dissabte, 8 de juliol de 2017

Mirar el bosque

Verde césped, primavera,
arrozales, trigales,
mares de arroz y trigo, vida.
Me gusta mirar el bosque,
andarlo despacito, sin prisa,
ver las ardillas por los pinos,
rastros de jabalí...
que sólo frecuentan la noche,
y dejan sus huellas y sus pelos,
tras frotarse en los árboles.
Y aquí un banco de piedra,
allá unos romeros y unas lavandas,
unos tomillos...
y un riachuelo que les da vida,
una luna que los cobija
y una noche que los abraza
...paternalmente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada