diumenge, 9 de juliol de 2017

Mirar un pino


Estoy en el pueblo, en Deltebre, mi ventana da a mi patio y a mi pino... está precioso, frondoso, grandioso, bellísimo. Es la admiración del vecindario, es cobijo de nidos varios y de cantos diversos, es bendita sombra y una firme elegancia en verde de la vida vegetal… A su sombra un limonero, y más allá una parra y unos girasoles, más una tira de rosales de colores diferentes...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada