dijous, 30 d’abril de 2015

Donde no se manda

Los deseos se columpian por la razón,
en reflexión nocturna, mientras...
amanece con las ansias de siempre.
He aquí el dilema, lo que siento,
lo que me conviene, según cuentan,
o lo que siento en mis verdades interiores.
Cuántas veces el amor venció a la razón,
y cuántas veces la razón te llevó a la desgracia...
La vida te da lecciones que no aprendes,
o las aprendes tarde, o las aprendes nunca...
Por eso, amigos, si fuera alguien capaz
de advertir el consejo oportuno, les diría...
hagan siempre caso al corazón,
donde no se manda, donde si se siente, sincero…

He visto...

He visto los idilios de los rocíos,
con las hojas que acarician las flores...
He visto el amanecer de las rosas,
el esplendor de las margaritas,
que ahora hasta son de colores...
He visto llover al sol,
y pronunciarse el arco iris...
He visto estallar una emoción,
y proclamarse un amor letal...
He visto un anochecer sin luna,
y un abrazo sin tiempo...
He visto un suspiro de ambiente,
y una luz de deseos en vuelo...
He visto la paz, cabalgando al amor...

Una mano amiga

Cuando llegué a la última roca,
aún resbaladiza, inalcanzable,
una mano me puso en la vida,
como un clamor que te pone...
en tu sitio, lejos de la suspensión.
Cuántas veces aparece a hurtadillas
la oportunidad, en forma
de una explosión, quizá lejana,
o no, indirecta, o no,
que aparece en un despertar feliz,
como final de un mal sueño,
pesadilla con la que se vive,
quizá inconsciente, pero...
una mano, firme, segura,
te pone en el suelo de lo real,
y te levantas, justo a tiempo y te salvas...

dimecres, 29 d’abril de 2015

Despertaron las campanas

No me gusta que me mandes en el baile,
quizá tú sólo bailas y yo te acerco,
a ver si es cierto que te tengo en abrazo...
Pero, todo llega, un día, en la noche,
en la sala de oscuros con música,
te vi leída y en interrogante, a ver qué pasa,
y cómo lo hace, y yo arrojado y deseoso,
ejerciendo posesión, intensidad, firmeza,
y en el disimulo te bailé unos pasos,
y en los verdaderos te apreté con fuerza,
como certificando mi certeza noble,
que mi amor halló respuesta y deseo,
y en plena pista, dejamos el baile, y…
después empezaron a sonar las campanas,
aquellas de gloria en el corazón…

La vida es bella

Me encanta que salga el sol,
porque es como el nacimiento
de una sonrisa, de un estado...
de bondad manifiesta, feliz,
como un cielo entreabierto,
mostrando tus ojos divinos.
Las orquídeas compiten en belleza,
parecen madrugar para mostrarla,
y se ramifican y florecen,
por lo inverosímil de lo intrépido...
Es la primavera que pinta de colores,
la esperanza y los deseos verdes,
y los sueños se pasean por los balcones,
por los jardines y por las camas vacías…

Mariposas que polinizan

Te mando besos a raudales,
pero no expendidos de boca a mano,
más bien son misiles mandados,
a través de mariposas, aquellas...
que revuelan por el alma, y,
te llegan enteras y libres, sin control,
besos que no se piden nunca,
que jamás se roban, y menos,
se regalan o negocian...
besos que son partículas de amor,
y cual polen pegado en abeja,
mejor en gentil mariposa,
que se baila de amores internos,
polinizan rocíos intensos, sinceros…

dimarts, 28 d’abril de 2015

Maternidad viene de madre

En nuestras charlas de juventud, con toda pretensión de inmadura madurez, hablábamos de elevar a la rubia de turno a la categoría de madre, haciendo de la irreflexión un templo al arte, la esencia y el sentido de la maternidad. Maternidad, supongo que viene de madre, y aquí me pongo firmes, y se me erizan todas las sensibilidades pensando en la mía. Ella, en los altares de los templos al amor, me contaba que estuvieron cinco años sin tener hijos, porque querían tener la casita, ya casi habitable, o al menos "aguas fuera", como decía ella, todo un respeto al amor y al futuro, con hijo y hogar, familia, amor, nido, paz... Maternidad viene de madre amigos, o así me lo parece y lo creo, como aquella luz que da a luz, como aquella vida que da lugar a otra vida, producto del amor, fruto impagable, muestra inequívoca de la certeza de nuestra unión total... Pues sí, maternidad viene de madre, y yo me postro ante los el significado del concepto, donde el amor alcanza sus notas supremas… La mujer acepta, gesta, regala... el producto, que será proclama eterna de lo que plasmó un suspiro al compás de un latido afín… Maternidad, preñada de vida, por un padre, que sembró amor y le floreció el hijo, y enloqueció con la madre fértil, y encontró todos los sentidos a la existencia, incluso aquellos con los que nunca pudo imaginar. Maternidad viene de madre, no hacía falta el poema. Una madre con hijo, son los mejores versos de un poema que ha escrito un buen padre.

Verdades sin móvil

Volví a la estación de los trenes,
y vi llegar a dos, marchar a dos,
con besos y abrazos de llegada y partida,
con mil historias de mil amores... o no,
maletas, maletines, algún libro,
y mucho móvil, demasiado...
Sí, hablan de oreja a oreja,
y los compañeros de viaje, no existen.
Quizá, ya en el vagón, esperen un túnel,
y el móvil se pare, y a lo mejor,
se proclama un beso, y después,
en el trayecto, se hagan planes,
y se cuenten incluso verdades,
historias de móvil, verdades sin móvil…

Fuegos imparables

En los deshielos, las aguas siguen frías,
y las brasas culminan los fuegos,
con tendencia a cenizas confusas.
El rubor se calma, lentamente,
y no se pasa del claro al oscuro,
del trágico ayer al verde hoy,
en un suspiro de retorno fácil.
Las aguas ruedan los cantos de las piedras,
y, a veces, las ves en transparencias,
o en los rincones de los ríos, rodadas,
como después de una resignación,
o de un desprecio en porciones de impotencia.
Nunca la verdad es muda,
y a veces estalla, incluso en los deshielos,
y en las brasas aviva otro fuego imparable…

Dulce tigresa

Tus ojos felinos, rasgados, errantes,
como surtidores de esencia en delicias,
o como espejos generosos de contemplación,
o mejor, un marco de pasión donde vivirla.
Me encanta hablar de la belleza felina,
es una proclama de armonía en suavidad,
una firmeza majestuosa y libre.
Tu marco es un bosque con río,
con aires cercanos de un mar que acaricia,
y por allí, cual dulce tigresa, jugando,
persiguiendo trinos de pájaro en celo,
eres sueño y complacencia del buen gusto.
Quien no se rinde en felices amores
viendo tus ojos felinos, rasgados, errantes…

dilluns, 27 d’abril de 2015

Te pienso y te acerco

Me miras, te miro, nos vemos,
y te capto el suspiro de un beso,
escondido en tu alma intranquila...
Tan cerca y tan lejos, te escucho,
un latido en concierto amoroso,
y, en un sueño, te pienso y te acerco,
y me bailo unos lentos contigo,
sin música ni ambiente,
solo contigo y por ti...
Se abrazan suspiro y latido,
y, después, te miro y me miras,
nos vemos, de cerca y de lejos...
Suspiros acompasan latidos,
y me vuelvo al sueño
y te pienso y te acerco…

Sólo amigos

Solíamos sentarnos juntos,
como una inercia natural,
una afinidad en el decir...
Los sitios en clase, siempre juntos,
casi tenían propiedad de a dos,
y las clases, sentido a dos.
Todo era un eficaz complemento,
asintiendo en ti contra el mundo,
y yo contra el mundo, por ti...
Fuimos amigos pese a tu melena rubia
y ojos verdes, que invitaban a más,
estábamos tallados en la misma esfera,
como un pareado en concierto afinado,
pero no éramos polos opuestos,
no hubo atracción, sólo amigos,
aunque cueste creerlo... muy mucho!!

Los hábitats naturales

Me gustan los caballos sin jinete,
tonteando con las potrillas plateadas,
de altas colas y crines abundosas.
Me encantan los toros sin torero,
trotando por el campo, libres,
incluso aquel enamorado de la luna,
que tiene a su vaquilla triste,
esperando impaciente que despunte el día.
Me place la libertad de los cuerdos,
en el mundo de los hombres,
y aplaudo a todo dueño de sus actos,
que la ejerza abriendo jaulas,
llenando y llenándose de respeto,
proclamando los hábitats naturales…

diumenge, 26 d’abril de 2015

La mejor razón

Comprendo el amor de interiores,
más allá de la lógica y la razón,
y hasta entiendo, sin esfuerzo,
que te guste altanero y con grito,
y que se derrumbe luego,
como un azucarillo en tus brazos...
Sé que no lo quieres sumiso,
ni en concesiones eternas,
tampoco cobarde y callado,
instalado en rutinas monótonas...
No, tampoco te gusta que beba,
pero, cuando era por ti, acudías,
para celebrar los pasos perdidos...
Dicen que no tiene lógica, el amor,
simplemente es la mejor... razón.

Buena persona

A las cinco partido de fútbol,
en la era de siempre, a las cinco,
yo mando, la pelota es mía,
así que me la pasas siempre,
o mañana no juegas, ¿sabes?
Y después nos vamos de nidos,
con mis amigos mayores,
y yo de pequeño y ágil,
me subo a los tejados,
soy imprescindible, único.
Después, haciendo deberes,
el niño resuelve el problema,
y le aplauden, y se lo cree,
o más bien, se lo hacen creer.
Un poco chuleta la criatura,
pero dicen que era, algo así,
como un microbio resabiado,
que necesitó de mucho padre y madre,
y de buenos maestros y amigos,
para ser una buena persona.

dissabte, 25 d’abril de 2015

M'han regalat dos llibres

Aquest any m'han tocat, el de la Coia Valls, “Amor prohibit”, on un sacerdot i la filla d'un noble rural lluiten pel seu destí. En escenaris com Vic, Manresa, Camprodón o Sant Benet de Bages, l'Agnès i en Marc s'esforcen per acomodar la seva vida a uns sentiments dels que mai havien sospitat la seva força.

També el d'en Xavier Sala i Martín, “Es l'hora dels adéus?”."La demanda dels catalans sembla estranya en un món que no està acostumat a dibuixar fronteres amb la força dels vots. Però hi haurà un dia que votar per decidir fronteres serà normal. I quan ho sigui, la gent mirarà enrere i pensarà que la situació del 2014 era anacrònica i indecent."Diria que ja ni ha prou del mateix color, i que l'hora dels adéus es possible, al menys a mi, mai ningú em traurà l'esperança. Gracias Teresa, ets genial, fins i tot... triant libres!!

Amanecer con mariposa

Cuánto azul lleno de mar y cielo
me invade en mi rojo amanecer...
Tú sonrisa matutina, angelical,
se mece entre los tibios despertares,
y se presencia en feliz brillo,
proclamando una luz en los delirios...
Visión mágica, espectáculo completo,
que cual mariposa que deja su despojo,
y sale a la vida, bella, sin complejos,
me revuela grácil y voluble,
hasta desaparecer, no muy lejos,
y de vuelta próxima y segura...
Les cuento el placer de abrir los ojos,
en un amanecer con mariposa…

Abrir las puertas

Si, a veces, hay actitudes cotidianas
que te dejan como bien, o mejor...
Parece que las voces del buen bien,
nos dan la mejor enhorabuena, y eso pasa...
cada vez que generosos regalamos un silencio,
cada vez que somos oportunos aclarando conceptos,
cada vez que aparcamos prepotencia,
cada vez que no humillamos en consciencia,
y sólo sacamos el genio como acto de servicio...
Nos aplauden desde alguna parte
cuando cumplimos honradamente con el trabajo
y en nuestras actividades diarias...
Nos sonríen desde los templos de la bondad
cuando, en los ambientes viciados,
abrimos las puertas para que entre el aire limpio…

Belleza con ojos

Te miré desde la luna
y me detuve en tus ojos,
callados en cobijos oscuros
mientras tu cuerpo felino
mostraba exuberancia exquisita...
Se me fue la luz,
la poca luz de la noche,
aquella de poca estrella, pobre,
y en el día sin brillo,
tus ojos a juego, apagados...
y yo en la luna,
sin interruptor posible
que encienda tu alma,
y tus ojos activen tu cuerpo,
y vuelva el sentido,
la belleza entera, con ojos,
la poesía de tu presencia,
la resurrección del arte y los sentidos...


divendres, 24 d’abril de 2015

Amor en catalán

La Teresa tiene día de rosas y poemas en su escuela, y después los profesores hacen una comida para bendecir el aprecio que conlleva la colaboración abnegada, en su tan digna, y nunca suficientemente valorada, misión de educadores. He comprado la rosa con espiga y le he puesto un pie con una foto nuestra de ahora, o sea ya muy leídos y también un poquito ilustrados, y así, con cierta gracia, unas cintas de bandera catalana (senyera), que saben a gloria y buen gusto... Lo he puesto en la entrada, encima de la pecera y a modo de monumento al amor, al nuestro, por supuesto, y a Catalunya por descontado.

Sant Jordi

En Catalunya es nuestra fiesta del amor, con leyenda de buenos y malos, dragones y princesas y el patrón matando al mal y rociando de bien a los entornos. Bueno, es nuestra tradición y también, como en otras fiestas, nuestro negocio que se envilece, un poco, en aras del amor. Nunca me gustaron las historias de buenos y malos, y como más mayor me voy haciendo menos. Uno cree que la mayoría de las cosas tiene el color de un café con leche, que no es ni blanco ni negro, sino que tiene el color de la vida... humana. La vida tiene un corazón que lo riega el alma, y según como mana el surtidor, se acerca o menos, a los extremos que algunos creen definitivos. De todas formas, que a nadie le falte una rosa con libro, o un libro con rosa, mejor un rosal con una biblioteca…

Poesía amenizada

Si supiera escribir, me perdía en el mar,
buscando versos entre los suspiros de sirenas,
para componer un poema en el aire,
que te llegara suave en un amanecer insospechado.
Si supiera escribir notas musicales,
me iría en busca del aire donde viene el poema,
poema musicado con notas de suspiros de sirena.
Si supiera llevar mis ciertos a tus cercas,
y mi verdad profunda estallara en belleza,
nada sería un juego de luces profanas,
arte sobre arte, corazón sin misterios,
paseos de luna hasta el mañana,
mañanas de sol y sueño compartido...
Si un día aprendo, mi amor pondrá la poesía,
amenizada con tu música interior…

dijous, 23 d’abril de 2015

La meva bici i jo

Una mica de morros, ella,
perquè no sortim com abans,
però en treure-li la pols,
i posar-li un greix a la cadena,
ja m'ha tornat un somriure tendre,
i en veure'm vestit de formiga atòmica,
el somriure ha esdevingut rialla...
Bé, hem decidir d'anar a l'Arrabassada,
amb les seves pujadetes maques,
I tot i que en un principi grinyolavem...
tots dos, hem arribat bé i cofois.
Després ens hem apropat als fars,
i cap a la dutxa, però li he passat..
una mà acaronadora d'agraïment,
és la meva bici, la meva Impala,
que em fa creure que encara funciono.

Nuevo canto a Teresa

Se me ocurren mil reverencias, querida mía,
donde el halago no debilita y solo la verdad cabalga al son de los rosales. 
No, quizá no haya rosa que exprese en toda su extensión mis sentimientos, 
y menos arrancada de cuajo de aquel jardín de hogar 
donde siempre nos respiramos en nuestros nocturnos enamorados. 
Es Sant Jordi y hoy te regalo un rosal, mejor que una rosa, 
y un libro, mejor que una espiga, y luego te llevo de cena, 
por aquellos espacios de cielo con río y violines. 
Tú te inventas un libro, que me cuente de tus cosas,
 discretamente guardadas a gritos, y yo haré como que aprendo 
y bebo de tus vientos que transportan suspiros compartidos. 
De tu rosal nacerán rosas sin espinas, de esas sin envoltorio, 
que aromatizan los caminos, por donde el amor busca rincones discretos, 
con banco y fuente, y una música de ruiseñores que amenice y complemente 
los latidos sinceros ya en concierto acelerado. 
Hoy, querida mía, se me presencian los inicios y te veo niña de ojos profundos, 
de intelectos por explotar, hoy veo el almacén repleto de amor, 
que celosamente guardabas para mi. 
Recuerdo, como no, que después del primer café, ya no nos soltamos 
y vamos por la vida de la mano, siendo cada uno del otro, razón y referencia, 
apoyo y sentido, un todo genial donde se complació la Providencia. 
Sabes que te quiero pequeña... gran mujer.

Te quiero y lo sabes

Créeme, te lo digo con voz de alma,
que clama al cielo y pongo por testigo,
a todas las divinidades de referencia eterna,
que te quiero, como el día al sol,
como la luna reina de la noche
ama en secreto cada beso que descubre...
¡Te quiero!, y lo sabes y lo sé, y así vamos...
como agua de un mismo manantial,
donde se miran las auroras boreales,
y los narcisos se enamoran de sí mismos.
¡Créeme, te quiero!, sonríe crédula,
y coge mi mano y déjate ir,
juntos volaremos sin escoba,
y ayudaremos a los príncipes a subirse por las torres,
para rescatar a todas sus princesas enamoradas,
lanzando sus trenzas al sol con ansiedad…

dimecres, 22 d’abril de 2015

Jardines

He vestido el jardín de Heliotropos,
para que acompañen a las rosas
y compitan con los claveles de antaño.
Jardín, creación humana, inhumana,
con buena intención, por supuesto,
pero, sólo una ubicación artificial.
Me encanta internarme en el bosque,
hasta donde la influencia humana
ha perdido el aroma y la noción.
A veces, el jardín es como un zoo,
donde contemplar la naturaleza domada,
buscando espacios asequibles
para garantizar su perpetuidad.
Suelen ser preciosos, pero yo prefiero...
un sendero en un monte perdido,
oliendo a humedades de aguas naturales,
y escuchando cánticos de pájaros en libertad.

Tranquilos, soy yo...

Observando... que es gerundio,
por la calle del Mar y los tinglados,
el puerto y los yates de los jeques.
Pasa un señor con dos perros grandes,
y uno que parece una rata peluda,
minúsculo, y va entre las patas de los otros.
Aprieta el sol, la gente pasea y lo toma,
una pareja de mayores de la mano,
un hombre que corre, sudadísimo,
otro par de dos, con mochila y agua...
Alguna bici con niña rubia de un club cercano,
y algún niño expectante por si se escapa
alguna mirada de envite, o un suspiro,
de aquellos de luz que ilumine el camino...
Un señor con un cuaderno y una pluma,
tranquilos, soy yo, observando...
como si estuviese en un puente,
viendo pasar el río, viendo pasar la vida,
y, como diría el Sr. Espinas,
yo también prefiero ser río, antes que puente.

Rosas de sal al sol

Era un mar diferente, exaltado, exultante,
más que bravío, de feroz bramido.
Las rosas blancas de la cresta de sus olas,
invadían las playas y las rocas cercanas,
y hasta las sirenas que endulzaban...
los suspiros de la juventud enamorada,
parecían colas bajas sin alma.
Es como una tormenta con mucho trueno,
donde el ruido ruge en surtidores de sal.
Sólo los curiosos se acercan,
y la visión azul ya no atempera,
ya no hay suspiros de nostalgia de verano...
Quizá nos aterrizó un Atlántico,
nada que ver con un Pacífico,
un mar diferente mandando a la calle,
y con furia, rosas de sal al sol…

dimarts, 21 d’abril de 2015

Te espero en todas las esquinas

Te dejo que me dejes en cortos precisos,
y así te busco en las metas del éxtasis...
Te pido que me vivas los cerca más próximos,
y que te pierdas al alcance de mis luces...
Te cuento que cuento las horas sin luz,
donde los vacíos bailan los desconsuelos,
y te espero en todas las esquinas
por donde puedas aparecer cabalgando,
por los rayos de tu luz de caricias...
Suplico de tu libertad y sentimiento,
que sea vano el implorar cansino.
Proclamo un encuentro de verdades,
con un viento brisa que suavice,
mientras el mar acoge y el bosque clama,
y el río atempera las delicias espontáneas…

El mejor aroma

No hay boda, no veo ninguna,
pero la lluvia de pétalos de rosa,
me anuncian tu proximidad...
Por qué será que te intuyo,
te proclamo, te presencio,
y te asocio con aroma virgen...
De la misma forma
que la espada de Darío,
se anuncia con vivo reflejo,
tu luz inventa los amaneceres,
por los que quiero despertar,
y allí ya en presencia y verdad,
se fundió el invento y el sueño...
Porque, ya sabes, te intuyo,
te proclamo, te presencio,
y te asocio con el mejor aroma.

Más recuerdos de maestro

Como profesor, nunca me sentí colega o amigo de mis alumnos, más bien como un tutor, cercano a la misión de un padre, como pude comprobar después, cuando lo fui. De todas formas tenía mis momentos simpáticos, y por aquí van mis pensamientos de hoy.

Después de alguna reprimenda por falta de atención o similar, solía decir: Que me han entendido, sí que "mean"... entendido, y en principio no se daban cuenta de la broma, y yo insistía, sí que "mean"... entendido. Recuerdo que, una vez, mandé al chulito de la clase a buscar tres semillas de lápiz, a la portería, y el conserje, amigo mío, coñón él, le sirvió una bolsa con tres pesos de hierro de cinco kilos cada uno. Otras veces imitaba voces de algún cómico conocido o, simplemente y de repente, le daba un tono totalmente nasal a alguna explicación que en principio tenía que ser seria...

Bien, recuerdos entrañables que me hacen muy feliz. En los días de lluvia, sin partido de fútbol, ni cortejos de rinconcito, les hablaba de las mariquitas, en su misión de insecticida, comiéndose los pulgones del jardín, o de la dilatación de las mandíbulas de una serpiente para poder tragar su presa, pero de esto ya les hablé en otra ocasión. Ahora, para no cansarlos más, mi último pensamiento, en forma de autocomplaciencia: Siempre hice lo que creía que era mejor para mis alumnos, incluso pasando de alguna voz de los muy leídos y muy ilustrados... y muy teóricos.

dilluns, 20 d’abril de 2015

Sólo un marco perfecto

Un jardín en lo alto que asoma al mar,
desde donde se vislumbra un cóctel de azules.
No sé si los cielos se bajan raudos,
o es el mar que se exalta en ola creciente.
Y en darnos la vuelta, un sendero...
que se interna por lo frondoso,
por los misterios de la belleza verde,
rincones de diseño, flores exóticas,
traídas de sus acantilados preferidos.
El jardín tiene su plaza mayor,
con fuente y surtidores variados,
nenúfares de hojas durmientes,
con alguna rana en su lecho tibio.
De todas formas, íbamos los dos,
lo demás... sólo un marco perfecto.

Armonía sinfónica

Siempre que me preguntas
porqué lloran las flores,
te cuento que no son lágrimas
sino rocíos perfumados...
Si me interrogas con los ojos,
te respondo en silencios de luz,
y en aclarados de delicia...
Si me pides que te cuente,
de tus porqué selectivos,
te abro la puerta de mi alma,
explicaciones a la carta, sinceras...
Cuando te pellizcas firme,
en tu nido de exaltación feliz,
yo pongo paja al nido, limpia,
y se proclama una armonía sinfónica.

Del nunca al siempre

Nunca un suspiro nació del frío,
ni una nostalgia del olvido...
Nunca un cielo se cubrió de gloria,
ni llovió sobre mojado, creías...
Nunca una liebre sonrió al asfalto,
ni una sonrisa superó un desprecio...
Nunca bailé al son de un desconcierto,
ni con la más fea, ni con la otra...
Nunca en los nocturnos eternos,
imaginé otra cosa que un amanecer...
Nunca cabalgué por los desiertos,
aunque sí por los misterios inciertos...
Nunca vi llover malicias solitarias,
sólo mezcladas con rosas con espinas...
Nunca digas, nunca jamás, porque...
siempre puede haber un siempre... posible.

diumenge, 19 d’abril de 2015

Por allá...

Allá, en el ángulo oscuro de un sentimiento,
donde vivía el arpa, dormía una inspiración...
Allá, vencida de ignorancias y vacíos,
rociada de principios de desprecio,
la musa se diseca en lo inerte...
Allá, donde el orgullo se comió la esperanza,
y hasta la nada se cubre de lágrimas,
los duendes pierden el sentido común...
Allá, por donde se esconden los vencidos,
tropezando con las ratas de alcantarilla,
el azahar se deshoja lentamente...
Allá, por donde lo humano se cotiza en miserias,
y la ilusión va de funeral constante,
los augurios y los fários... languidecen y expiran.

Sueños de sirena

Hoy, mi sirena favorita
me manda dardos musicales,
me cuenta que el mar duerme
al vaivén de unas olas,
de rizo suave y cadencia...
me cuenta que me acerque,
sin miedo, dando pasos,
por las brumas blancas,
que, cual rosas de sal,
acarician los misterios solventados...
Pues... igual me invento un temprano,
de aquellos con rocíos musicales,
y me voy con mi amiga al mar,
él es como un bosque tupido,
donde me encuentro plácido,
con mis sueños de cantos de sirena…

Barça - esports

Patint una mica, prou, massa, però el Barca ha guanyat al València, amb gols de Suárez i de Messi. Molt bé l'equip valencià i gran esforç dels blaugrana, després del partit de París, a més sembla que estem abonats a jugar a les quatre de la tarda, però ja se sap, és el Barça i hi val tot. Proper dissabte, contra l'Espanyol, a las quatre, evidentment, perquè no hi hagi gaire temps de recuperació. Més Barça, ja ho saben, més que un club, l'altre dia va guanyar la lliga de handbol i avui la de futbol femení i la de hoquei damunt patins. En handbol ja som a la final, a quatre de la copa d'Europa. Només en bàsquet hem fallat una mica i s'haurà de guanyar algun partit a Grècia. També segueixo les curses de motos i una mica les de cotxes, tot i que aquestes no me les crec gaire. Bon cap de setmana!!

dissabte, 18 d’abril de 2015

Toy sembrao

Como diría una buena amiga,
estoy sembrado de azahar...
Me han salido dos solitarios,
con las cartas, diferentes, a la primera,
he hecho un sudokus difícil,
y le he ganado a la máquina,
un ajedrez de gran nivel...
Así que, afortunado en el juego,
desgraciado en amores,
dice el refrán, aunque no... ¿verdad?
parece que la gente me quiere mucho,
sobretodo los que me conocen bien...
El caso es que, con las euforias benévolas,
uno se hace más asequible,
más dado a ser querido, más llano.
Pues eso... paz, amor, suerte, salud...

Almas gemelas

Dicen que los polos opuestos se atraen,
así que... tú altiva, yo sumiso,
tú impactante, yo discreto,
tú deslumbras, yo nube que no ciega,
tú infranqueable, yo accesible,
tú translúcida, yo transparente,
tú desafiante, yo cabizbajo,
tú prepotente, yo tolerante,
tú de tono alto, yo en suaves agudos,
tú discrepas de todo, yo hago consensos,
tú hablas siempre, yo escucho, a veces,
tu eso, y yo aquello o similar...
hasta que, un día, nos miramos con sorpresa,
y el imán nos acercó y nos descargó,
y, en el fondo, éramos almas gemelas...
interpretando un estúpido papel.

Cosas veredes

El vaho de un suspiro incontrolado,
el trayecto de una lágrima indecisa,
el eco de un tam-tam en fiesta,
el placer de las notas graves
de un saxo nocturno, lejano,
una sonrisa que acabó riendo,
un beso largo con final feliz,
una inspiración que le voló a una musa
y cayó en mi saco roto, malherida,
una chispa intrépida que se escapó
de un corazón incandescente,
que busca consuelo en una ola amable,
un sueño con pretensiones de futuro
va en el carro del miedo hacia el pasado.
Cosas veredes amigos, cosas veredes.

divendres, 17 d’abril de 2015

Ahora tienen móvil

Afortunadamente, nunca acudí...
a los aullidos de una loba en celo.
Tampoco disputé mi hegemonía,
como hacen los carneros,
a golpe de asta...
Nunca me puse a la cola, ni en lista,
para implorar un baile,
con las madres cerca...
Menos me vendí con falsos adjetivos,
ni halagos de compra inmadura...
Diría, que tuvimos suerte y calma, y paz,
y un cierto rubor en los silencios...
Te vi, me miraste, te miré,
aguantando el tipo, me viste...
y al llegar a casa preguntamos,
respondieron... no hacía falta, como siempre,
un café hizo el resto y lo hizo bien.
Ahora tienen móvil... casi hasta lo siento.

Delicia de viaje

Hoy me monté en una nostalgia,
y cabalgué a través del tiempo,
allá por la infancia en mi pueblo,
de fútbol en la era y nidos...
en los tejados y árboles bajos.
Hoy me vi con mi abuelo,
en el huerto, cogiendo ranas,
descalzos, por los regueros.
Y me subí a una higuera,
de higos con gotita de miel,
y aguanté el rabo de un cochino,
en una matanza en familia.
Y me vi en la escuela unitaria,
contemplando la consigna del día,
y haciendo el zafarrancho de los sábados.
Todos mis muertos estaban vivos,
y salíamos a la calle a tomar el fresco
en las noches tórridas del verano.
Ha sido una delicia de viaje,
mi familia, mi casa, mi pueblo,
amigos, maestro, raíz, origen, esencia…

Jardí vertical

Maco... la primavera ja li dóna una vitalitat excel·lent, i els ocells, amb majoria de coloms, aprofiten els nius que els hi han muntat per fer, de tot plegat, una bellesa verda, amb el so de les cries que, amb els becs oberts, reclamen la seva ració de menjar... i els adults van i venen, amb alguna cosa per omplir-los el pap.

La construcció té la seva gracia i hi ha algun cartell explicatiu... Mur de Tapial, construcció feta amb terra ben compactada per capes dins d'un encofrat, poden construir-se cases sense necessitat de formigó, reduint les emissions de C02 relacionades amb la seva fabricació. A la façana vegetal est, hi ha penjats nius per al ocells autòctons. A la façana sud, els nius són per als ratpenats. Hi niaran noves parelles i, després, els ocells descendents ja ho faran regularment. Llavors els mosquits i les mosques estaran controlats. Hi ha també una depuradora d'aigües pluvials.Aquest aiguamoll és un laberint de graves per on va circulant l'aigua. Les arrels de les plantes van absorbint els nutrients i la van filtrant. D'aquesta manera natural, l'aigua de pluja manté una bona qualitat, sense necessitat de productes químics.

La façana verda té la certificació Cradle tot Cradle i això vol dir que tots el seus components tenen un cicle de producció mediambiental correcte i són separables i reciclables en la seva totalitat. També es reciclen aigües residuals (sistema Babylon). Al costat mateix està la Necròpolis Paleocristiana, que vaig visitar quan encara estudiava magisteri.

dijous, 16 d’abril de 2015

La mejor compañía

Y luego, Dios creó la mujer,
madre, esposa, amiga, compañera...
Son como un amor de criaturas,
el complemento ideal, el mejor otro yo...
Los hay, quizás después de un fracaso,
que prefieren al perro, como amigo ideal,
fiel, entregado, sumiso, sincero, noble,
único, lleno de ternura y verdad...
Pero, ayer, en una película,
oí una frase que me encantó:
"La mejor compañía de un hombre
es su honestidad, entonces...
no hace falta defraudarse a uno mismo".
Yo me apunto a eso, con una Teresa, claro.

Empezar de nuevo

Un desatendido módico de diseño,
un alucine de realidad en verso,
un acantilado con mar de fondo,
un acierto de deseo entusiasmado,
una voz fina escapada de un concierto,
una música que acelera suavidades,
un remanso de paz y luz tenues,
un verso incómodo en el poema,
una estela fugaz en un claroscuro...
Una osadía que descarrila y, sin rumbo,
se entremete en la suavidad de un delirio,
perenne, eterno en emoción y delicia...
Una contusión de intemperie, osada,
que muestra, a lo inconcreto del tiempo,
las heridas de un amor imposible,
donde un sádico Cupido, malvado y cruel,
vertió su peor veneno, en nuestra mejor sed...
Una esencia, como origen de un regreso,
un lugar en un sol limpio donde empezar de nuevo.

Passeig per Torreforta

He vingut amb bus i he fet un tomb, pel barri més antic de Tarragona. He estat a la Torre Forta, que encara es conserva com una oficina de informació. M'han explicat que era una construcció del segle disset i que des d’aleshores, ha estat emprada en diferents menesters, fins i tot com a refugi durant la guerra civil. Tenia pous en diferents direccions i galeries que arribaven fins la mar.
He passat per la plaça de Mossèn Pau, on he llegit el seu missatge d'estimació. M'he apropat al mercat, que sempre es una activitat atractiva d'observació i, després, he anat a l'escola pública, a recollir a la Teresa per anar a dinar… Arreu on vaig, sempre veig que tot té la seva gracia, el seu encant… Torreforta, un món de mons, espectacular, on la convivència es complau, cofoia, de mostrar les seves possibilitats. Tota la meva admiració a la gent de Torreforta.

dimecres, 15 d’abril de 2015

Convivencia plena

Mis mayores me contaban...
que, pese a las inestabilidades varias
que comporta la existencia,
lo normal, en las aspiraciones humanas,
continúa siendo formar una familia,
tener hijos, un trabajo, un motivo de ser.
Alguna vez escuché aquello de:
"Cuando pones el ojo en un objetivo,
te queda el otro para encontrar el camino"
Llegados aquí me viene a la memoria,
el pensamiento del genial Gandhi,
que decía que no hay camino para la paz,
sino que ésta es el camino.
En las aspiraciones humanas,
la honradez y el amor son el camino,
para una convivencia pacífica y plena…

Hierba con sal de sol

Será que sabes a hierba,
hierba con sal de sol.
Será que no cabes en el olvido,
y estás en cada espejo,
en cada ara preferencial
de mis anhelos superiores.
Será que te proclamo y te presencio,
y en ti me complazco y existo.
Será que te veo despierto
y sigo aplaudiendo el sueño,
y tu aroma me impregna,
y me fundo en tu beso,
y me pierdo en la hierba,
porque... tú sabes a hierba,
hierba con sal de sol…

Llegar al bosque, mirar el mar... juntos

En la conversación de los silencios,
donde reina una calma distendida,
suena un espontáneo de concordia,
que se interpone entre tu llegada...
y mi música de tonos altos.
¿Qué tal? muy buenas...
Muy bien, normal...
Cuestan algunas clases, dice,
y yo pienso en la variedad
pluricultural de sus alumnos,
habla, familias, costumbres...
Sueño en su jubilación cercana,
donde algún silencio se calle,
para irnos hablando por el río,
y llegar al bosque y mirar el mar... juntos.

dimarts, 14 d’abril de 2015

Una mano, una vara de apoyo...

Una pareja, un matrimonio, mayores,
por los setenta y cinco, al menos,
vestidos para andar, ligeros, bien calzados,
con sus finas varas de apoyo reglamentarias...
El, gallardo y calavera, como el pirata,
aceleraba la marcha, ella, tierna y consentida,
no le sigue... ya empezamos, le cuenta,
se esperan, pero van a cierta distancia...
Llegando a la playa, él la coge de la mano,
ella dibuja una sonrisa, curtida en el tiempo,
se sientan en un banco, mirando a otra parte,
no les sale el disimulo, se ven felices...
Seguimos, se dicen, mano con mano,
y en la otra mano, una vara de apoyo,
ahora ya, casi innecesaria, sobrera…