divendres, 30 de juny de 2017

Palabras

Palabras, palabras, palabras,
pueden ser crudas,
directas como dardos
que taladran los afectos,
incluso las indiferencias.
Palabras fáciles, claras, limpias,
que se escuchan…
en su tono justo de verdad.
Palabras dulces que llevan
el mejor azúcar del alma
y el amor turbado y sin reserva.
Palabras del falso rapsoda
que vende mentiras...
a precio de saldo,
y algunos las compran…
Palabras, palabras de amor,
sencillas y tiernas,
cantaba Serrat...
el genio de las dulzuras.

Vuelo hacia ti

Y en un vuelo mágico, aparecer por tus espacios,
y allí hacer mágica... la magia de verte.
Me sorprende la facilidad del vuelo,
que me lleva firme, cual imán certero,
a tus dominios delicia.
Sueños, vuelos, artes, magias…
por los infinitos de bosques de ensueños,
y mares de celestes sin fin… y tú por ellos,
y yo por ti, cerca, siempre cerca…

Un espacio en mi sueño

Más que una rosa te regalo un jardín,
y más que un verso, un poema, poesía en prosa,
que destile verdades inconexas, sutiles alegrías,
como suspiros en forma de rocíos aromáticos,
que embellezcan todos tus amaneceres...
Te ofrezco un espacio en mi sueño, y después,
despertamos, o no, qué más da, si estamos juntos...

Sant Pere 2017

Tinc els pares al cap i al meu fill i a tota la família… És sant Pere. Aquella taula tan ben parada, aquell entremès artesà, i aquell olor de sopa i olla, aquell cava (Dubois)que portava l’oncle Joanet, i aquella felicitat només pel fet de ser junts a la llar de l’amor total. Sant Pere... Pedro, Pedrito i Pere i ma mare, i la Teresa . Sant Pere, una foguera on cremar les malicies i un cava per brindar com cal, amb l’amor en pau al cor…

Eres la excelencia

Un placer, un gusto, un honor, una paz,
una complacencia de todos los anhelos
de de los sueños más logrados.
Tu sonrisa es todo esto y mucho más,
y es luz de todas las muecas...
que no saben sonreír.
Tu mirada va más allá de la sonrisa
y llena de dulzura los espacios que rocía.
Tu eres la tan soñada y mágica excelencia…

Lluvia oportuna

Una buena siesta a buena temperatura,
y tu a mi lado, sin plazo ni prisa…
Un refresco con sonrisa, un flan de café,
un café corto para seguir...
con las esencias aromáticas del placer.
Un amanecer pausado, para no desperdiciar
instantes del vuelo pareado.
Un deambular por los destinos,
cambiando de jueces a nuestro antojo,
como los gobiernos corruptos,
pero nosotros eligiendo a los justos,
y sentirse limpios e invencibles,
porque el amor, alguna vez, no es ciego,
y va con la verdad por delante,
y no hace falta cambiar nada,
porque es la misma luz la que llueve
en el caluroso mes de los inventos...
y supuestos entuertos.

dimecres, 28 de juny de 2017

Hasta encontrar tu sonrisa

Por ti dejé pasar el tren de las estaciones múltiples,
y no esperé el siguiente, ni el autobús de las opciones varias.
No, no cogí el taxi que te da la oportunidad de elegir el destino,
para andar por otros supuestos al abasto…
Por ti pasé del tiempo y las tentaciones de los mejores sueños,
y te busqué en la soledad de las estaciones públicas,
en el vacío de las ausencias, en la nube donde habitan los deseos,
y acudí a la era del principio y al paseo de los días de siempre,
hasta que encontré, feliz, tu sonrisa perdida…

Lobos sensibles

Vestido nuevo,
cara de lince,
melena al viento,
ojos de gacela…
No pareces ir de caza,
más bien, un suponer,
vas de cebo,
y él y los lobos feroces,
siempre al acecho,
están alerta y sensibles,
temen devorar...
tanta belleza.

Niños, niñas...

El niño sueña con la mejor ola,
la niña sueña con él,
y los sueños van en nube diferente,
y no dejan de soñar.
La niña vuela en su caballo blanco
por un desierto sin playa,
y el niño pulula...
cual mariposa emocionada,
por sus melenas al viento.
Los niños y las niñas...
son como espadas y vainas,
decía mi padre,
en espera de que los conjuntos
sean coordinables.
Niños, niñas…

dimarts, 27 de juny de 2017

Muy sabia, mi abuela...

Dicen que los polos opuestos se atraen, que siempre hay un roto para un descosido, una rosa para un clavel. Pero ocurre, a veces, que un clavel se posa en una descosida, o una rosa en un roto desperdicio... y por esto es mundo, como decía mi abuela. Mi abuela siempre aparece para aclarar los entuertos… les llenan la barriga y después dicen que es el destino. Muy sabia mi abuela, genial, si señor...

Una lágrima de felicidad

Entre mis memorias , no puedo dejar de recordar, aquella vez que mi madre vino a verme al colegio y el director la encaminó hasta mi clase, sin avisar, por sorpresa… La hice pasar, le di un abrazo, la presenté, se sentó para verme en acción, le cantamos, sin letra, sólo tarareando, el villancico “Noche de de paz”, y ella asentía con su divina sonrisa, y casi cerraba los ojos, y se veía en el cielo escuchando un coro celestial, mientras se le escapaba una lágrima, de felicidad claro, en su dulce cara de buena y santa madre...

Tú en todos los tiempos

Me apetece un arroz, de Teresa claro,
un vino blanco, del Penedès por supuesto,
y un aire fresco, y una proximidad tibia...
la tuya, habitual sensación de plenitud.
Y ahora me place un café...
corto, espumoso, aromático,
y, en el recuerdo, unas gotas de Magno,
y un purito verde... o un pitillo rubio.
Tiempos, otros tiempos...
hay un tiempo para cada cosa,
y tú en todos los tiempos, afortunadamente…

dilluns, 26 de juny de 2017

Luces mágicas

Un Magnum de chocolate,
una terraza al aire libre,
y de música sólo el vaivén
de las olas que, en su indefinición,
no se sabe si vienen o van.
Un paseo del brazo contigo,
por la brisa y por la noche,
aquí un silencio, allá un suspiro,
de alivio y de respeto,
y sobretodo y más que nada...
de agradecimiento.
Y llegar a casa...
como siendo portadores
de valores infinitos,
y gozarnos viendo...
como, al mismo tiempo,
estallan luces mágicas.

Feliz aquel...

Mariposa gentil que libas las flores
y después vuelves generosa a revolotear
por los ciertos interiores del amor en celo…
Luz del sol, que haces del amanecer
un brote de esperanza renovada…
Sonrisa del portador de mariposas,
y que es capaz de solear el amanecer…
Feliz el corazón del que manan sentidos suspiros.

Voto por el otro mundo

Miradas que no miran, sonrisas escondidas,
ausentes, olvidadas en un verano por venir,
pasear a la sombra de un desprecio,
perdidos en un desierto sin bosque,
lluvias que no llueven,
vientos que atizan los incendios…
Mundo cruel, desorden capital, nada es opcional,
y una especie de río sin agua,
te arrastra y te despierta del sueño optimista…
Voto por el otro mundo que es el futuro prometido,
allí se mira de frente y se sonríe y se ama…

diumenge, 25 de juny de 2017

Llegar a tiempo

A veces, uno se descarría, se deja llevar, casi de forma inconsciente, por la cuesta abajo de lo fácil. A veces, uno reacciona y se da cuenta de lo dura que puede llegar a ser la caída y lo difícil que puede llegar a ser la pendiente. Uno medita y procura reanudar sus actuaciones de antes de meterse por las falsas aguas del tobogán. A veces uno llega a tiempo, pero no siempre…

Hay lo que hay, pero...

El espejo no miente...
hay lo que hay,
y es lo que hay,
ni más ni menos, aunque ...
en la laguna de la fuente,
y por entre los nenúfares,
puedes ver un mejorado
de perfiles altos…
o, en su defecto,
en el río de piedras
rodadas y brillantes
también, quizá...
puedas ver un disimulo
entre colores moteados,
pero tranquilo,
no eres una hiena…
Uno aspira a verse
digno, es lo que toca,
¿verdad amigos?

No estábamos tan lejos

Viajo,
por la Luna
y lo gozo.
Allí mis alumnos,
tan queridos,
y les cuento:
¿Lo veis?
no estábamos
tan lejos.
Los sueños
vuelan...
y se paran
en la luna,
a soñar.
¿Pueden
soñar algo
los sueños,
que ya no esté
...soñado?

dissabte, 24 de juny de 2017

Buena noticia


Siempre hay una esperanza para la humanidad… Hoy he leído una noticia que me ha repuesto, un poco, mi fe en esta sociedad despótica. “Se paralizan unas obras en la carretera, para mantener, por un tiempo, un árbol donde hay un nido con huevos, de una especie en peligro de extinción. Se trata del Chorlitejo Patinegro, que parece que van desapareciendo de forma alarmante. Pues eso, la noticia, en estos tiempos que corren, me ha parecido regeneradora.

Te guardo

Guardo de ti, aquel escalofrío
que, cuál riego regenerador,
me activa las ansias de vivir.
Guardo aquella mirada...
que apenas pude aguantar alguna vez,
y que me taladraba el alma
para llenarla de músicas de bosque al sol.
Guardo en un marco de oro
aquella sonrisa habitual,
que siempre quise para mi
y que tú regalabas sin destino,
porque eras gracia y sal divina.
Te guardo en una “suite”...
de los aposentos de mis mejores sueños.

Sin querer queriendo

Parece que al final la suerte me encontró,
y yo que creía que mi fortuna consistía
en haber esquivado aprecios y desprecios,
facilidades e imposibles, lánguidas caídas de ojos,
y ojos que nunca me miraron…
Un día, allá por los olvidos,
en un tren que no llegaba nunca,
unos ojos, que no iban de caza, me cazaron,
como sin querer queriendo, y me tocó la dicha…

divendres, 23 de juny de 2017

Nuestra fiesta


Una ducha y un paseo por la sombra,
y un desayuno sano y un abrazo sincero,
que cubra tu sonrisa limpia,
amar la vida, que a veces viene regalada...
y repleta de emociones, en su sencillez cotidiana.
Contigo, lo habitual, es excepcional,
tu día a día, el nuestro, es una fiesta... la nuestra.

Sin pisar los brotes callejeros

Al camino le van saliendo hierbas,
le faltan transeúntes peripateando.
Me encanta ver que aún hay sitios
por los que pasa poca gente,
y es mucha la gente que no pasó...
ni pasará por estos sitios.
Vida natural, vegetal, algún animal,
de paso por la noche, de vuelo por el día,
y yo, de vez en cuando...
a observar mi supuesta selva virgen.
Quisiera no pisar los brotes, los callejeros,
y dejar que todo esto, apartado del hombre,
siga su vida, imperturbable,
como el agua corriente de un río...
sin contaminar, vivo y vital.

Poesía musical

Hoy voy a inventar palabras nuevas...
y les haré unas notas que proclamen una música a su altura…
Y buscaré un amanecer con sol y brisa suave,
y una luna que aún conserve la sonrisa de la noche,
y un momento lúcido en tus dulces entornos
para, cual trovador, que venció los miedos...
y deja manar el surtidor de sus sinceros del alma,
cantarte en poesía musical todo el amor que ya no se contiene.
Me gusta, el amor que siento por ti, es poesía musical...
a base de notas extraídas de verdades incontestables.

dijous, 22 de juny de 2017

I posarem palla al niu...

I pensarem, o no cal…
en el niu en un penya-segat,
o en un arbre proper a la font,
o en un de llunyà,
allà on s’acaba la plana
i comença la pujada al cim.
Veurem l’esforç desmesurat,
i el descans a l’ombra
de l’arbre amagat,
de tots aquells que no defalleixen mai.
Un arbre amic, discret, proper al mar,
a tocar d’un bosc verd i ple de pau.
Cercarem un arbre adient per tots dos
i posarem més palla al niu...

Voy

Voy contigo,
no hay plan,
mando yo,
dices tú,
te gusta...
que conduzca,
aunque andemos,
como ahora,
sin rumbo fijo…
Voy contigo,
aquí una piedra,
allá una fuente,
una encina,
y al fondo el mar…
Voy contigo, voy,
es la mejor forma
de ir, estar, ser…

Mariposa por las flores

Rebozas juventud, belleza, sol, luz,
primavera de hermosos y firmes brotes,
pura fuerza, pura vida.
Eres como aquel aire fresco
que se cuela por las sombras,
que proclama el astro rey…
Sabes a romero y vino tinto,
a inicios de suspiro,
a nota musical de un jilguero
que recién abandonó su nido…
Luciérnaga en la noche oscura,
abrazo en el destierro, sonrisa,
mariposa por las rosas blancas…

dimecres, 21 de juny de 2017

Azul

Pintaré de azul mis sueños,
y por ellos, cual alada mariposa,
te veré por los cielos,
resurgiendo de los mares
y destacando por las inmensidades
de los espectaculares celestes.
Y le pondré música de bosque en brisa,
con algún solo de amarillo canario enamorado,
y te veré posarte en una estrella,
y llover cual lágrima, azul, por supuesto,
y ser la tinta con la que escribe el alma del poeta,
contando sinceros de siempre,
como nunca lo haría un rutinario profano…

Cielos en la Tierra

Me place un te quiero,
y un helado y un café…
Me apetece una sonrisa,
una sombra de moreras,
y una paella “pa” nosotros…
Me gusta que te guste un beso
como si fuera de entreno,
para después...
pasar al beso eterno.
Me encanta contemplar contigo
unas rosas blancas con rocíos,
unos higos con su gotita de rica miel,
unos cielos en la Tierra…

Mi sirena

Nadas como un pez,
un pez rubio con ojos...
a juego con el mar.
Te alejas de la playa,
lo gozas, te ves libre...
y sirena sin cuento.
Casi te pierdo de vista,
voy saltando olas,
vuelo, nado...
hasta hacerte regresar,
me preocupa...
tanto juego a lo delfín.
Mientras, te veo salir,
lentamente, sin prisa,
¡vaya hombre! la sirena...
se dejó la cola en el agua,
pero lleva sus ojos de mar...

dimarts, 20 de juny de 2017

Sol, lliure, feliç...


Té el cap blanquinós, com el vell de la taverna del mar, també té un diari al davant i l’apropa interessat per veure les notícies. Va sol, net, ben vestit d’estiu, i es pren un cafè amb llet i una pasta petita. Sembla feliç, com a alliberat, com a lliure, i fa bona cara, tot i que el diari no porta cap notícia massa esperançadora, avui...

Nunca pude olvidarte

Y me marché por los descampados,
aquellos de arenas infinitas,
y me acerqué al mar para perderme,
más allá del horizonte.
Quise penetrar en la selva más virgen,
por lo espeso del más frondoso de los bosques,
por los humos de una de esas fábricas
que los expulsa traidoramente en plena lluvia.
Quise marcharme por entre las nubes negras
de una tormenta nada eléctrica.
En una palabra, quise desaparecer...
pero, fuera donde fuera,
tú seguías gobernando mis instintos.
No, nunca pude olvidarte...
pese a todos los intentos.

Visiones en luces confusas

Y a lo mejor te cuentan...
que me vieron con muchas, que no con otra,
que me vieron alegre entre hielos etílicos de la noche.
La verdad es que no me vieron,
y sólo las lenguas de filo incontrolado
osaron hablar desde la imaginación perversa.
Nunca fui de los que ahogan sus penas,
marchando idos de la más cruel realidad.
No, no me vieron...
quizá una lágrima, en una playa desierta,
les hizo ver visiones de luces confusas…

dilluns, 19 de juny de 2017

Encontrarte en mi sueño

Como un sonámbulo con pilas
quiero perderme en la noche,
y allí en los opacos más oscuros,
participar en la selección de amaneceres.
Y, mientras duermes plácida,
a la izquierda de mi espacio vacío,
yo voy soñando delicias...
que fueron néctar de mis días.
Viajo en nube al compás de una brisa,
con paradas técnicas, que no tácticas,
para no perder ningún rocío
que convirtió en júbilo vital
las primaveras de mi existencia…
Quiero encontrarte en mi sueño
y después volver a tu lado…
y ocupar mi espacio vacío.

Quién fuera...

Quien fuera un pequeño Tarzán,
volando en su liana por la arboleda,
libre como sus amigos los pájaros,
o las ardillas que juegan al escondite
en el tronco de los pinos...
o el pequeño elefante que tan bien protegen
las súper madres del grupo…
Quien fuera un búho en la noche,
y un lince divisando el entorno,
un aullido en una berrea sin combate,
un trino de gorrión en una fuente,
o una rana aplaudiendo en un nenúfar.
Quien fuera un rocío dando esplendor...
al color natural de todas las primaveras.

Llueven...

Llueven miedos,
son el barro...
después de la lluvia.
Hojas secas,
muertas, crujientes,
enemigas del felino,
porque le matan
sus silencios...
Llueven flores,
envueltas
en suspiros nobles,
flores convincentes…
Llueven miedos,
silencios, flores,
suspiros, barros,
hojas secas...

diumenge, 18 de juny de 2017

Conviure amb les altres solituds

Una brisa mou les fulles...
l’ocell s’espanta i vola,
buscarà un altre lloc al sol,
con cercar pedres pel pedrer
i algun bri de cosa comestible...
I jo, assegut al meu banc,
aixeco els ulls i volo amb l’ocell,
i cerco un altre banc...
des d’on es veu la llibertat alada,
i com et fan agafar ganes
de conviure amb les altres solituds,
que veuen bosc, respiren amb les fulles,
i viuen lliures i netes...

Pensar, sufrir, soñar...

¿Y si hablo, y si callo,
y si te cuento lo callado,
y si te callo lo hablado?
Hablar, callar, a veces reír,
llorar, pensar, sufrir, soñar siempre,
en la respuesta de tus ojos
perdida por los cantos
de sirena trepidantes…
Y no dejar de andar, volar,
con alas de la mariposa incierta,
que acabará succionando
el néctar del suspiro noble…
Mientras, beberé el elixir
que me desdude y me acompañe
en mi esperanza siempre eterna.

¡Miserables!

He llegado a casa y en un gesto automático he puesto el aire fresco, y he pensado en los niños de las escuelas que han de soportar, muchos no pueden, temperaturas que son inaceptables en sus aulas, y de los que gobiernan, un suponer, la sanidad, sólo reciben el consejo de que abran las ventanas y se construyan abanicos de papel… ¡Miserables! La corrupción suele producir gusanos, y estos acabarán comiéndose tanta barbarie inhumana.

dissabte, 17 de juny de 2017

La seguridad de las gaviotas

Puente de hierro sobre el río Francolí, de uso exclusivo para ferrocarriles. El río finaliza, se ve cansado y con poca agua, el mar viene de abrazo y lo cubre y acoge. Gaviotas, palomas, convivencia, algún cormorán juega a esconderse y a aparecer oportunamente mostrando sus habilidades. Mi casa está cerca, el sol aprieta, las cañas del río muestran su esplendor y sus banderas. Pasa un tren, las palomas se espantan y se suben al edificio de las remendadoras, las gaviotas parecen mucho más seguras, luego todo vuelve a la normalidad, pura convivencia…

¡Vivo!

Vivo en el calor sofocante
de un verano que se adelantó
y se pasó tres pueblos.
Vivo entre la fruta...
dulce y fresca de la nevera
y los refrescos sin azúcar.
Vivo, que no vivo mucho por el sol,
y guardo los paseos para la noche,
donde alguna brisa generosa
te abraza y regenera…
Vivo, en el dulce trato de mis próximos,
con la libertad del jubilado,
que ya pasa del reloj...
y olvidó timbres y campanas.

Leer al maestro

Hojas de los libros cerrados,
que mantienen lúcidos y sabios los saberes.
Niños que tienen libro y lo abren,
y van pasando hojas, después de leerlas
y de enterarse de lo que han leído.
Un maestro con niños y libros abiertos,
un libro que guía, y una paz y armonía en un aula,
que no jaula, de niños, que no de grillos.
Hoy en lugar de leer el libro, he leído al maestro,
me gustó, buenas, dulces hojas, tapas nobles,
en el libro siempre abierto del maestro…

divendres, 16 de juny de 2017

Feliz de ver feliz

Vives, vivo, vivimos, en un principio,
no importa como, sólo estar contigo,
unos aires de amor y respeto,
y luego se convierten en gestos automáticos,
que consisten en dar rienda suelta a los sentimientos.
Si funciona, resulta un placer de existencia,
feliz de ver feliz a tu pareja,
hacer felicidad a dúo, mutua…

Abro y cierro la ventana

Me asomé a la ventana a ver pasar la noche,
la de los gatos, todos pardos,
buscando amores a la luz de una luna cómplice.
Un muchacho dando tumbos...
y unos gritos que querían ser protectores y no lo parecían,
y una moto a toda pastilla, loco proceder al amparo de lo oscuro,
y un coche sin luces, de incógnito...
para que no se sepa, lo que todo el mundo sabe.
Cierro la ventana, para lo que hay que ver.

Mi oreja chafardera

Mi oreja chafardera viaja fácil por las tertulias de proximidad. Esta vez, en pleno centro de la ciudad, dos señoras, jubiladas de buen ver, ellas, con carrito de la compra, lleno de viandas, hablan preocupadas, y dice una: “Como nos quiten la pensión, ya veremos quien ayuda a los hijos.” Como para meditar en profundidad… la señora muestra una panorámica trágica de la realidad actual, pensiones en peligro, hijos sin trabajo y jubilados preocupados, no sólo en subsistir, sino en el futuro de toda la familia. Triste que sean las pensiones, esas que las manos ladronas han vaciado, las que salvan a muchos del hambre...

dijous, 15 de juny de 2017

Alguno queda...

Bailar despacio, tocar la flauta,
ir por el bosque, amarlo,
pasear, ver el mar,
lanzar un canto a las olas,
y pedir que los intentos sanos
alcancen las propuestas justas,
y después, vivir y amar,
y ser un Quijote,
loco y desatado, en defensa...
de los supuestamente cuerdos,
que alguno queda.

Como si nada, como si todo...

Podría esconderme...
detrás de una resignación,
o de una frustración,
o de un olvido,
incluso por los abismos
de una indiferencia de diseño.
Pero no, aquí estoy yo,
inasequible al desaliento,
(la frase me suena)...
y te veo tan campante,
como si nada,
como si todo fuera...
una reyerta de sueños gratuitos,
que al tomar suelo...
vieran distancia,
y a mi asomado en la ventana,
como si nada, como si todo…

No soy tan viejo...

El autobús me lleva a la parte alta de la ciudad, una jovencita me cede el asiento. He estado a punto de no aceptar, pero parece que ya soy mayor, con barba blanca de pelos que deberían estar en la cabeza. Acepto. Luego, bajando por la Calle del Mar, que tiene una acera escasa, una señora me cede el paso, educadamente… sigo siendo mayor, parece, creen. Es otro día, hoy en el bus, he cedido el asiento a un joven con el pie enyesado, y he tocado el timbre de la próxima parada, y en la bajada por otra calle cercana al mar, con la acera muy estrecha, he ido cediendo el paso a cuantos me han cruzado de cara, recibiendo gratitudes varias. Al llegar a casa, me he mirado en el espejo y me he dicho: “Lo ves, no eres tan viejo”...

dimecres, 14 de juny de 2017

Todo estaba cerrado

Me abro, en algún argot eso quiere decir que me voy…
Me voy a un mundo de puertas abiertas, coches abiertos,
iglesias con las puertas abiertas de par en par,
museos sin control, naturaleza libre, brazos abiertos,
manos con manos, vuelos raseados cerca de los nidos,
corazones nobles, cual rosales, que beben alma inmaculada.
Pues sí, ya me he ido, ya he llegado, todo, todo estaba cerrado, una pena…

Los suspiros se depuran

Remontaremos el río, allá por donde nace,
y viven y anidan las rapaces águilas,
y buscaremos las laderas de cinturas altas,
y nos acercaremos raudos a las cumbres
donde habitan las nieves, por el aire limpio,
los suspiros se depuran por lo gélido,
luego bajamos lentamente...
la vida siempre continua.