diumenge, 23 d’abril de 2017

¡Gràcias maestro!

Sigo tus huellas, maestro,
aquellas que dejaste
en la arena de mi alma,
y pongo mis pies en ellas,
y aunque son pequeños,
parece que me guíen,
como aquella criatura que se pone
los zapatos de su madre
y anda de mayor…
Tú me enseñaste a hacer,
con orden y método,
con gracia y amor, con placer,
mostrando proximidad
y respeto, entrega total, vocación.
¡Gracias gran maestro,
por mostrarme el camino correcto!
¡Gracias!

Lenguaje no verbal

Me gusta recordar la salida del sol en la playa,
cogidos de la mano,
con aquel lenguaje no verbal,
donde se proclamaba...
que empiece lo que empiece, será contigo.
Y aquel baile lento, de moda, “”Ansiedad”,
que sólo tenías reservado para mi
y yo descubrí tu cuello, y temblamos…
Y revivo los paseos por el río y las lisas,
saltando para contemplar la felicidad andante,
y aquel mar cercano de dorada playa y olas cadenciosas,
que acarician cada paso que damos a la vez.
Y aquel montículo entre zarzas
donde nos sorprendió la luna, hasta ver salir el sol.
Recuerdo la evolución de tus ojos,
que conservan la luz sin perder apenas intensidad…

Lloret "la nuit"

Grupos y más grupos, jóvenes, hermosos, llenos de vitalidad, universitarios desfilan disfrazados hacia las discotecas, especie de almacenes semioscuros, donde caben todos, e incluso parecen felices… Es como un escape juvenil, más o menos controlado, más o menos permitido. Me llama la atención, una joven con silla de ruedas, disfrazada de romana y comiendo uvas negras, sus compañeros la llevan en volandas, la miman, diría. Aparece la guardia urbana, parece que uno de los perros ha olido algo, vacían las papeleras cercanas, los desfilantes se callan, se paran, pero en poco tiempo, la fiesta continúa… Ahora pasa un grupo vestidos de sevillana, asesinando un intento de baile. Son jóvenes, vale casi todo, ¿verdad?, o más bien menos, pero son sus tiempos, tan diferentes a los míos...

dissabte, 22 d’abril de 2017

Ell... sant Jordi!!

Ell va més enllà de la rosa,
i li dóna la mà i un petó,
i l’apropa i a cau d’orella,
li diu que l’estima,
i l’estreny i tremola,
i el cor li batega,
tanca els ulls i no la deixa,
i voldria que el temps de l’instant,
fora un sempre...
de braços que abracen,
un Sant Jordi constant...

Ella, sant Jordi!

Ella va més enllà del llibre,
que parla d’allò possible i desitjat,
s’apropa i el mira als ulls,
i li fa aquell somriure convincent,
dolç, que acarona en fi,
tots aquells espais...
del seu cor emocionat.
Ella li fa aquella oferta irrenunciable,
de llavis entreoberts,
color de pruna gairebé vermella,
i ell, amb la rosa a la mà,
i ella amb el llibre triat...
es fan un petó.
ÉS SANT JORDI!

La isla y yo

Desde mi isla desierta,
te mando un mensaje en botella,
y la mar, en un bramido de olas...
a la velocidad de la luz,
te cuentan del bajo tono de las flores,
del cantar amortecido de los jilgueros,
de las hojas sin vuelo ni brillo,
y que la belleza ha perdido su esplendor.
Y tú, te montas en la primera gaviota,
y te vienes, y la isla y yo...
recuperamos la luz y la ilusión de vivir.

divendres, 21 d’abril de 2017

Puedo ser poesía

Y puedo ser mar
y luz azul de cielo.
Y puedo ser rumor de palabras
que nos llegan entrelazadas
a través de las olas.
Y ambiente en la arboleda,
columpio de suspiros...
que no dejan de frecuentar
el aroma de las flores,
y pájaro cantor...
de agudos melodiosos.
Por ti, puedo ser poesía.

La playa, mi nuevo amor

Y después del agosto,
el frío, la soledad...
aquella triste y ausente,
aquellos pasos por el vacío
de una playa desierta,
que recorro uniendo mis lágrimas
a las que me salpican de las olas,
que siempre me acompañan
en el sentimiento…
Amor de verano de adolescente,
que se fue y se llevó todo,
menos la playa...
ella es ahora mi nuevo gran amor.

Quiero verte en la sombra

Y puedo andar descalzo...
por las piedras de tu calle en cuesta,
y llegar a la arena ardiendo de tu playa al sol.
Y puedo atravesar la puerta cerrada...
de lo lógico, lo llamado racional.
Y puedo saltar de nube en nube,
hasta lloverte en rocíos perfumados...
de rosa blanca al sol.
Tu playa al sol, rosa blanca al sol,
quiero llegar al sol y verte por siempre...
en la sombra perpetua de tu proximidad.

dijous, 20 d’abril de 2017

Sol de alma

La simpatía innata,
aquella que es como...
una educación decorada,
la sonrisa perenne,
la actitud noble,
la mirada dulce,
la palabra justa,
en el momento adecuado,
la comprensión,
la misma complacencia,
ser hoja de piña,
brisa de mayo,
sol de febrero,
y mil expresiones más...
emanadas de tus ojos,
luz, calor, sol del alma…