diumenge, 26 de març de 2017

La soledad de los silencios

Soledad nunca sola,
a la vera del desprecio,
del olvido o de la indiferencia.
Soledad nunca sola,
que te resguardas en la nostalgia
de lo vivido y lo no vivido,
porque fue divino lo vivido
e infrahumano lo no vivido,
lo sufrido…
Soledad nunca sola,
con presentes llenos de ayeres,
e incluso con presentes de hoy.
Soledad acompañada
entre silencios a punto de estallar.
Silencioso amor del dia a dia...

Ojos

Ojos verdes como el mar,
pasados por la hierba.
Ojos negros como de nube,
llenos de agua,
cuando te expresas
en húmedas delicias.
Ojos claros, serenos,
como diría Cetina en su madrigal,
que emanan luz y cordura,
que transmiten conocimiento
y abrazos repletos de dulzura.
Ojos, no importa el color,
sólo vuestra habla en voces
de rigurosos directos de alma.
Ojos, miradas que acarician...

A mi amigo "Capi"

La música que nos hace mágicos, como dice la canción, debe ser aquello de lo que nos hablaba Bécquer. Cuánta nota dormía en sus cuerdas... refiriéndose al arpa, o la voz de un saxo que se acerca, o de una guitarra de Paco de Lucía, tejiendo hilos de seda, un piano de madrugada, surtidor de sentimientos bañados en alcohol, un violín que destaca en un concierto, dicen que hace un solo por un mutis, y no se despierta hasta el aplauso, compases de manos en madera, voces graves, ritmo y arritmia, por donde el genio sin límites se siente como el pez en el agua.

Me han regalado música, una selección de historia y maravillas varias, que sólo están al abasto de la sensibilidad y el conocimiento de un experto, tanto en humana generosidad, como en conocimiento e historia de la música. La estoy gozando, voy de sorpresa en sorpresa, y sin ser un experto, ya tengo años para haber escuchado muchas notas, tantas... que recordarlas, e incluso catar nuevas versiones y temas, me resulta un inmenso placer. Para regalar una selección musical como nos ha hecho el amigo “Capi”, primero hay que ser buena gente, próximo, sensible, y con conocimientos suficientes para salir airoso de la atención a la diversidad. Gracias amigo, todo un detalle, nos ayudas a soñar y a volar…

dissabte, 25 de març de 2017

Tú emanas vida

Gestos, miradas, silencios,
presencia, mano cerca, paz,
un sol justo, un día apacible,
un mañana cerca,
otro día que empieza,
un ayer jovial, un sueño despierto,
un azul de mar y cielo en tus ojos,
una calma, un sosiego,
una melodía de delicias
a la sombra de una higuera,
música de latidos,
suspiros en notas de un pentagrama
de jilgueros en cortejo.
Tu emanas vida...
en surtidores de gracia multicolor.

La luna y yo

Hoy saldré de paseo con la luna, allá por las nubes bajas,
para que, desde las alturas, nos confundan con luciérnagas
que dejaron de ser cometas…
Ella tiene una cierta luz de sol y yo me llevo un soplo de tus ojos,
y ambos vamos soñando en encontrar un bosque con jardín vertical
y una tierra sin humos y seres vivos en libertad, unas camas de césped
y unas fuentes cristalinas, dadoras de vida natural.
Hoy saldré con la luna...
y quizá contemple la última copa del que bebe desamor,
o un brindis por aquello que dejó de ser efímero,
o el beso con el que se proclamó la eterna eternidad sin fin…

Allá donde no íbamos

Y allí acudió el sol,
quizá un poco antes,
pero tú ya estabas,
y yo... cerca de ti,
lejos del sol.
Buenos días, dije,
y tu asentiste,
con tus ojos sonrisa,
Y nos fuimos,
sin prisa,
lentamente,
muy lentamente,
como para no llegar,
y no llegamos,
allá donde no íbamos
¿verdad?

divendres, 24 de març de 2017

Sueños naturales

Como un despertar de un sueño cumplido,
un bosque con fuente y toda la vida en verdes,
un bosque mágico de personajes divertidos
que en sus juegos hacen vida del amor…
Siempre asocio el mar cerca del bosque,
y me encantan sus conversaciones de sirenas y delfines,
de gorriones y jilgueros en cortejo con música de olas de fondo,
con melodía de hojas en vuelo y explosión aguda,
en forma precipitada de las gotas de la fuente…
Sueños naturales... no lo comenten, pero es primavera.

¿Paramos el tiempo?

¿Y si paramos el tiempo y recuperamos la sonrisa,
y la proclamamos y la perpetuamos?
¿Y si hacemos anclar la eterna primavera
y le prohibimos progresar en despropósitos?
¿Y si llenamos de verdes esperanzas,
y de ilusiones nuevas y viejas, la vida cotidiana
y vivimos a toda plenitud cada momento?
¿Y si aparco el sol de tus ojos y nos vamos de fiesta
a una playa con olas desiertas?
¿Y si paramos el tiempo... tu y yo?

Primavera

Els ulls em marxen sols darrera d’un camp d’ametllers florits, m’emociono en veure tanta planta prenyada a punt de fruit, l’herba creix per tot arreu i de les torretes de casa, els geranis semblen nenes de divuit anys, pura energia i bellesa, les vores del riu que encara porta aigua, fan tot el goig del món, preciosa gespa amb alguna floreta de color, que ens diu, poc a poc però amb fermesa, que ja ha arribat la primavera… Ens fem una abraçada, que us sembla?

dijous, 23 de març de 2017

Vistas azules

Rosas de espumas blancas en el mar...
son suspiros de sirenas enamoradas
que acompañan a los pescadores
que piensan en su amada.
Las olas mecen la barca y los sueños...
vuelan de mar a tierra, de tierra a mar,
mientras los delfines bailan
y los gorriones cantan en los bosques
con vistas a la gran inmensidad azul,
música natural de mar bravío,
melodía suave de bosque, vistas azules...