dilluns, 29 de febrer de 2016

Loco perdido

Quisiera acortar la noche y acelerar el amanecer,
y verme cantando en la ducha y elegir camisa y aspecto,
sugerente y amable y lanzarme, con natural sonrisa, a su encuentro.
¡Qué casualidad!, le cuento sin mucho crédito, verte por aquí...
Patino, me cuenta, que es por donde cada día va a la escuela,
pero sonríe y me transmite, sin decirlo, que no le disgusta,
que me haga el loco, como perdido, para encontrarnos...

Duda razonable

En la berrea, el macho dominante, se apareará con gran cantidad de hembras, muy bien dispuestas. Antes se habrá partido los cuernos con los jóvenes retadores, que se van con el rabo entre las piernas, a esperar que el tiempo les dé otra oportunidad. Llegando a esos extremos, como ya les conté cuando les hablaba de la subsistencia de la fauna y el sabio proceder de la Naturaleza, en su ejecución, permítanme que yo, en algunos aspectos, tenga alguna duda razonable de tal sabiduría…

Una vez, en un vagón...

El tiempo pasaba, pasa, y también los trenes,
algunos incluso de largo, otros rápido, demasiado.
Hay gente que piensa que sólo pasan una vez,
que las oportunidades son únicas
y hay que aprovecharlas sin descuido.
Quizá sea “tu” tren, o “tu” oportunidad,
la que solo pasa una vez,
con la esperanza de que los hados propicios
te digan que es realmente la tuya.
Uno vio pasar muchos trenes, hasta que, una vez,
en un vagón, detrás de un libro…

diumenge, 28 de febrer de 2016

Con la edad...

Quizá con la edad, uno se vuelve un poco cobarde, porque si tuviese veinte años, seguramente me iría a Finlandia, donde la educación y la enseñanza, y el trato a los docentes y a los alumnos, es otra historia. También buscaría un lugar, donde cada vez que levantaras una teja, no te saliera un corrupto del cual tirar del hilo para llegar a la ingente fauna electa que nos malgobierna. Quizá con la edad, se ve mejor la imposibilidad de un futuro racional…

Sólo alguna vez

A veces pienso si no seré un solitario, rodeado de gente, pero sin mucho contacto, como aquel que está tomando algo, en la esquina de la barra de un bar, solo, como aquel que va a tirar un córner, en el argot de un partido de fútbol, o el que come en un restaurante con el periódico abierto, mientras en las otras mesas, la gente habla y convive entre risas y sonrisas. No creo que llegue a esos extremos, pero reconozco que, alguna vez, me conduzco de incógnito, y lo paso bien, como si el mundo no fuera conmigo…

La taberna de Cadaqués

Recuerdo Cadaqués, la taberna,
como un pasillo alargado,
con departamentos semioscuros.
Allí, una especie de club...
de los artistas vivos y en prácticas,
se arrancan espontáneos
con sus mejores trinos de buena fe.
Poetas que despiertan con la noche,
músicos que alargan el día
a base de melodías inolvidables.
Vinos y humo, como una extensión más
del arte que atesoran...
estos supuestos marginados,
que aquí viven en su gloria…

dissabte, 27 de febrer de 2016

Las flores y la luna

Bellas rosas de amanecer
que se engalanan...
con gotitas de rocío,
y se dejan, plácidas,
acariciar por la brisa incipiente,
que les ayuda a expandir
sus mejores aromas,
en competencia con los claveles
de una ventana vecina.
Como los jugadores
de un equipo de fútbol
que compiten por ser titulares,
las flores de mi jardín se afanan
en mostrar sus mejores aromas,
en beneficio de los amantes
que pasean cobijados
por una luna traviesa y experta...
en dulzuras altamente sugerentes,
generosas...

Te busco y te cuento

Peripateo mi discurso,
habla el alma enamorada
en un silencio de bosque,
donde no canta el ruiseñor
que anida en tu voz.
Lo bordo, pareces presente,
preciosa, consciente,
consientes que te mojen mis suspiros
que, cual surtidores
de verdades interiores,
te lanzan con tino,
todos mis dardos sin veneno.
Mañana, te busco y te cuento, seguro.

Hoy como ayer

Te llevó una brisa suave y el sol se apagó,
y se incendió la noche... de oscuros.
Te fuiste prudente, discreta, tal como habías vivido,
sabiendo que siempre estabas a disposición
del buen hacer y de la razón lógica.
Y dejaste el fruto de tu siembra constante,
que se hizo luz y ejemplo vital.
Tu recuerdo brilla en cada ápice de mi piel,
en cada semblante, campo de tu amor.
Madre, hoy como ayer y en todos los siempre…

divendres, 26 de febrer de 2016

Tu discreción no apaga fuegos

La noche se hace corta,
entre suspiros entrecortados,
el amanecer se acelera y vuela,
y te trae en volandas de agrado,
de luz y presencia.
Feliz aquel al que se le enciende el día,
porque tiene una proximidad exquisita,
una luz nueva que estalla diáfana
y hace que su existencia explote
al compás del corazón.
Hay noches que acaban...
con enormes incendios violeta,
pero tu discreción no apaga
los inmensos fuegos que provocas,
así, como sin querer,
así, como por un casual,
una apariencia que no cuela,
intencionada…

De la mano al brazo...

De la mano contigo, lentamente,
como marcando el paso a tu paso,
como si siempre hubiésemos ido...
en ese par, de uno y tu,
que ya nació así y perdura en el tiempo.
De la mano al brazo, del brazo contigo,
sin inventos, por los espacios conocidos,
siempre oliendo a mar y a bosque,
siempre un aluvión de verdes y azules,
siempre con tu aliento placentero,
tu verbo inteligente y mesurado,
tu presencia en toda tu, que mejora y minimiza...
todos los contornos de verdes y azules de mar.

Lo siguen llamando amor

Me da la impresión de un saqueo...
sin manos armadas,
como una puesta al día,
una lluvia de impactos,
que, lejos de irracionalizarte,
te suben en el veloz coche
de la cordura más incuestionable.
Es el amor que te invade, ya saben...
aquella sinrazón que es la mejor razón.
Es como un reloj que pones a la hora,
como el despertador,
haciendo realidad del mejor sueño,
como si de repente vieras claro
en la cansina oscuridad,
como un reconfortante elixir,
que te hace renacer...
Pues eso, lo siguen llamando amor
y siempre es la mejor razón…

dijous, 25 de febrer de 2016

Un atisbo de esperanza

Allá, colgada de un barranco profundo,
propio para el eco de vuelta rápida,
nace una flor, la más bella que imaginar puedan.
Ella aromatiza los silencios que le pasan cerca
en su vuelo por la imaginación en reflexión.
No se ve fin a la profundidad,
y la caída en despropósito...
encuentra todos los departamentos,
donde la oscuridad envilece los miedos
y los destinos marcados.
Siempre hay una flor en el acantilado,
una luz después del túnel,
una luciérnaga en la noche,
un atisbo de esperanza sana,
en todo amanecer con turbulencias negras…

Ven i sáciame

No se me quitan las ganas de ser,
para estar contigo, y estar del todo,
conviviendo en plenitud.
No, no se me quitan las ganas locas
de besar las primaveras que atesoras.
El problema es que no sé...
si llevarte a una isla para dos,
o cogerte de la mano y andar cerca del río,
y con él llegar al mar amigo,
y contarle a los infinitos...
la inmensidad de nuestro amor de cada día.
Ven y sáciame de mis ganas de ti,
y no hará falta hacer más planes,
ni vuelos azarosos por los mares…

Hablaremos con el mar

Me he levantado temprano… tengo fontanero que está arreglando un escape de agua en la cocina. Teresa se va al colegio, y se oye la música de la escuela del Serrallo. “Despertaba el día, y con sus mil ruidos, despertaba el pueblo”, diría el poeta. En un momento voy a estar solo, con mil silencios amigos, que posiblemente los lleve a pasear. Hablaremos con el mar, quizá detrás de un vino tinto, quizá…

dimecres, 24 de febrer de 2016

Eras mía, según decías...

La vi con mi mejor amigo, parecían felices, se sonreían.
Y yo me fui en busca de un bar, y me tomé dos o tres copas,
y esperé impertérrito, impasible, a que el mundo me cayera encima.
El alcohol me llevó a una ausencia de realidad,
y, en mi estado ido, di con mis huesos en aquel banco del bosque,
donde tu sonrisa y tu mano y tu boca eran mías,
según decías, para siempre, un siempre que acabó rápido.
Tu le dijiste lo mismo a mi amigo y yo me fui de copas,
que no mienten y te duermen…

San Valentín, Sant Jordi...


Dile que la quieres si notas que te quiere. Si la quieres, no la obligues a decir que no te quiere. San Valentín, patrón de los enamorados, dicen... Aquí en Cataluña, celebramos Sant Jordi y nos regalamos rosas y libros, y buenos y sinceros besos del mejor amor. Da igual, lo importante es que esos días se celebren con amor bueno y sincero…

Un atisbo de nostalgia

Tras la puesta del sol, el oeste,
acaso el ocaso por si acaso,
es un día en disimulo...
donde reina una hija del sol
que va de diva de las luces
en el país de los oscuros nocturnos.
En cada puesta de sol
hay un final implícito,
y a mi nunca me gustaron los finales,
son como la culminación...
de las esperanzas y de las ilusiones,
que tanta vida nos dan siempre,
aunque sea un final con éxito,
a mi siempre me invade...
un atisbo de nostalgia.

dimarts, 23 de febrer de 2016

Desprecio al corazón

El pasea solo... y las olas se exaltan en su belleza espumosa.
Pensaba que ella se quedaría unos días más,
para ver qué pasaba en aquella progresión irremediable...
pero ella, y en aras de una supuesta seguridad, se mantuvo firme.
Él hizo un último intento, la llevó con su coche al aeropuerto
y le proclamó una invasión de silencios insinuantes
que resbalaron por la otra parte del puente,
allá por donde se rompió la ilusión unilateralmente,
en aras de una supuesta y maldita seguridad.
Solo por la playa, vestido, descalzo…

Las señales que te preceden

Llegaron dos ríos de suspiros
y un vuelo de mariposas
que parecían imantadas
al rastro de tu rostro fugaz y luminoso.
Hubo un anticipo de reflejos,
y una invasión de azules
de cielo con mar, y, como no,
un aroma de rosas blancas,
se impregnó por los espacios
que supuestamente ibas a concurrir.
Sabía que venías, lo anunciaban...
los inmaculados vientos brisa,
que siempre te preceden,
y en nada... estallaba mi paz interior.

Educación infantil

Los niños de primero, cuando llegan de P5, aún tienen el encanto infantil de los primeros años. Hoy me viene a la memoria, verlos en el lavabo, haciendo pipí, con los pantalones bajados y el culito al aire, con total naturalidad, y ante la sorpresa mayúscula de los alumnos de 3° o 4°, que ya no recordaban que ellos hicieron exactamente lo mismo. Educación Infantil… Antes de jubilarme quise estar un día con ellos, y es otro mundo. Todos mis respetos a los profesores de ese ciclo, son absolutamente geniales, “chapó”.

dilluns, 22 de febrer de 2016

Yo también les quiero

He hecho un par de solitarios con la baraja catalana, y he ganado, a la tableta, una partida de ajedrez, nivel siete, y ahora estoy que me salgo, con mis lindezas intelectuales y azarosas… Ya se sabe, uno que es afortunado en el juego, es desgraciado en amores, pero no es el caso, yo tengo una Teresa y un Pere y amigos, y me siento querido, y también quiero todo lo que puedo, y a veces mucho más…

Vuelo en el primer viento

Si quieres me aparto de todos los cielos con mar,
y me instalo en la inmensidad de tu sonrisa,
respirando soplos de tu alma.
Si te place, que parece que sí,
vuelvo en el próximo viento huracanado,
como una pretensión anhelante de rapidez y cordura.
Porque... qué mejor cielo que los azules de tus ojos,
bellos, chispeando estrellas fugaces…
y qué mejor mar que la sal de tu gracia
en aromas de gloria y en pacíficos ondulantes…

Te recuerdo, madre

Me viene a bien reparar
en tus canas de sapiencia,
en tu frente surcada
de supuestos en busca de soluciones,
en tu rictus de nobleza, apuesta y pensante,
de la mujer sabia, que, sin estridencias,
siempre emerge con su luz,
la justa, la precisa,
para permitir la claridad más diáfana
en los profundos interiores
del entorno que te vive.
Hoy me viene a bien, y me sabe a mejor,
tu recuerdo madre, ejemplar, persistente…

diumenge, 21 de febrer de 2016

Lágrimas agradecidas

Si alguna vez te vi llorar, se me rompió el corazón…
Ver tus lágrimas de perlas de verdad salir al sol,
tan espontáneas, tan sinceras,
me pusieron inmerso en las dudas razonables
para descartar la impotencia o la frustración,
y llorar con ellas, como manantiales de ilusión,
hechos consumados, consumidos.
Lágrimas en plena acción de gratitud agradecida…
Mejor llorar contigo que llorar por ti, por mi,
mejor reír contigo, que no de ti, de mi, de nadie... nunca.

Tu estar

Hermosa tú, tu alma y tu paz...
Tú atesoras la gracia del acierto para poner en marcha
todos los mecanismos de la belleza natural, interior,
y, a tu lado, todos los amaneceres llevan tu luz especial,
de un sol sin sombras ni penumbras.
Tu alma sonríe y riega de una fuente inagotable de dulzura,
porque es por tu estar por quien doblan las campanas
y germinan todas las primaveras.
No, no le pido nada a los vientos, solo que nunca te lleven…

Un fanfarrón pedante

Por definición era un fanfarrón: jactancioso que alardea de lo que no es, persona con mucha apariencia y hojarasca, llena de vagas arrogancias e inoportunas bravatas. Pero es que, además, el tío, en el que el Señor no hizo maravillas precisamente, era un pedante que rayaba lo cómico a través de lo triste y penoso. Pedante: dícese de quien con ridículo engreimiento hace vano e inoportuno alarde de erudición. Todo un pinta, vaya, sin desperdicio…

dissabte, 20 de febrer de 2016

Muy modernos, demasiado...

Los y las ves por la calle, hablando solos, solas, aparentemente idos, pero no… hablan con alguien por el móvil. La calle es ya una oficina más, espacio al que se le otorga nuevas ocupaciones, incluso es otro rincón de la discoteca de la vida. Mucha gente ya no pasea, con la intención de frecuentarse con el prójimo, ellos se desplazan o desplazan su trabajo o sus relaciones por la calle, impunemente, y es que somos muy modernos, demasiado... ¿no les parece?

Aplauso de ruiseñores

La madrugada sonríe contigo y empieza el día...
a ritmo de la suavidad más dulce.
Es como aquellos sábados sin despertador,
con el tiempo a favor, la mano a tocar,
el buenos días apenas audible,
y los futuros besos que pronto sabrá a ti y a café.
La felicidad no viaja este fin de semana,
se ha instalado en estas acogedoras paredes
y en un nido de ruiseñores...
que aplauden desde un árbol cercano.

Muchacha de arroz

Amiga mía, querida mía, amada mía,
en mis devaneos adolescentes y también de juventud.
Cuantas veces pensé en subirte en mi vuelo alado,
allá por las montañas inalcanzables,
por los valles solitarios de deliciosas sombras y nieblas espesas,
por las islas a descubrir, a través de un río experto en vida.
Niña mía, muchacha de arroz,
cuántas veces pensé en la noche sosegada,
apartada del peligro urbano... y conmigo.

divendres, 19 de febrer de 2016

Flor por los azules agua cielo

Hoy he tirado una flor al mar,
una flor que no corté de la maceta,
ni de ningún jardín de las delicias.
Fue una flor que brotó...
de mi alma sedienta de madre,
y la lancé con mimo, al vaivén musical
de las olas de mi mar amigo.
Las flores interiores,
que lanzamos a las madres
que ya traspasaron,
son rosas de espumas blancas,
que se pasean cadenciosas
por la inmensidad de los azules agua cielo,
hasta llegar, con todo amor, a su destino…

Un buen jabato

Valiente, osado, atrevido, un jabato vaya, que podía con todo, igual bajaba a la cueva más profunda, que subía al árbol, mirador del cielo. Saltaba las acequias y los canales, y corría como un gamo, gallo en la pelea, se partía la cara por la “panda”, y era el rey con mando en plaza, servido y al servicio de la fuerza, que cobija la convivencia de los de los jóvenes de aquel barrio, cívico y maravillosamente indomable...

Mis orquídeas

A la sala de maquinitas variadas, ex terraza de geranios diferentes, ahora, en un rincón, en el ángulo de más luz, reinan mis cuatro orquídeas, a cual más bonita, por su belleza en sí, y por los recuerdos, muy estimados, de su procedencia. La que nos regaló nuestro hijo, es la más agradecida, y ya nos obsequia con cuatro flores mágicas, la de flores aterciopeladas, está puesta en la construcción de un par de tallos vigorosos que florecerán divinos, y las otras dos, regalo de una amiga nuestra, están en plena recuperación altamente positiva…

dijous, 18 de febrer de 2016

Ama y ámate

Dice la canción, que cualquier noche puede salir el sol,
la noche puede encenderse, y el día apagarse.
Cualquier día puede pasar cualquier cosa, fe y esperanza,
sobretodo en el presente que gozamos de cerca.
Agradece a tu ventana que deja entrar la claridad,
que nos permite ver, apreciar y catar
a todos los habitantes de tu alma.
Ama y ámate, a ti y a tus próximos, y mañana...
que será otro extraordinario y precioso día,
¡ama también!

Delicias de cielo y sal

Aparqué el coche cerca de la arena,
en una minúscula bahía
con preciosas dunas onduladas,
y con algún brote de zarza marinera.
El sitio parecía un escondite,
en los parámetros de la belleza delicada.
El amor se pierde mejor se encuentra
por estos lares donde el mar vigila,
a ritmos suavemente musicales,
todas las delicias de los desenfrenos.
La besé, casi sin darle tiempo,
a que viera las maravillas del entorno,
luego, aquí paz, y gloria mucha gloria, toda y más.
Es el mar que te envuelve de azules de cielo y sal…

Bellezas de verdad

Si un día despiertas pensando que eres un poeta,
igual acabarás escribiendo o volando con los versos
que aún no te han aterrizado en tu realidad al amanecer.
Soy un verso en busca de música que salió...
del alma de un poeta que amaba en palabras y suspiros.
Soy una emoción supuestamente artística,
que busca la armonía entre las diferentes expresiones
por las que los sentimientos se dan a conocer...
en bellezas de verdad.

dimecres, 17 de febrer de 2016

Te veo y sale el sol

Se me frunce el ceño y la nariz,
el día está nublado,
amenaza de negros húmedos
y suaves brisas frías.
Se impone una estada...
en el refugio del hogar,
y pensar en ti,
que eres más aventurada,
y te veo roja de nariz
y pómulo de pimiento murciano,
aliento volátil, ademán generoso,
gracia plena, alegría viva.
Me salgo, acudo, corro,
vuelo, te veo, y sale el sol…

La vida se muestra generosa

Ebrio de gozo después del beso matutino
que te ayuda a despertar y a aparecer
en el mundo feliz en el que habitas.
Sonrisa devuelve sonrisa...
en blanca sábana de amanecer.
Otro día de gozos sin sombras emerge,
allá por la ventana de los prometedores anuncios.
Nos levantamos para participar
en la escena mágica de los sueños reales,
y la vida, la nuestra, se muestra generosa,
en el teatro de nuestra espectacular realidad…

Conocer para amar

El flechazo, la primera impresión, los ojos que se van, el suspiro que se escapa, la magia, la visión… ¿Quién no ha sido, alguna vez, víctima de la primera impresión? Me pasó en algún caso que alguien que en un principio no me decía nada, y más bien me era indiferente, al tratarla y conocerla le descubrí cualidades no mostradas a simple vista, e incluso una belleza interior, que me hizo reflexionar y aprender una buena lección: no puedes amar aquello que no conoces, seguro…

dimarts, 16 de febrer de 2016

La nueva profe

Y llegaba el lunes deseado,
tocaba el timbre,
la profesora ya estaba en clase
dispuesta a explicar...
para que pudiésemos entender
el porqué se expresaban así
los autores de aquella generación.
Tu aparecías, siempre sola,
medio taconeando, estilo modulado,
dando un aire de frescura a los entornos,
y la voz de la profe clamaba en el desierto,
tú eras el foco de atención,
la nueva, la única y especial docente…

El bosque tiene su vida

Se oye un grito lejano de pájaro herido,
lastimero, con coro de lamentos alados.
Un nido de abejas despierta ante el tropel en vuelo,
y siembran el pánico entre los pacíficos...
que pasean sus pesares y alegrías,
que de todo hay por estos lares.
Y es que el bosque tiene su vida,
donde no todo son ruiseñores picando besos,
o ardillas felices saltando de pino a pino...
La vida, tiene su bosque, con un poco de todo.

Sabor a café

Tu beso de hoy sabía a café,
a tu café que compartes conmigo...
Y estalla la duda, entre nosotros,
sin tragedias ni magnitud alguna.
Besos con sabor a café para dos,
o café con sabor a beso nuestro,
de cada tempranero despertar.
Dicen que el café quita el sueño,
pero a mi lo que me quita el sueño
es no tomar café…
Tu café, por supuesto... nuestro café,
aquel que sabe a beso y a ti,
un amor de café...

dilluns, 15 de febrer de 2016

Colores del Delta

Llegar al pueblo y ver el río y los arrozales,
ahora sin agua, ni arroz...
No hay verdes de tonos diferentes,
ni croar de ranas...
sólo tonos marrones y soledad,
sin aguas ni vecinos.
Es febrero y el campo descansa,
le han revuelto la tierra para airearla,
y está en paz y tranquila.
Pronto, relativamente, soltaran las aguas,
sembrarán arroz, germinará, verdeará…
Y el Delta se vestirá de fiesta y de colores,
hasta finiquitar en amarillos de oro y ensueño…

Ingenuo de mí...

Aquella vez que puse mi mano en tu pelo,
como buscando un otro algo que no había encontrado,
cuando en realidad estabas allí, y para mi,
y pese al reverso de mis dedos agraciados con algunos vellos,
que acarician bien por tu mejilla más condescendiente que nunca.
Te vi entregada y complaciente, y complacida, firme y segura.
Y yo, ingenuo de mí, buscando entre la cascada de azabaches,
los misterios que ya no existían ni por asomo.

No ho aconseguiran

Viatge al Delta de l’Ebre (Amposta) per assistir a la manifestació antitransvasament del nostre riu. “Lo riu es vida”, però no vida per a fer camps de golf, amb les urbanitzacions pertinents i els negocis convenients i fraudulents a benefici dels autors d’aquest nefast invent. Venir al Delta i veure el riu, es recuperar la il·lusió de l’obra ven feta, pura Natura, i també recobrar la malicia que et produeixen els atemptats tan irracionals d’aquesta dimensió. Tenen com una obsessió en la mort del Delta, però no ho aconseguiran, ja està bé de corrupció, prou, massa…

diumenge, 14 de febrer de 2016

Le llevaba la cartera

Tenía una cartera grande,
de esas de colgar a la espalda,
y una bici y un reloj de comunión,
que alargó su vida...
con correa nueva y pilas cambiadas,
y era chico nuevo, y estudiaba,
y me iba a esperar...
a la niña de las trenzas espesas,
de los ojos vidriosos, de semblantes risueños
y ademanes lanzadores de delicias expectantes.
Y me bajaba de la bici, y le llevaba su cartera,
colgada en el manillar, y charlábamos...
de intrascendencias y del tiempo,
y armonizábamos silencios.
Yo, pasaba por allí, ella me esperaba…

De sueños y descansos

Tengo sueño, pero no de sueños a soñar...
en un despierto profundo y apasionado, ilusionado,
tengo sueño de aquel de dormir, sin soñar.
Ya soñé y viví en el sueño, y también me desnublé,
y, en un desliz de la nube, me apunté al chirimiri...
y llegué al suelo, a través de las hojas y de las rosas.
Ahora me toca un poco de descanso,
una ausencia de vuelos, un remanso de paz y silencios,
y alguna, o más de una, meditación sin trascendencia, amén.

El silencio del beso

Parece ser que en el beso cerramos los ojos
y, a oscuras, es quizá cuando se ve más claro.
La luna aprovechó para exaltar su mirada indiscreta…
pero nada, en el silencio y en la oscuridad del beso,
las almas se desentienden de los rayos del sol de proximidad,
de las hojas que mejoran los oxígenos,
y de las luciérnagas en paseo indefinido.
El beso es una culminación vital que lleva implícita
toda una celebración de juegos florales con fuegos interiores,
y, como todo lo bueno, se hace con un silencio a gritos
y una oscuridad muy meridiana, resplandeciente, diría yo…

dissabte, 13 de febrer de 2016

Una cuerda de guitarra

Me suspendí en un sueño constante,
como adormecido en una cuerda de guitarra
que sólo admite la suavidad del arte...
que acaricia en suspiros.
Cuando más emoción le pone el maestro,
de su alma nacen sólo vibraciones,
que son como rocíos en perlas...
de cristales preciosos.
Es cuando me siento más relajado,
en espera del sonido que me entibia...
los instintos y acelera mis ansias,
como un proceso natural y progresivo.
Es una cuerda de guitarra
en manos del artista creador,
y yo con todos ellos…

Soledad acompañada

Desde el sofá, cerca de la ventana,
cabeceo suave y me medio duermo,
nunca del todo…
Con el ojo despierto le río las gracias
al trozo de cielo que se divisa...
buscando horizontes con el mar.
He decidido no salir de casa,
y despertar el otro ojo,
y contemplar las paredes repletas
de todo lo que me apasiona…
Fotos, recuerdos siempre vivos,
con todos los componentes de mi vida.
Es una soledad bien acompañada…