dissabte, 15 de juliol de 2017

Resucítame

Háblame con los ojos,
explícate en besos,
cuéntame en abrazos,
ponme en vuelo...
en una alfombra
que viaje con el aire
de tus suspiros.
Que sea tu sonrisa
la primera luz de la mañana,
y tu mano firme...
la mejor prisión
de un encarcelado dócil.
Haz que “ flipe”...
en cada suavidad de oreja,
y muera en cada instante
...de tu ausencia.
¡Resucítame!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada