diumenge, 27 de maig de 2018

Gracia y temple

Hay armonía en el alma de los lirios, son campanas al sol
...pero sin cascabeles ruidosos que proclamen vanidades.
Hay belleza en los girasoles, proclaman colorido...
en la inmensidad de los caminos que nos llevan lejos.
Profunda la hermosura de las amapolas, han invadido los trigales,
ya son muchas novias para tanto campo sin amantes…
Gracia y temple, en el decir de los cantares del poeta
que nunca dejó de ser trovador y, laúd en mano,
compite con los jilgueros para esparcir notas de amor...
En la ventana de su amada, ellos, con sus dulces trinos, hacen nido…

Puras mariposas

Cuando te dije lo que te dije, de forma espontánea,
sin preámbulos, sin medidas cautelares,
del alma al corazón y de allí a tu oído, me quedé corto.
Salió la esencia de una verdad a voces interiores
y se olvidó los adjetivos y las luces de adorno,
las flores y las músicas de nocturnos de bellas lunas.
Me gusta, me encanta, me emociona, me fascina...
que a tu oído llegara la verdad nítida del sentimiento,
sólo puras mariposas naturales, amor en vivo, luz…

Como dijo el poeta

El mirar de tus ojos, como dijo el poeta,
en el horizonte de los míos…
Miradas que se encuentran sin buscarse
y se van de vuelo por los acantilados,
por las altas montañas,
allá donde los ecos tardan en volver
pero lo hacen ya con los deseos conseguidos.
Miradas danzando por las olas...
y besando arenas, miradas de luna llena,
son el mirar de tus ojos de miel…

dissabte, 26 de maig de 2018

Juventud

Nuestras comidas copiosas de los días de fiesta, en los restaurantes de proximidad, solían terminar con dos cafés, una copa de Magno a compartir y dos cigarrillos rubios… era la plenitud, el placer. Con el tiempo, hay que prescindir de casi todo, sobretodo del tabaco que, tanto me gustaba y tanto me perjudicaba, después del coñac, aunque esto no me costó tanto, y el café lo he reducido a un par al día. Por supuesto que las comidas copiosas, ya no lo son tanto e intentamos hacer vida sana y cuidarnos, pero yo siempre me acuerdo de mi juventud, con sus momentos culinarios tan brillantes y sus maravillosas y espectaculares espuelas de a veces, un placer único.

Te busco a ti

No busco una rima al sol ni un desespero poético
...en los infortunios de un amanecer frustrado.
No busco cantos de soponcio,
ni las euforias de los excesos etílicos.
Tampoco busco los besos que mi prudencia me robó.
¿Qué busco pues, alargando las noches de la paz en calma?
Busco amedrentar tus jaulas,
que nuestros campos de soledad compartida
sean de verdes esperanzas conseguidas.
Te busco a ti, pura poesía….
más allá de las auroras boreales y de los arco iris.

Mis bancos

Y en el cansancio del peripateo,
descanso reparador de tres minutos,
para que los gemelos me olviden un buen rato,
y pueda llegar a las metas propuestas.
Siempre hay un banco, a veces de piedra,
otras, puesto allí para cubrir mis estrategias,
el banco mira al mar, o en el bosque a una fuente,
o, en la impresionante llanura verde
de mi Delta del Ebro, mira al río...
con el final más hermoso que puedas soñar.
Mis estimados bancos, son amigos del camino…

divendres, 25 de maig de 2018

Vivas emociones

Del mar los delfines...
y del río el nacimiento misterioso,
como una vida apareciendo
entre las entrañas de la roca.
Y del bosque el romero y el pino,
el tomillo, y la libertad en trinos
de los alados de colores.
Y en el pueblo la era, ahora la plaza,
con sus presencias múltiples,
bailes y paseos, ojos en vuelo,
emociones, vivencias siempre vivas…

Te cuento

Te cuento al oído los suspiros de la brisa
...a la luz de la luna menguante,
y tú eres toda atención,
pese al hormigueo de los susurros musitados,
que han aprovechado el momento
...para transmitirte en mimos,
los latidos de mi alma enamorada.
La luna se ha ido del todo
y tú has cerrado los ojos,
no hay más luz que la fe de los delirios,
hay noches donde es posible que salga el sol,
y allí estaremos, así de bien,
palpando la realidad de un abrazo al sol,
pero que viene de las lejanas noches...
con poca luna, medio oscuras, magníficas.

Crecer juntos

Los pequeñajos de infantil y sus profesores han hecho un pequeño huerto, fresas, tomates, pimientos, berenjenas etc. Están eufóricos, muy ilusionados, llevan bolsitas de tierra fértil, y unas regaderas de plástico, y alguna herramienta para remover la tierra. Pronto irán creciendo juntos, yo ya los veo… Aquella niña de ojos aceituna, será como una bella y escultural berenjena, y aquel niño guapo y regordete, será como un tomatito, de esos que se hacen mirar por su peso y madurez, dos niñas rubias serán las fresas que van tomando buen color. Crecer juntos, madurar juntos, la vida…

dijous, 24 de maig de 2018

Detener la vida

De la mano, vamos río arriba,
entre chopo y chopo,
entre sombra y sombra,
entre beso y beso...
Y en los pies una agua fresca, limpia,
en un buen colchón de piedras,
con un cielo sereno, para una vida igual.
Algún ruido de hojas, de agua...
que brota espontánea de una roca cercana,
algún trino de pájaros en cortejo
y otros que pian desde el nido…
Y tú conmigo, de la mano,
sin prisa, saboreando la vida,
deteniéndola a base de abrazos
...para que no se escape.