dimarts, 31 de març de 2015

Muy triste

Penoso, jóvenes y sin problemas aparentes,
dialogando con estridencia con el alcohol.
Es la forma de hacerse mayor y madurar,
un suponer, que tiene la insensatez absoluta.
Durante el día, llenan la playa, casi formales,
de uniforme, algunos, formando equipo,
y con visos de criterios más razonables,
pero cuando oscurece la tarde, muestran,
su proceder etílico, y su descontrol patético.
Beber no es hacerse hombre...
ni en Lloret de Mar, ni en Salou,
ni en ninguna parte…

Y la noche empezó a amanecer...

Mientras gemías alternancias
por los claroscuros de la noche,
te apañé un deshielo de escarchas,
como alivio a tus ardores contenidos.
Un zurcido al descosido latente
de un recuperado al desaliento...
y, entre rotos y estropicios,
aprendimos a volar por las sorpresas.
De lunes a lunes, siempre lunes,
hasta que un viento,
más Alisio que enemigo,
nos arrastró, generoso,
más allá del desconsuelo unánime.
Te apañé un deshielo de escarchas,
y tú me acercaste tu calor, en ronroneo.
Mientras, la noche, empezó a amanecer…

dilluns, 30 de març de 2015

Sueño

Sueño en los nocturnos estelados,
con las Osas Polares preparando contentos,
la lluvia de estrellas al amanecer
que, cual cerezas, parecen cometas
que ponen la belleza en rojo, y un aleteado...
de verdes esperanzas soñadoras.
Aquel suave oscuro de eclipse,
que llegó oportuno y alargó y alargó mi beso,
y agilizó mi abrazo incontenido...
Reciclo mi apartado, en el después,
en el no quizá, en la sombra alargada,
donde se esconde la verdad de los felices...
Y sueño, con el mundo fuera del armario,
comiendo cerezas que caen cual estrellas...
y un día, despierto temprano... lleno de sueños.

Vacaciones

Feliz aquel, aquellos, que apartados
del habitual aroma de las flores,
buscan la paz de otros encantos placenteros...
Toca LLoret de Mar y alrededores,
Sant Climent de Sescebes,
donde tiempos ha, hice un campamento,
Costa Brava, de bellos rincones...
y maravillosos azules moteados de verde...
Museo Dalí, genio loco que explotó en arte total...
y lo que se tercie a dos, sin prisa, ni más pausa
que el placer de contemplar mi amada Catalunya,
eterna, de Mediterráneo y buena gente.
Se lo contaré en fotos...
Bona Pasqua!!

diumenge, 29 de març de 2015

Soñar contigo

Tú dormida, yo despierto,
tú despierta, yo dormido...
y en su momento oportuno,
tú me cuentas, yo te explico,
del compás matutino, pacífico,
felicidad en la contemplación,
de tus ciertos contagiosos...
Yo te siento, tu me piensas,
tú apareces, yo sonrío,
tú silencio, yo en tu sueño...
Me gustas cuando duermes,
porque suenas a presencia entregada,
y a ti te place mi sueño,
porque sabes que sueño contigo…

Nosotros

Tú de pie, yo sentado,
Yo solícito, tú complaciente...
Tú sentada, yo de pie,
y así por turnos y risas...
¿Y por qué no? ¿Por qué?
Tú sentada en mis rodillas,
con mi brazo de seguro,
en tu cintura de lince.
Dicen que no está bien visto,
y hasta resulta triste...
a todo aquel que no resiste
un vuelo de armonía
que feliz persiste y se quiere...
Tú y yo, en un solo paraguas,
Una sola silla, un cielo de azules…

¡Boom!

Tú, cual araña de tela, tejiendo.
Yo, cual mariposa libando flores.
Tú, rosa grana, yo, clavel azul,
allá por los centros izquierdos,
de los blancos ausentes,
buscando colores auténticos, fugaces...
Tú, negra integral, yo, cordero.
Tú, río que acoge las llamas,
yo afluente que bebe tus fuegos.
Tú, mar de olas terciopelo,
yo, surfista que se desvive en ellas...
y me duermo con los cantos de laúd
de las sirenas que inventaron los suspiros...
Tú, llamada… yo, presencia...
Tú, sonrisa, yo, delirio...
Tú... yo... ¡Boom!

dissabte, 28 de març de 2015

Complemento y adjetivo, tú...

Tu sonrisa inaugura la mañana,
y se hace la luz y aparece el arte.
Tus buenos días cálidos,
son como un susurro envenenado de placer,
donde se cobijan los dioses del amor.
Tu presencia irrumpiendo y penetrando,
llenándolo todo y más,
es como lluvia de pétalos del alma.
Tú eres, como en gramática,
el complemento sin circunstancia,
que enriquece modo y tiempo, lugar y manera,
porque eres también adjetivo interminable...
que me acompaña hacia la mansión felicidad…

Mercader de esclavos

El brulote brujuleaba, perdido...
hasta que un sol, quizá justiciero,
hizo que se incendiaran sus miserias.
El muchacho bombardeaba aviones,
con un bolígrafo, con bombas de papel,
inoperantes, pero luego escupió al cielo,
y le cayó encima, el escupitajo...
Inútil, proceder inútil, el de la conquista...
y destrucción a fuego y muerte,
contra todo, contra ti ...
El hombre pone plantas en jardín,
y enjaula animales en un zoo...
El hombre, muy humano, él...
puede ser un sádico mercader de esclavos.

Tu mano acaricia

Me gusta la dulzura de tu mano,
porque aterciopela mis poros en celo...
Tu mano me circula en suavidad,
es caricia constante...
como pluma en la espalda.
A veces parece posesiva y firme,
y a mi me suena a fuerza y coraje,
y a capacidad para enternecer el mundo...
Tus manos expresan poesía y música,
susurran cálidos ecos del alma,
y lo hacen vía corazón en manantial...
y se activan, cual volcán que no para,
cual primavera que embellece los paseos…

divendres, 27 de març de 2015

La primera vez

Un desarreglo en las rodillas,
un sudor sin roce en las manos,
un temblor en la voz,
precediendo una sucesión de silencios...
Era la primera vez de cerca,
a paso de beso y de ilusión,
a mano por el espacio de tu aroma,
con los espontáneos desbordados,
sin estudio, ni regla, ni método,
solo miedo y éxtasis, porque...
se acabe el tiempo que no existe,
o la emoción explote,
o salte en mil pedazos el corazón...
La primera vez siempre es especial,
las otras parecido, pero en orden,
las postreras, tienen arte y ciencia…

Subiendo la bajada

Un rastro de cielo desplazó sus azules
por la inhóspita y árida intemperie...
y entonces descubrí las escaleras,
cuya cúspide llega a tus ojos en caída libre...
Era como una línea quebrada
cerrando espacios de consuelo,
pero aguanté tu decadencia
y remontamos sin vuelo,
peldaño a peldaño, sufriendo,
los misterios que los azahares malignos
nos ponen en los caminos...
que, ya de por si, van cuesta arriba.
Abrazo a los azules de intemperie,
ellos me visionaron el camino de tus ojos,
en caída libre, para después, subir la bajada.

Sonaban las campanas

Mi suspiro llegó agotado...
por el desgaste del deseo,
por los frenos de la lógica,
los reparos de la ética,
las acciones incisivas de la moral.
Mi suspiro, cual Jabato...
en tiempos de coraje y de verdad,
llegó pertrecho por las trabas,
aquellas que se inventa la maldad,
piedras al camino, palos a las ruedas,
socavones insalvables y en subida...
Pero... tú me lanzaste la trenza,
y mi suspiro, con alas de latidos,
trepó hacia tu sonrisa...
y nos llovían estrellas esmeralda,
y, en el alma, sonaban las campanas.

dijous, 26 de març de 2015

Nos perdemos...

A veces, hay días en que me gustaría salir...
de la tranquilidad habitual, del sosiego,
e incluso del equilibrio, para bailar con la sorpresa.
No es que vaya buscando viruelas ni el octavo arte,
pero incluso la belleza de la lluvia tras los cristales
concede monotonía, como diría el poeta...
Quizá, un día de esos, improviso,
buscando porciones de belleza natural...
¿Me acompañas amiga, compañera de siempre,
y nos vamos por un bosque nuevo...
donde ya no viven nuestros primeros suspiros,
y allí danzaremos al compás de los latidos actuales?

Olivo centenario

He visto un olivo centenario,
por el que surcaron años, rayos...
y tormentas de otoños imprudentes,
y de inviernos gélidos, interminables.
Pero también fue campo feliz
de las ardillas de los pinos cercanos,
que venían de excursión nocturna,
por los árboles viejos de belleza senecta...
Majestuoso, pese a todo, con estrías,
por donde algún pajarillo anida,
y va comiendo hormigas viajeras...
Encanto de madre con brotes nuevos,
que, cual surtidores, proclaman en persistencia
el futuro de la belleza más exquisita…

Libertades al sol

Se me ondulan y me danzan los vellos,
la barba, otra vez crecida, se ladea...
El corazón niñea y busca ventana,
a través de la cual se oyen ruidos de patio.
Son las once, bajaré, hoy me apetece.
Pese a la fina lluvia, hay partido,
y carreras y gritos disonantes...
y las niñas que hablan en coro,
y hacen sus apartes de ojos que se escapan
hacia el campo de fútbol de los de sexto...
Belleza total de los espontáneos naturales,
donde los niños, con grano incipiente,
también pavonean sus gracias...
a merced de las niñas.
Niños, niñas, que juegan de verdad a verdad,
sobre el generoso patio que acoge...
sus libertades maravillosas al sol.
Paró la lluvia, en el patio, el futuro juega…

dimecres, 25 de març de 2015

Yo..., con perdón

Yo nado entre las sombras,
que se elevan por los humos
de una hoguera incandescente...
Yo resurjo y hago surco
de las nieves de las cumbres,
donde los blancos azulean...
Yo corro tras las musas,
que me dieron plantón inmerecido,
y les muestro una candidez,
una humildad, en edad de merecer...
Yo llego cual rayo sin trueno,
en tormenta oportuna,
que aparca las rutinas
y abre las ventanas
al oxígeno de las hojas…

El río Francolí

El Francolí viene crecido, caudaloso,
rápido, casi azota las hierbas...
que, no ha mucho, crecían en su interior...
Parece que las gaviotas y los estorninos
juegan a que la corriente les columpie
sus pesos de paja volátil, vacíos...
El agua se adorna con suave ruido
y parece que gime de contentos felices...
Un césped mojado de lluvia reciente,
pide pelota y partido de fútbol,
o atletas, o simplemente paseo,
de aquellos de a dos de la mano...
El Francolí, es a veces un río, otras,
un sendero árido y tranquilo...
El Francolí, siempre un amor... para el amor.

Abrazo sincero

Un fuego de leña de olivera
va dibujando efluvios de volcán...
La casa huele a cerrado,
cerrado de humo alimenticio,
calor humano, campo y desagüe...
La ubicación es un lugar al sol,
una tenue luz en la noche oscura,
un remanso, un refugio, un recogimiento,
un estallido de sinceros auténticos...
Un gato maúlla dialogante,
una gallina cacarea el huevo,
los ánades se trasladan de charca,
unos ibis se acomodan, el campo bulle,
despierta el día, abro las puertas...
La vida me abraza sincera y yo la quiero.

dimarts, 24 de març de 2015

Ganar al Madrid

Para un culé, catalán, jubilado, y curtido en mil decepciones, de antaño y en blanco y negro, y recuperado en los últimos años, por arte y magia de la resurrección del fútbol, bien llamado de la "Masía", ya saben, aquella delicia que generaron artistas como Xavi, Iniesta, Guardiola, Messi (el mejor jugador de la historia del fútbol), etc, etc... Ganar al Madrid, es uno de aquellos placeres en los que siempre va incluido "algo más" que una victoria deportiva, es también como un movimiento social del ambiente, aquello que llaman de "buen rollo", y que te permite cachondearte, con la depresión ajena, sin olvidar que la risa va a tandas y, en un momento dado, también hay que saber encajar, ya que los blancos nucleares tampoco se quedan cortos. Hoy estoy feliz, incluso los Ronceros y compañía, que llevan la incoherencia hasta lo inconcebible, estaban en plan cómico, mostrando sus miserias al sol, haciendo un placer de mi turno de delicia. Bien, un buen Madrid (más descansado, ya que no tuvo partido entre semana), en la primera parte, y un Barca mejor, en la segunda. Gastaré alguna broma, correcta, discreta, educada... desde mi felicidad deportivo-social, que es total, por lo menos a día de hoy... Mañana será otro día…

Llegó la primavera

Se siente, se cuece, se adivina,
tiene prisa, y este año del quince,
el de la niña bonita,
adelantó su llegada en buen acelerado...
Los rosales ya dan señales de vida,
y sus hojas despuntan hermosas...
La gente hace surcos en el huerto,
como espacio de esperanza en frutos...
Llegó la primavera soñada,
que a todos acoge y engalana,
y florecen los latidos juveniles,
y aromatiza los romances en celo,
y activa los deseos nobles de la convivencia...
Primavera, te quiero, estación con tren,
destino propicio del buen amor,
donde se verdea y azulea y se sueña y se goza...
Primavera, en ella, nos amamos hasta el invierno,
Primavera, origen de mis presentes …

El sueño perfecto

¡ Madre mía !
Hoy tuve el sueño que nunca soñé,
casi como en la canción de un mundo al revés,
con la bruja buena y el pirata honrado...
Hoy soñé con un partido político,
cuyo objetivo era la democracia,
y no el poder para poder eliminarla...
Hoy soñé con un político honrado,
en unos medios de comunicación libres,
y en la buena gente en sus casas,
haciendo la comida, escuchando,
algo mejor y más digerible,
que la voz constante de su amo en letanía...
Pues si, hoy me regalé un sueño,
llamado libertad con luz y...
fue bonito mientras duró... el sueño.

dilluns, 23 de març de 2015

Otras realidades

Cada vez tengo más claro que el objetivo de los partidos políticos es el poder, no la democracia de la que tanto cacarean y que se la comen sin patatas desde el poder. El poder domina y ejerce, en aquel plan del todo para mi y nada para vos, en lo social, lo económico, lo judicial... y en todo aquello que un servidor viene a llamar, democracia comprada, para después cacarear de ella, y mostrarse como un milagroso detergente, que deja minúsculo al mejor Don Limpio, cuando se trata de blanquear toda la corrupción que atesoran. Sus medios de comunicación, a la voz de su amo, bombardean las voluntades vírgenes de la juventud, las radios entran en las cocinas de las madres, sin ningún respeto, y por la televisión el espectáculo es deprimente, monocolor, como un gota a gota de mal gusto y de maldad. Me gustaría pensar que, en un futuro próximo, las generaciones que nos precederán, llegarán convencidas de que otras realidades son posibles, como también lo son el respeto y la convivencia, sin tener que comercializar la dignidad para seguir viviendo.

No hacer un mal uso

Nunca el alcohol fue solución de nada,
simplemente, un problema añadido,
pero, hoy, en un complacido de nostalgias,
después de un buen café, y en soledad,
de aquellas sin compañía, ni utopía,
me he tomado un whisky, sin hielo,
un Chivas Regal, Aged 12 Years...
Y resulta que en lugar de acudir,
al rescate de los precipicios insalvables,
me he visto por los aprecios lúcidos,
de la medida y el juicio y la luz...
Siempre hay un tiempo y un porqué,
también un “desbrillo” al sol,
si haces un mal uso de las delicias…

Luz, más luz...

Un cielo de azules, una ventana,
un abierto de puerta abierta,
un beneplácito, ojos caídos,
una luz en progresión ascendente,
una calma con fuego cálido,
un disimulo de dolor en calma,
un consenso sin victoria ni grito,
un creer en ti, sin más, ni menos,
un canto de misterio sin noche,
una flauta sin acordes, plañidera,
un grito pidiendo que le sueltes,
que le dejes en paz y al sol...
un sol que “aluza” al día,
y desentuerta los entuertos...
Luz, más luz... luciérnaga al poder.

diumenge, 22 de març de 2015

Los verdes y los pájaros

Tu beso espontáneo siempre fue una prioridad,
una ilusión, un soplo de vida y verdad...
Tu mirada con sonrisa incorporada,
siempre proclamó una paz alegre,
una luz especial, un aliento de proximidad...
Tu estar de entornos limpios y propicios,
daban pié al mejor baño de dulzura...
Es como si el bosque y sus aromas
se instalaran en el hogar, para quedarse,
y entonces se huele a romero en flor,
y los pájaros en cortejo se albrician,
y las mariposas interiores ven cerca
su hábitat y su primavera galopante...
Tu beso espontáneo, huele a prado,
y los verdes y los canarios primaverean…

Y... mucho más

Hoy me interné por el sol de tus ojos,
y la luz me llevó a la esencia del latido...
Vi tu alma serena, con feliz suspiro,
y un corazón enamorado en plena fiesta,
mostrando, casi sin querer, sus espontáneos...
Siempre me pregunté, qué habría,
allá por sus adentros más guardados,
y me vi por allí, por su abrazo más certero,
su ilusión más íntima, su beso total...
De regreso, cegado de cierto y verdad,
me columpié en un disimulo en fiesta,
y me acerqué como un tímido en duda...
Pero tus ojos caricia de brazos abiertos,
hicieron un siempre mágico y feliz...
y hubo abrazo con beso, y... mucho más.

¡Atención amigos!

En el letrero, bien visible, ponía:

Ira, infidelidad, depresión, insomnio,
miseria, miedo, fracaso, mala suerte,
peleas familiares, vicios, deseos de suicidio,
dolores constantes, ansiedad...
Te ayudamos a resolver tus problemas.

En general no suelo dudar de la buena fe de la gente, bueno, alguna vez es tan evidente, demostrable y demostrado que no tienes más remedio que dudar. Me viene a la memoria, una especie de secta, creencia, o estafa bien montada, con apariencia de buena gente, que se acerca al desvalido y a todo aquel, si es pudiente mejor, que le ha pasado alguna desgracia, para acabar desplumándolo, en beneficio de alguna organización, sin ánimo de lucro, que podrá seguir robando, para seguir haciendo el bien. Atención amigos, incluso hay algún gobierno que dice que es una O. N. G.

dissabte, 21 de març de 2015

Poeta y poesía

El poeta se desvela sincero,
y su alma se emociona con la belleza...
Él conoce el aroma de las rosas de antes,
que olían a hermosura y a mujer...
Qué erudito de los pensamientos con latido,
no siente un evaporado,
una elevación de los suelos naturales,
cuando el amor nuestro de cada dia,
nos hace feliz sus habituales actos de adoración.
Quien no ve poesía en la sonrisa
de la mujer que late contigo, complacida,
y es como el semáforo de apertura,
que asegura la continuidad...
Qué poeta no pierde la razón entera
ante la belleza intrigante de unos ojos verdes...
Qué bien nacido no se eriza ante el contoneo,
prieto y firme, de la belleza que ya es reflejo,
y que , en nada, será explosión en rosa.
Rosa que hueles a mujer, poesía que hueles a Rosa...
Rosa y poesía, sois de la vida la alegría, la belleza...
Pero, la auténtica belleza, la poesía pura,
está en todas vosotras, amigas del alma.
Y a mis amigos, como no, les deseo lo mejor,
es decir, que tengan una Teresa en su vida.
¡Feliz día de la poesía!

En la otra vida

Postrado, perdido, hundido, exhausto...
allá por lo recóndito, entre oscuros,
por donde el olvido guarda sus desperdicios.
Ofuscado, como una decadencia...
en un cuerpo sin alma, sin vida.
Solo, un solo acompañado de tristezas,
en una selva sin caminos, sin destino,
mundo oscuro, cementerio de ilusiones...
Negado a toda evidencia de consuelo,
ya no me arrastré en busca de nada,
y me vino la muerte, en abrazo,
como una azucena blanquísima...
Y me fui con ella, feliz,
y me llevó contigo para seguir siéndolo.
Feliz, felices, los dos... en otra vida.

Tiempos pretéritos

En mis tiempos de estudiante
me hablaban de los sentidos
y de que nada había en el intelecto
que primero no hubiese estado en ellos.
Sólo la vista gozó de ti...
antes de instalarte en mis adentros.
Quizá un aroma a miel,
la de romero por supuesto,
que de un cruce ocasional
también se impregnó en mi ser.
Contigo en mi, mis sentidos se embellecen,
el alma los transpira,
y los sentidos del entorno beben y respiran...
En mis tiempos de estudiante,
uno tenía más sentidos que intelecto...

Jubilados

En el Museo del Puerto de Tarragona, se para un autocar de jubilados. Van bajando, con sus pintas decoradas... algunos parecen llevar alguna prenda de sus nietos, gorras cómicas, sudaderas chillonas... Algún ligón de los de siempre, engominado, salta ágil mostrando supuesta juventud. Las últimas en bajar, discretas ellas, son de peluquería cara y grupo reducido, no gritan, sonríen fino, quizá demasiado... La guía, una niña en edad de merecer, se deshace en atenciones, va en carrera de grupo en grupo, incluso algún aparte, como una profesora con alumnos... de suficiencia. Jubilados, supongo que también me ven así... pero sin gorra cómica, sin llamar la atención...

divendres, 20 de març de 2015

Cosas mías

Sólo los barcos que navegan naufragan,
sólo el que tira el penalti puede fallarlo...
Sólo el que se interna en la memoria
recupera el recuerdo entre nostalgias.
Sólo al que compra el décimo de lotería
puede tocarle el ansiado premio...
A Dios rogando, pero con el mazo dando.
El éxito puede ser un aterrizaje de genialidad,
pero, normalmente, es el resultado
de la constancia en el esfuerzo y trabajo diario.
No sólo mama quien llora...
la madre siempre da el pecho sin llanto.
Si no quieres polvo no vayas a la era,
pero la era es un hogar al aire libre...
Todos somos iguales, pero algunos...
son más iguales que otros,
como decía mi ídolo caído, don Felipe González.

Siempre tú

Es como si un rocío te blanqueara de esplendor,
como un amanecer al que los rayos del sol
lanzan en reflejos amarillos superiores...
Es como cuando de repente, pese a llegar la noche,
se entreabre el día en rojos de alma...
Visión nocturna de los cielos del día.
Es abrir la boca y poner firmes el cerebro,
la calma sin tempestad de referencia,
el olvido, sin temor, del no ahora...
Es una oda al presente sin reloj,
una lluvia de uvas sin racimo,
un aterrizaje de sorpresas con caricia
guardadas en lo mejor de tu despensa...
Es, eres, serás... siempre tú.

Se llama Deltebre

Un río grande, pacífico, elegante,
sin deshielos ni otras prepotencias,
siempre acompañado de cañas y chopos,
ánades y ranas, lisas y algún siluro...
Una brisa suave, una barca pequeña,
unos remos subidos, en descanso...
Tú, mi otro yo, y yo, mirando al cielo,
con los mismos ojos, cogidos de la mano,
dejando que los acordes del silencio
lleven la paz y el amor hasta el alma...
Al bajar los ojos del azul de la calma,
nos saludan un vuelo de flamencos
que ya han hecho del Delta residencia habitual.
Hoy, el paraíso se llama Deltebre...

dijous, 19 de març de 2015

Un buen mal día


Vaya hombre, se marchó el sol,
volvió por momentos un otoño gris.
Es de aquellos días donde el preñado,
aquel con el que yo comparo...
la gestación con la primavera,
tiene un mal día de flor mal puesta,
y, con un ligero vómito aromático de rosa,
quizá todo se pasa y mañana...
se abre con perfecto sol de esperanza.
Aún así, hoy no habrá paseo,
porque una ligera lluvia las besa...
sí, les da vida a toda manifestación
de brote nuevo, esperanza de verde y flor.

Ven a la plaza

Baja tu vuelo tras las nubes,
y entra en la razón de lo accesible.
Descorázate de protecciones superfluas,
aterriza, ocupa el llano.
Sal de la sal de tu conserva
y muestra la tuya al sol del día.
Te cuento... el sendero conduce a la plaza,
y allí está el mundo y sus riquezas,
a veces lamentables, otras mejoradas,
pero siempre ávido de luz y amor...
Acude, no te importe el tumulto,
el tropel se acalla con la belleza,
y, si tú vienes rauda y convencida,
aún podrás oler la flor del azahar...

Día del padre

Para los que tienen fe y son creyentes, dicen que a San José, cuando fue padre, le floreció la vara y amaneció en su vida.. Pronto, en su carpintería, tuvo ayudante y, como todos los hijos, éste también se marchó... en este caso para ocuparse de las cosas de su Padre... pero eso son cuestiones de fe, siempre respetables.

No sé si a mi padre le floreció la vara, pero yo recuerdo su abrazo, con demasiada fuerza, notaba su amor sin medida y aguantaba su alma crujiente de huesos en música. Padre, referencia, ejemplo, refugio, compañero eterno de interiores, luz urbana, e incluso en el bosque, oportuno puente. Padre, mi corazón siempre te abraza... y con la fuerza con la que a ti te gusta...

dimecres, 18 de març de 2015

Primer beso

Recuerdo el temblor de tus rodillas,
la aparente palidez en plenitud,
tus latidos en descanso, un suspiro...
que se escapa suave y lateral.
Recuerdo el primer beso
como algo espontáneo, genial, químico,
entre suaves turbulencias ofuscadas.
Lo revivo intenso, interminable,
con un ralentí bendecido de aceleraciones
para alejar el final lo máximo posible,
aunque con el tiempo uno repara
que hay que respirar y abrir los ojos...
Pero siempre aplaudo el recuerdo...
de temblores y latidos en química y espíritu.

El sol

Me acaricia el sol reparador
de un mes de marzo que acelera...
e incluso hay días que viste primavera.
Por el puerto marítimo, alguna abuela,
con carro y nieto, corre hacia el parque,
allí tienen tertulia y juegan
a ser madres de sus hijas, abuelas...
Unos hombres con sombrero de paja
aceleran, casi corren... son jóvenes,
no tienen problemas de gemelos.
Unas niñas, a punto de estar a punto,
pasean perritos peludos, con gracia...
las niñas y los cánidos diminutos.
Abrazo al sol que salió para todos,
y yo le correspondo...
con un espontáneo de sonrisa...

Qué importa el viaje

La carretera es larga, larguísima...
diría que va traspasando horizontes,
como en un viaje interminable...
Y, llegado aquí, siempre cuento
que no importa el tiempo ni el destino,
ni espacio, ni recorrido pareado...
no importa dónde, sino con quién.
Es como cuando el beso cumbre,
apasionado entre los incendios,
nos cierra los ojos...
Es como, pese a la oscuridad, se intuye
que, todo lo que no existe ni importa,
se engalana en brillos y colores...
¿Qué importa el viaje... si lo haces conmigo?

dimarts, 17 de març de 2015

Música y poesía

El poema llevaba implícito un pentagrama,
donde de las notas musicales salían versos.
Poema en verso y música...
De aquí mi reflexión de hoy...
Hay poemas técnicamente puros,
de aquellos bien medidos
y que, además, van de alma a alma,
que conllevan una melodía cómplice,
para placer de la estética
y a modo de llave que abre el sentido
y el paso al amor en reposo...
Y qué me dicen de la suavidad
de los instrumentos de cuerda...
¿no merecen una letra,
un poeta que vuele con ellos
cantando sus gracias?

Estrellas cual cerezas

Es como estar cerca de una ninfa,
de una luz blanca, de una musa,
que inspira a la belleza pura.
Es como la visión definitiva del ideal,
es salir de la inquietud
para instalarse por la descodicia...
Y es que no pretendes conquista,
sólo la del espacio que te asegura
las dinámicas clarividentes del arte...
Y procuro estar cerca y me basta,
y me colmo y me extasío
con aquel estado de nativa,
allá por donde nacen los firmamentos
que tienen estrellas cual cerezas
y, en su amanecer te llueven como besos...

Gestación

El cielo presenta un celaje multicolor,
movible, cambiable, inquieto...
Va buscando primavera, sosiego, calma,
explosión pacífica de un sueño al sol.
La gestación embellece y, luego,
nace bello el propósito, es bello el amor,
el producto del amor, el hijo del amor...
El sendero se puebla vegetal
y se estrella en la montaña altiva,
que suaviza su roca y se amoha...
El bosque musiquea, gotea la fuente,
la sombra de la arboleda acoge inquietudes,
un agudo de jilgueros alerta
y, además, está cerca del río... y el mar.

Allá por el corazón

Allá por donde no se manda,
parece que todo está muy claro...
No me rieguen con letanías,
no, por favor, no me quieran tanto...
No me cuenten que la vieron
cuando la luz escasea
y otros ponen el calor...
No me hablen de intereses oportunos,
ni de caras de comercio en dignidad...
Donde no se manda, se almacenan porqués,
hay despensa de razones de acogida.
La verdad es un tesoro interior que late
y no admite historias de deshechos..
Por donde explotan las emociones sin misterio
hay una brisa con sol...desdudada...

dilluns, 16 de març de 2015

Cocer habas

No seré yo quien ponga etiquetas,
pero los hay y, además hablan,
pontifican, seleccionan...
Dicen que hay gente que fácil
te entregan el alma y aplauso
y, en un doblar de esquina,
se olvidan del recuerdo y de los vinos...
Quizá sea cierto lo de nuestro carácter,
...el catalán, me refiero,
que quizá nos cuesta un poco más
aquello de hacer amigos,
pero cuando se consiguen...
son para siempre, entrañables.
Pienso que de buena gente
la hay en todo el mundo y, ya se sabe,
en todo el mundo cuecen habas...

Aura

Se habla del mecenas, del protector,
del padrino, del hermano mayor,
o incluso, en su versión más noble,
del ángel de la guarda...
Ella era una libertad sin protecciones,
una esencia en transparencia total.
Era como un diamante neto,
un espíritu puro, como diría Platón.
No, no tenía ni hermano ni ángel,
ni padrino ni mecenas poderoso...
Simplemente la protegía su aura,
cual inocencia como ejército indomable,
y un reflejo de espadas invencibles
ondeando por sus vientos más bebibles...

Cosas de la vida

Una flor que se escapó de un mes de mayo,
una lágrima que voló de un ojo emocionado,
un corazón que deja el ralentí de lo coherente,
un suspiro que aparcó los lamentos negativos,
una lluvia que retuvo la fuga y el tiempo,
una oscuridad que, a veces, acompaña,
un jardín que muestra ambiente en lontananza,
una idea que se abrillantó hasta fundirse,
un sueño inoportuno en un perfecto sueño,
una rubia oxigenada en completo desprestigio,
un saxo lejano, un piano, un violín,
un hombre engominado dentro de un traje, sin más,
un estruendo, una proclama, un sí a la ilusión,
un beso que nos cierra los ojos y hay paz...

diumenge, 15 de març de 2015

En clave de sol

He oído la música de la tierra,
el viento que se para y se "abrisa"
para escuchar el crujir de las hojas.
Los árboles larguísimos,
por donde juegan las ardillas
y anidan los pájaros carpinteros más expertos...
El arroyo se anuncia crecido y se acerca...
rodando los cantos de las piedras...
Pájaros en celo, voces plañideras,
escalofríos del pensamiento,
que son simples instrumentos
de esta gran orquesta que toca...
la música de la Tierra...
a veces, en clave se sol...

La luna

Para algunos, la luna de sol prestado
es un espantoso ojo amarillo chafardero...
Para otros, es un atardecer en progresión
de encantos que se resiste a terminar
una noche maravillosa de amor...
Parece que la luna va de copas
y, a veces, se columpia en sus oscuros
y, otras, a penas llega al cuarto menguante.
Otras, sin embargo, parece satisfecha
como si hubiera absorbido el sol...
Alguna vez, va crecida
y se hace agradable compañera de los sueños,
o vigilante inoportuna de algún beso...
La luna, donde estaban algunos de mis alumnos,
y a mi me hubiese gustado acompañarles...