aromas familiares de su vida.
Luego se levantaba y se iba tranquilo...
a su casa, y le contaba a su señora:
Hoy el campo huele a ti,
y ella sonreía feliz de contento y amor…

divendres, 15 de juliol de 2016

Del Mediterrani a l'Atlàntic

La Junquera, Perpignan, Carcassonne, Narbonne, Montpellier, Béziers, Toulouse, Pau, Bayonne, Biarritz, Lourdes, Olorón, Arros, Jaca, Biescas, Monzón, Binefar, Lleida, Tarragona. Ha destacar, el castell de Carcasonne i el viatjet amb barca pel Canal du Medi, el buffet de Narbonne de visita obligada, Lourdes per tot el que comporta per als creients, Biarritz, perquè sona a benestant i a Atlàntic. Toulouse em va semblar una ciutat prou maca, no així Montpellier, que la vam veure una mica decadent. Pau molt bé, acollidora i relaxant, Jaca i Biescas con per a perdre’s sovint. Monzón té un castellet maco i una església que ens ha agradar molt. A Binefar, el millor el dinador. Tarragona, única, i per acabar, allò que deia ma iaia: “Fill del rei on vas, fill del rei d’on vens, tot allò que busques a casa ho tens”.

Nace la vida

El nacimiento de un río...
primeros brotes de verde tierno
de un campo de arroz,
un capullo de rosa blanca
a punto de explotar
y que pronto emulará
la apariencia nevada
de un cerezo en flor…
La feliz satisfacción de un niño
que acaba en sonrisa,
la luz que permanente
arde en un verso
y se plasma en un vaso
y nos sorprende...
con reflejos de colores.
Una educación con elegancia
que conlleva paz en la convivencia.
Un mar azul de cielo,
nace un río y una lluvia...
nace la vida a chorros.